¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Planning & eMotion
Planificación financiera y patrimonial

Fondos de fondos: lo que parece gratis quizás no lo es

En los últimos tiempos, uno de los productos que más ha proliferado, dentro de la oferta de las gestoras, especialmente en España, es el de los llamados “fondos de fondos”, es decir, fondos de inversión que, a su vez, invierten todo su patrimonio en una cartera de fondos de inversión.

Como todos los que siguen este blog sabrán, personalmente creo que los fondos de inversión son la herramienta óptima, desde un punto de vista financiero-fiscal, para poder rentabilizar de la mejor manera posible nuestro patrimonio financiero; de hecho, y por suerte, este punto de vista es compartido por grandes gestores de este país, como por ejemplo el gran Enrique Roca. Y es que, a la ventajosa fiscalidad que (por el momento) tiene este tipo de instrumentos, se le unen las múltiples ventajas financieras que aportan: posibilidad de diversificar riesgos de manera sencilla, de acceder a mercados e instrumentos que, de otra manera, pueden estar vetados al pequeño inversor, de poder invertir en los principales índices mundiales, de acceder a excelentes gestores de patrimonios de manera relativamente barata… incluso, aunque asumiéramos las tesis de sus detractores, que señalan que la gran mayoría de fondos de inversión están hechos para generar ingresos a sus entidades promotoras (y no al inversor), y que solo un pequeño porcentaje proporciona una adecuada rentabilidad (pongamos que solo un 5% del total de la oferta española se encuadra en este último grupo), estaríamos hablando de que más de 1.100 fondos de inversión pueden ser buenas herramientas para los ahorradores.
 
Sin embargo, retomando la categoría que hoy nos ocupa, los fondos de fondos hacen un muy flaco favor al inversor medio, ya que, bajo la excusa de “diversificar de forma más adecuada su patrimonio, gestionándolo de manera profesional y sin que tenga que pagar nada por ello”, los partícipes que depositan su dinero en este tipo de instrumentos tienden a percibir menores rentabilidades efectivas que aquellos que delegan sus inversiones en gestores especializados a cambio de una retribución estipulada de antemano (bien sea a través de sistemas de gestión discrecional de entidades financieras y sociedades de valores, bien sea a través de EAFI’s, y no digamos ya si el inversor tiene el tiempo y conocimientos suficientes para “hacérselo él mismo”…), además de ceder el control total de la inversión y de exponerse a una mayor rotación de carteras, lo que tiende a ser contraproducente en la medida que los fondos de inversión son instrumentos que conviene ser mantenidos a medio/largo plazo, y no ser utilizados para realizar trading.
 
En todo caso, veamos si esta disminución de la rentabilidad efectiva es así. Para ello, vamos a comparar un fondo de fondos de perfil conservador, intermedio y arriesgado, con una comisión de suscripción del 2,00% (muchos de estos fondos mantienen este tipo de comisiones, incluso en un mayor porcentaje) y una comisión de gestión del 1,90%, con la gestión de una EAFI, con una comisión sobre patrimonio gestionado del 1,00% y sobre beneficios obtenidos del 10,00%. En ambos casos, las comisiones son idénticas, sea cual sea el perfil seleccionado, pudiendo considerarse comisiones medias de mercado. Y, además, ambos invierten en las mismas carteras de fondos y obtienen un rendimiento anual promedio del 4,00% en el caso conservador, del 7,00% en el intermedio y del 10,00% en el arriesgado.
 
Las rentabilidades netas en ambos casos son las siguientes:
rentabilidades netas
Como puede verse, la diferencia de rentabilidades es ostensible. Mientras que el coste que genera la EAFI puede suponer en torno a un 1,00% del patrimonio gestionado, las comisiones del fondo el primer año suponen en torno a un 4,00% de la rentabilidad obtenida por la cartera.
 
Evidentemente, este no es un caso real, al analizar rentabilidades promedio constantes. Sin embargo, este ejemplo puede darnos una idea de hasta qué punto es conveniente, en el caso de que no dispongamos de los medios y conocimientos para hacerlo por nuestra cuenta, analizar las distintas posibilidades de asesoramiento que existen en el mercado, ya que, lo que en principio puede no costarnos dinero, finalmente, puede que lo paguemos por duplicado sin ni siquiera darnos cuenta.
 
  1. #1

    Bionx

    Buenas noches, empiezo diciendo que tampoco me gustan los fondos de fondos y no invierto en ellos.

    Dicho esto, he oido en bastantes ocasiones, en un intento de justificar estos fondos de fondos, que el hecho de pagar comisiones dos veces se compensa con que este tipo de productos tiene acceso a las versiones institucionales de los fondos que lo componen, algo que el comùn de los mortales no. Por este motivo, esta "doble imposición" queda compensada en cierta manera, lo que unido a la supuesta mayor profesionalidad de los gestores los hace interesantes.

    Yo siempre he pensado que una cartera de fondos mixtos flexibles hace la misma fución, con menores comisiones.

    Un saludo

  2. #2

    Jorg3

    A mi madre les están ofreciendo precisamente ahora en Ibercaja lo que llaman Gestión de Carteras que en teoría lo que hacen es invertir tu dinero a su vez en fondos de inversión del propio banco, moviendo de fondos y el porcentaje de cada fondo según decidan ellos.

    ¿Esto sería algo parecido a lo que comentas no?

  3. #3

    Danlopveg

    en respuesta a Bionx
    Ver mensaje de Bionx

    Muy buenas, Bionx, y gracias por tu comentario.

    Efectivamente, es cierto que, en función del tamaño del F.D.F., este puede tener acceso a clases de fondos inaccesibles para particulares y con menores comisiones, lo cual añadiría cierta rentabilidad a este en la comparativa frente a una cartera gestionada. Sin embargo, por lo que he visto (dado el tamaño del mercado de fondos existente en España, es difícil asegurarlo totalmente) creo que esa diferencia se reduciría aunque no hasta compensar las diferentes rentabilidades.

    Cierto es que existen modelos de negocio (me consta que el de Abante es uno de ellos)que no solo presentan esta ventaja, sino que además revierten a los partícipes las retrocesiones que otorgan los fondos incluidos en ellos, lo que mejora un poco más esa rentabilidad.

    Incluso, existe un tipo de fondos, que no he comentado en el post, que sí pueden merecer la pena, aquellos que invierten en Fondos de Inversión Libres (Hedge Funds).

    Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo contigo en tu última reflexión, una buena cartera, sea de fondos mixtos o de una combinación de Renta Fija y Variable puede mejorar los resultados de este tipo de fondos en su vertiente "tradicional".

    Saludos,

  4. #4

    Danlopveg

    en respuesta a Jorg3
    Ver mensaje de Jorg3

    Muy buenas, Jorg3,

    efectivamente, me refiero a ese tipo de gestión discrecional de carteras de fondos.

    Sin embargo, si me permites la recomendación, te sugiero que optes por una entidad que no sólo gestione fondos de su propia gestora, sino que incluya (si puede ser exclusivamente, mejor) fondos de otras gestoras, ya que, muy probablemente, mejorará los resultados que te pueda ofrecer Ibercaja (me consta que ellos solo gestionan fondos de su gestora).

    Saludos, y perdona el retraso,

Autor del blog

  • Danlopveg

    Daniel López Vega. Analista financiero y patrimonial. Asesor Financiero Independiente. Apasionado de los mercados desde hace casi 20 años. Y bloguero en los ratos (pocos) libres...

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar