¿Cuáles son los seguros obligatorios para contratar una hipoteca?

¿Cuáles son los seguros obligatorios para contratar una hipoteca?

Actualmente la máxima preocupación sobre las hipotecas giran alrededor de saber cuáles son los seguros obligatorios para contratar una hipoteca.  No solo por el temor que puede generar que no te concedan la hipoteca, sino también por saber cuánto aumentará la cantidad mensual a pagar.
Pues bien, en España, únicamente es obligatorio uno, el seguro de hogar, o más correctamente, el seguro de daños. El resto de seguros que la mayor parte de bancos y entidades financieras exigen para  conceder un préstamo no son obligatorios por Ley, aunque si no los tienes, difícilmente o casi imposible es acceder a las hipotecas.
 

Seguros más demandados para contratar una hipoteca

 
Los seguros más pedidos por parte de los bancos o entidades son los siguientes:
  1. Seguro de hogar o seguro de daños
  2. Seguro de vida
  3. Seguro de protección de pagos
 

Seguro de hogar o seguro de daños

Como hemos dicho es el único seguro obligatorio por Ley, y se encuentra regulado en el  artículo 10 del  Real Decreto 716/2009, de 24 de abril, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero.

 
El seguro de daños tiene que hacerse por el valor catastral del inmueble, sin incluir el valor del suelo y sin incluir los bienes que contiene.
 
Este seguro tiene como finalidad indemnizar al propietario del inmueble en caso de que este sufra algún desperfecto, además de asegurar el pago de la hipoteca en caso de que el bien quede destruido, pues sería el banco el que se quedaría con la indemnización hasta cubrir el total del préstamo hipotecario.
 
Los daños o riesgos  que cubre el seguro de daños asociado préstamo hipotecario son el riesgo de incendio y el riesgo por elementos naturales, como pueden ser heladas, granizos, tormentas, tormenta eléctrica, desprendimiento de tierra, etc.
 
Junto a estos riesgos que cubre también se pueden añadir otros asociados al seguro de daños, como podrían ser daños al contenido, asesoría jurídica y responsabilidad civil, entre otras. Estas en ningún caso son obligatorias, y normalmente cuando se incluyen se dice que hemos hecho un seguro multiriesgo.
 

Seguro de vida

El seguro de vida  es un seguro no obligatorio por Ley, aunque muchos bancos nos den a entender lo contrario. En la mayoría de los casos los bancos piden como condición que se contrate un seguro de vida. Esta práctica plantea discrepancias en cuanto a su legalidad. Por un lado están aquellos que la consideran ilegal por ser una forma de que los bancos vendan más seguros aprovechando su situación de superioridad, por no conceder la hipoteca si no se contrata el seguro como ellos requieren. Mientras que otro sector opina que es totalmente legal, pues se trata de un contrato privado en el que las partes pueden establecer las condiciones. Otro aspecto que no plantea polémica es que el banco sí que hace una pequeña bonificación si dicho contrato de seguro se realiza con el mismo banco.

El seguro de vida es un seguro en el que el asegurado se compromete a pagar las primas oportunas, para que en caso de ocurrir alguna de las situaciones aseguradas (fallecimiento o invalidez permanente son las más comunes) antes de acabar de pagar la hipoteca, que el banco reciba la cantidad del seguro. Por tanto, lo que realmente se está asegurando es que el banco o entidad financiera reciba el pago de la hipoteca en caso de que esta no se haga efectiva porque el hipotecado fallece o está en situación de invalidez.
 

Seguro de protección de pagos

El seguro de protección de pagos es un seguro no obligatorio,  que tiene como finalidad garantizar que se va a hacer frente a los pagos de la hipoteca en caso de que concurra algunas de las circunstancias aseguradas. En los tiempos que corren, se suelen contratar este tipo de contratos, y las circunstancias que aseguran son: la situación de desempleo y la incapacidad permanente. Normalmente estos tipos de contratos de seguros tienen un límite de tiempo en el que cubren la situación. Por ejemplo podrían establecer que únicamente cubren los 4 primeros años de desempleo, o que solo cubren los primeros 12 meses de incapacidad temporal.
 
  1. en respuesta a W. Petersen
    -
    #2
    14/10/14 12:35

    Totalmente de acuerdo con W.Petersen.

    Aunque no es obligatorio legalmente, podríamos decir que si es una obligación moral contratar este tipo de seguros; aunque solo sea para ahorrar trabajo y disgustos; y para reducir posibles problemas en los que nos podamos encontrar.

    Algo muy interesante que comentas es el seguro para invalidez del ejercicio de la actividad profesional. Esto es algo que normalmente no comentamos, o que ni siquiera tenemos en cuenta a la hora de contratar una hipoteca; tal vez sea por el positivismo de pensar que eso no nos va a pasar a nosotros o que dentro de la invalidez ya está incluido.

    Los trabajadores que su actividad profesional es artística o deportista sí que suelen hacerse seguros de este tipo, pero en el resto de profesiones no es habitual. Aunque en todo caso si es recomendable, pues en cualquier momento nos podemos encontrar en una situación en la que no podamos realizar el trabajo que sabemos hacer y el seguro de invalidez no nos cubre, por supuesto, pues si podemos ejercer otro tipo de trabajo.

  2. #1
    13/10/14 19:11

    Vale que el seguro de vida no es obligatorio, pero recomendable al 100% si lo es, porque en caso de no hacerlo, si ocurre una desgracia, dejas a los tuyos con dos problemas, uno dicho problema en si (muerte o invalidez y esto último peor todavía) y el segundo la familia endeudada, pero con menos ingresos para hacer frente a los pagos.

    Es más, yo recomendaría (y no me dedico a los seguros) hacer un seguro de vida, y que además de la tradicional invalidez permanente y absoluta (que no olvidemos es para cualquier tipo de trabajo) buscar una cobertura que como poco garantice un capital de invalidez para el trabajo que desempeña el contratante.

    Me explico, si uno es albañil, y le dan la invalidez para este tipo de trabajo, con un seguro de vida tradicional, no cobraría un euro por la invalidez, porque repito, normalmente es para la permanente y absoluta, por tanto si puede realizar otro trabajo, no cobra un euro, y el problema esté en ¿lo va a encontrar con nula experiencia? no es imposible, pero si complicado en muchos casos.

    Y atención, que últimamente algunas compañías, y para abaratar la prima, dicha invalidez que debe ser igualmente "permanente y absoluta", resulta que solo cubre si es sobrevenida por accidente, con lo cual peor lo ponen !!!!

    Ya no entro si hay que hacerla en la compañía aseguradora filial del banco o en otra, pero convendremos Marina que "muy recomendable" su contratación, si es ....

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar