¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
El Inversor Eficiente

Inversión eficiente en el siglo XXI

En defensa de WikiLeaks, el mundo debe y puede cambiar

La verdad es que el tema lleva visos de convertirse, si es que no lo es ya, en la historia del año. Llevo días mordiéndome la lengua de escribir aquí sobre el tema pero ayer ya detuvieron a su cara más conocida, Julian Assange. Espero que me permitáis el paréntesis pero si no lo digo exploto. :)

En un mundo lleno de los secretismos de la CIA, de la censura China, de los asesinatos clandestinos del Mossad o de las injerencias de unos y otros en la política del resto de naciones del mundo, WikiLeaks emerge como algo más que una rebelión. Creo que es el principio de algo nuevo, como lo fue Napster para el P2P. Con WikiLeaks ha nacido una idea y las ideas no se pueden destruir.

Lo creo firmemente, hay un antes y un después a Napster y lo habrá respecto a WikiLeaks. Se ha abierto la veda y no creo que lo vayan a poder contener. Lo tratarán de combatir con todas sus fuerzas como las entidades de gestión y las distribuidoras hacen con el P2P (ya hablaremos algún día de esto aquí). Pero la idea es demasiado buena para desaparecer.

Pero quien crea que lo que está haciendo wikileaks es algo nuevo se equivoca. Lo que no tiene precedente es el volumen de filtraciones y la facilidad con la que accede a ellas. Es lógico y algo propio de la nueva era digital, antaño las filtraciones se realizaban a escondidas, en un cuarto, con papeles robados y una fotocopiadora. La fuente de la filtración se exponía mucho más a ser descubierta. Luego había que contactar personalmente con algún periodista, problemas nuevamente. Las agencias de espionaje muchas veces les pisaban los talones. He aquí algunas historias que no se si todos recordaréis pero que, en su momento, fueron muy sonadas, pusieron en jaque los juegos diplomáticos entre países y expusieron trapos sucios ante su opinión pública. Os invito a conocerlas.

Daniel Ellsberg y los papeles del Pentágono

Este es un caso de libro. Muy parecido al tema de los WarLogs sobre Iraq o a los cables diplomáticos. Os dejo el enlace a un documental sobre el origen y motivaciones de la filtración de un agente de la CIA convertido en disidente político. En este caso filtró al New York Times información sobre la guerra del Vietnam. La administración Nixon trató de empapelarle pero los jueces dictaminaron en favor del derecho a la libertad de expresión y Ellsberg no fue condenado. Hoy día Ellsberg no solo no se arrepiente de lo que hizo sino que apoya a la propia WikiLeaks.

El hombre más peligroso de América

Luego Nixon acabaría dimitiendo paradójicamente a causa de otra nueva filtración, en este caso al Washington Post. La que originó el famoso escándalo Watergate.

Mordejai Vanunu y los secretos nucleares de Israel.

Este es un caso de libro y no acabó precisamente muy bien para la fuente. Pero su documentación vio la luz en el Sunday Times y acabó con uno de los secretos mejor guardados del Estado de Israel. La producción de cabezas nucleares en Dimona.

Aquí tenéis un enlace de descarga directa para los que os apetezca saber. Una historia de cacería en la que el Mossad le pisa los talones a un Vanunu que termina, como muchos sabréis, cayendo en sus garras. Pero sus filtraciones logran salvarse y serán justamente su propio salvavidas. De no ser por la propia filtración probablemente Vanunu hoy día estaría muerto y desaparecido y nadie sabría jamás que existió.

También podéis ver el clip de vídeo directamente aquí debajo:

 


Videos tu.tv

 

Ahora, nuevamente son las propias filtraciones y la fama que le están dando el propio salvavidas de Assange. Nos quieren vender un escándalo sexual cogido por los pelos como excusa para meter presión contra el cabecilla de la organización. Ya lo han hecho antes. Le pasó al mismísimo Bill Clinton en el caso Lewinsky. Los EEUU son expertos en sacar temas sexuales, no se en base a qué retorcida moralidad creen que si se saca el tema sexual todos daremos la espalda a Assange o a quien sea que acusen. Además, hemos estado presenciando un bloqueo masivo de gran parte de las vías de donación hacia la organización. Hasta los bancos suizos, tan celosos en la protección de las cuentas de mafiosos, corruptos y dictadores han cedido ante nadie sabe qué presiones para bloquear sus cuentas. Nuevamente, tal y como WikiLeaks nos demuestra con los cables diplomáticos, algunos hilos se están moviendo en la trastienda para que todo esto se termine de la forma más rápida posible.

Lo que me parece ya patético es la pasividad de los gobiernos y las empresas privadas ante una intromisión semejante y verlos totalmente doblegados ante los deseos de los EEUU.

Pero aunque WikiLeaks muera la idea sobrevivirá. Así ha sido siempre en la red y así seguirá siendo.

Y aquí teneis las primeras pruebas de lo que se avecina, http://www.lavanguardia.es/internacional/noticias/20101201/54078661500/ex-colaboradores-de-assange-crearan-un-nuevo-portal-como-wikileaks.html.

Lejos de debilitar a WikiLeaks, la división producirá la diseminación y la infestación del sistema. Matar a Napster fue el principio de todo en el mundo del P2P. En parte también al conocido efecto Barbara Streisand por el cual cuando se intenta acallar una noticia o una fotografía por internet el resultado es justo el opuesto. Es decir que combatiendo al demonio lo único que se consigue es su propagación cual hidra de infinitas cabezas. Está ocurriendo con los mirrors de WikiLeaks y ocurrirá con la propia página. Es pionera de algo nuevo. Los ciudadanos inconformes con acceso a documentación sensible tendrán donde filtrarla anónimamente sin tener porqué pasar por el filtro de los grandes grupos periodísticos los cuales con demasiada frecuencia actúan al servicio del poder.

Los gobiernos pueden tratarnos como a marionetas pero nosotros tenemos el derecho y creo que el deber de rebelarnos.  El Gran Hermano se decía que sería de los gobiernos para controlar a los ciudadanos. Lo que no se imaginaban es que podía emerger algo inverso, un Gran Hermano hecho de ciudadanos que vigilan a los gobiernos y a las grandes corporaciones. Porque gobiernos y empresas somos todos. Todos formamos parte de la estructura de poder aunque seamos solo peones y solo unos tomen las decisiones. Pero los peones pueden filtrar.

Las organizaciones pueden morir pero las ideas no. Si una idea se esfuerza en persistir ni siquiera la voluntad de todo un imperio puede hacerla desaparecer. Ya pasó con el Imperio Romano y el cristianismo y espero que pase con WikiLeaks, cambiará de nombre, de forma, pero espero que se siga filtrando información al ritmo actual. En su mayoría suele ser información que muchos ya sabíamos sí, pero no por ello deja de ser magnífico ver como esa casta política, esa gentuza como diría arturo Perez Reverte, queda desnuda ante el poder de la verdad.

Hoy mismo se publica en Cinco Días: http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Union-Europea-alentara-protegera-chivatazos-sector-financiero/20101208cdscdsemp_5/

La política de los chivatazos se extiende a las instituciones europeas. Esto debe ser el "efecto WikiLeaks"

Un mundo más transparente es un mundo mejor.

ACTUALIZADO Por último me gustaría hacerme eco de esta entrevista al propio Assange meses antes de que estallara el escándalo de los cables. Podéis ponerle subtítulos en español.

  1. Top 25
    #1

    Franz

    Cual es el primer objetivo, conseguir algo que haga efecto, las noticia bien realizada y con un periódico con una tirada amplia, efectivamente nos hace ver, un cotilleo a veces veraz, otras aunque sin ser cierto, devora la mente y nos confunde, por este motivo este mundo de filtraciones, engaños es mejor vigilar y ser conzienzudamente, comprensibles para intentar la reflexión.
    Saludos

  2. #2

    Josephine

    El problema resulta que puede transformarse en otro.

    ¿Se puede dar crédito a todo lo que esté colgado en internet?.

    Nadie es perfecto, ni ninguna fuente de información está exenta en absoluto de intereses.

    Desconozco muchas de las cosas que eso de WikiLeaks parece informar. Ni lo he leído ni investigado.
    Por falta de tiempo, por supuesto.
    Lo que sé que ha destapado eso de WikiLeaks a mí me parecen simples chascarrillos de patio de vecina. Será lo que han sacado los medios de comunicación general para restarles importancia. Quizás. Al menos eso es lo que me ha llegado a mí.

    Quizás haya cosas, informaciones de gran enjundia, verdaderamente graves, pero....

    ... ¿Cómo saber si son ciertas, verdaderas?.

    Una defensa contra las informaciones verdaderas de Wikileaks sería filtrar otras informaciones falsas no relacionadas con las anteriores.

    Conforme se va descubriendo la falsedad de algunas de esas informaciones, empiezan a generar sombras de dudas sobre el resto de la información que sí es verdadera, y sobre las fuentes.

    ¿Vamos a creer lo que leemos en internet?.
    ¿Qué posibilidad tenemos de contrastar esa información hasta poderla llegar al nivel de certeza?.

    ¿Y como saber si en realidad es verdad lo que se dice ó informa,
    aquí ó allá, en este medio ó en aquel, de esta fuente ó la otra,.....?.

  3. #3

    Inversoreficiente

    en respuesta a Josephine
    Ver mensaje de Josephine

    En realidad las informaciones no son falsas en sí mismas. Son opiniones de los diplomáticos y, lógicamente, pueden estar totalmente equivocados. Lo que los cables revelan es la visión egocéntrica del mundo que tiene EEUU y cómo ha forzado a gobiernos soberanos incluida España a ir por la senda que ellos querían. Eso es lo relevante.

    Y no hay que olvidar que WikiLeaks ha filtrado muchísimas más cosas. Lo que pasa que ahora la noticia son los cables. Pero filtró los WarLogs donde quedaron al descubierto ciertas prácticas de los estadounidenses tanto en Afganistán como en Irak. Y muchas más filtraciones, si miráis en la entrevista de la que me hago eco en esta última actualización del post veréis que WikiLeaks no se queda solo en los cables.

    De todas maneras si os fijais no se ha negado que lo filtrado sea cierto. Solo se matiza se le quita peso.... la verdad está ahí para quien quiera leerla. Y si esto último son chismorreos... pues son chismorreos muy clarificadores.

    Uno que no me esperaba era ver a los EEUU tan implicados en la elaboración de leyes más duras contra la piratería en Europa. España, una vez más, no se salva. La verdad es que cada día que pasa esto crece y encima una cyberguerra paralela. La monda.

  4. #4

    Josephine

    El caso Wikileaks también plantea la cuestión del verdadero valor y calidad de tanta información secreta. Porque lo cierto es que, hasta ahora, lo conocido se limita a un sinfín de informaciones banales que cualquier lector atento de periódicos ya tiene en sus manos. Las descripciones de los caracteres personales de los principales líderes políticos mundiales, y estos últimos días, también del presidente y ministros españoles, destacan por su obviedad. Para saber que Rubalcaba es el mejor ministro actual o que Chacón es tan ambiciosa como inexperta no nos hacía falta el servicio de información secreto de la mayor potencia mundial. Incluso las sospechas de negocios turbios, como el caso de las complicidades entre Putin y Berlusconi, o el talante patológico de Gadafi, tampoco puede decirse que hayan sorprendido a nadie. De manera que la banalidad de los secretos desvelados hasta ahora plantea por lo menos tres graves cuestiones.

    La primera, sobre la justificación del coste económico de este amplio y retorcido sistema diplomático de “chismorreo de Estado” (no creo que merezca ser calificado de “secreto de Estado”). La propia idea de diplomacia, el “ser diplomático”, conlleva la imagen de “noble mentira”.
    Pero, de momento, no nos han descubierto ninguna noble mentira, ningún engaño piadoso que justifique tanto boato institucional.

    La segunda cuestión es que al margen de si la información desvelada es poco o mucho relevante, su existencia ayuda al desarrollo de una visión conspirativa de la política internacional verdaderamente poco seria. ¡Sólo nos faltaba esto para redundar en la desconfianza hacia la política!

    Pero queda una tercera cuestión:

    ¿Realmente se nos está contando todo lo que está en estos cables secretos? En una reciente tertulia radiofónica en una emisora de ámbito estatal, un periodista del periódico al que se le han revelado los secretos contaba que ellos, igual que The New York Times y otros, estaban en contacto con sus respectivos gobiernos antes de publicarlos, “por responsabilidad”.

    ¿Cómo es que aún no se conocen las transcripciones de las conversaciones del rey Juan Carlos?.

    ¿A qué esperan a desvelar las informaciones relativas a ETA que están en los cables de Wikileaks?.

    Si es cierto que el delito está en revelar secretos de Estado pero no en publicarlos, ¿podemos confiar en que la “responsabilidad” a la que se refería aquel periodista estará de la parte del objetivo democrático de “desocultación”, o más bien todo lo contrario, va a estar a favor de la protección del “poder invisible”?.

Autor del blog

  • Inversoreficiente

    Licenciado en Físicas en la UB, Máster en computación en la UPC y posgrado en técnicas cuantitativas en los mercados financieros. Pequeño inversor y gestor de patrimonios.

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar