¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Planning & eMotion
Planificación financiera y patrimonial

Un vistazo desde el mirador

Tras un verano relativamente tranquilo (al menos en lo que a mercados se refiere), retomamos la actividad de este blog y, para ello, me voy a permitir un par de off-topic.
 
Como saben los seguidores de este blog, no soy muy aficionado a comentar ni analizar la situación de los mercados; entiendo que existen otros blogueros y profesionales que realizan está actividad de manera magnifica y (mucho más importante) efectiva. Sin embargo, creo que 2013 se está caracterizando, sin ser un año especialmente malo (más bien al contrario), por ser un año complicado a la hora de realizar la asignación de activos, por lo que pienso que merece la pena pararnos un momento a observar lo que ha pasado y el panorama que se nos presenta.
 
En lo que llevamos de año, quizás la elección más “sencilla” ha sido la de la renta variable desarrollada. Ben “helicóptero” Bernanke, el QE3 promulgado desde la Reserva Federal y las “Abenomics” japonesas ha hecho que el apetito por el riesgo aumentase de manera desaforada, especialmente en los primeros meses del año… hasta que el mercado recordó que este “dopping” de los mercados no sería eterno (ningún yonki puede estar chutándose droga de manera continuada ni para siempre…a no ser que quiera morir, claro…) y observo que las medidas japonesas no eran todo lo efectivas que cabría esperar.
 
Sin embargo, el verano trajo un nuevo empuje a las bolsas que, con la excepción del paréntesis generado por la crisis de Siria, sigue llevando a los índices hacia máximos anuales.
 

Pero, ¿se puede seguir confiando en que este activo seguirá dándonos alegrías en lo que queda de año?

En vista de lo acaecido en los últimos días, como el retraso en la aplicación del “tapering” por parte de la FED estadounidense o la reciente victoria de Angela Merkel en las legislativas alemanas (léase este último no como catalizador alcista, sino como ausencia de justificaciones bajistas), cabe pensar que la fiesta puede continuar todavía unos meses, no es descabellado pensar que incluso hasta principios del próximo 2014. Pero, sinceramente, empiezo a sentir cierto “vértigo” al ver a los principales índices tan altos y (lo que es peor) durante tanto tiempo; no sería descabellado ver cómo los índices se toman unos meses de “descanso” antes de intentar visitar cotas aún mayores, por lo que, para aquellos que estén invertidos (de una u otra forma) conviene mantener las posiciones, aunque habría que ir preparándose para un probable cambio de tendencia (al menos, secundaria) que, tarde o temprano, debería de llegar, como cabe inferir de algunos análisis (especialmente en el caso de EE.UU.).
 
En una situación muy distinta podemos ver a los países emergentes (tanto por la parte de la renta fija como variable). Lo que, hace unos meses, parecía ser una envidiable situación para continuar con elevadas tasas de crecimiento, se ha tornado en serias dudas sobre la posible evolución de estos países, lastrando de manera muy severa aquellos productos que invierten en estos países (aunque algunos re.
 
Seguramente, aquellos lectores que mantengan posiciones en los fondos Carmignac de la familia Patrimoine o los titulares de los Templeton Global Bond o Total Return, algunos de los fondos más conocidos y seguidos, sabrán perfectamente de lo que hablo.
En este sentido, muy probablemente tengan razón aquellos que indican que la verdadera “Gran Rotación” no va a ser tanto el cambio de la renta fija por la renta variable, sino el de los países emergentes por los desarrollados, y quizás aquí puede estar el gran problema.
 

Pero, ¿significa esto que hay que eliminar la exposición a países emergentes?

Pienso que no; pero, ojo, tal vez no sea buena idea exponerse directamente y sí hacerlo a través de compañías desarrolladas muy presentes en esto mercados o sectores, como el de bienes de consumo, que pueden beneficiarse del crecimiento de los emergentes.
 

Más complicado está el panorama en el ámbito de la renta fija, ya sea gubernamental o corporativa, grado inversión o High Yield.

La situación de este mercado viene señalada profundamente por el comportamiento de los considerados “activos libres de riesgo”, los treasuries estadounidenses o el bund alemán, y el comportamiento de ambos activos desde el mes de mayo ha sido negativo, lo que no es muy raro teniendo en cuenta que sus rentabilidades se encontraban en mínimos históricos (por cierto, como probablemente se habrán dado cuenta, las caídas observadas en nuestra prima de riesgo tienen bastante más que ver con esta situación que con una mejora de la situación económica del país).
 
Esto ha generado una caída casi generalizada en los precios de la renta fija global, generando un elevado grado de incertidumbre, si bien estas caídas se han ido estabilizando a lo largo del verano, consiguiendo incluso recuperar parte de lo perdido.
 
Sin embargo, y es una opinión personal, creo que los problemas que pueden observarse en la renta fija no han remitido, tan sólo se han atenuado ligeramente; reconozco que, al menos en el corto plazo, esta percepción puede que no se materialice en nuevas caídas del precio de los bonos, pero, cuidado, porque esta categoría (que, por otra parte, tan bien se ha comportado en los últimos años, a pesar de haber tenido algún que otro susto) ya no parece que vaya a permitirnos dejar que el tiempo pase para obtener un rendimiento sin sobresaltos. Por ello, y especialmente para aquellos con mayor aversión al riesgo, puede ser conveniente optar por aquellos fondos especializados en plazos cortos, la gestión alternativa e, incluso, por fondos mixtos defensivos, donde una gestión flexible permita adecuar las inversiones de forma rápida a un entorno que puede variar muy rápidamente.
 
En definitiva, y pese a que confió en que el último trimestre no tuerza el signo de este positivo (al menos en lo que a inversiones se refiere) 2013, afrontamos el final de año con una situación compleja que exigirá, tanto a inversores como a gestores, estar pendientes de la evolución de los mercados más de lo que nos gustaría. Aunque, al menos en la parte de los gestores, se presuponga esta preocupación…
 
  1. #1

    broker 333

    ha sido un año muy raro. Si no hay un desplome de las bolsas se cumplirá el dicho "si el mercado sube en enero, también lo hará el resto del año"

Autor del blog

  • Danlopveg

    Daniel López Vega. Analista financiero y patrimonial. Asesor Financiero Independiente. Apasionado de los mercados desde hace casi 20 años. Y bloguero en los ratos (pocos) libres...

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar