Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Por qué empezar a ahorrar en depósitos?

Ahorrar en depósitos es una de las formas más extendidas de ahorro entre personas de todas las edades, ya que presenta diversas y atractivas ventajas. En especial en estos tiempos en los que la economía mundial sufre un duro golpe, es importante tomar previsiones que nos ayuden a afrontar el futuro. Veamos algunas razones de por qué empezar a ahorrar en depósitos es una excelente manera de asegurar mejores condiciones financieras en el futuro.



¿Por qué debería empezar a ahorrar en depósitos?

Durante muchos años, los depósitos bancarios han sido productos muy populares entre los ahorradores e inversores, ya que permiten invertir y guardar el capital de manera segura y permitiendo su actualización en el tiempo. Son productos de riesgo bajo, y actualmente existen muchas opciones para todo tipo de necesidad.

Pero, ¿por qué empezar a ahorrar en depósitos? ¿Qué beneficios obtengo al abrir un depósito? ¿Son rentables? Veamos a continuación 4 razones por las que tomar la decisión de comenzar a ahorrar en depósitos: 
 

Ofrecen seguridad 

La pandemia del Covid-19 ha generado una situación de inestabilidad en muchos aspectos, entre ellos en las finanzas de las familias y la economía global, en general. La incertidumbre ante los efectos que deje esta situación hace que cada vez más personas busquen seguridad de liquidez en el futuro para afrontar nuevas necesidades que nos puedan surgir. Y una de las formas de hacerlo es empezar a ahorrar en depósitos.

Los depósitos son formas de ahorro que generan una rentabilidad, ligada a un tipo de interés que, aunque no es tan alto en comparación con otros productos de inversión, asegura la devolución total del capital más la ganancia obtenida, cosa que los productos de inversión no ofrece. Son productos resguardados por los Fondos de Garantía de los Depósitos, los cuales cubren hasta 100.000€ por cliente y por entidad bancaria.  

Variedad de depósitos

Otra de las razones por las cuales empezar a ahorrar en depósitos es la gran variedad de opciones que hay disponible. Como el tipo de interés es conocido con anterioridad, se puede escoger el depósito con el mejor tipo de interés en el momento de acuerdo con el tiempo que quieras mantener tu dinero en la cuenta.

Puedes escoger entre depósitos nacionales o extranjeros y contratarlos con la misma facilidad, desde casa. Plataformas como Raisin te permiten comparar depósitos extranjeros entre todos los depósitos disponibles y así escoger el que tenga mejores condiciones o mejor se adapte a tus características. Todos los depósitos extranjeros (en el caso de Raisin son todos pertenecientes a entidades de países europeos) están protegidos por el FGD del país al que corresponden, por lo que son completamente seguros.  

Mayores rentabilidades

Actualmente, no podemos decir que los depósitos han alcanzado niveles de rentabilidad muy altos, pero sí encontramos algunas opciones que nos permitirán generar una buena rentabilidad. Los depósitos han despertado mayor interés al público en general a raíz de la crisis e incertidumbre que ha provocado el Coronavirus, pues es una forma segura de mantener nuestros ahorros generando unos intereses.

Los tipos de interés dependerán del plazo que quieras contratar, recordando que, a mayor plazo, mayor rentabilidad. Sin embargo, siempre podrás encontrar un tipo de interés adecuado que se adapte a tu horizonte de ahorro. 

Por ejemplo, los depósitos de J&T Banka (contratables a través de Raisin) nos ofrecen diferentes rentabilidades en función del plazo seleccionado:

TAE
12 meses
1,00%
24 meses
1,19%
36 meses 
1,28%
48 meses
1,32%


Son fáciles de contratar

Otra de las ventajas de ahorrar en depósitos es que son productos sencillos de contratar. Los depósitos nacionales puedes contratarlos fácilmente desde la web de cada banco o de forma presencial en una oficina. Estos depósitos tienen la ventaja de ofrecer más cercanía a los clientes, un trato más personalizado, y además no es necesario presentar el modelo 720.

En el caso de los depósitos extranjeros, puedes contratarlos desde internet, verificando tu identidad. Ofrecen una mayor variedad de tipos de interés y todos están resguardados por el FGD de su país.

Además, los depósitos tienen contratos y condiciones fáciles de entender, por lo que son ideales para todas las edades y niveles de experiencia bancaria. Elegir sobre si empezar a ahorrar o no en depósitos dependerá de lo que estemos buscando y el nivel de riesgo que queramos asumir, es decir, dependerá del tipo de inversor que seamos, por eso decimos que no depende de nuestra edad, sino de nuestro perfil.

Claro está, ahorrar en depósitos también tienen algunos inconvenientes: la liquidez durante el plazo es limitada, ya que aunque algunos ofrecen la opción de cancelación anticipada, al hacerlo renuncias a los beneficios obtenidos. Para ello, debemos asegurarnos de que elegimos un plazo de vencimiento con el que nos sintamos cómodos.

Además, los depósitos nacionales suelen ofrecer, en estos momentos, menor rentabilidad que los europeos.

¿Tienes alguna duda acerca de la inversión en depósitos? Si no sabes qué depósito elegir, puedes utilizar nuestra herramienta gratuita y sin compromiso. 

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar