Miguel de Juan

Rankiano desde hace más de 9 años

Sobre Miguel de Juan

Tras trabajar en diversas entidades de banca privada -Morgan Stanley, Citibank, Banif y Barclays Gestion de Patrimonios- en Noviembre de 2007, coincidiendo con la última carta a los inversores que conforman el libro "El lemming que salio raro", decido abandonar la banca privada y dedicarme al asesoramiento de un único vehículo: el fondo Argos Capital FI.

455
Publicaciones
605
Recomendaciones
65
Seguidores
409
Posición en Rankia
403
Posición último año
Resumen
Artículos 125
Respuestas 52
Comentarios 275
Recomendados 40
Temas 2
Miguel de Juan 13/08/21 15:21
Ha comentado en el artículo Carta a los Argonautas agosto
Buenas tardes Peroga, muchas gracias por tu comentario. Vamos con las respuestas que, seguro, no serán tan interesantes como las preguntas.Sobre los índices, aunque lo he explicado en otras ocasiones, si me pasas por privado tu mail te envío la Carta de Noviembre 2015 en la que lo detallaba un poco más. Básicamente el tema de usar índices globales sólo porque el fondo pueda invertir o esté invertido en empresas de muchos países es algo que tiene más que ver con la industria de fondos que con los inversores en realidad. Cuando lo expliqué, comentaba que cuando Buffett comenzó les dijo a sus inversores en el partnership que aunque su índice de referencia para batirlo era el Dow Jones (entonces, luego lo cambió al S&P500), con dividendos brutos, su cartera no tendría mucho que ver con dicho índice. Pabrai ha tenido situaciones en las que no ha tenido ni una empresa en EEUU y sin embargo ha seguido comparándose con el S&P500 (con dividendos brutos); Robert Vinall ha tenido una experiencia similar, invierte en todas partes pero se compara contra el Dax. El motivo no es que mi cartera se parezca al índice (incluyo el S&P500 y el Eurostoxx50 con dividendos brutos ambos, sólo a modo de indicación, no para seguirlos), sino que debo tratar de batir al índice por defecto que tendrían los inversores españoles y que, nos guste o no, es el Ibex35- con dividendos brutos, claro. Sólo sigo la referencia de Buffett y demás, no la de la industria. Cuando el Ibex me vencía (año 4 desde el inicio), nadie se fijaba en si el Ibex era representativo de mi cartera. Ni lo era entonces, ni tiene por qué serlo. Eso es cosa de la industria como digo... cuando convenzan a Buffett, Pabrai y demás de que deben seguir sus consejos, entonces quizás cambie yo también... pero veo difícil que les hagan mucho caso. ;)Sobre el tema "liberal"... veamos, lo primero no es mi tesis- aunque lo defiendo, claro. Cuando empecé a leer sobre la escuela austríaca me parecía que era correcto y demás, y por otro lado defender la libertad es bueno en sí mismo. La libertad es una buena cosa... o lo parece. El problema es cuando empiezo a ver cosas que no me encajan... y generalmente, son todas referidas al plano moral. En el libro comento un par de temas más económicos- por ejemplo la teoría subjetiva del valor- en la que indico que tienen más razón los Escolásticos que no los austríacos desde la óptica del value (que es lo que veo en el mundo real), pero principalmente mis problemas son de índole moral. Ya que hablas de Rallo, he comentado en varias ocasiones que, aunque es una persona estupenda lo poco que he coincidido con él, creo que cometió un error enorme con su libro- conjunto a Braun- de "El liberalismo no es pecado", pues con ese título que parece trata de responder al  "El liberalismo es pecado" del padre Sardá i Salvany que se va a reeditar, afortunadamente, la respuesta se queda en nada... pues no responden- no pueden- a ninguna de las acusaciones fundadas que hace el sacerdote del siglo XIX.El problema, como digo es que se trata de defender la libertad, no el liberalismo, que no son coincidentes ni representan lo mismo. El problema es que la buena fe de muchísima gente entiende que "liberalismo" es igual a defender la libertad, sin preguntarse jamás si lo que es la libertad en realidad es lo mismo que defiende el liberalismo. No lo es. En teoría, con suerte podré volver a Rankia en Octubre/Noviembre y podríamos tener una charla sobre el libro y estos temas y podríamos profundizar algo más que en este mensaje... pero en cualquier caso, tienes mis datos de contacto (te los he pasado) y podemos seguir este asunto cuanto quieras.
ir al comentario
Miguel de Juan 23/05/21 16:05
Ha comentado en el artículo Lo que no soy capaz de entender
Hola de nuevo @neoliberal23 , gracias a tí por tu mensaje, el tono y la valentía- hoy en día no todo el mundo diría según qué cosas en público. Por cierto, te dejo (os dejo) mi mail y telegram para quien quiera contactar conmigo de forma privada (será un placer, de verdad... no os cortéis): [email protected] y 682808821Ciertamente y como me ha pasado con algún amigo- libertario y, creo, ateo- es un tema complicado para tratarlo en mensajes cortos (¡¡¡acabo de escribir a este amigo 18 páginas para poder explicarme mejor!!!), así que si quieres escribirme por privado en esos medios, sin problema. Sin embargo, te diré... la "pata con las dictaduras" (me he sonreído al leerlo; sonrisa cariñosa, no creas) yo no lo diría así. El problema fundamental es si los políticos- de quien tienes muchísia razón en quejarte- o los sistemas políticos o las propias sociedades están viviendo en una sociedad basada en la ideología "liberal" o no. Para mí, desgraciadamente, creo que la inmensa mayoría de ellos viven así. Y la inmensa mayoría, sin saberlo... porque desconocen lo que es en realidad. Hay liberalismo de izquierda y de derechas... ése es el problema. El liberalismo se basa en la autonomía total de la voluntad del Hombre y en su poder absoluto. No era así en sus inicios, cuando aún se mantenía ligado a la verdad del Hombre y a la ley natural, pero la semilla seguía estando ahí. Los liberales conservadores, con toda su buena fe, creen que esa semilla puede mantenerse sin brotar. Pero es imposible. Cuando estás en el camino liberal, no tienes posibilidad- mediante la propia argumentación liberal- de impedir que otros caminen más que tú. Otra cosa es, desde luego, si a unos les importa ver hacia donde les conduce o si les da igual. Como explico en el libro, Rothbard caminó más allá que los otros dos (Hayek y Mises), pero ni siquiera él llegó al final del camino liberal: la ley de la selva, que cada uno haga lo que le venga en gana si puede físicamente y sin restricciones que se imponen de forma arbitraria como "la no violencia". El problema no es la buena fe de los liberales- que no discuto, aunque me sorprende que no fueran capaces de ver lo que defendían tras haber visto el nazismo y el comunismo-, el problema no es que deseemos tener buenos gobertantes, vivir en un país donde se nos deje relativamente tranquilo y donde los gobernantes den "buen ejemplo"... claro que deseamos eso. El problema es que ni el concepto de Hombre es igual en el liberalismo y el cristianismo (por ceñirlo a lo que conforma la cultura occidental), ni es lo mismo el concepto de libertad, ni lo es el de acción (donde la de Mises se queda sólo en una simple praxis y no alcanza la verdadera acción humana porque falla en su concepción del Hombre). Sobre los postulados económicos se podrá discutir más o menos, sobre la conveniencia de estado o no también- personalmente prefiero un estado fuerte pero pequeño, poco endeudado, con poquísima deuda y que simplemente procure ejercer las labores de subsidiariedad como indica el magisterio de la Iglesia, es decir: si lo puede hacer el individuo, la sociedad civil, que no tenga que hacerlo el estado, y donde aquellos no lleguen o no con la misma facilidad o capacidad, que lo haga el estado. (Por ejemplo, la creación del INI en España tras nuestra guerra civil cuando nadie quería invertir... y menos en industrias básicas). Y, por supuesto, que las leyes que promulgue dicho estado sean conformes con la ley natural y no que, como ahora, sean ellos quienes decidan lo que está Bien o Mal.Tu comentario sobre la calidad de vida, que no es precisamente el PIB per cápita... uffff, ¡no te haces idea de cuán cerca estás de lo que planteaba en el libro! Como indicaba allí, ¿qué ha cambiado y qué ha pasado para que en los años 50-60 en EEUU, Europa occidental y España, un padre de familia podía mantener a su familia, comprarse una vivienda y luego una en la playa, un utilitario, enviar a sus hijos a estudiar, ahorrar y tener cada vez un mejor nivel de vida? Os avanzo que, al menos, hubo dos cambios principales: Concilio Vaticano II y el "espíritu" de 1968 y el adiós a la ligazón o anclaje al oro.En fin, chicos, un fuerte abrazo a todos y gracias por respetaros unos a otros. Buscar la Verdad no está en contra de hacerlo con respeto por quien discrepa, al revés... va unido.
ir al comentario
Miguel de Juan 23/05/21 15:15
Ha comentado en el artículo Lo que no soy capaz de entender
Hola @neoliberal23 , de nuevo gracias por participar. La referencia que indicas que hago en el artículo respecto al liberalismo y el comunismo no es por sus postulados económicos- ni por sus resultados- que, evidentemente, son totalmente diferentes. De hecho en mi tercer libro, comento que hablo de los errores del liberalismo por varios motivos- uno de ellos que conozco a varios liberales y les admiro y me duele que no vean esos errores y que no lo hacen compatible con el cristianismo... y muchos de ellos SON creyentes-, pero que, aunque no critique al marxismo/socialismo/comunismo "los tiene TODOS". Es decir, ni de lejos veais en la crítica al liberalismo como ideología, una defensa de la postura marxista/socialista/comunista. Pero volviendo a tu referencia, la comparación o, si lo prefieres, equiparación entre ambos- liberalismo/comunismo- es que, ambos, parten del mismo marco conceptual. Se que esto parece imposible- pero no soy el primero ni el único en decirlo, por cierto- pero es real. No les une su postura respecto a la libertad económica, pero ambos parten de la misma base ideológica en la cual, el Hombre, como tal es capaz de decidir por sí mismo sobre el Bien y el Mal. Como decía el papa León XIII- o Pío XI que ya no recuerdo bien- el bolchevismo es hijo del liberalismo.Se que se intenta, en especial por los liberal conservadores que suelen ser creyentes, no ver ese hecho... y me duele precisamente porque les aprecio, pero aprecio y debo/debemos buscar todos la Verdad. Por eso, sin pretender que nadie se convierta si en su momento perdió la fe, sólo intento explicar mi punto de vista (que no es sólo mío) y tratar de aclarar esas diferencias sutiles a los que, entiendo, deberían tener por más importante para su vida su Fe que no unos determinados postulados económicos.A mí me abrió los ojos el ver algunas de las posiciones que algunos austríacos (y, seguramente, grandísimas personas) sostenían sobre determinados aspectos NO económicos. Leer esas posiciones me hizo ver que son total y completamente opuestas con el cristianismo. Puedo entender que para un ateo eso le importe bien poco, es natural y lo respeto. Pero entiendo también, que para los creyentes, encontrarse del lado de quien defiende el aborto, el suicidio, la calumnia... no debiera ser muy grato, pues va totalmente en contra de la fe que decimos sostener. Ese es el motivo por el que intento explicar mi postura, no para convencer a los ateos de que están defendiendo una ideología que lleva- por su propia argumentación- a defender posiciones contra el Hombre en el que ellos no creen, sino para que los creyentes que piensan que el liberalismo defiende el mismo concepto de "libertad" clásica (aristótelica y cristiana) vean que están en un lugar equivocado.La Libertad no está en el liberalismo. En el liberalismo está otra cosa: la licencia... y ni es lo mismo, ni tiene las mismas consecuencias.Ahora contesto a tu otro mensaje, querido Neoliberal23.
ir al comentario
Miguel de Juan 19/05/21 17:35
Ha comentado en el artículo Lo que no soy capaz de entender
A ver chicos, entiendo que el tema en sí es polémico. Recordad que yo mismo pensaba que el liberalismo (en este caso económico de la Escuela Austríaca) era lo que proclama y que fue al contrastar algunas conclusiones morales de Mises, Rothbard o Hayek cuando me di cuenta que no tenían nada que ver con los escolásticos ni con el cristianismo, sino que eran precisamente opuestos. Pero dicho ésto, procurad siempre tened prudencia al escribir porque a veces se pueden malinterpretar expresiones y, estoy seguro, todos escribís de buena fe. Gracias @scf98 por tu comentario, porque entiendo que lo haces con buena intención y sin tratar de herir al otro lector... pero tal y como lo leí, me dio la sensación de que quizás él pudiera tomarlo en mal tono. Yo intento escribir siempre de la misma forma, procurando expresar mi opinión y razonamientos y tratando de respetar a quien piensa lo contrario... sé que todos los que participáis en estos comentarios lo hacéis; simplemente, con todo cariño y humildad, recordad que la otra persona pueda no entender el "tono" en el que escribís. Es la pena de no poder charlar cara a cara, que seguro nos entenderíamos mejor... con un café delante. Si un día coincidimos los tres, os invito yo ;)
ir al comentario
Miguel de Juan 18/05/21 23:48
Ha comentado en el artículo Lo que no soy capaz de entender
Hola Neoliberal23, gracias por tu comentario. Obviamente tengo muchos puntos en los que opino de forma diferente, pero eso es lo bueno de contrastar pareceres, sirven para aprender y encontrar la verdad.En primer lugar te diré que no, que los escolásticos ni por asomo fueron liberales ni protoliberales (afortunadamente, por cierto). Sé que hay mucha confusión con ésto pero no sólo en mi tercer libro sino en este pdf que te recomiendo verás las diferencias entre ellos y la escuela austríaca (Escuela austríaca y escuela de Salamanca: Una vinculación fallida, de Daniel Ballesteros Calderón. Aporta mucha luz al tema). Por otro lado, vuelvo a reiterar algo que me parece obvio: defiendo la libertad, NO al liberalismo. No son lo mismo, aunque parezca que lo son o que el liberalismo defiende la concepción de libertad (aristotélica o tomista), no lo es. Es un error sutil en los términos, pero con resultados tremendamente graves. Sobre los profesores Rallo y Braun, a quienes aprecio y admiro en muchas cosas desde hace años, vuelvo a decir que han metido tremendamente la pata escribiendo ese libro (El liberalismo no es pecado). Y vuelvo a recordar el porqué... si yo escribo un libro titulado: Los Lakers son el mejor equipo de baloncesto y hablo de los Lakers, y otro, después, escribe otro libro con título: Los Lakers no son el mejor equipo de baloncesto, espero encontrarme con que rebaten mis argumentos sobre los Lakers, y no que me estén hablando de lo bien que juega Rafa Nadal al tenis. Los profesores Rallo y Braun en ningún caso entran en los argumentos del padre Sardá sobre porqué el liberalismo es pecado (no entro en si alguien es creyente o no), sino que se centran en comentar lo bueno que es el liberalismo económico... al que el padre Sardá prácticamente ni nombra. Es una metedura de pata tremenda y nunca podré entender cómo se metieron a darle lecciones de pecado a un sacerdote. En fin, cosas que pasan, supongo.Sobre el aborto y Laje no veo en qué puede justificar el aborto con el cristianismo... aunque sí se puede justificar con el liberalismo. De la misma forma que se pueden justificar muchas cosas dentro del liberalismo y no en el cristianismo... digo esto porque hay bastantes que, de buena fe, creen que ambos son compatibles... y es muy difícil que lo sean. Repito lo que he intentado explicar en el artículo: la diferencia no radica en lo que se dice: ambos defienden la "libertad", el problema es que el liberalismo defiende un concepto de libertad muy alejado de la idea cristiana o, para los no creyentes, aristotélica. Me hablas de Chile... y lo calificas de dictadura liberal. Perdona que te lo diga con todo cariño, pero calificar la dictadura de Pinochet, o la de Franco por venirnos más cerca, de liberal es tratar de equiparar todo lo que hay de bueno en la Historia al liberalismo, tenga o no tenga que ver. Pinochet no era liberal, Franco tampoco... la recuperación europea y japonesa tras la segunda guerra mundial no es producto exclusivo del liberalismo, sino de la intervención estatal americana mediante el Plan Marshall (lo mismo que la creación de internet, por cierto); en España, tras nuestra guerra, la economía comenzó a funcionar mediante las industrias básicas no por inversión privada, sino estatal con el INI. Lo cierto es que en los desarrollos de muchos países no sólo ha influido el liberalismo, sino también otras muchas fuerzas.Que haya países que, gracias al sistema de libre mercado- el capitalismo si lo prefieres- han tenido mejores resultados económicos eso no lo he puesto en duda jamás. Es un hecho... pero, insisto, no es un hecho que se deba a la ideología liberal en exclusiva ni en muchos casos de forma predominante. El que la España de Franco tuviera bajos impuestos no era debido al liberalismo, si acaso a la Doctrina Social de la Iglesia que también propone lo mismo, siguiendo a los escolásticos y éstos al Evangelio... no al liberalismo.Al estilo de Rallo y Braun, he de decirte más o menos lo mismo: yo no me he centrado en atacar el sistema de libre mercado o libre empresa, no me he puesto a criticar la libertad económica, no he defendido leyes que propongan un salario mínimo... he dicho que, tal como explica el papa Pio XI, "si el empresario puede pagar lo suficiente al empleado para que éste pueda mantener de forma razonable (frugal y morigerada, decía el papa) a su familia y así poder ir creando un pequeño patrimonio personal" pues está a favor de la propiedad privada. Te has centrado- quizás haya sido error mío y no me haya explicado bien- en el aspecto económico al que yo lo comentaba de forma tangencial y como ejemplo de algunos casos; pero, con todo cariño, no te has centrado en lo fundamental del artículo, a saber: la diferencia fundamental en la concepción de la idea de la libertad liberal y de la libertad clásica, porqué aquella es equivalente en la rama del liberalismo económico (sea liberal conservador, liberal liberal, requeteliberal o anarcocapitalista libertario... que te recuerdo que los anarquistas TAMBIEN se llamaban libertarios, ¿por qué sería?) y equivalente en la rama del liberalismo social (socialismo, comunismo, anarquismo...).Es Hayek quien se da cuenta que la filosofía liberal materialista/utilitaria de Mises le lleva al socialismo. ¿Está equivocado? Creo que no y, como explico en el artículo y en el libro, no está equivocado puesto que ambas ideologías parten de la misma base conceptual. Ahora mismo está habiendo un fuerte ataque a la libertad de mucha gente (Trump, Parler, Augusto Ferrer-Dalmau, ....y otros muchísimos que no piensan como Zuckenberg, Twitter, Amazon, Google, Microsoft). Ese ataque no viene del Estado, al que los liberales siempre ven como la esencia del mal sobre la Tierra (y eso que, parece, no creéis en el Bien y el Mal- chorradas, como dices), ni viene de los comunistas/socialistas. Viene de las empresas (mercado), viene de los dueños de esas empresas que no sólo es que hasta hace nada eran adalides del liberalismo, sino que ellos mismos se consideran liberales... y lo son. Por eso defienden "su propio interés", por eso creen- erróneamente como explico en el libro con palabras de Röpke- que la "mano invisible" del mercado hará que su propio interés, aún siendo "malo" para muchas personas- para ellos el Bien o el Mal tampoco existen, creen que ellos mismos se hacen su propio Bien y Mal-, redundará en una mejor situación. Por eso, ese ataque a las libertades de muchos, que viene de empresas y de liberales, se parece tanto, tantísimo a si lo hiciera, como lo hace, el gobierno comunista chino. Pasar de la moralidad, definir "ellos" lo que es la moralidad y, aplicársela a todos los demás lo quieras o no... se supone que la mano invisible hará salir el Bien de cualquier acto que podamos considerar inmoral los demás. Si te gusta la carne, aprovecha... pues sabrás que Bill Gates quiere que comamos sólo carne artificial- que él nos venderá, claro.Insisto, para terminar. No estoy en contra de la libertad. No estoy en contra de los liberales pues considero que la mayoría de vosotros pensáis que es una buena opción. Pero considero que es una opción equivocada y que tiene graves problemas tanto de visión del Hombre como de efectos derivados de ello. No estoy en contra de los impuestos bajos, ni de la libertad de empresa, ni de las leyes que son iguales para todos, estoy en contra de que bancos centrales y comerciales nos manipulen el poder adquisitivo del dinero, estoy en contra de las economías planificadas que sólo traen ruina y hambre, ... pero con todo, el liberalismo no es el único que defiende ésto. También lo defiende la Iglesia, por ejemplo- y no le estoy diciendo a nadie que se convierta, no me malinterpretéis-, pero te puedo asegurar que la Iglesia no es liberal, ni lo es el cristianismo..., afortunadamente.Pero sí, dado que la visión del Hombre y de la libertad del liberalismo son erróneas, sí: estoy en contra del liberalismo.Un fuerte abrazo y disculpa la longitud tú también
ir al comentario
Miguel de Juan 25/02/21 11:50
Ha comentado en el artículo ¿Cuánto vale un millón?
Hola @isidrator , gracias a tí. Ciertamente son temas demasiado profundos para unos mensajes y encantado de charlar contigo sin problemas. Te dejo mi mail: [email protected] en cuenta que yo mismo pensaba parecido hace un par de años, hasta que me encontré con el susto de que el liberalismo defiende también otras cosas. El problema no es que alguien diga "estoy a favor de la libertad" (yo lo estoy), el problema es cual es el concepto de libertad que se defiende. Por ejemplo, Wilhem Röpke, no católico sino protestante y liberal o defensor del liberalismo conservador con el que yo podía verme reflejado- a nivel económico- hace un par de años, se dio cuenta de los riesgos y de la deriva que el liberalismo tenía e intentó ofrecer la alternativa. Dicha alternativa, sin saberlo él, le acercaba a la postura de la Iglesia, por ejemplo. O a los escolásticos si lo prefieres (que siguen siendo Iglesia). Tu postura- y la mía hace dos años- es la misma que tenía (y quizás aún tiene aunque se haya dado de bruces con la realidad) Federico Jiménez Losantos y, por ejemplo, respecto a la tercera frase supongo que te diría: mira Parler. Es un vivo ejemplo de que no, que no te dejan. Con la quinta frase- que es de Federico, no mía- tu razonamiento era el suyo... pero él mismo se da cuenta de que ahí no está funcionando la libertad- no hay igualdad a la hora de negociar, no negocias desde la misma posición de libertad- y por eso, frente al típico "cualquier precio de mercado es justo", está denunciando que ese "precio" no es justo, es esclavista.Por eso digo que algo está pasando para que liberales- de buena fe- se estén dando cuenta de que algo está mal y está yendo mal.Aunque os parezca mentira, la libertad de verdad implica que debe basarse en un fundamento determinado- tanto Aristóteles como pagano, como los escolásticos o la Iglesia en general están de acuerdo en esto- y te aseguro que no es "no coacción". Eso, la no coacción, no es libertad, es licencia. Y el liberalismo no defiende la libertad- aunque use la palabra- sino la licencia. Sé el choque que supone... porque yo estuve en tu lado. Hablamos cuando quieras y encantado.
ir al comentario
Miguel de Juan 23/02/21 14:36
Ha comentado en el artículo ¿Cuánto vale un millón?
Hola @siames, trataré de hacerlo más sencillo en otra ocasión; el objetvo era expresar cómo lo que está sucediendo actualmente- el ataque a la libertad por parte de lo que son miembros, muy importantes, del mercado- no es otra cosa que derivado del error conceptual (antropológico si lo prefieres) respecto a la libertad. El liberalismo no es lo mismo que la libertad, los conceptos de la misma en el liberalismo o en Aristóteles o en el cristianismo parecen no diferir mucho, pero lo hacen y éso tiene las consecuencias que vemos actualmente. En ningún caso se pretenden defender una economía planificada (si el liberalismo tiene errores, el marxismo/socialismo/comunismo tiene incluso más, pese a que el daño de uno y otro es diferente: uno más sutil y oculto, el otro más a lo bruto). Me preocupa que los liberales que lo son de buena fe, pensando que es compatible con el cristianismo, se lleven el mal trago de despertar y comprobar que no es así. Como bien dices son conceptos complejos a tratar, pero dada la actualidad de lo que está pasando, no podía no dejar de explicar mi planteamiento y postura. A favor de la libertad, pero la que se basa en la verdad, no la licencia de "no coacción" que es la que soporta intelectualmente el ataque actual. Un fuerte abrazo!
ir al comentario
Miguel de Juan 10/02/21 17:12
Ha comentado en el artículo Sé libre. Haz el Bien.
Gracias a tí, 73rpm. Lo que dices es cierto y, en parte, de ello tratará el siguiente artículo relacionado con mi punto de vista con las inversiones E.S.G. Estamos en una época en la que lo que es importante y ha sido reconocido desde la Antigüedad, se ha olvidado o no se conoce... y estamos moviéndonos en medio de un sistema adormecedor de los valores morales, atacados desde ambos lados y pensando que no tiene ningún tipo de consecuencia. La tiene y muy grave. Si no alertamos a tiempo, si cada uno no aporta su granito de arena, cuando nos demos cuenta será tarde. El momento de luchar por la libertad es ahora... y ésta ha de centrarse, como siempre , en la Verdad. Un fuerte abrazo!
ir al comentario
Miguel de Juan 22/12/20 00:30
Ha comentado en el artículo ¡Qué gran película!
Buenas noches Bender.... siendo del 91 yo no la consideraría como cine clásico... pero te entiendo (y al menos está Gregory Peck). Hay muchas en relación a las finanzas o inversión: En Qué bello es vivir, tienes la escena relativa al crash del 29, por ejemplo. En mi primer libro- El lemming que salió raro- había muchas referencias a películas, algunas ciertamente de temática inversión/finanzas... en otras sólo alguna escena que me servía para hablar de finanzas e inversión. Un abrazo y feliz Navidad
ir al comentario
Miguel de Juan 17/12/20 16:33
Ha comentado en el artículo ¡Qué gran película!
Hola Ajelperez: Cierto que la última escena parece traída como un añadido, pues la película podría haber terminado a la conclusión de la OPA; pero es una comedia, algo necesitaban incluir para que el chico y la chica pudieran tener un final feliz. En ese sentido sí es un final de 7º de caballería, como dices.Pero, desde mi punto de vista no le merma profundidad a la película, de hecho funciona como una moraleja: a corto plazo los accionistas que vendieron en la OPA realizan una plusvalía (o reducen pérdidas)... sin embargo, la empresa valía mucho más de lo que pensaba el simple book value. Ahí es donde se ven los dos estilos de calcular el valor, si prefieres. Gregory Peck tenía razón, quizás porque era "empresario" y Danny de Vito sólo actuaba como "inversor" deep value. Parecido fue lo ocurrido en Dempster Mills y Buffett. Depmster siguió viva y sigue viva, ahora como empresa privada Dempsters LLC- desconozco su rentabilidad en todos esos años desde que Buffett se deshizo de ella- pero siguió dando empleo y riqueza a su comunidad, no sólo ofreciendo productos de valor para sus clientes. Y esta parte me importa mucho cuando estamos en un mundo en el que parece que sólo ha de primar- o sólo debe ser importante- la visión de "El Liquidador".Una gran película de inversiones, sin duda.
ir al comentario

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar