Rankia España
Acceder
Blog de Juan Such
Artículos y podcasts sobre inversión y emprendimiento

Escribiendo un mensaje para una botella tirada al mar de Google

Hace ya tres semanas que no publico nada en este blog. ¡Vaya forma de cuidarlo cuando aún no ha cumplido tres meses de vida! Rankia absorbe la mayor parte de mi tiempo actualmente. Estoy aprendiendo mucho sobre inversiones bursátiles en las últimas semanas, todo un complejo mundo plagado de tecnicismos por descubrir. El pasado fin de semana celebramos el tercer Encuentro Rankia en Valencia, en el que estuve moderando las dos mesas redondas que organizamos y donde comprobé, una vez más, lo mucho que me queda por aprender del mundo financiero.


Además de la falta de tiempo, otra razón que me frena para publicar con más frecuencia en este blog es que aún está en sus primeros meses de vida. Eso provoca, por ejemplo, que tenga un reducido número de lectores suscritos por RSS (16 suscriptores pioneros - ¡¡hola!!- de promedio en la última semana según Feedburner) y que Google le dé un cero pelotero en su algoritmo de relevancia (PageRank).

Como es bien sabido, Google juega un papel capital para que los contenidos se acaben encontrando y surjan nuevos lectores que se interesan por una determinada web o blog. Por ejemplo, en la web de Emergia, el 60% de las visitas vienen de resultados de búsquedas orgánicas en Google. En el caso de Rankia llegan al 66%. Es decir, que dos de cada tres visitas llegan de personas buscando algo y que acaban aterrizando en tus páginas.

Este es un proceso profundamente asíncrono, todo lo contrario de la inmediatez y frescura que parece implicar publicar en un blog. Cuanto menos tiempo de vida tenga un blog más asíncronos serán, normalmente, sus contenidos porque el porcentaje de lectores que leen los nuevos mensajes al poco de publicarse es muy inferior al porcentaje de los que los leerán mucho tiempo más tarde.

Publicar en un blog recién nacido es como meter un mensaje en una botella vacía y lanzarlo al mar esperando que alguien lo acabe leyendo alguna vez. Algo así ocurre con este mensaje, que se está generando entre otros millones de mensajes escritos en este momento. Todos compitiendo por la futura atención de otras personas. Todos esperando que el dios Google y otros buscadores los acaben ofreciendo como resultados de una impredecible búsqueda en algun momento futuro (presente para el que encuentre esta botella). A ese lector del futuro también le digo ¡¡hola!! ;-)

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

  1. #1

    Anonimo

    No deja de ser algo contradictorio que afirmes que "otra razón que me frena para publicar con más frecuencia en este blog es que aún está en sus primeros meses de vida. Eso provoca, por ejemplo, que tenga un reducido número de lectores suscritos por RSS (16 suscriptores pioneros - ¡¡hola!!- de promedio en la última semana según Feedburner) y que Google le dé un cero pelotero en su algoritmo de relevancia (PageRank).".

    Si no publicas, no esperes que nadie te lea, ni que nadie te enlace.

    Y por otra parte, las visitas que provienen de Google son a la larga las que menos aportan. Porque incluso si tu página les muestra a los 'visitantes de Google' aquello que buscaban, lo cogerán y se irán.



    Sebastian

  2. #2

    Juan Such

    Sebastian, sí tienes razón en que es contradictorio. Mi principal restricción es que tengo otros blogs y comunidades online en los que publico y tiendo a priorizar la publicación donde crees que puedes tener más feedback o audiencia. Por ejemplo, estoy metiendo noticias en Rankia.com que podría comentar en este blog pero no lo hago por pereza dada la escasa repercusión (excepto que me apetezca aclararme las ideas a mi mismo). Un círculo vicioso que espero superar :-)

    Respecto a las visitas desde Google hay de todo. Es cierto que la mayoría buscan algo muy concreto y suelen irse rápido pero también es cierto que a veces sirven para descubrir cosas interesantes y fidelizarte a determinados blogs o webs. A mí me ha pasado estar buscando algo, descubrir una entrada de un blog muy interesante y acabar leyéndome muchos de sus posts y suscribiéndome a su RSS.

    Saludos

  3. #3

    Anonimo

    Joder, Juan, que bien lo has explicado!! Supongo que, como blogger, lo puedo entender mejor que otros...

    Por cierto, que yo no te he encontrado por Google: he ido a por tí, jejeje

    s2

    Fernan2

Autor del blog
  • Juan Such

    Cofundador y Presidente de Rankia y Verema.com (comunidad sobre vinos y gastronomía)

Envía tu consulta

Actualizaciones en Twitter

    Sígueme en Twitter
    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar