¿Fin de la recesión o truco ilusionista del Gobierno?

 

 

El pasado martes 26 de febrero el ministro de Economía Luis de Guindos aseguró  en una entrevista a la agencia “reuters” que en 2014 bajará la presión fiscal a los ciudadanos.

 

El resultado será una combinación de la agenda de recortes prevista con la disminución de impuestos con el fin de dotar de más renta disponible al consumidor y por ende aumentar la capacidad de consumo de éste.

 

Esta parece una semana de buenas noticias presupuestariamente hablando, ya que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha anunciado hoy en la sesión de control del Congreso de los Diputados que el déficit público bajó en 2012 al 6,7% frente al 6,3% previsto.

 

Dicho déficit es el denominado como estructural, que lo diferencia del nominal en tanto en cuanto no incluye la ayuda a la reestructuración del sistema financiero, de incluirse habría que añadir un 3,2% adicional, lo que supondría un total de 9,5%.

 

Ante estos datos esperanzadores, el saneamiento del sistema bancario y la mejora de la balanza de pagos, Mariano Rajoy se ha atrevido a asegurar que la presentación de dichas cuentas suponen el fin de la recesión. Nada más lejos de la realidad, un país cuya deuda pública es de la apabullante cifra de

1.015.507.000.000 euros, el cual tiene unas necesidades de financiación en el año 2013 de 207.000 millones, que pedimos prestado a un interés del 5% aproximadamente, y el cual solicitamos principalmente para pagar deudas anteriores, es un país condenado al empobrecimiento durante varias décadas.

 

El pago de dichos intereses de deuda nos va a costar a los españoles, sólo en 2013 38.660 millones de euros.De ahí la obsesión por la reducción de la prima de riesgo.

 

Hoy se celebran los datos de déficit, pero mientras aparezca esa palabra no tendremos nada que celebrar, ya que significa que gastamos más de los que ingresamos, y que, por tanto, estamos más endeudados que el año anterior.

 

Dicha deuda procede de la incapacidad de los gobiernos para tomar medidas al inicio de la crisis, ya que la mismo al inicio de 2007 se situaba en503.906 millones; es decir, la mitad que en el tercer trimestre de 2012. 

Desde Europa se manejan varios escenarios, el más probable consiste en un máximo de un 104% de deuda pública sobre el PIB en 2016 hasta llegar al 103% en 2020 para continuar reduciendose progresivamente a lo largo de los años.

 

Los ajustes presupuestarios deberán hacerse durante muchísimos años, ya que para llegar la nivel de deuda anterior a la crisis económica deberemos tener superavits de un 2% durante 25 años.

 

 

Síguenos en facebook: CIRO Consulting 

Síguenos en twitter en @CIROConsulting

 

 

Jose Antonio Soler

Departamento Fiscal

CIRO Consulting

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar