Argos Capital. Carta a los inversores - enero 2015

2
Argps Capital
Argos Capital
León a 1 de Enero de 2015
Queridos Argonautas:
 
El 16 de Diciembre de 2010 inició su camino el fondo Argos Capital FI (en adelante “Argos”) con un valor liquidativo de 10€ por participación. A 31 de Diciembre de 2014 su valor liquidativo era de 11,030123€, lo que representa una ganancia del +10,30% sobre el valor inicial y un -1,73% en lo que va de año. Diciembre ha dado marcha atrás en todos los mercados, cayendo el selectivo español -4.56% en el mes (-4.11% incluyendo dividendos). El Argos, mientras, al contrario que en el nefasto mes de Septiembre, se ha comportado muchísimo mejor cayendo sólo -1.93% en el mes, volviendo a la tónica tradicional,…que no es algo que podamos dar por seguro. El final del año ha traído mucha alegría al ambiente, pero el comportamiento de las cotizaciones sigue invitando a la prudencia. Pese a todo seguimos concentrados en el margen de seguridad y lo que os pueda insistir en la disciplina sigue siendo fundamental. 
 
La siguiente tabla compara el valor liquidativo del Argos con los principales índices:
 
Tabla valor liquidativo del Argos
 
Si hacemos la comparación viéndola en euros, tenemos que 100.000 euros invertidos en los índices o en Argos serían a esa misma fecha: 
 
Comparativa en euros
 
Los datos de los índices están ajustados por dividendos y splits. Los datos de Argos Capital FI son después de comisiones y gastos.
Datos no auditados. Fuente www.finance.yahoo.com y www.bolsasymercados.es 
 

COMENTARIO GENERAL

 
Bajo un estándar oro puro y una reserva de depósito al 100%, las contracciones y expansiones de esas magnitudes [se refiere a las diferentes mediciones de cantidad de dinero M1, M2…] serían imposibles. Por ello la contracción monetaria que muchos (¡incluyendo a Ben Bernanke!) erróneamente identifican como la causa principal de la Gran Depresión no habría ocurrido en ningún caso. Al mismo tiempo, es altamente improbable que la combinación de un patrón oro puro y una reserva del 100% para los depósitos hubiera resultado en un alza prolongada de los precios. Los datos históricos son reveladores: en ningún año desde 1492 hasta el presente la oferta total de oro se ha incrementado más de un 5%; el incremento medio, como hemos indicado, ha sido del 1-3% por año. Bajo un patrón oro puro y una reserva del 100%, el boom inflacionario es tan improbable como el estallido desinflacionario o deflacionario. 
 
Si nuestro modelo de dinero prevaleciera [se refiere al oro], entonces- como ocurrió durante el siglo XIX- la oferta de dinero crecería lentamente y (asumiendo que la productividad creciera modestamente) los precios pagados por los consumidores por los bienes y servicios caerían marginalmente en el corto plazo y apreciablemente a lo largo de los años. Consecuentemente, y como vimos en la Introducción, el poder adquisitivo del dinero (oro) crecería  paulatinamente.
 
Chris Leithner- The Evil Princes of Martin Place, pags 552-553
 
Si alguien me pidiera invertir su dinero con el objetivo de conseguir un rápido beneficio en los próximos seis o doce meses, no tendría idea cómo…Podrías ir mejor a un casino…
 
Seth Klarman- Baupost Group
 
…Nuestro trabajo es uno que requiere paciencia. Tiene poco en común con una cartera de acciones de moda y glamurosas…Es a nuestro favor tener acciones cuyo precio no haga nada durante meses o incluso años, mientras las estamos comprando.
Warren Buffett- Buffett Partnership Letters 1963
 
Klarman dijo que pese a los altos precios de los activos en estos días, los fondos están consistentemente sobre ofertando en búsqueda de ganancias marginales. Criticó la práctica de lanzar múltiples fondos, a veces por requerimiento de los mismos clientes, para hacer exorbitantes ofertas por activos en Grecia o el inmobiliario en España o préstamos impagados europeos. Klarman dijo que esta sobre abundancia de liquidez ha fomentado una falta de disciplina en el proceso inversor.
 
Con los banqueros de inversión y los hedge funds escrutando Europa hoy para apostar por la recuperación, tienes la cada vez más común circunstancia de la proliferación de “fondos de oportunidad”, a falta sólo la de oportunidad de inversión. Algunos clientes de hedge funds hoy están, en un sentido, desintermediándose, creando nuevos vehículos para apostar más fuerte por activos que sus otros, más disciplinados, gestores están ya ofertando más juiciosamente. El problema de disciplina en este caso no es de los gestores; sino el de los propios clientes.
 
Seth Klarman- Baupost Group
Lessons for retail and institutional investors[Negritas mías]
Diciembre ha sido un mes raro en este año aún más extraño. Hemos terminado 2014 con una pérdida del -1.73% en un año que ha tenido a los mercados de bolsa nuevamente alcista-  aunque casi de milagro. El mercado americano que empezó renqueante y daba la sensación de que, por fin tras varios años subiendo a unos ritmos impresionantes, iba a recortar y al contrario, ha logrado terminar de nuevo en una subida de doble dígito- hablo del S&P500 incluyendo los dividendos, por supuesto. Mientras, el mercado nacional que llegó a alcanzar un 16% en el año, terminó con un 8.62%, también incluyendo los dividendos por supuesto. En este caso hay que tener en cuenta que el efecto del dividendo (la inmensa mayoría en acciones y no en dinero real) trastoca la comparativa,…si lo vemos sobre el Ibex35 sin dividendos, llegó a subir en el año un 12.58% para terminar con un 3.66% al alza. El Argos por el contrario llegó a subir un 8.41% en el año y terminamos con ese mal comportamiento debido al efecto- principalmente- del mes de Septiembre, donde perdimos más de un 5% en ese mismo mes mientras los mercados subían. El diferencial que entonces no sacaban los índices de bolsa se ha ido ajustando y en el mes de Diciembre, aunque seguimos recortando, lo hicimos mucho menos que los índices en estos meses posteriores a Septiembre. En la Carta de Octubre, donde repasábamos el efecto de Septiembre os indicaba que aunque históricamente veníamos comportándonos de forma mucho mejor que el mercado en los recortes, y que esperaba que siguiera siendo la tónica en el futuro (y así ha sido) no había forma de pretender pensar que ese comportamiento estaba establecido así por ley,…esas cosas no se pueden programar. De hecho, mientras escribo la primera jornada bursátil de 2015 (por favor no hagamos rimas, que nos conocemos) el Ibex con dividendos ha subido un 0.75%,….¡y nosotros un 0.79%! Pero de esto no se puede sacar más conclusiones que “seguimos en la tónica habitual que se había trastocado en Septiembre”. 
 
La paciencia, os decía en la carta del mes pasado, es fundamental a la hora de invertir. Veréis, hay algo que tenemos establecido como parámetro de comparación o de balance y es el periodo de los doce meses que van desde Enero hasta final de Diciembre, de uva a uva si lo preferís,…y ese periodo que lo tenemos tan dentro de nosotros que parece que todo ha de girar entorno suyo tiene un problema: es una construcción mental nuestra y al Universo le importa bien poco si queremos medir algo cada periodo que la Tierra tarda en dar la vuelta al Sol o si lo hacemos según cualquier otro calendario,…viene esto a colación porque invertir no ha de dar fruto a las primeras de cambio y menos cuando nos encontramos en un escenario como el actual tras haber vivido una de las crisis más brutales que se recuerdan…hay empresas que para que den su fruto necesitan más tiempo, y algunas mucho más tiempo.
 
Como explicaba en una de las cartas del libro El lemming que salió raro (Ed. Eje Producciones Culturales 2012) citando a Peter Lynch, el que fuera gestor estrella del fondo Fidelity Magellan, comentaba él que muchas de sus multibaggers (empresas que multiplicaban por dos o más sus precios) requerían de varios años, algunas incluso diez años para lograr ese comportamiento. En cartera, nosotros YA contamos con algunas de estas empresas que han logrado doblar su rentabilidad y seguirán dándonos alegrías en el futuro. Pero para ello lo principal era no mirar su comportamiento a los “doce meses” o en el “año natural” en el que estuviéramos. La paciencia es lo que hace que una buena empresa comprada a precios de rebajas cuando las cosas van mal, se torne en buenas y estupendas noticias cuando la situación se normaliza y el mercado se da cuenta- una vez más- de su valor. Estoy convencido que las empresas que hemos ido adquiriendo a lo largo de los años nos darán una rentabilidad más que razonable y podremos ver nuestra paciencia recompensada.
 
Recordad siempre que cuando os insisto en hablaros de nuestras empresas – y no de su cotización- es para manteneros el foco en lo principal: que al comprar acciones nos  convertimos en socios accionistas de esas empresas; y éstas no se paran quietas durante la crisis,…aquellas que lo están pasando peor, están reajustando su tamaño, ajustando su balance para fortalecerlo y resurgir con nuevos bríos. Otras que están aguantando mucho mejor, siguen mirando las alternativas a su alcance para superar ésta y otras crisis….las empresas son entes vivos compuestas por personas que las han hecho triunfar a lo largo de los años y, salvo excepciones, seguirán llevándolas por la senda de la rentabilidad. Crisis han habido y seguirán habiendo, no es algo que podamos evitar en el futuro, pero seguirá habiendo empresas que se adapten y las superen. En eso consiste precisamente el capitalismo, en dar oportunidad de adaptarse al cambio y, en teoría (que luego el Estado se involucra e intermedia cuando no debería), desaparecer aquellas que no sean capaces de dicha adaptación…generalmente porque cuenten con exceso de deuda- que no es nuestro caso. 
 
Pero sin embargo es un sistema que no ha alcanzado nunca su potencial, puesto que desde el Estado y a través de varios mecanismos: la desaparición del patrón oro como dinero y su cambio por la divisa fiduciaria actual, la creación de la Banca Central con el poder de crear inflación y el privilegio a la banca de “romper” el concepto de depósito mediante un coeficiente de reserva inferior al 100%, sin contar por supuesto con los favoritismos y amiguismos a la hora de conceder autorizaciones, regulaciones o directamente indultos cuando algo sale mal,…es lo que hace que el sistema capitalista o de libre mercado basado en unas pocas reglas básicas pero iguales para todos siga generando este tipo de inestabilidad financiera que hemos vivido….y en el cual nos tenemos que mover; de ahí que sea tan importante mantener la cabeza fría y no dejarnos llevar por cantos de sirena. Algunos de vosotros lo sabéis- porque lo vivisteis en directo y con vuestro patrimonio- pero recordad que empecé a hacer liquidez en ciertas posiciones en bolsa en Septiembre de 2006, unos cuantos meses antes de que surgieran las primeras quiebras en el sector inmobiliario americano y más de un año antes de que estallara Lehman Brothers…¿quizás fue precipitado? Puede ser, tal vez se hubiera podido ajustar algo más,…pero no nos vino nada mal con lo que pasó después.
 
Me diréis algunos ¿y ahora, no está ya todo solucionado, no están todos diciendo que ya estamos en camino de la recuperación, que la crisis ya quedó atrás? Cierto es que lo dicen,…también es cierto que son los que no vieron la que se venía encima- salvo el aspecto político de decir lo contrario que dice el que está en el poder en ese momento. Pero que no sean mis palabras, ved ésto, y os garantizo que tanto Tim Geithner – ex Secretario del Tesoro Americano durante los años de la quiebra de Lehman Brothers como Gary Gorton, economista de la Universidad de Yale, no son precisamente de la Escuela Austríaca de Economía, todo lo contrario, al igual que Greenspan en la cita del mes pasado, pertenecen a la escuela de pensamiento predominante:
 
Muchos problemas financieros están escondidos en las tuberías de los mercados financieros, que no son transparentes y hacen al sistema financiero excepcionalmente vulnerable. Hasta cierto punto estamos siempre volando a ciegas. Eso es el porqué deberíamos temer seriamente a lo desconocido. Como el ex Secretario del Tesoro Tim Geithner dice: “las crisis financieras no pueden ser prevenidas con seguridad”. Es imposible predecir cómo y cuándo va a suceder la próxima crisis financiera. No podemos contar con banqueros centrales que cometen fallos para parar las burbujas financieras antes de que se conviertan en peligrosas, porque en el momento en que el peligro está claro, a menudo es demasiado tarde para difuminar el problema. Hay un riesgo de un Cisne Negro en nuestro futuro algún día. Simplemente no sabemos cuándo y cómo ocurrirá. “No hay un mecanismo para determinar cuando hay de hecho una crisis” dice el economista de Yale Gary Gorton en su libro de 2012 “ Misunderstanding Financial Crisis Why We Don’t See Them Coming.
 
The ten reasons why there will be another systemic financial crisis Investing 08-12-2014
El problema es que aunque saben que son incapaces de saber de antemano cuándo se produce- o en qué sector o tipo de activo, por ejemplo- son incapaces de evitar hacerlo. El patrón oro- que evitaba per se cualquier manipulación sobre la cantidad de oro (ni los alquimistas fueron capaces de lograrlo)- evitaría este tipo de crisis,…habría otras y serían más cortas (si el Estado no intenta solucionarlas) y estarían más concentradas no tan globales,…pero seguiría habiendo crisis. Es algo consustancial a la vida. Dicho en otras palabras….”estas cosas pasan”.
 
Y esas cosas pasan, en especial, cuando desde los bancos centrales se fomenta la política de utilizar el poder que el Estado les ha otorgado para “falsificar” moneda,…sólo que al hacerlo ellos falsifican de curso legal, pero siguen siendo nuevos papelitos sin respaldo real alguno ni en ahorros ni en nada más, simplemente el hecho de que todos aceptamos que esos nuevos billetes son admitidos como medio de intercambio entre bienes y servicios por todo el mundo. Y como dice Klarman en la última de las citas, esta “sobre abundancia de liquidez ha originado una falta de disciplina en los inversores”,…¿sabe alguien que, por ejemplo, Warren Buffett está con la mayor cantidad de liquidez de su historia? Y él, a quien en la lejanía tratamos humildemente de seguir- que no emular-, sólo está esperando una cosa: buenos precios,…en general o en concreto, pero buenos precios,…y éstos no están llegando porque como indica esa misma cita, los inversores- sean minoritarios o institucionales- están ofertando precios más altos en búsqueda de ganancias marginales o, en otras palabras, “mientras dure la tendencia” o mientras sean “relativa que no absolutamente baratas”. Es un juego peligroso y se nos está advirtiendo una y otra vez por muchos y muy buenos inversores. Ojito adelante, vienen a decir.
 
Lo bueno de este tipo de situaciones es que mientras los precios de algunas buenas empresas no terminan de subir- algo que preocupa mucho a inversores que, pese a considerarse a sí mismos de tal modo, están esperando rentabilidades en los seis o doce meses siguientes- teniendo la liquidez de la que disponemos podemos seguir incrementando nuestra posición en ella,…y como dice Buffett eso juega a nuestro favor. Un ejemplo para que lo veáis más claro que cité en el libro en su día:
 
Entre 2001 y 2003, las acciones de Apple cotizaron entre $7 y $13 por acción. Durante esos años, las ventas fueron escalando lentamente, la compañía fue eliminando deuda y el cash flow iba creciendo. Steve Jobs estaba introduciendo el iPod y remodelando la línea de productos con un más fino y moderno ordenador. Inversores cansados, que estaban frustrados con el dormido precio de la acción o, peor, que tenían minusvalías latentes, abandonaron el barco.
Estaban cegados por los movimientos del precio de la acción. Como resultado, no vieron el progreso que la empresa estaba haciendo. Las empresas no pueden controlar la economía; todo lo que pueden hacer es seguir operando con sentido en los ciclos buenos y malos. Durante los siguientes cuatro años, las acciones de Apple saltaron hasta un máximo de $203 por acción. Los inversores frustrados pagaron, ciertamente, un elevado precio.
Sham M. Gad
The Business of Value Investing, pags 13-14 
Y como bien sabéis, actualmente cotiza muy por encima de esos precios,…a veces la paciencia da muy buenos resultados.
 
Al igual que en cartas anteriores, para que la comparativa de la evolución de vuestro fondo con los mercados pueda daros algo más de información ya que cada vez pesa más en la cartera, y dado que las primeras decisiones se tomaron el 21-1-2011, puede ser interesante ver qué tal se han valorado por el mercado las compañías que tenemos en la cartera desde esa fecha hasta el 31-12-2014. La evolución de los respectivos índices en ese periodo ha sido el siguiente: -5.08%, +18.89%, +22.19%, +74.56% y +25.60% respectivamente. La selección de bolsa actual en ese mismo periodo nos ha generado un +2.31%; en el año lleva un -8.27%( en ambos casos sin incluir dividendos en nuestra cartera mientras los índices sí los incluyen- para haceros una idea, si incluyéramos los dividendos, nuestro acumulado sería +25.43%). En este punto os hago un inciso, como sabéis hemos ido vendiendo alguna de las empresas que teníamos con fuertes plusvalías; mientras la teníamos en cartera su “beneficio” se mostraba en la comparativa. Al haberlas vendido y realizar la plusvalía, ya no aparece su efecto en esta comparativa. Al igual que en la carta anterior no os fijéis en los movimientos a corto, tened la vista puesta en el sendero y el objetivo a largo plazo.
 

Algunas Operaciones

 
A lo largo del mes y como supieron en su momento los argonautas, aproveché para incrementar más nuestra posición en varias de las empresas que ya teníamos en cartera, INDRA Sistemas, REPSOL, TELEFONICA, Bijou Brigitte AG y AUSDRILL,…
 
En todas ellas ya teníamos posiciones- y, de momento- parece que incrementamos posición en buena hora porque han subido todas desde esa ultima entrada…una pena, porque si somos inversores, queremos comprar y cuanto más barato compremos mayor será nuestro margen de seguridad. El inconveniente de todo esto es que no hay forma de adivinar cuándo toca mínimos la cotización de una acción y por tanto hay que ir aprovechando las circunstancias en que el mercado nos las ofrece a buenos precios.
 
De INDRA hablamos ya en la Carta del mes pasado, así que dejadme que os cuente algo de alguna de las otras en líneas generales.
 

REPSOL

 
Como sabéis esta empresa se ha visto afectada en los últimos tiempos por la evolución del precio del petróleo que ha descendido más de un 40% en unos pocos meses. Básicamente el precio ha descendido por lo que parece una “guerra geopolítica y contra el fracking”, aunque en este sentido creo que pesa más lo primero y que lo segundo ha sido el daño colateral, guiado tanto por Estados Unidos como por Arabia Saudí: los perjudicados principales, como digo han sido Rusia que depende enormemente del precio del petróleo y las empresas puras de fracking. Y de resultas, todas las demás petroleras han visto cómo el precio de su materia prima ha descendido a niveles que no se veían desde hace años.
 
Esto, lógicamente afecta a las empresas: si lo que produces has de venderlo por menos dinero, evidentemente a igualdad de condiciones o ceteris paribus que nos decían en la Universidad sus márgenes operativos serán menores y por ende ganarán menos,…y el valor de una  compañía no es otra cosa que todos los flujos de caja (beneficios reales si queréis) traídos al momento presente aplicando una tasa de descuento determinada. Por ello, es lógico pensar que el valor de una determinada empresa- Repsol en este caso- se haya visto mermado por efecto de estos menores precios del petróleo.
 
Sin embargo, el efecto que estos precios tienen sobre la valoración de una empresa, Repsol, son menos importantes de lo que el mercado descuenta. Por un lado, sólo llevamos unos pocos meses y la valoración incluirá el efecto de muuuchos años; salvo que estos precios se mantengan durante muuucho tiempo, su efecto- ceteris paribus- no será tan grave como pretende el mercado. Además hemos de recordar que las empresas petroleras han pasado ya antes por situaciones de precios aún más bajos, recuerdo que en 1998 el barril de petróleo llegó a bajar a los 18 dólares y las petroleras ganaban dinero. Las empresas no son entes muertos, sino que están vivas y se adaptan- como os indicaba al principio de la Carta- a las situaciones e intentan sacar partido de sus fortalezas en cada momento.
 
De la misma forma que los precios actuales- que no serán para siempre- afectan negativamente y en el corto plazo la valoración de Repsol o de BP, por ejemplo por dos vías: los beneficios esperados y la valoración de sus reservas, principalmente, también es cierto que les permite (hablando de Repsol) aprovechar la enorme liquidez que tenían para realizar alguna operación corporativa y adquirir alguna empresa cuya valoración haya caído mucho más y que le aporte algo que nos faltaba desde que el gobierno argentino decidió expropiar la parte de YPF. 
 
Y es lo que ha hecho. Ha adquirido la empresa canadiense Talisman Energy que le aporta principalmente los recursos que había perdido tras la expropiación de YPF. Recordad que en un primer momento parecía que de dicha expropiación no íbamos a recuperar nada, finalmente nos pagaron unos 5.000 millones de dólares que, con buen criterio, vendió automáticamente en mercado para quedarse con el efectivo (y el riesgo de Argentina que se lo quede otro) y con esa liquidez, aparte de que nos había pagado un dividendo extraordinario podía hacer varias cosas: entregárnoslo a los accionistas, mantenerlo en liquidez o adquirir otra compañía. Durante los meses de Verano estuvo viendo la posibilidad de adquirir Talisman, pero entonces los precios del petróleo estaban muy por encima y Talisman exigía un pago mayor, la caída de los precios del petróleo les ha permitido adquirirla empresa a precios mucho más razonables. 
 
Cuando los mercados se centraron únicamente en el aspecto del precio momentáneo del petróleo y se olvidaron de todo lo demás haciendo que la empresa cotizara a precios muy bajos, aprovechamos para incrementar nuestra posición en Repsol y reducir nuestro precio de compra. No descartéis que sigamos actuando así.
 

AUSDRILL

 
Siguiendo la tónica de meses anteriores, la empresa sigue reajustando su situación al momento actual del sector minero, un sector que está viviendo una crisis tan tremenda como la que se vio en el sector financiero en 2008, debido principalmente al estallido de la crisis y su efecto sobre los flujos de inversión y consumo y, en concreto al ralentizamiento del crecimiento en China que estaba demandando la inmensa mayoría de la producción minera mundial. Esto también llegará a su fin- aunque no a corto plazo- y las empresas que sobrevivan (AUSDRILL será una de ellas sin duda) se verán fortalecidas y el mercado reconocerá entonces su valor,…su enorme valor.
 
Mientras, lógicamente toca sufrir (un poco menos ya que nos paga un dividendo) mientras la empresa ajusta tamaño e inversiones, pero sigue manteniendo una potente situación financiera y sus productos y servicios siguen siendo altamente valorados. De hecho, sigue invirtiendo en diseño de nuevas máquina herramientas (grandes perforadoras o transportes o así) que aportan fuertes reducciones de costes para sus clientes, las empresas extractoras, algo que éstas- que están mirando el último céntimo para ajustarse al ciclo, agradecen enormemente.
 
Mientras tanto, en el tiempo que reste hasta que el sector comience a levantar cabeza el precio de nuestras acciones está muy por debajo de su valor, lo que nos sirve como decía Buffett para seguir incrementando la posición y reducir nuestro precio de compra. Esto último incrementa nuestro margen de seguridad o si queréis verlo desde otro punto de vista, nos incrementa el potencial de rentabilidad en la inversión.
 

Varios

 
Como os he comentado a todos, siempre tenéis la posibilidad de poneros en contacto conmigo para cualquier cosa que necesitéis saber del Argos,…no lo dudéis en ningún momento porque para mí no es sólo una obligación, es un auténtico placer hablar con vosotros y siempre os insistiré en que entendáis que yo soy quien tiene que responderos,…sois argonautas: reyes, príncipes y héroes,…si tenéis alguna duda o curiosidad, enviadme un mensaje vía mail, vía whatsapp o si lo preferís, llamadme. En serio, es un placer. Os hago hincapié porque no quiero que ninguno de vosotros, si en algún momento os sentís incómodos por la evolución a corto plazo o si tenéis alguna duda de cómo nos afecta a alguna de nuestras posiciones alguna  noticia o, simplemente, si queréis preguntarme cualquier duda…no os quedéis con las ganas. En las oficinas de Renta4 pueden localizarme también, pero no tengáis reparos en localizarme vosotros mismo, de verdad. ¡Para un fondo en el que podéis hacerlo, aprovechadlo, que soy facilón! 
 
Como siempre, a partir de esta fecha comenzaremos a preparar la reunión anual de argonautas,…seguramente sea hacia finales de mes o mediados de Febrero. Dado que será en León y la celebraremos en las nuevas oficinas de Renta4 en Ordoño II, id dándome un toque aquellos que estéis interesados en asistir. Ojalá pudierais venir todos.
 
Al igual que el año pasado y que tan bien resultó- en especial para aquellos que no podían asistir al estar muy lejos de León- enviadme por mail o whatsapp las preguntas que queráis hacerme y las comentaré durante la reunión y en la siguiente Carta os las incluiré como anexo igual que hice el pasado año. No os recatéis, hay muchas cosas que preguntar siempre y sabéis que a mí me gusta que me preguntéis cosas,…incluso si ya son sabidas puede que le sirvan a algún otro argonauta como recordatorio o como aclaración,…y por supuesto, esta invitación a preguntar no está reservada sólo a los argonautas: Todos aquellos amigos que recibís la Carta o que la leéis si os apetece preguntar algo, tenéis mis datos y estoy a vuestra disposición.
 
Como podéis observar en el gráfico final, el valor intrínseco está en los 18,39€ por participación por lo que a los precios actuales sería equivalente a comprar un billete de cien euros por 61,16€, lo que supone que nuestro margen de seguridad se ha incrementado durante el mes tanto por el efecto de incrementar nuestra posición en bolsa a menores precios como por el hecho del recorte del valor liquidativo de la cartera.
 
Ambos efectos han supuesto que el margen de seguridad- o lo que nos cuesta comprar el billete de cien euros- se haya incrementado,…y eso son buenas noticias desde luego. Seguimos manteniendo una posición en liquidez suficiente, tenemos en bolsa el 69% de la cartera de la que el 3% es el REIT belga como sabéis, por lo que seguiremos esperando precios bajos para seguir dándole uso a dicha liquidez.
 
Como siempre agradeceros nuevamente vuestra confianza y apoyo continuado.
 
PD: Cada vez más argonautas estáis incorporados a Facebook, por lo que la comunicación intra mes es más habitual. 
 
Argos Capital
  1. en respuesta a lafinta
    #2
    07/01/15 17:16

    Hola Lafinta, gracias a tí por tu interés. Lo cierto es que esa siempre es una opción que queda abierta, el principal motivo para cerrar la entrada de nuevos argonautas debiera ser el que no hacerlo perjudicara a los existentes. En líneas generales dichas decisiones vienen determinadas por la cantidad de patrimonio bajo gestión o la imposibilidad de encontrar nuevas inversiones para el dinero que estuviera entrando,...en este caso, el Argos se encuentra aún muy lejos de verse en esa tesitura.
    Un abrazo

  2. #1
    07/01/15 16:30

    En primer lugar quería felicitarte por la transparencia de argos. Llevo siguiéndote bastante tiempo y estoy pensando entrar en el fondo. Te quería preguntar si llegado el momento contemplaría cerrar el fondo a nuevos suscriptores. Gracias

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar