El oro será una alternativa de inversión fuerte para los próximos años

El oro será una alternativa de inversión fuerte para los próximos años

Artículo publicado en la Revista Traders by Rankia

La aparición del coronavirus a finales del mes de febrero generó una tormenta perfecta en los mercados mundiales, con un incremento de la volatilidad a niveles pocas veces visto. La situación de negociación en el oro se tornó compleja, con descensos superiores al 15% en dos días ante el miedo generado entre los inversores y la posterior recogida de liquidez.

Logo IG

Con respecto a la cotización de este metal precioso, llevamos siguiendo su evolución desde el año 2015, porque considerábamos que las continuas inyecciones de liquidez (dinero fiat) por parte de los bancos centrales iban en aumento, es decir, creando una burbuja de deuda de manera continua y que sería imposible de devolver.

Desde dicha fecha, el oro cotizaba en torno a los 1100 dólares, una cifra “ridícula” si la comparamos con los 2000 dólares en los que se encuentra cotizando ahora mismo, donde su revalorización en los últimos cinco años está por encima del 98%.

Seguidamente, la renta variable no pasa por su mejor momento debido a la incertidumbre existente, algo que desechan los inversores más tradicionales en el mercado, por lo que esto justifica la huida del capital hacia los activos refugios.

De hecho, no solo el oro ha tenido movimientos interesantes durante estos meses, si no que la plata también se ha revalorizado más de un 150% y cotiza ya en niveles del año 2011, buscando consolidar los 30,00 dólares.

Gráfico oro

 

A esta situación debemos de sumarle la caída generalizada del dólar americano (USD), originado por la desconfianza de los inversores ante la continua impresión de dinero fiat, hecho que ha llevado a depreciarse a la divisa más importante del mundo. Por otra parte, si vemos un gráfico semanal del oro, podemos observar cómo el metal lleva dando oportunidades de compras desde el año 2017, cuando confirmó la rotura de los 1150 dólares con un incremento muy fuerte del volumen institucional a finales del año estimado.

Asimismo, vimos cómo Warren Buffet, un reacio a invertir en oro, finalmente sucumbió ante la incertidumbre existente en la economía global y se ha posicionado fuertemente en el metal precioso, después de recibir críticas hace muchos años por los grandes fondos de inversión.

Por otro lado, en la últimas semanas vimos un fuerte auge de compras al superar la zona de los 2000 dólares, marcando nuevos máximos históricos. Sin embargo, el optimismo inversor apostaba por mayores subidas, pero tras superar una barrera tan importante, muchos inversores comenzaron a desprenderse de sus posiciones de compras para obtener liquidez, de ahí que el mercado descendiese hasta los 1875 dólares, pero se aferró fuertemente al soporte psicológico de los 1900 dólares.

De cara a los próximos meses, la incertidumbre seguirá acechando el mercado de valores, con unas elecciones americanas que marcarán el ritmo hasta finales de año y con una crisis económica llamando a la puerta en el año 2021, y los inversores continuarán invirtiendo en el metal precioso, cuyo recorrido alcista no tiene techo.

Desde IG , tenemos diferentes vías para poder invertir en el oro, siendo una de ellas los turbos24, un producto cotizado en un mercado 24 horas, 5 días a la semana, que nos permite adaptar el apalancamiento de nuestra operativa y estar cubiertos antes los archiconocidos huecos de mercado.

Además, los turbos24 no tienen comisiones de operativa, donde la compra mínima sería de un turbo24, lo que equivale a 0,01 euro por punto. 

 

 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar