¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
A bordo del Argos

Una mirada value al mundo de la inversión

Catalizando que es gerundio

Miguel de Juan Fernández- A bordo del ARGOS 26 Diciembre 2014
 
Espero que en estas fechas en que celebramos el nacimiento del Niño Jesús, Dios hecho hombre por amor a todos y cada uno de nosotros, parece complicado hablar de temas financieros,...pero deseándoos a todos que podáis disfrutarlas en amor y paz con vuestras familias, vamos a intentar centrarnos un poco en el asunto.
 
Fuera está nevando y se oye a Bing Crosby cantando White Christmas....ah, no, que te despistas Miguel. Bien, vamos a hablar hoy de un tema fundamental en el mundo financiero...¿el pavo hay que trincharlo o basta con pegarle un susto? (Caray, otra vez se me va el tema...ya os dije que es difícil evadirse del ambiente navideño). No, ahora fuera de bromas y completamente en sirio, digoooo en serio, los aárboles de Navidad ¿nacen o se hacen? Nada, que no atino....esperad, la tuerca 24 está fuera de sitio,....tché, ...a ver hora.....”Catalizando que es gerundio” ¡Biennnn, lo logré!
 
Supongo que en otros estilos de inversión pasará algo parecido, pero en el value podéis encontrar inversores/ gestores cuyo interés primordial parece ser el invertir en aquellas empresas o situaciones en las que se encuentra un “catalizador”, entendiendo por tal un hecho o una situación en un periodo de tiempo no muy largo, dos a tres años máximo por regla general, en el que se espera que dicho “catalizador” haga saltar la cotización de dicha empresa desde los niveles de ganga en que los hemos comprado hasta lo que sería un nivel rondando- por arriba o abajo- su valor intrínseco. Lo que nos permitiría deshacer la posición con pingües beneficios y empezar el ciclo de inversión nuevamente.
 
Bien, teniendo esto en cuenta, muchas veces nos complicamos nosotros mismos la vida cerrándonos puertas que siempre han estado abiertas. Quiero decir que no hay porqué catalogarse como “inversor con catalizador”,...no es una obligación; eso no te hace ni mejor ni peor inversor, no te hace más value investor que otros que no pongan tanto el acento en dicha búsqueda de catalizadores...En el caso del Argos, por si alguien tenía la curiosidad- y como siempre no es una recomendación en ningún sentido he utilizado tanto empresas o bonos con catalizador evidente como sin él...en ese aspecto somos muy flexibles siguiendo el ejemplo de Buffett.
 
En relación al catalizador por excelencia digamos que me dejo guiar exclusivamente por el primordial: el propio margen de seguridad entre el valor intrínseco y el precio que el Señor Mercado nos pide por esa empresa hoy. En realidad dicho énfasis en el catalizador semeja bastante bien los dos enfoques diferentes del value investing. En el primer caso, dándole mucha preponderancia al hecho de contar con dicho catalizador (un vencimiento del bono, una OPA sobre nuestra compañía, la reestructuración de la deuda de la empresa, un acuerdo de escisión del negocio tradicional,...el que se os ocurra) realmente estamos pensando más en “olvidarnos del futuro” de la empresa, en su capacidad de ir incrementando el valor intrínseco con el paso del tiempo,...nos olvidamos de los multibaggers en palabras de Peter Lynch o de empresas tipo See ́s Candy en palabras de Buffett o Munger, y en cambio estaríamos más centrados en buscar compañías del tipo de Graham: a ser posibles, net-net.
 
En el segundo caso, optar por que sea solamente el margen de seguridad el catalizador, estaríamos optando más por empresas tipo Buffett, “componedoras” del valor intrínseco,...aquéllas en las que su propia calidad, el mismo valor añadido que ofrecen a los consumidores, genera un moat en palabras de Buffett que se va agrandando con el tiempo y permite mantenerse en ella y obtener estupendas rentabilidades a lo largo del tiempo. 
 
Ambos estilos son compatibles, como os digo, no son excluyentes y mientras pueda seguiré utilizándolos en el Argos. Sin embargo sí hay una ventaja básica en el enfoque Buffett y es que funciona mucho mejor para volúmenes grandes de patrimonio (algo que el Argos aún está muy lejos de alcanzar,...tenemos mucho potencial de crecimiento por delante, jajaja), con el estilo de buscar siempre catalizadores es complicado moverse en grandes volúmenes de patrimonio, pero funcionará bien ...al menos mejor que el mercado a la larga.
 
El año que termina ha sido bastante complicado y lo que depara el próximo 2015 no hay quien lo sepa. En mi caso seguiré centrado en buscar empresas que cumplan nuestros requisitos,...si es posible empresas cuyo único catalizador sea su capacidad de incrementar el valor intrínseco y si no es posible- como alguna de las últimas- buscaré empresas con catalizador a medio plazo,...pero en cualquier caso no olvidéis nunca que vuestro objetivo debería ser comprar margen de seguridad; sed prudentes al calcularlo y buena caza. Ya veremos en doce meses si las perspectivas que ahora se están lanzando se ven cumplidas o defraudadas, pero no olvidéis que el futuro siempre ofrece oportunidades y debéis tener capacidad líquida para poder aprovecharlas.
 
Un abrazo a todos y hasta el próximo artículo. Feliz Navidad a todos.
 

Autor del blog

  • Miguel de Juan

    Tras trabajar en diversas entidades de banca privada -Morgan Stanley, Citibank, Banif y Barclays Gestion de Patrimonios- en Noviembre de 2007, coincidiendo con la última carta a los inversores que conforman el libro "El lemming que salio raro", decido abandonar la banca privada y dedicarme al asesoramiento de un único vehículo: el fondo Argos Capital FI.

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar