Rankia España
Blog Way2value

Renault en pérdidas diez años después, pero una situación muy diferente


El año 2019 de Renault no ha sido ni mucho menos brillante. Su máximo dirigente fue detenido en Japón y posteriormente se fugó a Líbano, en una operación  de la que aún sobrevuelan muchas incógnitas. Este suceso puso en riesgo la alianza con Nissan, o, al menos, eso nos quisieron hacer saber los medios. Apenas unos meses después, Thierry Bolloré, el nuevo consejero delegado que sucedía a Ghosn, fue cesado fulminantemente sin apenas tiempo de demostrar nada. Como no podía ser de otra forma, los resultados publicados hace unos pocos días han sido fiel reflejo de todo lo anterior.

La alianza ha vuelto a los números rojos, que no visitaba desde el ejercicio 2009, en plena crisis financiera. Sin embargo, a pesar de un titular tan sensacionalista, se puede extraer mucha información si vamos un poco más allá.

En primer lugar, los problemas en la alta dirección han provocado incertidumbre y caídas en la cotización. El fichaje de Luca de Meo, que cuenta con el aval y el prestigio de su exitosa etapa en SEAT, es una garantía para devolver la estabilidad institucional necesaria, y enderezar la alianza con Nissan. Llegará con un plan de reestructuración y ahorro de costes en marcha por 2.000 m€. Conociendo como aprieta Renault en sus fábricas para reducir costes, no le va a temblar el pulso a la hora de aplicarlo y cumplirlo.

En cuanto al análisis de las cuentas, la facturación baja un 3% (de 57.419 m€ a 55.537 m€). Si nos fijamos en los beneficios, la caída de Renault es del 30% (de 2.987 m€ a 2.105 m€), mientras que la parte del dividendo de Nissan se desploma un 84% (de 1.509 m€ a 242 m€). No olvidemos que Renault posee el 43% del capital de Nissan, y éste ya anunció una disminución en el pago de su dividendo debido a la caída de sus ventas, principalmente en Europa y EEUU.

“Sluggish profits, stuck near a decade low, also weaken the Japanese company’s position in its three-way automaking alliance. After years of sales incentives that eroded margins and pushing businesses to buy cars, Nissan needs to rebuild its brand image and focus on appealing to retail customers.” (Automotive News Europe)"

Con esta frase que he leído en un artículo de la web Automotive News Europe es posible diagnosticar parte del problema de Nissan, y que no es algo nuevo en cualquier industria. Para aumentar las ventas se recurre a los descuentos, lo que puede dar resultados a corto plazo pero termina por minorar márgenes y desvalorizar la marca a largo plazo. Replantear dicha estrategia puede ser la primera piedra sobre la que cimentar la recuperación de Nissan.

Espero que nadie en Nissan se plantee que la solución pase por romper la alianza. Ante esto, decir que el grado de integración es tal que les resultaría demasiado costoso volver atrás. Sería algo parecido a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, un proceso altamente costoso y en el que ninguno de los dos, en suma, va a ganar nada. En las empresas, los motivos económicos priman claramente sobre los sentimentales, por lo que dudo mucho que algo parecido se produzca. Ante este hecho han hablado varios gestores de fondos, a lo que poco más puedo añadir yo. Consideran que a ese nivel de integración actual entre las marcas la vuelta atrás se antoja muy complicada. No tendría mucho sentido en un tiempo en el que los fabricantes están buscando alianzas y fusiones que les permitan compartir plataformas para ahorrar costes (PSA y Opel por ejemplo).

       

En cuanto a las cuentas de Renault y su reacción en bolsa, decir que el 10 de marzo de 2009 sus títulos marcaron los 10,83 €/acción, para subir hasta los 25-30 €/acción en escasos dos meses. Hoy sus títulos se mueven en el entorno de los 28-30 €/acción, muy cerca de los precios de mayo de 2009. Sin embargo, las diferencias son notables: 

  • Las ventas son un 70% superiores (han pasado de 32.415 m€ a 55.537 m€)
  • Los ingresos operativos son de 2.105 m€, mientras que en 2009 las pérdidas operativas ascendían a 955 m€
  • La pérdidas procedentes de Nissan y otras marcas asociadas son de 442 m€, mientras que en 2009 las pérdidas eran de 1.561 m€.
  • El endeudamiento en 2009 ascendía a 12.873 m€ (9.048 m€ non-current liabilities + 3.825 m€ current liabilities), mientras que disponía de 8.023 m€ en caja, lo que suponía una situación de deuda neta de 4.850 m€. En 2019 el endeudamiento asciende a 11.574 m€ (8.794 m€ non-current liabilities + 2.780 m€ current liabilities) con una caja de 14.982 m€, es decir, Renault cuenta con una caja neta de 3.408 m€.

Estos son los comentarios que Buy and Hold hizo a mediados de 2018 sobre Renault y Volkswagen.

Es evidente que los resultados de 2019 no son positivos, sobre todo si comparamos la aportación de otras marcas en 2018 con respecto a 2019 (ingresos financieros de 1.540 m€ frente a unas pérdidas de 190m€ en 2019), pero la situación de 2009 resultaba mucho más difícil y la cotización sólo se mantuvo por debajo del nivel de precios actual (25-30 €/acción) escasos 3 meses tras la publicación de los resultados.

Con esto no quiero decir que en todo momento deba haber una relación directa y precisa entre lo que dicen las cuentas anuales y su precio de cotización, pues hay más factores que afectan al valor bursátil, pero a largo plazo así debiera ser. Por tanto, quiero entender que existen otro tipo de factores que están afectando a su precio de cotización:

  • Fin de ciclo: la industria del automóvil es cíclica, y nos encaminamos hacia el final de uno de sus ciclo, que ya se está viendo reflejado en las ventas. Sin embargo, las ventas de automóviles siguen creciendo año a año a nivel mundial, es decir, aunque haya mercados maduros donde las ventas caen, hay otras zonas como Asia que van a seguir tirando del mercado.
  • Escándalo de Carlos Ghosn y despido de su sucesor y mano derecha. La crisis en la dirección de la firma gala no ha pasado desapercibida para el mercado. En ese sentido, la incorporación de Luca de Meo puede traer de vuelta la estabilidad.
  • Disrupción tecnológica y crisis del diésel: existe una gran incertidumbre con respecto al diésel y al coche autónomo, pero es algo que afecta a todas las marcas. En ese sentido, la llegada de Tesla ha servido de línea de salida en esta carrera. La mayoría de fabricantes han sabido reaccionar con rapidez y, a día de hoy, están tan a la vanguardia como lo está Tesla, con la diferencia de que el primero a duras penas es rentable (aunque su cotización ya es mayor que la suma de los dos mayores fabricantes de vehículos de EEUU) y los segundos si lo son.

En datos de 2016, podemos ver el importe destinado a I+D por cada marca. Si agregamos la inversión de Nissan y Renault, el dato se acerca a los 7.000 m€, al nivel de Ford y un poco por debajo de GM, Daimler y Toyota. Es decir, en cuanto a I+D, la alianza está entre los fabricantes que más invierten del mundo.

Además, tiene cerrados acuerdos de colaboración con Google y Waymo, lo que le permite desarrollar tecnología en colaboración con las empresas tecnológicas más punteras del mundo.

 En resumen, considero que estamos ante una oportunidad única de comprar una compañía con una situación infinitamente mejor que la que tenía en el año 2009, y que, por distintos factores ajenos a los resultados de la empresa, cotiza a los mismos precios de entonces. El mercado parece no ver el potencial de las “marcas tradicionales” (además de Renault, existen excelentes oportunidades de compra de otros fabricantes) y se está decantando por las nuevas marcas, cuando las primeras ya son rentables y cuentan con más recursos para invertir (aparte de acuerdos con las empresas tecnológicas más punteras). Además, la caída de las bolsas por el coronavirus nos está permitiendo comprar sus acciones con un descuento adicional del 10%.

  1. en respuesta a Maiguel
    - Ver mensaje
    #11
    Juan1980

    Vaya por delante que no sigo Renault.. sólo miré el gráfico. Los coches que hacen ahora me parecen estéticamente atractivos. Sin embargo hace años era una marca de la que se hablaba muy mal, la gente decía que los coches eran poco fiables, que se averiaban mucho.. con notables excepciones como el indestructible Twingo.

    Para mí las dos marcas de referencia son Toyota y Volkswagen. Las acciones de Toyota están muy arriba y Volkswagen está teniendo que hacer grandes rebajas para vender coches, y todavía acusa el impacto reputacional del dieselgate, hay clientes que no volverán a comprar un coche Volkswagen porque se han sentido engañados.

  2. en respuesta a Juan1980
    - Ver mensaje
    #10
    Maiguel

    Buenas Juan1980,
    Hubo un gran momento de entrar en Volkswagen cuando saltó el escándalo del diésel, con la cotización cayendo a 90 €/acción. El tema es que sigue mejorando sus resultados pero su PER se mantiene en menos de 6x. Ya se que alguno dirá que es porque la cotización está anticipando el final de ciclo, pero a día de hoy cotiza con bastante descuento.
    En cuanto a Renault, está en caída y posiblemente fuera buena idea esperar a que se estabilice, pero el dato es que cotiza a precios de 2009 con una situación financiera y perspectivas bastante más positivas desde mi punto de vista.
    Saludos.

  3. #9
    Juan1980

    El grupo Volkswagen gana un 12,8% más en 2019 y propone elevar el dividendo

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/02/28/companias/1582906593_458172.html

    1 recomendaciones
  4. #8
    Juan1980

    No sigo Renault pero el gráfico tiene un aspecto espeluznante, todo lo contrario al de Volkswagen o incluso Toyota.

    1 recomendaciones
  5. #7
    Salva Marqués

    A todo esto no estoy defendiendo una tesis bajista de la acción, solo digo que puede pasar. Ojalá que no y que remonte ya que conozco a varias personas que están ahí dentro y muchos foreros en algún que otro fondo que la tiene y que les vendría muy bien que remontase.

  6. en respuesta a Maiguel
    - Ver mensaje
    #6
    Salva Marqués

    Muy buena pregunta "¿tendría sentido que la cotización de Renault bajase mucho más de donde está ahora cuando 10 años antes no lo hizo en un escenario de crisis?". La verdad es que no sé la respuesta. Lo que sé es que en un contexto económico global muy favorable justo antes de la crisis de 2008 Renault rondaba los 100€/acción. Vino la hostia y llegó a estar hasta por debajo de los 13€. A día de hoy el contexto económico global es bueno gracias al dopaje que llevamos de los bancos centrales y la acción cotiza ahora a 26€. Si realmente vienen mal dadas y se cierra el grifo no me sorprendería volver a esos niveles que se alcanzaron en la crisis incluso ver una situación peor. Es cierto que ya lleva bajando mucho y parece que no puede bajar mucho más, pero si algo nos ha enseñado Dia (y muchas otras más) es que si algo ha bajado mucho, nada le impide que pueda seguir haciéndolo.

    1 recomendaciones
  7. en respuesta a Naveros
    - Ver mensaje
    #5
    Maiguel

    Hola Naveros,
    Es cierto, la partida de impuestos es altísima y minora un montón el resultado, que de lo contrario el resultado hubiera sido positivo. Quizá, como dices, hayan limpiado las cuentas de cara al próximo ejercicio, lo que sería positivo.
    En cuanto al tema del sector auto, las ventas siguen subiendo a nivel mundial alrededor de un 2% anual. Es posible que pasemos a un modelo de uso y no de propiedad, pero desde mi punto de vista, no creo que sea algo tan cercano en el tiempo. Ademas, yo sigo pensando que si la gente de una gran ciudad no tiene un coche no es porque no quiera, sino porque no puede (alquiler de garaje caro, problemas para aparcar,...). Es verdad que cada vez mas gente vive en este tipo de ciudades, pero creo que quien se lo pueda permitir lo va a seguir comprando. Es mi opinión nada mas, que por supuesto puese estar equivocada.
    Saludos!

    1 recomendaciones
  8. #4
    Naveros

    Una gran analisis miguel; En mi opinion, los problemas principales no son Renault como empresa ni tampoco la economia en general, de hecho los resultados de renault esconden muchos datos positivos y estamos hablando de una empresa con una gran cantidad de efectivo y poca deuda lo que impide ma posibilidad de quiebra. Mirando las cuentas anuales me da la sensacion que han aprovechado la mala situacion actual para sanear la empresa (se han quitado una barbaridad de impuestos diferidos) ademas han invertido una monstruosidad en i+d (una cantidad no muy lejana al resultado neto del grupo el año pasado). La bajada de facturacion es de un 3%, una cifra similar a la que se obtuvo en 2016, por tanto tampoco es algo dramatico.
    Con la llegada de De Meo en julio dejaremos atras las historias de Ghosn y seguramente se afianzara la relacion con nissan, quien pese a estar un momento critico en cuanto a ventas, puede aportar una gran ayuda en el desarrollo del coche electrico. En definitiva los problemas internos de renault terminaran por arreglarse antes o despues. Lo que en mi opinion esta matando al sector auto en general y a renault en particular es la incertidumbre sobre la regulacion de emisiones, motor diesel o gasolina y sobre todo el cambio en la demanda de vehiculos que probablemente nos llevara a una sociedad con muchos menos coches. Parece que en el futuro los coches privados disminuiran dando lugar al alquiler de vehiculos a empresas de una manera puntual como se hace por ejemplo en ciudades como Madrid, donde puedes alquilar un pequeño coche electrico por minutos. Ya hay empresas grandes que ofrecen servicios financieros mediante los cuales puedes acceder a un vehiculo de manera temporal.
    Sinceramente la situacion de renault como empresa me parece una gran oportunidad a los precios en los que esta si no fuera por esta posible disrupcion que afectaria gravemente al sector. Yo entre en su momento y me sali cuando llegue a la conclusion que acabo de explicar. Todo esto no quoere decir que no sea una oportunidad para invertir,si la cotizacion llega al minimo historico de 10 euros comprare todo lo que pueda porque seria un castigo desproporcionado llegar a esos precios.
    He de decir que esto es solo mi opinion de inversor amateur y perdonad si tengo faltas, estoy escribiendo desde un micro telefono. Un saludo.

  9. en respuesta a Salva Marqués
    - Ver mensaje
    #2
    Maiguel

    Buenas Salva!
    La situación del entorno (y financiera de la propia Renault) es mucho más favorable ahora que en 2009, por eso me resulta chocante que actualmente su precio de cotización sea el mismo que hace diez años.
    Si los bancos centrales cierran el grifo y las ventas de coches se desploman hasta el punto de deteriorar las cuentas de Renault y parecerse a 2009, ¿tendría sentido que la cotización de Renault bajase mucho más de donde está ahora cuando 10 años antes no lo hizo en un escenario de crisis? Por eso yo creo que la baja cotización se debe a otros factores distintos a los financieros, como son la incertidumbre sobre el futuro, los escándalos internos,...
    Veremos qué nos depara...
    Un saludo!

    1 recomendaciones
  10. #1
    Salva Marqués

    Buen post Miguel! Si bien comparando los números la imagen que hay a día de hoy no parece tan mala, creo que el contexto económico es notablemente diferente. El contexto económico de 2009 era realmente malo, en plena crisis, los bancos no ofrecían financiación a nadie, las expectativas de futuro estaban negras y cualquiera prefería aguantar su coche antes que el desembolso que supone cambiarlo.

    A día de hoy las políticas expansivas de los bancos centrales hacen que el dinero fluya a chorros y que no haya problemas de financiación ni demasiados temores por perder el empleo o expectativas de este estilo.

    En este aspecto, en 2009 el contexto era horrible y los datos reflejaban esto. Ahora, sin embargo, el contexto no se parece a lo que había entonces pero los datos son malos, y eso que si el día de mañana los bancos centrales deciden cerrar el grifo todavía puede ser mucho peor.

Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar