Hurto y robo en el seguro de hogar: coberturas, limitaciones y recomendaciones

En ocasiones sufrimos una sustracción de nuestros bienes y pese a tener un seguro de hogar con cobertura de robo, no nos cubre. La diferencia radica en si lo que se a producido es un hurto o un robo. Esta diferencia entre ambos términos es fundamental en cuanto a la cobertura de robo en el seguro de hogar.

Robo o hurto en el seguro de hogar

Cuando hablamos de hurto nos referimos a la sustracción de bienes por parte de una tercera persona en contra de la voluntad del legítimo dueño del mismo, pero sin que exista fuerza ni violencia en la sustracción.

Por ejemplo, se considera hurto si a causa de un descuido o negligencia dejamos la puerta de casa entornada en vez de cerrada, y nos sustraen determinados bienes que estaban dentro de la vivienda.

Por el contrario, el robo hace referencia a la sustracción de bienes por parte de una tercera persona empleando fuerza en las cosas para acceder al lugar donde se encuentran o mediante violencia o intimidación sobre las personas.

Algunos ejemplos de fuerza en las cosas sería que el ladrón haya tenido que escalar; romper la pared, suelo o techo; forzar o romper las cerraduras de los muebles; usar llaves falsas o inutilizar alarmas.

Por tanto, la diferencia principal entre ambas figuras es la existencia de fuerza en las cosas o violencia en las personas.

 
Comparamos entre cientos de seguros de hogar para ofrecerte el mejor

Coberturas de hurto y robo en el seguro de hogar

En los seguros de hogar tiene un especial interés conocer la diferencia entre hurto y robo, pues son los propios seguros los que hacen una diferenciación entre ambos supuestos.

Lo más habitual es que todas o la mayoría de aseguradoras cubran el robo en los seguros de hogar, así como  los daños o pérdidas económicas derivadas del mismo. De todas formas siempre es conveniente leer detenidamente las coberturas concretas de tu seguro pasa tener la certeza de que el seguro te cubre el robo.

Sin embargo las aseguradoras generalmente no cubren el hurto, ya que se entiende que para que haya hurto ha de haber por parte del dueño una negligencia o un descuido que permita que se produzca el mismo.

A pesar de lo dicho, no todos los seguros incluyen la cobertura de robo, por eso habrá que asesorarse adecuadamente de las coberturas que tiene cada seguro.

¿Qué objetos puedo asegurar en el seguro de hogar?

La mayoría de seguros de hogar ofrecen coberturas como el robo de joyas o el robo de objetos de valor especial (equipos de música, televisiones, cámaras, aparatos electrónicos, electrodomésticos, etc).
Normalmente a la hora de contratar el seguro de  hogar, se suele hacer una declaración expresa de los objetos que quieres asegurar, indicando el valor de los mismos.
Matizando que normalmente la cobertura de robo solo cubre hasta una cierta cantidad y que la prima del seguro será proporcional a la totalidad del valor de los objetos declarados.

También cabe la posibilidad de declarar los bienes que se adquieren a posteriori de la contratación del seguro para incluirlos en la póliza.

Siempre es recomendable que guardemos las facturas de compra para poder demostrar el valor de los objetos.

También se puede reducir la prima del seguro si tenemos sistemas de seguridad, tales como rejas en ventanas, puertas blindadas, cierre de seguridad, alarmas, caja fuerte, etc.


Limitaciones a la cobertura de robo con el seguro de hogar

Es habitual que aunque un seguro tenga la cobertura de robo ponga una serie de limitaciones  a los posibles robos que puedan ocurrir. Los más habituales son:

  • No cubre robos de bienes situados en espacios abiertos como en terrazas, balcones, jardines, trasteros u otros posibles espacios abiertos.
  • Tampoco cubrirá el robo de objetos que dispongan de alarmas o de otros sistemas de seguridad, si en el momento del robo los sistemas de seguridad estában desconectados.


¿Cómo solicitar la indemnización a la aseguradora en caso de robo o hurto?

Lo primero que tenemos que hacer cuando sufrimos un robo o hurto es  poner una denuncia ante la policía y posteriormente comunicarlo a la aseguradora. Normalmente suele dar un plazo de 7 días para comunicar la situación, aunque este plazo puede ser mayor.

Si además del robo se ha producido algún daño o desperfecto es importante que no se proceda a la reparación de éstos  sin que la compañía aseguradora este al corriente de la situación y valide dicha reparación. Pues normalmente la aseguradora querrá validar los daños y desperfectos causados y para ello enviará a un perito para que los evalúe y emita un informe sobre los mismos.

Recomendaciones para evitar robos y hurtos

En los últimos años y debido a la fuerte crisis por la que estamos pasando, los robos y hurtos se han visto aumentados de forma considerable. Para hacer frente a esta oleada de vandalismo, las autoridades han hecho públicos algunas recomendaciones para tratar de evitarlos:

  • Pedir referencias antes de contratar a personas que vayan a trabajar en el inmueble (personal de limpieza, personal de mantenimiento, etc.)
  • En caso de pérdida de las llaves, cambiar la cerradura.
  • Poner más de un nombre en el buzón
  • No abrir la puerta a desconocidos inesperados.
  • Cerrar la puerta con llave, tanto si salimos por un breve periodo de tiempo como si estamos dentro de la vivienda.
  • Comprobar la acreditación del personal de suministros que acude a las viviendas.
  • En caso de tener un sistema de seguridad, asegurarse que esta inscrita en el Registro de la Dirección General de Policía.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar