¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog A bordo del Argos
Una mirada value al mundo de la inversión

Arca Global: Carta a los Argonautas Abril

Queridos Argonautas:
El 16 de Diciembre de 2010 inició su camino el fondo anterior con un valor liquidativo de 10€ por participación. A 30 de Noviembre de 2018 representaba una ganancia del +38,23% sobre el valor inicial y desde el 1 de Diciembre de 2018 hemos continuado la ruta en el fondo ESFERA I ARCA GLOBAL A (en adelante “Argos”). A 30 de Abril el valor liquidativo- histórico- es de 14,600750€ (o, en liquidativo del ARCA: 105,206614€) lo que deja la rentabilidad histórica en +46,01% y en lo que va de año en +8,17%. El mes de Abril ha sido alcista en los mercados, mostrando una vez más su fortaleza USA y Europa; el Argos ha seguido creciendo, aunque menos que el mercado en este mes. Al igual que en otras ocasiones los movimientos a corto plazo sólo sirven de distracción. La situación sigue complicada y por ello seguimos concentrados en el margen de seguridad y lo que os pueda insistir en la disciplina inversora sigue siendo fundamental.

La siguiente tabla compara el valor liquidativo del Argos con los principales índices:

Si hacemos la comparación viéndola en euros, tenemos que 100.000 euros invertidos en los índices o en Argos serían a esa misma fecha:

Los datos de los índices están ajustados por dividendos y splits. Los datos de Argos Arca Global A son después de comisiones y gastos 

 

COMENTARIO GENERAL

“Antes de la crisis, la soberbia- la arrogancia que inflige sufrimiento sobre el inocente- se salió de madre y cambió la anterior cultura de los servicios financieros por otra en la que se aprovechaba de la oportunidad de gestionar el dinero de los demás en lugar de actuar como un administrador en representación de los clientes. Pero «el verdadero administrador nunca olvida que él es sólo un administrador, actuando para un mandante». La máxima «mi palabra es mi bono», que sostuvo las tradiciones de la City de Londres durante muchos años, significa poco si esas palabras son incomprensibles. La venta de productos financieros complejos por parte de gente que sólo entiende a medias los riesgos que implican a los entienden aún menos no es una publicidad atractiva para la industria de servicios financieros. ¿Qué clase de gente se enorgullece de separar a un tonto de su dinero?”

El Fin de la Alquimia- DEUSTO- 2016, pag 336 y 337

Mervyn King- Gobernador del Banco de Inglaterra 2003-2013

 

“La historia ha sido, con mucho, muy amable con los optimistas y para aquellos suficientemente intrépidos para abrazar un enfoque de inversión de comprar a largo plazo acciones las recompensas han sido enormes. Por ejemplo, a lo largo del siglo XX (como se detalla en el libro de Dimson, Marsh y Staunton: Triumph of the Optimists), el mercado de acciones de EEUU ha
generado una rentabilidad total real positiva del 70.950% [sí... casi setenta y un mil por ciento, nota mía]. Los bonos también batieron la inflación aunque sólo por un comparativamente modesto 400% de rentabilidad total real. Aquellos demasiado temerosos para invertir, sin embargo, se encontraron con un final diferente, con cada dólar mantenido en efectivo viendo una paulatina pérdida de poder adquisitivo, dejando al propietario de ese dólar con sólo 4,2 centavos. Con una pérdida real del -96%, ¡parece difícil ver una estrategia de inversión más arriesgada! La historia puede que no se repita precisamente (y quizás 100 años sea un periodo demasiado corto para sacar ninguna conclusión de todas formas) pero siempre favoreceremos la corriente de beneficios reales entregada por la propiedad de un puñado de buenas empresas frente a las alternativas vulnerables a la inflación.”

LINDSELL TRAIN Confounding

Compounding- February 2017

 

“Y Larry Ellison ha hecho un gran trabajo con Oracle. Quiero decir que la he seguido en el significado de haber leído sobre ella. Pero sentía que no entendía el negocio. Entonces, tras haber comenzado a comprarla sentí que seguía sin entenderla [se refiere a la compra y posterior venta en el plazo de pocos meses, nota mía]. De hecho, cambié mi mente en términos de entendimiento, pero no en términos de valoración. Quiero decir que Oracle es un gran negocio. Pero no creo, particularmente tras mi experiencia con IBM, no creo que entienda exactamente donde está yendo el negocio en la nube. Ya sabes, estoy sorprendido con lo que Amazon ha hecho ahí. Y ahora Microsoft lo está haciendo también. Así que no se donde está yendo ese juego.”

Warren Buffett and Becky Quick Full Transcript Interview-Feb 25, 2019

 

“El mundo occidental llega a un momento decisivo. En los próximos años se va a jugar la existencia de la civilización creada por él. Creo que no es consciente de ello. El tiempo ha erosionado su noción de libertad. Se han quedado con el nombre y fabricado una nueva noción. Han olvidado el significado de la libertad. Cuando Europa la conquistó entorno al siglo XVIII, era una noción sagrada. La libertad desembocaba en la virtud y el heroísmo. Y lo han olvidado. Esa libertad, que para nosotros sigue siendo una llama que ilumina nuestra noche, se ha convertido para ustedes en una realidad mustia y a veces decepcionante, porque está llena de oropeles, de abundancia y de vacío. Ya no son capaces de sacrificarse ni de comprometerse por ese fantasma de la antigua libertad [.....].

En el fondo, piensan que la libertad se adquiere de una vez por todas y por eso se permiten el lujo de menospreciarla. Están librando una terrible batalla y actúan como si se tratara de un partido de ping-pong.”

Alexander Solzhenitsyn- El error de Occidente, Paris 1980
Del libro “Dios o Nada”, Cardenal Robert Sarah con Nicolas Diat- Ed. Palabra, pág 177

 

“Steve Pilgrim pregunta: Para aquellos que hemos pasado nuestras vidas y carreras leyendo y escuchando a Warren Buffett y Charlie Munger, ¿a quiénes recomendarían ellos que escucharan
nuestros nietos? Responde Warren Buffett: Bueno, espero que siga siendo a nosotros. Pero eso sería algo ridículo a nivel actuarial [está bromeando con las edades, longevas, de ambos; nota mía]. No, hay multitud de escritores interesantes, sabes, pero te diré lo siguiente. Los fundamentales no cambiarán. No vas a descubrir nada nuevo sobre inversiones en los próximos 50 o 100 años. Quiero decir, es comprar una empresa. Tienes que saber cómo valorar una empresa. Y tienes que saber algo sobre cómo operan los mercados. Pero tú no compras una empresa a menos que sepas valorarla. Tienes que aprender cómo valorar empresas y saber cuáles son las que están dentro de tu círculo de competencia y las que están fuera. Y eso no cambiará. Y realmente eso lleva a poner – invertir es poner a funcionar un dólar en un determinado momento- un dólar de poder de compra y obtener mucho más en el futuro. Y tú intentas, ya sabes, imaginar cuánto estás dispuesto a pagar por ese pájaro volando [la empresa, nota mía] comparado con el pájaro en la mano [el dólar, también nota mía].”

Warren Buffett and Becky Quick Full Transcript Interview-Feb 25, 2019- pag 45

 


En la sección “Varios”, tenéis la comparativa frente a los índices desde que hemos cambiado de navío, aunque seguiré dando más importancia al histórico de largo plazo.

Cinco meses han pasado ya desde el cambio de navío, al que informalmente seguimos llamando Argos porque seguimos siendo los mismos argonautas de siempre y algunos nuevos que os habéis incorporado recientemente, además de otros que, como yo, habéis seguido aportando más durante el mes. En este mes de Abril, con su Semana Santa de por medio, como os he informado a los argonautas de quienes tengo vuestros datos (aquellos que leáis esta Carta y no estéis en contacto conmigo, no lo dudéis... poneros en contacto conmigo lo antes posible) a lo largo del mes, los mercados han seguido subiendo, aunque con mayores momentos de incertidumbre y, nosotros, al igual que en el mes anterior, nos hemos dejado llevar y simplemente hemos seguido incrementando posiciones en alguna de nuestras empresas.

Las dos citas iniciales de Buffett (que mientras escribo está celebrando su reunión anual con inversores- el conocido Woodstock for capitalists- en Omaha, rodeado de unos 55.000 asistentes y muchísimos más conectados a través de la red), son significativas respecto a la inversión; en la primera nos recuerda que no pasa nada por invertir en una empresa y al poco tiempo deshacer la posición al darse cuenta de que se ha equivocado o, sencillamente, porque se da uno cuenta de que no se siente cómodo con lo que en un principio pensaba de la empresa... el círculo de competencia puede jugarnos a veces malas pasadas, y es en momentos en los que uno no se siente a gusto con lo que está experimentando dentro de la empresa cuando debe tomar una decisión que, generalmente no es deseada: vender en pérdidas sabiendo que hicimos el idiota al entrar en primer lugar en una empresa que ha resultado estar fuera de nuestro círculo de competencia. En el caso de Buffett con Oracle, su problema seguramente no ha sido de entender lo que hace la empresa, como él dice lleva tiempo siguiéndola... su problema es que la empresa está jugando en un juego del que él no sabe dónde va a parar.


No saber a qué estas jugando- o con quien- suele ser el motivo de muchos de los errores que podemos cometer como inversores. En cierto modo existe una cierta ansia por invertir en todo tipo de empresas y sectores, países y por realizar las operaciones más rocambolescas y exóticas... como si el realizarlo y tener éxito nos hiciera ser mejores inversores. A veces hasta los mismos inversores value olvidamos la máxima de Pascal (“gran parte de los problemas del hombre vienen por no saberse estar quieto en una sala sin hacer nada”) y tratamos de hacer “algo” y si ese algo es muy raro y exótico, mejor aún. Pocas veces nos damos cuenta de la importancia del “no perder”, esa primera regla de la inversión... y en muchos casos ello va asociado a centrarse en lo conocido. ¿Qué comprar empresas aburridas no es divertido ni exótico? Quizás... pero invertir vuestro dinero no es un juego de luces y sombras, no es un juego ni un espectáculo piro-musical, donde las mayores loas se las llevan los fuegos y sonidos más espectaculares. Si de mi dependiera, sería feliz comprando diariamente billetes de 100 euros por cincuenta... y nada más. ¿Aburrido? Si... ¿Rentable? Mucho.


Como indica Buffett cuando le preguntan a qué gurús de la inversión podrán seguir nuestros hijos y nietos- que él contesta que ojalá siga siendo a Charlie y él mismo- lo importante sigue siendo que dentro de cincuenta o cien años, la inversión seguirá basándose en lo mismo: comprar empresas por menos de lo que valen. Evidentemente el mundo empresarial va cambiando, siempre lo hace, y hemos de ir adaptándonos a las circunstancias para alcanzar la comprensión de lo que valen una empresa hoy teniendo en cuenta las múltiples circunstancias que la rodean. La tecnología es una de ellas... y la tecnología per se supone un cambio continuo. Ese cambio no afecta sólo a las empresas que se ven afectadas por la nueva tecnología, sino que las mismas empresas que hoy están siendo punteras con su propia tecnología disruptiva a nivel mundial, no saben, no pueden, mejor dicho, prever qué nuevas tecnologías están abriéndose y cómo pueden ser ellas mismas afectadas por ello. Hay ventajas competitivas muy importantes de las que están disfrutando en estos momentos, pero de la misma forma pueden verse desplazadas en poco tiempo en cuanto salga la nueva tecnología de moda que se lleve el plácet de los consumidores.


Mientras empresas de otros sectores, por ejemplo industrial o de consumo, se adaptarán a las nuevas tecnologías mientras siguen manteniendo en lo fundamental su modelo de negocio, otras se verán totalmente rebasadas en cuanto a su modelo de negocio: lo que ahora hacen, dejará de ser interesante y los consumidores preferirán otra vía para hacer lo que ahora hacen y más. Ese es el problema real de la tecnología, que su avance es vertiginoso... y ello hace que la valoración de una empresa pueda resultar más complicado que en otra. Era difícil ver que la tecnología de video Beta fuera a ser desplazada por VHS cuando aquella era mejor tecnológicamente. Y cuando el sistema VHS se convirtió en el estándar y estaba en todo el mundo... una nueva tecnología lo desplazó sin problemas. Y a ésta...otra... y así hasta que el hombre deje de discurrir nuevas formas y mejores de hacer las cosas. Hay inversores que tienen más claro que yo las ventajas y sobre todo la resistencia de dichas ventajas competitivas... me alegro por ellos.

Pero en mi caso prefiero no tener que dar marcha atrás o descubrir al cabo de un par de años que no tenía que haber invertido vuestro dinero en tal o cual empresa (ya cometemos errores suficientes dentro de nuestro propio círculo de competencia como para intentarlo fuera de él). Creo que hay formas simples de seguir incrementando vuestro patrimonio... y donde no pierdo de vista la primera regla de la inversión. He invertido en empresas tecnológicas en el pasado- y nos fue bien- y lo seguiré haciendo en el futuro (¡y espero que nos siga yendo bien!), no es una cuestión de “sector”, sino de sentirse seguro de dónde estamos poniendo vuestro dinero; de saber qué puede deparar el futuro o hacia donde está yendo el juego. De hecho, en alguna de ellas nos salimos demasiado pronto, desgraciadamente. En el futuro seguiremos teniendo empresas tecnológicas... pero no necesariamente han de ser aquellas que están en boca de todos.

Evidentemente, lo que es seguro es que salvo que las acciones están realmente caras, nuestra posición principal seguirá siendo en empresas ya que como veis en una de las citas, a largo plazo realmente merece la pena. Sabéis de hace tiempo que se invierte- ponemos dinero hoy que dejamos de consumir- con la esperanza de poder tener más dinero en el futuro- más poder de compra-, esto es, para batir la inflación y que al menos no perdamos poder adquisitivo con el paso del tiempo. Vivimos en un mundo con papel moneda o divisa fiduciaria, y por mucho que pongamos nuestra fe (fiducia) en que el valor de nuestra moneda no se va a depreciar, estaríamos poniendo nuestra fe en mal lugar, estaríamos construyendo la casa sobre arena y no sobre roca firme como dicen los Evangelios. Mal sitio son los bancos centrales o el sistema de banca con reserva fraccionaria para posar nuestra fe sobre ellos. Por ello, dado que vivimos en un mundo en el que el papel moneda pierde poder adquisitivo cada año, tenemos la obligación moral de al menos obtener una cierta rentabilidad por el mismo, para lograr mantener el poder adquisitivo (seguro que muchos recordaréis la parábola de los talentos, cuando al siervo malo le dice el Señor que al menos podría haber depositado el talento en el banco para que pudiera recuperarlo con intereses)... y ese es el objetivo principal de la inversión: que con el tiempo al menos tengamos el mismo poder adquisitivo... y en lo posible, más.

Las otras dos citas están, en cierto modo, relacionadas. Y relacionadas también con el tema de la Carta anterior sobre mi decepción con la Escuela Austríaca de Economía y mi énfasis en que debe haber algo más que “solo mercado” en la existencia del Hombre. De hecho, estoy planteándome poner todas estas reflexiones más en extenso en un futuro.

El planteamiento de Mervyn King, quien fuera Gobernador del Banco de Inglaterra, y que resalté en negrita en la cita “¿Qué clase de gente se enorgullece de separar a un tonto de su dinero?” implica un comportamiento moral que, pienso, debemos tener en cuenta y que exige algo más de las personas que sólo “mirar por el propio interés”... Posiblemente un tonto y su dinero no vayan a estar mucho tiempo juntos, como dice el refrán, pero eso no implica que debamos ser nosotros los que nos aprovechemos de los demás. Eso no está bien, está mal. Es una conducta “mala” en sí misma. Sí, ya sé que hoy en día hablar de Bien y Mal parece estar fuera de lugar o de tiempo... pero ¿cómo puede estar fuera de lugar cuando al final estamos hablando del Hombre?

El problema de la economía es que trata con números y por ello se tiende a pensar que es una ciencia pura como la física o las matemáticas, como la biología o la geología... y no lo es. Es una ciencia que trata del comportamiento del Hombre mientras usa recursos escasos y la relación entre los diferentes individuos en el ámbito de una sociedad... en resumen, es una ciencia que trata del ser humano, no de matemáticas. Que utilice los números es sólo una abstracción, al igual que lo es que por la comodidad de las elaboraciones mentales hablen del “comportamiento racional” del hombre, o que nos hablen del homo economicus como alguno de los grandes popes de la Escuela Austríaca han limitado... como si el ser humano se limitara única y exclusivamente a su aspecto económico y cómo le mueven los intereses de tal tipo a actuar con los demás seres humanos. Esta abstracción, esta reducción al modelo que nunca existe en la realidad de los académicos es muy conveniente... evitan una parte muy importante del ser humano que no pueden controlar y en la que, evidentemente, no son para nada expertos: la moralidad.

Según el planteamiento austríaco, que haya alguien que se aproveche de otro es perfectamente justo (y según Rothbard, uno de los grandes austríacos, hasta el chantaje y el soborno). Allá el “tonto” a quien se ha engañado... es su problema, que aprenda; él aceptó el precio, el acuerdo. En esta situación, por ejemplo, se contarían los millones de españoles (y muchos más a nivel mundial) que se sintieron real y verdaderamente estafados por sus asesores financieros con diferentes tipos de productos. ¿Qué tipo de gente se enorgullece de quitarle a un tonto su dinero?... Los millones de inocentes que confiaron en lo que sus asesores les decían son así considerados “tontos” y no se tiene la más mínima compasión para con ellos. El “listo” que les quitó lo que era suyo, para beneficiarse de unos buenos bonus a final de año, son los aclamados. Parece que quien se enorgullece y aplaude dicho comportamiento, los austríacos, lo aclaman como una de las ventajas del libre mercado donde la moralidad no existe y donde cualquier acuerdo firmado voluntariamente por ambas partes es considerado “justo” (una consideración moral en una economía que se nos vende como que no tienenada que ver con la moralidad) siempre que no haya habido violencia ni fraude- que contrates comprar un televisor de gama alta y te lo den de gama media, por ejemplo. No ha habido violencia en la firma de esos contratos, no ha habido “teóricamente” fraude- porque todas las condiciones estaban escritas en el contrato, bien que en letra pequeña y con términos bastante complejos- ... sí, es cierto que en muchos casos los afectados han logrado recuperar todo o parte de su dinero tras admitir los tribunales que habían sido estafados... pero no ha sido la autorregulación del mercado quien ha intervenido para ello, de hecho se siguen intentando colocar ese tipo de productos y se seguirá intentando... los incentivos del mercado para ello (para aprovecharse de otras personas) son muy potentes. Según los austríacos, mientras ambas parten estén de acuerdo... todo está bien.


Es lo que sucede con la directiva MiFid II, por ejemplo. Se intenta tener todos los documentos en los que se habla del riesgo de un producto determinado firmados por el inversor... y al estar firmados se da por supuesto que el inversor YA sabe lo que esos riesgos implican. Nadie engaña a nadie, ¿verdad? Pues no, las cosas no son así. ¿Qué clase de gente se enorgullece de quitarle su dinero a otros?... gente que se fija en la letra de la ley- está firmado por ambas partes, sin violencia... luego es un acuerdo justo para los dos- y se olvida del espíritu de la ley. Que se pueda hacer algo, no implica que haya que hacerlo. El fin NUNCA justifica los medios... y para los austríacos parece que sí. Y en ello se equivocan de medio a medio, pues se alejan de la “economía” para entrar en aspectos morales.


En palabras de Buffett que ya conocéis, cuando el hombre con dinero se encuentra con el hombre con experiencia, éste se queda con el dinero y aquél con la experiencia. Pero por si fuera poco lo alejado que veo la Escuela Austríaca de Economía del comportamiento de los grandes inversores value, dejadme poneros un nuevo ejemplo más. Hace años, a Buffett y a Munger les preguntaron sobre cómo plantear una recompra de acciones en Berkshire Hathaway y básicamente lo que vinieron a decir es que, cuando lo hicieran sería a un precio tal en el que ellos consideraban que no deberían vender. Me explico: al precio al que yo quiero compraros las acciones es X y a la vez os informo de que yo, en vuestro lugar, no vendería esas acciones a ese precio. Esa transparencia no es habitual... eso no es aprovecharse de otras personas. Es avisar. Cuando Buffett ha dicho que recompraría acciones siempre que estuvieran por debajo del 120% del valor en libros (luego se ha modificado), estaba indicando... a ese precio NADIE debería venderme sus acciones. Si alguien lo hace- puede ser por diferentes motivos- no será porque no esté avisado de que yo, Warren Buffett, considero que me está dando una ganga. No hay trampa. La moralidad está por encima del simple interés personal.


En el ejemplo de Munger de la Carta anterior también habéis visto otro ejemplo de ese peso primordial de la moralidad en la actuación y no el simple interés personal. Y es algo en lo que no están solos; John Bogle que falleció recientemente estuvo años incidiendo en el mismo aspecto respecto a la industria de gestión de activos. El ser humano es mucho más que un simple homo economicus... mucho más. La decepción que me he llevado con la Escuela Austríaca ha sido tremenda. Han utilizado parte de las enseñanzas de los escolásticos de la Escuela de Salamanca (dominicos, jesuitas...) y han despreciado todo lo demás. Si he de elegir, pienso que los escolásticos de Salamanca - y con ellos la Doctrina Social de la Iglesia- estaban más cerca del value investing que no de los austríacos.

Poner el énfasis en la palabra “libertad” como el fin que justifica todos los medios (salvo para los austríacos la violencia o el fraude) suena muy bien y nos lleva a pensar que dicho objetivo- magnífico, importantísimo y necesario pues pertenece a la dignidad del Hombre- merece todo nuestro apoyo... si además, vemos que parte del planteamiento alrededor de dicho concepto encaja en nuestra visión de un mundo donde el Estado no se inmiscuya en la vida de las personas más allá de lo necesario para el bien común (no el individual, el común), donde se defiende que ni el Estado, ni los bancos o bancos centrales puedan falsificar nuestro dinero imprimiendo a su gusto y para cumplir sus objetivos cambiando las reglas de juego cuando a ellos les interesa, un mundo en el que se defiende el que los mercados puedan funcionar en libertad sin que se abuse de la posición dominante de unos u otros, en el que se respeten los acuerdos firmados en condiciones de igualdad de poder negociador, en donde la ley se cumple por parte de todos por igual... si ese concepto de “libertad” se ve acompañado- en lo económico- de tales requisitos que encajan con la visión del value investing es evidente que nos vemos atraídos hacia dicho marco conceptual.

Pero como escribí en la Carta anterior, la palabra “libertad” con toda la importancia que tiene, no puede ser la excusa para olvidarnos de que hay más en la dignidad del ser humano que merece la pena ser tenido en cuenta. El fin no justifica los medios... la libertad de hacer lo que me de la gana sin utilizar ni la violencia ni el fraude- como defiende entre otros Rothbard- no es auténtica libertad... es necesario tener en consideración otros aspectos, morales sí, para que esa libertad sea real. La libertad no es el fin último. 


Algunas Operaciones


A lo largo del mes de Abril, al igual que en el anterior, hemos seguido incrementando posiciones en algunas de las empresas que ya teníamos en cartera, en concreto: CAL-MAINE, THERMADOR GROUPE, TOPPS TILES, FERROVIAL, ARCELOR MITTAL, BREMBO , TEEKAY, BostonOmaha y HERMLE... al igual que en otras ocasiones, las nuevas compras han venido originadas por los precios del mercado que, en su continuo subir y bajar, ofrece oportunidades para comprar más de aquello que nos gusta... y por supuesto todas nuestras empresas nos gustan.

Actualmente FERROVIAL es la mayor posición de nuestra cartera seguida de HERMLE donde hemos podido seguir incrementando el número de acciones. Es bastante posible que en los próximos meses cuando, por ejemplo, Ferrovial confirme la venta de la división de servicios y cuando Hermle siga presentando buenos resultados los temores actuales que el mercado tiene respecto a ambas se evaporen y la cotización acompañe al alza. Pero no son los próximos meses lo que me preocupa en ambos casos... es el largo plazo, y éste es brillante para ambas compañías.

Respecto al resto de las compañías, básicamente seguimos en la misma línea: aprovechar los precios que el mercado nos da para seguir incrementando posiciones. Las empresas nos gustan desde el inicio y con el paso del tiempo se confirma que estamos en buenas empresas. Al igual que en otros momentos, aprovechar dichos recortes no implica que automáticamente veamos cómo suben nuestras posiciones... pero en otros momentos sí es así. En el caso de Teekay- o de GYM el mes pasado- ha sido así.

No es que me disguste, desde luego, pero nunca pienso que sea eso lo que ha de suceder. Normalmente es al contrario. Lo único que cuenta, lo único que tiene sentido porque es lo único sobre lo que un inversor tiene un cierto “control” es sobre el precio que paga respecto al valor que ha calculado que tiene una determinada empresa.

A lo largo de los siguientes meses seguiremos valorando las compañías y comparando las posibles entradas frente a las que actualmente conforman nuestro equipo, valoraremos si merece la pena incorporarlas o si no... y si no hacemos ningún movimiento estaremos contentos por no generar costes de compraventa. A veces no hacer nada es una gran opción. Sintámonos tranquilos en la habitación de Pascal sin hacer nada... mientras nuestras empresas trabajan para nosotros.

 

Varios


Hace muy poquito la familia de los argonautas ha vuelto a crecer... ¡disfruta de tu sobrina Sofía, Diana y besos a sus padres también! Pocas cosas hay tan hermosas como recibir a un recién nacido en nuestros brazos y aunque Diana- mi amiga- ya es un encanto de por sí, con su sobrina en brazos es aún más. ¡Eso es alegría y no un extra de rentabilidad!


Por otro lado, dejadme que os recomiende entrar (¡y comprar!) en la web de la empresa Conservas Garriga (http://www.conservasgarriga.com) os aseguro que no os defraudará; he tenido ocasión de comprobar la calidad de algunos de sus productos y son de esas empresas que uno piensa...”en Estados Unidos estaría cotizando y podría invertir en ella”. Bien gestionada y con productos de calidad excelente... tienen muy claro que necesitan aportar valor al consumidor y lo consiguen... este tipo de empresas- generalmente familiares- suelen ser auténticos chollos en otros mercados; en el nuestro por unas causas y otras, esto no suele ser tan habitual. Conformaros con pedir un buen surtido cuando tengáis una celebración especial... ¡no os defraudará! (a mí aún me quedan por probar... pero hasta ahora no puedo agradecer más el detalle que un amigo y argonauta tuvo, sin tener por qué, conmigo)

El nivel de liquidez actual es el 29.94%. Contamos con unos 158 argonautas de toda España y subiendo y unos 6.736.000 euros bajo gestión.

El valor liquidativo de este Argos es equivalente a comprar un billete de cien euros por 66,67€, lo que supone adquirir las participaciones del Argos (recordad, oficialmente el ARCA GLOBAL A) con un significativo margen de seguridad. El crecimiento del valor liquidativo de este mes se ha debido principalmente por el mayor peso actual de las acciones en cartera frente a la liquidez. Por cierto, he preferido ajustar la rentabilidad al valor liquidativo anterior -para seguir con el histórico mío-, pero el valor liquidativo oficial del ARCA GLOBAL A es diferente como podéis comprobar al ver vuestra posición.


Para aquellos de vosotros que tenéis curiosidad en ver cómo nos estamos comportando desde que estamos en el fondo actual, la comparativa con los índices- y siempre con dividendos brutos reinvertidos, obviamente- es la siguiente:

Aunque os adjunto como anexo la Carta de Warren Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway- siempre con el permiso de mi amigo Andrei Trucmel que es quien la ha traducido- os adjunto también el enlace a la misma carta en el pdf que Andrei ha preparado para ValueSchool: https://valueschool.es/carta-berkshire-2018

Por cierto, algunos de vosotros me pedís información sobre cómo daros de alta en el nuevo fondo en Esfera Capital. Os incluyo aquí el enlace para que podáis daros de alta sin problemas:

https://www.esferacapital.es/NuevaCuenta/?AgentId=MIGUEL_DE_JUAN

Como siempre agradeceros nuevamente vuestra confianza y apoyo continuado.

 

  1. #3

    wikthor

    en respuesta a Miguel de Juan
    Ver mensaje de Miguel de Juan

    Nada un placer leerte como siempre, como siempre sensatez en lo que escribes.

  2. #4

    Miguel de Juan

    en respuesta a wikthor
    Ver mensaje de wikthor

    Gracias a vosotros... que nunca me saltáis a la yugular! ;)

Autor del blog

  • Miguel de Juan

    Tras trabajar en diversas entidades de banca privada -Morgan Stanley, Citibank, Banif y Barclays Gestion de Patrimonios- en Noviembre de 2007, coincidiendo con la última carta a los inversores que conforman el libro "El lemming que salio raro", decido abandonar la banca privada y dedicarme al asesoramiento de un único vehículo: el fondo Argos Capital FI.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar