4

En este post vamos a tratar de esclarecer el estado actual del fenómeno que ha venido a llamarse "Internet de las Cosas (IoT)". Así, analizaremos el estado actual del sector, así como sus últimas novedades, su potencial y los desafíos a los que va a tener que enfrentarse en el futuro más próximo.

Internet de las Cosas: situación y perspectivas de futuro

 

¿Qué es Internet de las Cosas (IoT)?

Se trataría de la llegada de internet a todo tipo de productos. A día de hoy lo concebimos como algo normal en los smartphones, tablets, ordenadores portátiles,.. Esta circunstancia no sorprende a nadie en la actualidad, pero sí lo haría si echásemos la vista atrás una década. Y no hay más que echarle un poco de imaginación para poder empezar a entender la enorme potencialidad y alcance que puede tener este término en nuestra vida cotidiana. De eso se trata, de tener una imaginación visionaria que vislumbre donde puede haber un nicho de mercado que pueda ser rentable. ¿Acaso no es eso lo que hizo gente como Steve Jobs en su día?

No deberíamos menospreciar este fenómeno, que en este 2014 que estamos apunto de despedir ha desplegado parte de su potencial imaginativo. Desde un cepillo de dientes inteligente que nos advierte si nuestro cepillado no es correcto, pasando por calentador de biberones que se pone en marcha cuando detecta que el bebe se ha despertado o incluso un pijama que informa a los padres vía smartphone de los movimientos del bebé o su temperatura, hasta un ordenador tan pequeño como una tarjeta SD, que ambiciona convertir todos los objetos en inteligentes. Son sólo unos pocos ejemplos que nos demuestran que el potencial es tan grande como la imaginación y creatividad del ser humano.

Pensemos en el hecho de que ya se pueda encapsular un ordenador en un espacio tan minúsculo y la capacidad de derribar barreras de entrada que ello supone al permitir conectar infinidad de objetos desconectados hasta el momento.  

Así, podríamos decir que a través del Internet de las Cosas podemos tener acceso a objetos de nuestro día a día que han sufrido una modernización con la que son capaces de enviar y recibir datos. Para hacernos una idea, según una publicación del New York Times el pasado verano:

Los próximos años, pocas cosas tendrán mayor impacto que el Internet de las cosas, o el IoT (Internet of Things) ... El IoT debería, en el futuro, llegar a cerca de 200.000 millones de autos, utensilios, máquinas y dispositivos en todo el mundo.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y el camino que queda por andar antes de llegar a esos 200.000 millones de objetos interconectados va a ser arduo para sus desarrolladores, que tendrán que lidiar con una serie de desafíos prácticos.

Con una buena idea no basta

A pesar de la explosión vivida en los últimos tiempos a partir de las innovaciones surgidas en el Internet de las Cosas, ésta no ha venido acompañada de un boom simétrico en cuanto a inversiones se refiere. Y es que entraña cierta dificultad saber escoger a los vencedores en un territorio que la mayoría de las veces no ha sido todavía explorado, con la incertidumbre que conlleva no conocer la respuesta que va a tener en el mercado, motivo por el cual existe un notorio riesgo a la hora de evaluar cualquier inversión saludable en este nuevo sector.

Hay que saber encontrar el mercado, pero con ello no basta, ya que también hay que saber rentabilizarlo. Tenemos un claro ejemplo con WhattsApp, una de las empresas con mayor expansión en los últimos años que sin embargo constituye un modelo de negocio que a día de hoy no ha aprovechado bien su potencial rentabilidad si lo comparamos con el enorme posicionamiento que ha logrado en el mercado. Quizá el error haya estado en el modelo de negocio, basado en la prueba gratuita y un pago por suscripción posterior, con un pobre aprovechamiento de las potenicales fuentes de ingresos que les podría suponer la publicidad.

 

Situación y perspectivas del sector

Recientemente se ha celebrado el congreso "[email protected]" en el que diversos particpantes relacionados con el sector han expuesto sus experiencias a través de los distintos paneles organizados respecto a las inversiones de riesgo, startups de hardware y empresas de software emergentes, de los que a continuación, recogemos las mejores partes.

 

Zepp Sensor

Michael Aronson, director gerente de MentorTech Ventures expuso el Zepp Sensor, diseñado para analizar los movimientos que se producen en el ámbito deportivo, como un golpe con el palo de golf, la raqueta de tenis o el bate de béisbol. Así, a partir del análisis se pueden introducir técnicas de mejora.

Internet de las Cosas: situación y perspectivas de futuro

La pregunta no se hizo esperar en el auditorio, al que le intrigaba el futuro profesional de los caddies, que presumiblemente podían acabar en la cola del paro en caso de éxito del Zepp Sensor. La respuesta de Aronoson resultó negativa, ya que según explicó, el Zepp Sensor no siente el movimiento, con lo que resulta incapaz de realizar sugerencias al especto de, por ejemplo, cómo jugar dependiendo de las condiciones climáticas que se den, algo que perfectamente puede hacer un caddie. Aunque también es cierto que añadió que estas funcionalidades podrían ser añadidas en el futuro.

También fue preguntado por la tendencia de los inversores a alejarse de los productos que dependen del hardware licenciado. La pregunta venía después de la exposición de NeatConnect, un escáner que no necesita estar conectado al PC, ya que puede enviar las imágenes a la nube o donde el usuario desee. Admitió que hay mucha gente alérgica al hardware en la actualidad, aunque dicha percepción esté en pleno cambio gracias al éxito de empresas como Nest Labs, adquirida por Google en enero pasado. También insistió en que Neat está en pleno proceso de transición, por lo que modificará todos nuestros servicios de software y de nube, de manera que operen en cuaquier hardware disponible.

goTenna

También participó del panel Daniela Pedromo, que trabaja en el sector del hardware, y más concretamente es fundadora y consejera delegada de goTenna, startup que se dedica a la fabricación de herramientas para la comunicación descentralizada. En concreto, se trata una pequeña antena portátil que nos puede proveer de una conexión entre usuarios en lugares donde no llega la señal de operadores móviles ni existe acceso a redes WiFi. Es compatible con equipos Android e iOs, y resulta ideal para excursiones, situaciones de emergencia o caundo la conectividad central falla.

Internet de las Cosas: situación y perspectivas de futuro

Se trata de una pequeña antena portátil  que se conecta a través de Bluetooth con los dispositivos  y trabaja en frecuencias que van desde los 151 a los 154 Mhz. Únicamente permite la comunicación con otro aparato que también lleve conectado el sistema goTenna, y su alcance abarca únicamente unos kilómetros. En palabras de Pedromo:

No creé la empresa pensando en comenzar una compañía de hardware, pero no había otra manera de resolver el problema de ausencia de conectividad. Por lo tanto, vimos que era preciso tener un hardware, y ahí rápidamente nos dimos cuenta de que había necesidad también de firmware, redes y software, además de una web para el producto. Finalmente, necesitábamos de todo.

Puede ser muy útil para quien hace senderismo, en viajes, en situaciones de emergencia o casos en que la conectividad central falla. Somos un poco diferentes de la mayor parte de los aparatos conectados. Usamos Bluetooth LE [baja energía], que es el nuevo patrón […] Tal vez ya hayan sufrido la pesadilla de intentar conectar su iPhone al coche, o lo que sea; el hecho es que el Bluetooth LE facilita mucho el trabajo de conexión y no descarga su batería.

Como plataforma de hardware, goTenna se puede combinar con un software, de manera que es posible ganar dinero con él en una cantidad de cosas

Su potencial puede apreciarse en el hecho de que Facebook Messenger haya demostrado interés por el producto debido al concepto de suministro  de servicios de mensaje en partes del mundo en desarrollo en que resulta complicado o imposible conseguir señal de móvil.

Zonoff

También participó del panel Mike Harris, fundador y consejero delegado de Zonoff, una empresa de software para la casa inteligente. En la actualidad gestiona, entre muchas otras cosas, el servicio de automatización de para casas Staples Connect. El servicio es capaz de conectar gadgets como detectores de movimiento, alarmas de humo, cámaras, termostatos y sensores de agua, además de sistemas de apertura de garajes, encendido de luces y actvación de cerraduras vía internet.

En palabras de Harris, y según su propia experiencia:

Cuando voy a casa por la noche, la puerta de mi garaje se abre automáticamente en el momento en que el coche pasa por el camino de entrada; si ya hubiera anochecido, las luces de la casa se encenderían, la puerta interna se abriría y se desbloquearía.

 

Internet de las Cosas: situación y perspectivas de futuro  Internet de las Cosas: situación y perspectivas de futuro  Internet de las Cosas: situación y perspectivas de futuro

 

Harris definió Zonoff como un tipo de proveedor de tecnología entre bastidores, de marca blanca y para empresas que tienen canales con el consumidor. Así, trabaja con tecnologías de empresas grandes y pequeñas, juntándolas en lo que él mismo llama: "experiencia sin costuras aparentes".

Uno de los desafíos que ve Harris para el futuro es la escala. Sus declaraciones fueron aclaratorias:

El mercado se calentó tanto que todos quieren formar parte de él lo más rápido posible, por eso estamos contratando rápidamente para producir muchos de esos recursos.

Aunque ciertamente, ve otro desafío importante para el sector, y es que el consumidor desconoce todavía su existencia: 

Es por eso, en parte, que optamos por la estrategia de asociarnos a marcas grandes y bien conocidas, porque así aprovechamos su alcance y educamos al consumidor acerca de la viabilidad de esa tecnología.

 

Conclusiones

Acabadas las exposiciones era el momento para preguntas y conclusiones, que giraron entorno a la trayectoria del Internet de las Cosas y sus perspectivas para el futuro. Aronson auguró un gran futuro para el reloj de Apple, que calificó como un "excelente producto independiente", y del que pronosticó que canibalizaría a las Fitbits existentes en el mercado a día de hoy.

Perdomo habló de las aplicaciones que pueden llegar a tener este tipo de productos (IoT), capaces de traspasar fronteras extendiendose a otras aplicaciones muy diferentes de las pretensiones iniciales para las cuales son creados. Es más, predijo que es así como se puede comprobar si se trata de productos útiles o simplemente novedades. Y como ejemplo puso el goTenna:

Nosotros lo creamos para resolver […] lo que para mí era el problema de la imposibilidad de comunicación cuando yo más necesitaba comunicarme. Lanzamos el producto pensando en el consumidor, y ahora tenemos una subvención de US$ 2 millones de la ciudad de Nueva York para suministrar el producto a las pequeñas empresas. También estamos conversando con Bank of America, Swiss Re y Médicos sin Fronteras.

También se analizaron sectores que son más propicios que otros para el desarrollo del IoT. Se destacó el sector financiero, del que Aronson apuntó que el sector de pagos está experimentando muchas innovaciones actualmente, y del que todo el mundo comenzará a usar un aparato para ello, con muchas opciones para interactuar con el banco y las tiendas.

Por su parte, Harris hizo mención al sector deportivo, del que puso como ejemplo los cascos "inteligentes" de fútbol americano capaces de enviar alertas de conmociones cerebrales al equipo técnico. También menciono los beneficios que puede aportar al sector de la educación:

Será posible monitorizar a los niños en la escuela: lo que están haciendo, los niveles de las actividades, cuestiones de seguridad. Creo que hay posibilidades realmente interesantes […] y que hoy en día están siendo muy poco atendidas.

¿Donde creéis que está el limite de Internet de las Cosas? ¿Veis factible un mundo en el que prácticamente cualquier utensilio pueda ser "inteligente"?

  1. #4
    01/01/15 06:17

    Es que Internet esta en una etapa de bebe todavía, desde luego el Internet de las cosas será una de las grandes revoluciones para el siglo XXI, que cambiará nuestra economía, y nuestro mundo...

    Un s2 compy

  2. #3
    30/12/14 19:59

    Creo recordar que se lleva toda la vida conectando cosas a Internet: primero los ordenadores, dispositivos M2M, gps, smartphones, tablets, etc, etc, etc. IoT es un bonito y acertado nombre de marketing. Salud

  3. #2
    30/12/14 15:10

    En mi opinión, el cambio que va a producir el IoT es imparable. En todo tipo de ámbitos, salud, deporte, industria, energía, tráfico, ciudad, etc., los productos/máquinas/dispositivos se van a comunicar con Internet, donde algoritmos inteligentes permitirán optimizaciones y nuevos servicios que ni imaginamos.

    Dicho esto, hay que encontrar las aplicaciones que realmente crean valor para empresas y para usuarios, y también hay que encontrar las tecnologías, protocolos y estándares para hacer funcionar todo ello. Por eso, se habla mucho de la cantidad de negocio que el IoT va a crear, pero se habla menos de la carnicería que se va a producir: cantidad de productos, tecnologías e inversiones millonarias se van a ir a la basura en el proceso de maduración.

    Desde el punto de vista de inversor, aún veo muchas incertidumbres.

  4. #1
    29/12/14 23:49

    Parece ser que nos ha tocado el gordo y ¿Por qué no, el del Niño? y aunque no queramos lo tenemos bien merecido, hemos caminado hacia este presente y nos dirigimos hacia un nuevo presente o futuro. Y mira por donde vamos a tener wifi gratis por el momento en 28 aeropuertos españoles los cuales tienen acceso a este servicio de conectividad. Asimismo se ha producido casi cien mil nuevas líneas de banda ancha y confiemos que estemos cada vez mas preparados para todos estos nuevos artilugios y que muchos los desean manejar y a la vez poseer y por no saber utilizarlos se sacrifican a no tenerlos, pero eso si, están sumamente alegres por estos nuevos avances tecnológicos y que en un futuro próximo confían sean mas conscientes y desafíen con inteligencia este problema que hoy en día, existe en el nuestro.
    Para satisfacer tu pregunta, no hay fronteras para saber ya sea con o sin internet. Y con mucha resignación y paciencia, poco a poco, confiemos en llegar a ese mundo inteligente como mencionas aunque tenga que ser con todas las dificultades inimaginables para conseguir este aprendizaje que supongo no será nada fácil que sea con ilusión, esfuerzo, etc y ¿Cómo no? si hay que hacer una campaña de conciliación supongo que se haría como en otros muchos asuntos igual o mas importantes que están sucediendo en España. Y defender siempre los interese no de un colectivo, de todos.
    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar