Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Llevo ya varias semanas probando mi cuenta de trading y me dispongo por fin, a exponer mis modestos primeros resultados y experiencias. Antes que nada decir aquello de no intenten practicarlo en su casa o podrían resultar dañados. Avisados quedan. Sin duda lo que he hecho ha sido jugármela y eso en ningún caso ha sido bueno. Si algo he visto es que las cosas no son tan bonitas como las pintan y por eso quiero advertiros también de los peligros. Pero empezaremos por el principio porque sea como sea el balance final tras dos semanas de infarto ha sido positivo. Positivo en cuanto a que obtuve beneficios y positivo en cuanto a las valiosas lecciones extraidas. Dada la extensión que requeriría para explicarlo todo también dividiré mis experiencias al respecto en varias entradas. Una vez más nunca voy a hablar de algo que no haya vividos y experimentado yo mismo así que, vayamos allá.

 

 

¿Porqué nos planteamos tradear?
Por diversos motivos algunos de ellos puramente irracionales. Voy a exponer algunos de los que han influido en mi caso.

1.- Motivos racionales: Rentabilizar más mi capital. Porque mi trabajo por las mañanas me exige estar la mayor parte del tiempo frente al ordenador disponiendo de una buena conexión a la red. Porque puedo trabajar en mis cosas y a la vez abrir una posición. Puedo complementar ambas cosas. Porque tengo el capital suficiente y el acceso a tarifas competitivas lo que me puede hacer entrar en beneficios con rendimientos de tan solo el 0.2%. Porque quiero lograr hacerme un sobresueldo, no muy grande pero si suficiente para acelerar mi ahorro.

2.- Motivos irracionales: Porque es estimulante, emocionante. Porque me supone un desafió intelectual y un reto matemático y los retos me gustan. Porque sencillamente es divertido y muchas veces mi trabajo es aburrido. Otras veces me he entretenido con otras cosas ahora tengo un hobby más. Divertirme jugando mi dinero. A que suena mal. Pero reconozcámoslo si nos acercamos a este mundillo en parte es también por motivos puramente irracionales. Conviene identificarlos, sobretodo para saber domesticarlos.

He estado experimentando con ello y voy a exponer las metodologías que he puesto en práctica o que tengo pensado poner en práctica en un futuro. Aunque no puedo decir que los resultados hayan sido muy buenos tampoco han sido malos del todo. Pero pormenoricemos la metodología. En esta entrada hablaré de las herramientas que, a mi modo de ver, se deben usar y de las que nos debemos valer si queremos operar sin morir en el intento.

Las herramientas

 

1.- El broker

A estas alturas no creo que sorprenda a nadie si digo que los primeros tanteos los estoy realizando con OficinaDirecta del Banco Pastor. Como ya conté anteriormente tengo ahí una de mis nóminas domiciliadas. Su web no es la panacea, la información que dan es una miseria en comparación con la que da, sin ir más lejos, el broker Naranja de ING pero sus tarifas de entrada y salida en el mercado nacional son inmejorables. Al entrar en la posición solo te cobran los cánones de bolsa. Luego tienes una custodia que se cobra trimestralmente al 0.2% con un mínimo de 3.94€. Cuando se produce la venta se cobra la comisión de custodia prorateada por el número de días que hayas mantenido las acciones. Para operaciones breves de pocos días o incluso en el intradía lo normal es que el cobro se reduzca siempre a esos 3.94€ de peaje fijo que se cobra el banco. Pero analicémoslo pormenorizadamente.

Aunque para tener esa reducción en la tarifa de forma permanente tenéis que tener la nómina domiciliada solo por abrir cuenta en OficinaDirecta se puede disponer de 3 meses de prueba desde la apertura con las susodichas tarifas. Dado que pretendo operar un tiempo con este broker me dispuse a analizar al detalle el comportamiento de mi cuenta frente a sus comisiones y las fórmulas necesarias para evaluar las operativas antes incluso de iniciarlas. Huelga decir que el mismo tipo de análisis convendría realizarlo para cualquier otro broker con el que se trabajara. Si no conocemos lo que nos van a cobrar no sabremos lo que vamos a ganar. Conocer cómo funciona nuestro broker es fundamental para explotar al máximo nuestras posibilidades de sacarle partido.

 

El gráfico de arriba es especialmente útil en aquellos brokers que poseen comisión de custodia como es el caso. Me pregunté cual sería la cantidad de tiempo necesario para superar los 4€ de comisión mínima de custodia. La fórmula que consideré es la siguiente: Custodia=0.002*dias/90. Como se puede observar, la he calculado para 4 capitales distintos, 6000, 8000, 12000 y 15000 euros. Lo que se observa es que con 6000€ se tarda un mes en alcanzar los 4 € de comisión mínima, para 8000 se tardan unos 22 días, para 12000 15 días y para 15000 12 días. Realmente en cuanto a comisiones para el mercado nacional pocos dan más por menos.

 

En este gráfico he querido observar cómo se comportan las comisiones a medida que avanza nuestra rentabilidad. Podemos ver como tanto para capitales de 12000€ como de 15000€ el peso de las comisiones tiende a estabilizarse a poco más del 5% de los benficios cuando entramos en la zona comprendida entre el 1.5% y el 2%. Con esos capitales tenemos buenos rendimientos incluso para revalorizaciones del 0.5% donde las comisiones se nos llevarían un 30% del beneficio neto. Queda claro que hay que optar por revalorizaciones del 0.5 en adelante ya que por debajo el peso de las comisiones se dispara. El gráfico tendría seguramente un comportamiento distinto si nuestro capital fuera mayor o menor pero he supuesto que nos vamos a situar en la franja de comisiones que va de los 3000€ a los 35000€. Realmente para hacer este tipo de operativa no deberíamos operar con menos de 5000€ aproximadamente y no deberíamos tener un fondo inferior a los 10000€. Evidentemente si tenemos más capital todo mejor pero doy por supuesto que los que aquí estamos no contamos con capitales tan cuantiosos.

 

Este gráfico es algo distinto a los anteriores. Aquí se pretende analizar como afecta el capital invertido en la operación a la rentabilidad real de esta. He supuesto diversas revalorizaciones desde un 0.2%, pasando por un 0.3%, 0,5% hasta un 0.8%. Como vemos a partir de 15000€ tienden a estabilizarse. Este sería el capital mínimo óptimo sin duda para la operativa intradiaria en la cual el rendimiento máximo esperado estaría justo entorno de ese 0.8% siendo excepcionales los días en que se pueda sacar más y siendo más habituales los días en que nos quedemos en rendimientos en torno al 0.5% o incluso inferiores. Para el cálculo de la rentabilidad real he usado la fórmula de las comisiones de la siguiente forma: Rentabilidad=C*R/100-3.94-(4.65*2 + C*(0.00012 + 0.00003) + C*(R/100 + 1)*(0.00012 + 0.00003)))/C*100. Donde C es el capital invertido y R la revalrización del valor en tanto por ciento. Como veis en esta fórmula ya van incluidos los costes de los cánones de la bolsa y los del propio broker. Todo esto, para los que sepan usar el Mathematica, lo he incluido en el notebook que adjunto más abajo. Lo que pretendo que se vea con todo esto es como podemos evaluar al detalle las prestaciones de nuestro broker.

 

2.- Las fórmulas

Si recordamos lo que dije en un hilo anterior hay tres parámetros que debemos controlar en el mundo de la inversión y/o especulación el dónde, el cómo y el cuanto. Hablaremos de estos tres. En primer lugar el precio de la acción o participación en términos absolutos es lo de menos. Lo importante es el porcentaje de variación. Su revalorización o su depreciación. Nosotros analizamos el índice y preparamos para el día siguiente nuestra operativa posible. Lo mejor es tener controlados dos o tres valores potenciales sobre los que vamos a operar. Cuanto mejor conocimiento previo tengamos acerca de ellos más garantías tendremos de que la operación pueda salir razonablemente bien. Si lo relevante no es el precio de la acción qué lo es entonces? El capital de entrada. El número de acciones que compremos va a depender de nuestro capital de entrada, ni más ni menos.

Antes de empezar la operativa conviene hacer una planificación previa, una especie de evaluación de la situación. He comprovado en mis propias carnes y en todas las entradas y salidas que he realizado que eso es de vital importancia. Es muy fácil entrar al tun tun pero luego una vez en el fragor de la batalla uno puede verse desbordado y acusar fuertemente los errores cometidos por una entrada precipitada.

Para ello me he armado en primer lugar con una batería de fórmulas iniciadoras. Las llamo iniciadoras porque són fórmulas cuyos resultados deben evaluarse antes de tomar la posición. Esta batería la tengo programada en una plantila del Wolfram Mathematica que me las ejecuta todas de golpe una vez le introduzco los parámetros iniciales. Paso a enumerar las distintas operaciones del conjunto.

 

2.1.- Cálculo del stop: Resulta fundamental tener claro el stop antes incluso de iniciar la operación. Mencioné recientemente, en la entrada Stop Loss, volatilidad y ATR un método objetivo de cálculo. Se calcularía así, PI-ATR/2 y PI-ATR*1.5 donde PI es el precio inicial del valor. Se trata de dos stops, uno cercano y otro más alejado. El stop cercano es para la operativa intradiaria y yo lo establezco en medio ATR. Si en el intradía no pasa esa franja mantenemos posición e incluso vendemos si hay suficientes beneficios. El segundo stop es bastante más bajo y obedece a la operativa intrasemanal o intrames. De varios días de duración en cualquier caso. Hay quien lo fija en 2ATR y otros que se conforman con 1ATR yo optaría por un término medio 1.5ATR en cualquier caso ese es un parámetro que va a depender de la cantidad de riesgo que queramos asumir. El siguiente paso es mirar dónde caen esos stops y ver el grado de coincidencia con respecto a los parámetros subjetivos o psicológicos, soportes, resistencias y directrices. Puede que alguno de esos stops debamos reajustarlo manualmente a una zona donde nos interese más.

 

2.2.- Cálculo del capital máximo: Una vez decidido donde rondará nuestro stop debemos decidir el tamaño de nuestra apuesta. Dado que el stop intradía es más ajustado es evidente que en este tipo de operaciones podremos entrar con mas capital. El hecho añadido de que en la operativa intradía el coste en comisiones sea mayor hace aun más importante operar con potentes sumas de capital. Para operativas más largas. Para calcularlo me baso en la regla del 2% que consiste en no apostar más del 2% del capital de trading. Si nuestro stop está colocado a una distancia de, pongamos, medio ATR la manera de calcular el número de acciones es N=0.02*C/(ATR*0.5) donde C es el capital de trading. Existe una alternativa mixta que estoy pendiente de provar que consiste en apostar por los dos plazos de tiempo. Se trata de poner dos stops. El primero es el stop intradía que en caso de saltar nos liquidaría buena parte de las acciones dejando compradas sólo la cantidad recomendada por el algoritmo N=0.02*C/(ATR*1.5). Son menos acciones pero si el precio rebota poco después podremos salir en beneficios con esos valores y cancelar parte de las pérdidas si por el contrario el valor no remonta o sigue cayendo podemos recurrir a dejarlo unos días a ver si alcanza posiciones más óptimas de venta. Si finalmente saltase el segundo stop las pérdidas habrían sido menores que si hubiésemos dejado a todo el capital. Este tipo de operativa mixta tiene sentido cuando creemos que operamos a favor de tendencia tanto en intradía como en intrames.

En resumen, N nos marca el número de acciones máximo que deberíamos comprar para asumir como máximo una pérdida del 2% de nuestro capital total. El algoritmo del cálculo de la revalorización o depreciación nos dará el valor absoluto que perderíamos o ganaríamos según el precio final de la acción. Aquí podremos ver si aun queremos limitar más las pérdidas potenciales. Ya que puede que un 2% sobre el total aun nos parezca excesivo.

 

2.3.- Número de acciones: Con todos estos datos ya tendremos una información suficiente para decidirnos a especular con determinada cantidad de capital. Una vez sabemos la cantidad deseada según nuestra aversión al riesgo, los resultados obtenidos en las fórmulas anteriores y la estrategia que queremos plantear procedemos al cálculo rápido del número de valores a contratar. La fórmula es muy sencilla: N=C/PI donde N es el número de valores, C el capital a invertir y PI el precio inicial de compra.

 

2.4.- Revalorización: Lo siguiente es calcular la revalorización esperada. Lo que yo hago es introducir los precios de la acción a los que esperamos poder vender el valor. Suelo introducir tres precios objetivo. Uno de muy corto alcance si se trata tan solo de aprovechar pequeñas fluctuaciones en el precio. El segundo objetivo sería factible si apostamos por una tendencia fuerte a nuestro favor lo que nos llevaría a mantener la posición durante más tiempo. Y el tercer objetivo es de mayor beneficio pero también supone el aguante de la posición a lo largo de varios días, incluso semanas. En esa lista de precios de salida también introduciremos el precio del stop corto y del stop largo para saber también cuantas pérdidas podríamos llegar a tener que asumir. Elaboramos así una lista de precios finales posibles ya sean fruto de una bajada o de una subida. Uso la fórmula R=(PF-PI)/PI*100 siendo R la revalorización porcentual de la acción, PF el precio final y PI el inicial. Luego calculo esa misma lista de resultados en términos absolutos y descontando ya el coste de las comisiones mediante una fórmula similar a la presentada al pie del tercer gráfico. Beneficio=C*R/100 - 3.94 - (4.65*2 + C*(0.00012 + 0.00003) + C*(R/100 + 1)*(0.00012 + 0.00003)) donde C es el capital invertido en la operación y R la revalorización del valor.

Batería de fórmulas y gráficos para Mathematica: formulas1.nb

 

2.5.- Los valores: Luego, el siguiente aspecto a tener en cuenta es la elección de los valores con que negociaremos. Creo que ya he dicho en sobradas ocasiones que deberíamos huir como la peste de los chichrros. Luego existen sectores que nos pueden dar sustos con bastante probabilidad, por ejemplo la banca y las líneas aereas por ejemplo.

Se que hay empresas que tienen peculiaridades que las hacen atractivas para tradear. Jazzteles, solarias y gamesas capaces de tener fuertes oscilaciones en el precio de sus acciones en poco tiempo pero, como ya dije, de la misma forma que doblan se recortan. Por los mismos motivos que no son buenos activos para invertir tampoco me parecen buenos para el trader novato. Otra cosa es aquel que ya anda curtido en mil batallas que se sabe manejar y que sabe como manejarse en esos valores y sacarle mayor provecho que a los blue chips. Como, evidentemente no es mi caso ni el caso de la mayoría de los que me leéis pues considero que para iniciarse hay que ir con los grandes. La gran ventaja de las grandes empresas de cara al trading no es solamente su elevada liquidez. Ya dijimos que la liquidez nos permite entrar y salir con facilidad y con una horquilla entre los precios de oferta y demanda muy estrecha lo que nos garantiza poder salir o entrar siempre al precio de mercado. Hay otras ventajas aun mayores si cabe. La primera es que los sustos que dichas empresas pueden dar son mucho más moderados lo que minimiza la probabilidad de quedarnos con cara de tontos. La segunda es que son títulos que gustan al capital de inversión de largo plazo. ¿Eso qué implica? Pues muy sencillo, un valor que solo atrae capital especulativo si entra en barrena puede perder muchos puntos en poco tiempo dejándonos bien pillados si no colocamos los stops. Por el contrario un valor seguro, con buenos beneficios, con buena rentabilidad por dividendo si baja en exceso dejándonos pillados siempre atraerá nuevos inversores que verán en dichos precios oportunidades de compra. Esto hace que casi siempre sus bajadas se vean amortiguadas con rebotes que podemos aprovechar para salir de la posición. El hecho de que una parte de su capital se invierta con la intención de quedarse mucho tiempo tiende a suavizar las caídas y a acelerar los rebotes. Esto lo hemos visto en muchos casos en el rebote desde mínimos de marzo. Las que más han rebotado han sido las grandes sobretodo porque el capital inversor ha vuelto a esas empresas, Telefónica, Santander, BBVA, Repsol...

Muchos os preguntaréis que porque no lo hacemos directamente en derivados donde las ganancias pueden ser mayores. Como ya he dicho mil veces entender su funcionamiento no es tan fácil como muchos puedan decirnos. Encima algunos de estos activos se han convertido en la versión moderna del timo de la estampita. Hablo de los warrants naturalmente, también conocidos como timowarrants. Si queréis saber más de porqué digo esto miraos este artículo de fernan2 titulado toda la verdad sobre los warrants. Los derivados nos atraen con su aparente menor coste en comisiones y con la posibilidad de apalancarnos, tomar posición a un coste menor del realmente invertido. Todo muy bonito y bien pintado. Lo que no nos dicen es que muchos de ellos están llenos de trampas para el inversor para que pierda siempre y no gane casi nunca o que cuando gane sea una miseria. Otros derivados simplemente son poco líquidos y tienen horquillas elevadas en sus precios lo que hace difícil saber realmente a qué precio vamos a poder entrar y a cual salir. Me consta que la liquidez en los miniIBEX y en los miniS&P es suficientemente buena para que se pueda operar con normalidad. Aun así, la necesidad de garantías y la existencia de plazos de vencimiento pueden convertirlos en trampas mortales para el especulador novel.

Al comprar y vender en acciones y no en derivados tenemos la ventaja de que no necesitamos garantías y siempre invertimos como máximo lo que tenemos. Esto que puede parecer una tontería es básico ya que una regla de la inversión y/o especulación es, no inviertas aquel dinero que no estés dispuesto a perder, así que si no queremos perder más alla de cierta cantidad ¿para qué necesitamos apalancarnos exponiendo nuestro capital a pérdidas potenciales aun mayores? No digo que si se hace con raciocinio especular con futuros miniIBEX no pueda ser factible e incluso mucho más rentable. Lo que pasa es que con los derivados la posibilidad de que nuestra psicología nos traicione es más alta lo que es el principal motivo para evitarlos si no es estrictamente necesario. Por otro lado con acciones podemos aguantar nuestra posición tanto tiempo como haga falta algo que en los derivados debido a la necesidad de garantías y a la existencia de plazos de vencimiento no es tan factible.

De la psicología hablaré en la siguiente entrada pero para que me entendáis brevemente lo que quiero decir aquí es que el hecho de que podamos apalancarnos es un peligro en sí mismo. Es cierto que podemos contenernos e invertir siempre sin apalancamiento real, gastando mucho menos que nuestro capital total pero todos sabemos que de la teoría a la práctica hay un trecho y yo mismo he visto como el peor enemigo es uno mismo. Uno mismo se traiciona sus propios planes cuando está jugando su dinero así que si encima de todo tenemos la posibilidad de apalancarnos es muy probable que acabemos haciéndolo cuando menos nos convenga y llevándonos a fuertes pérdidas. No olvidemos el papel capital que juega nuestra propia psicología. Y de todas las emociones avaricia y miedo son las que nos llevarán a cometer los principales errores entre ellos el de apalancarnos en exceso caso de usar derivados. Si operamos al contado simplemente no podemos hacerlo y punto.

 

2.6.- Tiempo real: Cuando uno se acerca a este mundillo una de las primeras cosas en las que se fija es en que el tiempo real no viene de serie. La mayoría de los brokers no lo ofrecen gratuitamente. Otros solo la ofrecen para los valores en cartera y muchos ni eso. En el caso del broker de ING solo se puede ver el valor en tiempo real si vas a la opción de comprar y vender. Entonces, dándole al botón actualizar ves el valor real de mercado en ese momento. Es un poco engorroso pero cuando vas a comprar o vender un valor te saca de la duda y sabes exactamente a qué precio está. He comprobado que para los valores nacionales funciona, desconozco si también es así para los internacionales. En cualquier caso, debido a las elevadas comisiones de los valores internacionales estos no serán nuestro objetivo inicial. Respecto al broker de OficinaDirecta no he encontrado ninguna forma de que me dé la cotización en tiempo real. Para obtener dichas prestaciones supongo que te hacen pasar por el aro de la cuota de 10€/mes. Pero tranquilos. Hay algunos servicios gratuitos que ofrecen tiempo real. El mejor de todos los que conozco es bolsamania. En bolsamania tenéis de serie el tiempo real para el índice del Ibex pero también podéis conseguirlo para los valores nacionales y con 5 posiciones de compra venta si os registráis a primeros de mes. Infobolsa también da el tiempo real para el índice del ibex para el resto ya tendríais que pagar. Lo bueno de bolsamania es que da el tiempo real en streaming lo que significa que se actualiza constantemente con el último precio recibido. Yahoo Finanzas también tiene tiempo real para algunos valores para los que da el precio y tres posiciones de compra/venta. Finalmente, Gaesco Broker también ofrece gratuitamente el tiempo real. Si vais a la página que os he enlazado desde allí podéis escoger el valor que queráis. En el panel de valores sale el precio diferido con los 15 minutos de rigor pero lo cierto es que si entráis en la ventana de cualquiera de los valores obtendréis una página donde se indican el valor de diversos indicadores un par de gráficos y en la primera fila de la página donde pone último valor tenéis el valor de la última cotización al minuto, comprobado. Los gráficos, eso sí, están en diferido. Hay que decir que no tiene streaming así que si dejais pasar el tiempo no vasta con mirar a la página de nuevo sino que deberéis refrescarla cada vez que queráis ver el último precio.

Por desgracia no he encontrado aun ningún sitio que dé el tiempo real de los ETF gratuitamente, y es una lástima por que los ETF son una buena forma de invertir o especular en índices extranjeros con comisiones del mercado nacional.

La utilidad del tiempo real es relativa cuando invertimos a largo plazo en valores muy líquidos. Sin embargo, cuanto menos líquido sea el valor la horquilla entre oferta y demanda será mayor por lo que conviene saber el precio al minuto y si tenemos las posiciones de oferta y demanda mejor porque suele haber una diferencia apreciable. También resulta vital cuanto menor sea el plazo de nuestra operación. Y si queremos operar en el intradía simplemente se vuelve en imprescindible. El tiempo real no es la solución a todos los males pero no cabe duda que para cierto tipo de operativas resulta vital y una ventaja con la que vale la pena contar. Yo os he puesto aquí lo que yo conozco pero agradecería mucho que si alguien conoce alguna otra página o broker que de tiempo real de serie o gráficos en tiempo real lo compartiera con todos nosotros. Más de uno se inscribe en un broker solo por gozar de sus ventajas en cuanto a interfaz y prestaciones para luego operar con el broker de menor coste en comisiones.

 

2.7.- Los gráficos: De los gráficos ya empecé a hablar algo en entradas anteriores como la de medias móviles y gráficos históricos. Lo importante, y ya hablaremos de ello, es seguir el valor en varios intervalos temporales fijarnos en sus medias móviles y sus posibles tendencias a diferentes plazos de tiempo así como visualizar soportes y resistencias mediante gráficos de barras. Los gráficos son una herramienta fundamental sin embargo en muy pocos sitios se encuentran en tiempo real. Bolsamanía nuevamente es una honrosa excepción y nos permite visualizar gráficos intradiarios actualizados casi en tiempo real siempre y cuando nos hayamos registrado debidamente.

2.8.- La biblia: Considero igualmente importante tener una buena lectura de referencia para empaparnos de conocimiento antes de operar y un buen libro para quienes quieran experimentar es sin dunda Vivir del Trading de Alexander Elder. Probablemente no aprendamos a vivir del Trading ya que eso es algo reservado para muy pocas almas pero lo que sí es cierto es que su lectura nos prepará psicológica y mentalmente dándonos una visión bastante peculiar pero no por ello menos acertada de este mundillo.

-------------------------------

Concluyendo: Han quedado bastantes cosas aun pendientes de explicar. Temas que me hubiese gustado tratar pero que dada la extensión y el detalle con la que me gusta explicar las cosas no ha sido posible en esta entrada. Será para una próxima entrada continuación de esta. Mi intención será ahondar un poco en la psicología, en la elaboración de un cierto plan para operar con mayor eficiencia. También trataré próximamente de exponer operaciones realizadas, con mayor o menor éxito, de como vamos controlando nuestro progreso. Pero no solo hablaré de trading, también tengo previsto seguir con otros temas. De la misma forma que he analizado el broker de OficinaDirecta me gustaría realizar algunas comparaciones interesantes con otros brokers usando gráficos como los expuestos. Espero, si el tiempo me lo permite, volver a postear pronto, algo por aquí.

-------------------------------

PD: Habréis visto estos días que en Rankia han efectuado un cambio masivo en los blogs. Blogger en breves días dejará de soportar los blogs afincados externamente así que no había más remedio. Se que se han perdido cosas pero están trabajando en ello para recuperar el estado original. Disculpad las molestias pues hay partes que han desaparecido o que aun no funcionan correctamente, todo esto es temporal y acabará solucionándose. La única cosa que no va a quedar igual son los comentarios. Ahora quedan totalmente integrados en Rankia por lo que si queréis comentar hará falta que estéis registrados aquí. No es una opción que me agrade especialmente pero las cosas son así. Eso sí los comentarios anteriores no se han perdido.

Un saludo.

  1. en respuesta a Dequitd
    #7
    Roseta

    Hola, Dequitd.
    Estoy un poco apurada. A ver si me puedes ayudar. Necesito presentar un ejercicio ( estoy estudiando actuariales) en mathematica 7.0.
    La bibliografia que nos recomiendan es "el proceso de integración MATHEMATICA .pdf" apdo : Funciones sin antiderivada y Métodos numéricos para la Integración definida.
    Me lo veo muy negro, porque trabajo , mi trabajo es muy absorvente, y el tiempo me falta por todas partes. Tengo un manual extenso, por eso, si puedes ayudarme...
    Me piden:
    Dada la función f(x) = log( 6-x2 ) x2 es s cuadrado
    a) Definala con el mathematica
    b) Representela graficamente , etiquete los ejes como "x" y "f(x)"y ajuste el rtango de variación de x y de f(x) con los valores que considere oportunos.
    c) Calcular la integral de la función con el comando integrate.
    d) resuelva la integral definida en el intervalo (a.b) = ( 0.2 ) mediante el siguiente método numérico de integración.::
    Regla compuesta del trapecio con n=10 y n=100

    Si alguien mas puede aportarme luz, se lo agradeceria.
    Un saludo,

  2. en respuesta a Dequitd
    #5
    Inversoreficiente

    Las fórmulas pueden pasarse fácilmente a Excel sí. De hecho, las he puesto todas bien escritas para que quien quiera se haga la batería a su gusto. Yo, como siempre pongo como ejemplo lo que estoy usando actualmente. Si quieres hacer un Excel lo mejor es crear una casilla para cada parámetro inicial: Precio inicial, ATR y el capital que queremos apostar. Luego te haces toda una serie de casillas donde vas calculando los diferentes valores. Puedes hacer también el cálculo de la rentabilidad absoluta para diferentes precios finales, etc etc. La verdad es que si no he puesto un excel es porque me las he arreglado con el Mathematica.

    Representar esos gráficos con Excel ya lo veo un poco más peliagudo porque se dibujan a partir de funciones y no de tablas de datos.

    Un saludo

  3. #4
    Dequitd

    Puedo utilizar la "Batería de fórmulas y gráficos para Mathematica: formulas1.nb" en Excel. Se puede convertir de alguna forma para su uso en Excel.
    Me ha gustado mucho este articulo y los dos anteriores: enhorabuena.
    Saludos,

  4. en respuesta a Mcrosetti
    #2
    Inversoreficiente

    Interesante lo de selfbank... habrá que cerciorarse de lo de los ETFs porque francamente si no he jugado con ellos aun ha sido por culpa de ese aspecto que, al menos para las operaciones a corto me desalienta.

    Respecto a lo que preguntas sobre el número de acciones, entiendo que pueda parecer redundante pero no lo es. El hecho es que el ATR nos da unos valores orientativos pero en última instancia somos nosotros quienes vamos a decidir con qué capital entramos, valorando el riesgo de la operación así como la cantidad de capital que queremos exponer. El ATR puede decir misa que si nosotros solo tenemos 8000€ pues podremos invertir por valor de esos 8000€ y nada más. Además de que el ATR, como ya he dicho, no tiene porque ser el único aspecto que tengamos en cuenta. Así, en última instancia, quienes vamos a decidir cuanto capital metemos somos nosotros. La fórmula esa se limita, pues, a traducirnos ese dinero a acciones ya que los brokers nos piden el número de acciones obviamente al ser estas unidades indivisibles de inversión.

    Finalmente la cuestión que planteas es una de las cosas que quería tratar en profundidad en la segunda parte de esta entrada. Realmente por ahora no hay nada que haga habitualmente porque sigo experimentando y provando diferentes estilos y maneras así que no te puedo decir lo hago siempre así o asá. Lo que si tengo claro es que estoy probando varias metodologias y cuando tenga los suficientes resultados lo irés plasmando aquí. Para empezar te diré que mis primeras operaciones fueron al 100% de mi capital de trading tanto en la entrada como en la salida. La ventaja de actuar así es que minimizas el coste en comisiones pero maximizas el riesgo. De todas formas como ya he apuntado estoy empezando a probar otros métodos. Entrar al 50% y dejar el 50% líquido y en espera, para entrar en el mismo o en otro valor, o bien directamente lo que dices tu entrar de golpe al 50% en dos valores. También podemos usar el capital líquido para efectuar alguna cobertura con un ETF inverso si hiciera falta, estoy en ello.

    Lo que sí te diré es que operaciones al día no he hecho nunca más de una con el mismo capital. Es como una disciplina y de eso, de la psicología también hablaré. Máximo uso todo el capital una sola vez al día y no lo vuelvo a usar más veces. Digamos que si entro al 50% me dejo la posibilidad de poder entrar de nuevo solo con el 50% restante. Evito la alocada idea de vender para comprar otro valor y volver a vener para volver a comprar. Eso hace que las operaciones tengan que ser más meditadas, medidas y limitadas en riesgos al menos esa es la intención porque lo cierto es que, como ya os contaré, he efectuado algunas operaciones que no volvería a repetir bajo ningún concepto. Como os digo lo remito todo a entradas siguientes. Espero para entonces tener una respuesta más adecuada a tu última pregunta. Por ahora, ni yo mismo se aun cual es mi operativa habitual porque continuamente pruebo cosas nuevas.

  5. #1
    Mcrosetti

    Excelente post, compañero!!! Espero desde ya la segunda parte.

    Mi pequeño aporte: creo que SelfBank (www.selfbank.es) tiene información en tiempo real en su broker, incluso para ETFs, y hasta tienes la horquilla también.

    Ahora las preguntas:

    - Tienes dos fórmulas para calcular el número de acciones. ¿La segunda no es redundante?
    - En tu operativa diaria, ¿apuestas todo tu capital a un sólo valor o lo repartes en varios? Si lo repartes, ¿con cuántos valores haces trading de promedio por día?

    Saludos,
    MAXI

2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar