PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

11 respuestas
PSOE y Podemos, contra la libertad comercial
PSOE y Podemos, contra la libertad comercial
#1

PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Comerciar es una actividad consustancial a la libertad humana. Las personas gustamos de intercambiar unos bienes por otros bienes (do ut des), unos bienes por otros servicios (do ut facias) o unos servicios por otros servicios (facio ut facias). El comercio, ya sea dentro del grupo o especialmente entre grupos, se halla presente en todas las sociedades humanas y, muy en particular, en aquellas que exhiben un mayor grado de prosperidad y desarrollo.

Es verdad que, pese a lo anterior, casi todas las culturas han impuesto algún tipo de límites al comercio: no sólo en el objeto de los bienes o servicios transables, sino también en las circunstancias que rodean tales transacciones. Las religiones, por ejemplo, suelen exigir un día de descanso donde toda actividad -incluida la comercial- debe quedar paralizada para así disponer de suficiente tiempo para rendir culto a la correspondiente divinidad: el cristianismo impone los domingos, el judaísmo los sábados y el islam los viernes.

Por supuesto, es perfectamente legítimo que una confesión religiosa imponga a sus miembros voluntarios un determinado patrón de comportamiento, sobre todo cuando se trata de honrar a la divinidad que los congrega en torno a semejante confesión. Lo que, por el contrario, carece de sentido es que tales obligaciones se impongan también sobre aquellas personas que no forman parte de esa religión y que, en consecuencia, poseen otras visiones de la buena vida -igualmente legítimas- entre las que puede incluirse comerciar durante todos los días de la semana.

Del mismo modo que nos parecería absurdo que una religión les impusiera a los ateos o a los miembros de otra religión su concepción de la buena vida, también debería parecernos absurdo que, más en general, un grupo de personas le impongan su concepción de la buena vida a otro grupo de persona. Pero esto es justamente lo que están haciendo los nuevos clérigos estatales desde sus oficinas burocráticas: en la Comunidad Valenciana, PSV y Compromís han acordado dar marcha atrás en la parcial liberalización de los horarios comerciales; en Baleares, el PSOE también ha suscrito con Podemos y la coalición MÉS un acuerdo para declarar una moratoria de seis meses a la apertura de nuevos centros comerciales; y el nuevo Gobierno navarro también ha exhibido su interés en prohibir la apertura durante domingos y festivos así como de limitar la apertura de nuevos grandes almacenes. ¿Cuál es la base para semejante reacción prohibicionista? Simplemente, que hay algunos comerciantes que preferirían descansar los domingos y, en consecuencia, no puede permitirse que otros comerciantes que no tienen esa misma aspiración ejerzan contra ellos una "competencia desleal". Es decir, dado que el grupo de comerciantes que desea descansar los domingos no quiere responsabilizarse de las consecuencias de sus muy legítimas decisiones (el riesgo de perder parte de sus clientes frente a otros comerciantes que están dispuestos a abrir los domingos para prestar un buen servicio a los consumidores), autorizamos socialmente la represión de la libertad de todas aquellas personas que tienen otras aspiraciones distintas pero tan legítimas como las de los comerciantes que desean descansar los domingos.

Vivir en sociedad implica coexistir pacíficamente y, por tanto, respetar los objetivos vitales de otras personas que no impliquen una agresión ilegítima contra mis propios objetivos vitales: coexistir pacíficamente implica, pues, respetar las decisiones ajenas que no se dirijan directamente a impedir mis propias decisiones aun cuando puedan perjudicarme indirectamente. Por ejemplo, uno es libre de estudiar una carrera universitaria o de no hacerlo, pero lo que no debería poder hacer es prohibir que otras personas estudien un grado superior para así evitar hallarse en una desventaja competitiva en caso de que no estudie. O, asimismo, uno es libre de acudir todos los días al gimnasio o de no hacerlo, pero desde luego no está legitimado para impedir que otros cuiden su apariencia física so pretexto de que, si él no hace lo propio, tendrá menos oportunidades de encontrar pareja. Y, por las mismas, uno es libre de comerciar o de no comerciar los domingos, pero lo que desde luego no debería poder hacer es emplear la fuerza -aunque sea a través de las instituciones estatales- para impedir que otros comercien mientras él descansa en domingo.

Una sociedad libre necesita de un respeto estructural a los distintos proyectos vitales de las personas. En nuestras sociedades actuales, sin embargo, parece que un gobierno está legitimado a tomar cualquier decisión mientras tenga cabida dentro de la constitución. El padecer una constitución poco garantista con las libertades personales se ha convertido en una carta blanca para el abuso de poder político y para colocar las aspiraciones pacíficas de las minorías electorales en la picota de las mayorías caprichosas. Pero nada de ello debería llevarnos a guardar silencio ante tan inaceptables y absurdos atropellos perpetrados por una mezcla de prejuicios ideológicos anticapitalistas y por atender las liberticidas reivindicaciones facciosas de un grupo de presión organizado.

Leer más: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial - elEconomista.es http://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/6902896/07/15/PSOE-y-Podemos-contra-la-libertad-comercial.html#Kku8kyh3duV0k6S3

#2

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

¿Tanto rollo solamente para decir que no te gusta la política de quienes han ganado en la urnas?
Esto es un foro, no la casa Kodak.

El silencio es hermoso cuando no es impuesto.

#3

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Otro articulo, sin lugar a dudas escrito por algún gilipollas que trabaja de lunes a viernes de 8h a 17h.

#4

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Juan Ramón Rallo Julián (Benicarló, Castellón, 13 de marzo de 1984) es un economista y abogado español de la escuela austriaca. Rallo es escritor, docente en varias universidades y también es conocido por su presencia mediática en espacios de análisis económico.[1] [2] [3] Es socio fundador del Instituto Juan de Mariana y su actual director.

Es licenciado en Derecho y licenciado en Economía por la Universidad de Valencia, máster y doctor en Economía por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.[4] Actualmente es profesor y codirector del Máster en Economía del Centro de Estudios Superiores Online de Madrid Manuel Ayau (OMMA)[5] y en la Escuela Superior de Negocios ISEAD.

Ha sido reconocido con el Premio Julián Marías 2011, y el Tercer Premio Vernon Smith 2009 Destrucción y reconstrucción de la estructura de capital de ECAEF.[6] En 2012 recibió el premio de la Comunidad de Madrid al mejor investigador menor de 40 años en Humanidades.[7]

No creo que este señor sea Gilipollas , este señor sabe mas de economía que tu , como de aquí a Lima.

#5

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Da igual que sepa mucho o poco, eso es algo irrelevante cuando falta un elemento tan importante como es la objetividad.
Basta conocer un poco el Instituto Juan de Mariana, o simplemente sus objetivos, para saber cuál va a ser la tesis que defienda.

El silencio es hermoso cuando no es impuesto.

#6

Rallo, un funcionario colocado por Aguirre en la Juan Carlos rodeado de oro.

Dicho muy breve: Juan Ramón Rallo será un tertuliano decente (no lo sé – no presto demasiada atención a los medios españoles), un divulgador entusiasta y un escritor polémico, pero como investigador académico no es, al menos aún, gran cosa. En Nada es Gratis repasan un poco sus (escasísimas) publicaciones, señalando que no tienen nada que ver con lo que en cualquier país sería visto como un curriculum académico serio, no por nada, sino aunque solo sea porque aunque hubiera querido, su juventud unida al tiempo que le ocupan sus actividades extra-académicas probablemente no le han dejado tiempo para publicar en la American Economic Review. Lo que no dicen por ahí, porque son demasiado educados, es que Juan Ramón Rallo no está haciendo nada remotamente parecido a economía seria, sino puro chamanismo económico: la escuela austriaca y la defensa patrón oro. El programa de investigación de Rallo es el de una escuela que el 90% de la comunidad académica considera un callejón sin salida intelectual. Nadie presta atención real al patrón oro ni a teorías de ciclo económico en círculos académicos serios, más que como una curiosidad histórica. Fuera de una pequeña y próspera industria de Randianos, cultistas de Ron Paul y el ala más conspiranoica del conservadurismo americana, la vuelta al patrón oro es vista como un fetiche absurdo, comparable con en grado de obsolencia con leer a Karl Marx a pies juntillas y defender la dictadura del proletariado. Puestos a proteger a especies en vías de extinción, estaría bien que el sector público dirigiera sus esfuerzos a otros sitios. Si algo tiene de interesante la escuela austriaca, más allá de cuatro paradojas curiosas solucionadas hace ochenta años, es su intensidad ideológica. Los austriacos, por algún motivo que se me escapa, se han convertido en el brazo vociferante del liberalismo en España, el equivalente patrio a la curva de Laffer y el fervor anti-impuestos de los republicanos en Estados Unidos. Un cierto sector de la derecha española ha decidido abrazar a (una parodia de*) Hayek como Alfa y Omega de su programa de gobierno, hasta el punto de entronizar a cualquier comentarista que lo cite con reverencia como un pope en la constelación mediática conservadora. Es precisamente lo realmente escandaloso de todo este asunto, sin embargo, no es que alguien haya ganado un premio que no merece del todo (mirad los Oscar este año, vamos), sino que la Comunidad de Madrid, con dinero público, esté poniendo un cartel enorme de que lo que se prima en España no es el mérito, el esfuerzo y la capacidad; sino la cercanía al poder y el activismo político. Lo de la semana pasada no es en absoluto un caso aislado, sino un ejemplo más de una larga serie de reconocimientos, prebendas y favores a académicos más famosos por soltar largas diatribas en radio y televisión que por su capacidad investigadora. En una tradición tristemente familiar en la universidad española, la mejor forma de llegar lejos y que te den premios es ejercer de brazo gafoso del político de turno en los medios, no partirse la cejas sacando algo remotamente creativo. Una cacicada como cualquier otra. En fin. Vale la pena abrir una reflexión sobre el modelo de negocio de los activistas políticos en España. En principio, puede ser tolerable que con dinero privado instituciones con una determinada ideología política promuevan el austroeconomismo, el materialismo dialéctico o el culto a monstruo espagueti volador: así funcionan las cosas en Estados Unidos, dónde este grupo tiene sus fundaciones, sus universidades e instituciones. En España, sin embargo, se ha transplantado este modelo pero, a falta de donantes privados, se han planteado como un chiringuito subvencionado por el Estado del cuál viven un grupo de de rent seekers. La ironía final es que estamos hablando de que el lobby liberal está compuesto por un grupo de intelectuales orgánicos. http://politikon.es/2012/04/15/de-premios-famoseo-y-lisonjas/ ------------------------------------------------------------------ Con las intervencionese la FED en USA estuvo profetizando sobre una hiperinflación y la necesidad de la vuelta al patron oro porque se relacionaba con el lobby del oro y había que hacerlo subir metiendo miedo con la desaparición del dolar y el oro como valor refugio como el rey midas (hoy un pozo sin fondo): http://www.preciooro.com/madrid-oro-y-plata-2009.html https://www.youtube.com/watch?v=yiJTaWSvPmQ http://plata-oro.blogspot.com.es/2012/01/juan-ramon-rallo-el-oro-es-la-unica.html http://laproadelargo.blogspot.com.es/2014/10/es-la-economia-una-ciencia-el.html -------------------------------------- Aqui hay intereses muy privados y un nivel muy insuficiente para que les lleguen las ideas a los copia y pega del foro bien pagados por los lobbys antiintervencionistas.

----------------------------------- Poned en el buscador "ramon rallo gold". ¿Por qué el oro? https://www.juandemariana.org/ijm-actualidad/analisis-diario/por-que-el-oro -------------------- https://www.youtube.com/watch?v=dMR29QoKg2g

Un saludo

#7

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Hola, soy trabajador de una gran empresa que tiene grandes superficies comerciales.

Antes si la empresa quería abrir un domingo tenia que pagar Y BIEN al trabajador y ademas era voluntario, pero como pagaban muy bien la mayoria ibamos encantados cuando nos tocaba un domingo.

Después de las políticas aperturistas de los últimos gobiernos, ahora tenemos que ir POR COJONES LOS DOMINGOS QUE LE PLAZCA A LA EMPRESA TOTALMENTE GRATIS. (A cambio de un día entre semana).

Antes pagandonos podian abrir y ganar dinero, ahora abren igualmente y ganan mucho mas dinero con la diferencia que el dinero lo ven los jefes no el trabajador, antes era diferente el dinero lo veían los trabajadores, los jefes iban por el amor de la empresa.

Me toca mucho la moral ir un domingo a trabajar a atender a alguien que por ninguna de las maneras iría a trabajar en su empresa un domingo.

De lunes a sábado de 10: a 22 horas creo que hay tiempo mas que suficiente para comprar.

#8

Re: Rallo, un funcionario colocado por Aguirre en la Juan Carlos rodeado de oro.

Come libertad
-----------------
Come mierda

Un saludo

#9

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Lee la respuesta que ha puesto Madoz. No tiene desperdicio.

Vaya fracasado estomago agradecido de mierda.

#12

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Este grupo asociado pretenderá recortar libertades en todo aquello que no sean sus ocurrencias, da igual de lo que se trate y si beneficia o perjudica a los demás, mientras ellos saquen rendimiento.

Por aquí leo a alguien que no le importa trabajar a cambio de dinero pero no le gusta hacerlo a cambio de descanso, no diferencia esclavitud de calidad de vida.

#13

Re: Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

Supongo que ya conoces el percal mejor que yo y por eso sabes que si hay algo que puede beneficiar ak conjunto de la sociedad pero no parte del grupo P.S./Jodemos, no sirve para ciertos grupúsculos

Otro tema; citas a un economista de Benicarló, acaso vives en el entorno? te lo pregunto porque estoy pasando una temporada en Peñiscola, aunque me voy la próxima semana,

#14

Re: PSOE y Podemos, contra la libertad comercial

De eso tienen mucha culpa ciertos sindicatos funcionarizados. Donde yo vivo, gracias a la presión sindical, esos trabajadores pueden descansar todos los domingos y festivos.
También tiene mucha culpa una parte de la ciudadanía que se dedica a ir de compras los días festivos, cosa que yo no haré nunca.

El silencio es hermoso cuando no es impuesto.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar