20N: PP o la apuesta a caballo ganador

19

Como tenía previsto, me propongo dedicar una serie de entradas a valorar los programas económicos de diversas formaciones políticas. Pero, antes de empezar, quiero dejar claro que no pretendo aquí orientar ningún voto, simplemente voy a utilizar las promesas electorales como excusa para escribir sobre política económica. Como siempre, hablaré libremente: nadie me paga por hablar bien o mal de unos y otros. Todavía no he decidido mi propio voto y, aquí donde me veis, es probable que la economía no tenga ningún peso en mi decisión, precisamente porque creo que la solución a la crisis está en cada uno de nosotros y no debemos esperar que nadie nos saque las castañas del fuego. Los agentes económicos somos muy buenos anticipando y boicoteando todo tipo de medidas, así que no espero gran cosa de unas instituciones que cada vez dependen más de cuartos y quintos poderes. Pero, por respeto y por conciencia democrática, voy a dedicar algo de tiempo a leerme los programas y a currarme este trabajo de divulgación. Espero que os resulte interesante.

Pues bien, voy a comenzar hablando del virtual ganador de las próximas elecciones. Si me permitís la consideración, el PP ya ha ganado la contienda: hay 12 comunidades autónomas en sus manos y no puedo imaginar un escenario con un Gobierno Central de signo diferente. Lo emocionante de la próxima convocatoria está en la configuración del Parlamento, en el que se prevé la entrada de nuevos protagonistas y nuevas voces, para bien –por  representatividad- y para mal –fragmentación de la oposición-. Ante esta perspectiva, debo decir que entiendo perfectamente la estrategia de Mariano Rajoy: no hace promesas que caducarían el 21N y evita anticipar medidas que podrían ser descontadas por sus futuros destinatarios. Claro que, por el mismo razonamiento, habrá una multitud de personas aplazando decisiones a la espera de que el próximo Ministro de Economía esté operativo.

Por ejemplo, si en el programa de Rajoy nos encontramos con la promesa –muy creíble- de recuperar la desgravación por compra de vivienda habitual, a ver quién es el guapo que cierra una operación antes de las próximas uvas. También es lógico que muchos empleadores esperen a la nueva legislación laboral para hacer nuevos contratos y que nadie dé de alta un nuevo negocio para no perderse la nueva hornada de incentivos fiscales. Así que el programa del PP es mejor por lo que calla que por lo que compromete. Al menos si lo analizamos desde las expectativas que genera. Por eso sería bueno que el PP supere el discurso de la herencia porque ellos ya están influyendo en su propio futuro y ya son responsables, en parte, de la próxima tasa de desempleo.

Dicho esto, sobra reconocer que comparto muchos planteamientos del programa popular, que podéis leer en su web.  Estoy de acuerdo en que la mejor política social es la creación de empleo, siempre que no se olviden de que el empleo lo genera la actividad económica privada. También me parece bien que planteen las reformas de manera integral y no en parches. Espero que apuesten en serio por el I+D y por la internacionalización, porque el ladrillo no da más de sí, aunque algunos crean que no hay otra salida. Muy interesantes las propuestas sobre inmigración, basadas en la movilidad y no en los prejuicios. Y también espero que tengan claro que el problema de nuestro déficit es de largo plazo y no de recortes coyunturales. Aquí es donde vamos a medir la capacidad de decisión del Gobierno: si, en efecto, no se tocan Sanidad ni Educación ni Pensiones, habrá que tocar otras grandes partidas y la candidata principal es la prestación por desempleo (esta idea sí debería venir en el programa y no las desgravaciones fiscales que se proponen recuperar).

Al leer el programa del PP, alguien puede pensar que sus propuestas son demasiado vagas y generalistas: nuevas leyes, planes, acuerdos… Un partido de gobierno debería contar ya con una planificación más operativa, incluso con una concreción de tiempos. Pero, por otro lado, entiendo que hacer demasiadas promesas es contraproducente, incluso en el contexto de una campaña electoral. Los empresarios, los consumidores, los inversores, en definitiva, los protagonistas reales de la economía estamos en pausa, a la espera de las primeras medidas del nuevo Ejecutivo. Y el tiempo que estamos perdiendo también forma parte de su responsabilidad.

Por la cuenta que nos trae, mucha suerte al PP.

Actualización (31/10/2011): esta mañana se ha presentado el programa electoral y he cambiado el enlace a la sección "Nuestras Ideas" por el documento "100 propuestas para el cambio", que es un poco más concreto, sobre todo en materia fiscal, como habréis podido leer en los titulares de prensa. Mis disculpas por haberme adelantado. En el programa se detallan medidas interesantes ya adelantadas como el plan "marca España" para apoyar la internacionalización, la simplificación de los contratos laborales y la reforma del IVA para que prime el criterio de caja en lugar del de devengo. Pero también aparece entre líneas la recuperación de la desgravación fiscal por adquisición de vivienda, como parte de una apuesta por el "ahorro a largo plazo". Ya he comentado en otras ocasiones lo que opino sobre la maldita desgravación. Si quieren bajar impuestos, que sea para todos los trabajadores, con independencia de si deciden inmovilizar su ahorro en ladrillo o llevarlo a productos más líquidos. Por otro lado, me temo que lo que necesita nuestra economía y, en particular, nuestro sistema financiero, es que el ahorro nacional se aproveche para la inversión productiva y para prestar sin tener que recurrir a los mercados internacionales. Y eso se consigue bajando el tipo a los rendimientos de capital mobiliario y, desde luego, a los rendimientos procedentes del alquiler.

Actualización (01/11/2011): os adjunto el programa completo, que han colgado hoy. 2 apuntes más. Me ha parecido buena idea apostar por el fondo de capitalización individual para el desempleo (la famosa "mochila" austriaca) y el ajuste de la cotización a los trabajadores que estén en el Régimen General y en el RETA, por mantener una actividad económica por cuenta propia. Sin embargo, me he dado cuenta de que se repite demasiado el tema de la "unidad de mercado" como factor de competitividad. Vamos a ver: una cosa es eliminar duplicidades e incoherencias entre Administraciones y otra muy distinta es defender la existencia de dos o tres focos de poder económico para que las regiones no puedan competir entre sí. ¿Qué entiende el PP por "unidad de mercado"? ¿Rompe la "unidad de mercado" que la sede de un gran banco no esté en Madrid? ¿Debe decidir el Gobierno Central dónde llevar una gran inversión extranjera? No sé, igual estoy siendo un tanto mal pensado, pero me sorprende que el documento insista tanto en un concepto que no explica.

  1. en respuesta a Rubiales
    -
    #21
    13/11/11 16:13

    No va a quedar ni la rosa

  2. en respuesta a Margrave
    -
    #20
    13/11/11 04:29

    Sí, la gestión de murcia, valencia, baleares... también es culpa del psoe. País de hipócritas!!!

  3. en respuesta a Feinmann
    -
    #19
    12/11/11 15:08

    Hola, Feinmann, a ver si me voy poniendo al día con los comentarios...

    Decía lo del coste de oportunidad porque se nos olvida que la economía (y la política) consiste en elegir, optar entre una o varias alternativas. Me temo que esto va a ser así con ineptos y con los mejores goleadores. El dream-team de Rajoy también va a tener que tomar decisiones, recortar unas partidas para invertir en otras.

    El plan E fue una de esas ideas que salieron de una economía aprendida en 2 tardes. Los estímulos sobre la demanda no funcionan de una forma tan simple, y un Gobierno inteligente debería haber previsto lo que los alcaldes hicieron con esa política keynesiana. Y estoy de acuerdo con el planteamiento de Tomás, con una salvedad: algunas regiones no van a tener nunca ni AVE ni Intercity ni Cercanías en condiciones, mientras que otras estarán super-dotadas con infraestructuras inútiles. No está mal introducir criterios "políticos" para tener en cuenta la rentabilidad social o la cohesión de los territorios (osea, lo que el mercado no consigue), lo que no se puede admitir es, como bien dices, el cheque en blanco para que "Fomento" gaste lo que quiera en nombre del crecimiento. Muchas inversiones se podrían haber abaratado, por ejemplo, eliminando esos puentes singulares que se llevan más dinero que el resto de la obra.

    Un saludo.

  4. en respuesta a Macroymicroblogger
    -
    #18
    31/10/11 22:18

    El mayor coste de oportunidad es el de poner ineptos a dirigir el pais. Esos gili(biiii) se creyeron la tontería esa de poner a gente a cavar zanjas y a otra gente a taparlas. Si es que con dos tardes de economía, ¿que es puede esperar?

    El Plan E fue una cagada de una lista de cagadas. Ahora tenemos que junto a las autovías están construyendo otras autorías, como si no se pudiesen reparar, con menos coste, y así tener mas servicio y no el mismo servicio con más gasto.

    No es gastar-si gastar-no sino como gastar. Si el gasto es rentable, bienvenido sea. Me gustó mucho un planteamiento de Yo Mismo de cómo el Ministerio de Obras Publica pasó a llamarse Ministerio de Fomento, y pasó de planificarse obras con criterios económicos a con criterios políticos. A la gente le decían “se va a invertir x millones” pero no decían nunca para que, ni que retornos se esperaban. Los retornos no tienen porqué ser solo políticos, pueden ser sociales, pero tiene que haber un retorno, porque poner una autoria a 5 metros de otra que ya hay no tiene un retorno esperable que no existiese previamente. O pasar de una carretera de doble sentido a una autovia en un sitio en el que la carretera daba capacidad suficiente, o poner AVEs a sitios a los que van 4 gatos y con un interciti sobraba.

    En muchas ocasiones, con solo mejorar las vias se gana mucho, sin apenas inversiones.

  5. en respuesta a Margrave
    -
    #17
    31/10/11 22:13

    Margrave, fíjate que no me imagino a los ganadores dando saltitos en Génova. La victoria será aplastante pero no la más celebrada de la historia.

    S2

  6. en respuesta a Fercanarias
    -
    #16
    31/10/11 22:10

    Fercanarias y Balta16, no creo que haya correlación entre color político y tasa de paro, por mucho que algunos insistan. Lo que sí creo es que el "mono" que se siente en el poder debe estorbar lo menos posible. Bastante tenemos con lidiar con el poder financiero y con el mediático, que son los que mandan de verdad.

    S2

  7. en respuesta a Vicente007
    -
    #15
    31/10/11 21:58

    De acuerdo, Vicente007, hacen falta nuevas opciones y el 20N vamos a poder votarlas.

    S2

  8. en respuesta a Feinmann
    -
    #14
    31/10/11 21:54

    Feinmann, no se discute la necesidad del gasto público, sino el coste de oportunidad de emplear los recursos en unas inversiones en lugar de otras. El famoso Plan E, por poner un ejemplo, fue una gran cagada de los gestores locales que emplearon los recursos en cambiar aceras.

    Por otro lado, gastar más implica, recaudar más y/o mejor y detraer recursos que no le sobran a la economía real. Y a ver cómo explicamos que hay que pagar más impuestos y, a la vez, que el sector público tiene que apretarse el cinturón. Entonces, ¿quién tira de la economía? Aquí es donde entran Alemania y demás locomotoras cabreadas (con razón), que tendrán que salvar al sector público y al sector privado nacional.

    S2

  9. en respuesta a Alejperez
    -
    #13
    31/10/11 21:38

    Sí, Alejperez, y me temo que el rollo de la herencia no les va a durar mucho. Los ciudadanos van a votar a ciegas pero con un mandato claro: "haced lo que tengáis que hacer pero solucionad el problema".

    S2.

  10. en respuesta a Balta16
    -
    #12
    30/10/11 20:36

    Si lees bien, sin colores rojos, azules o amarillos delante, he escrito que......... tenemos la tasa de paro más alta de España (llevamos más de 20 años de gobiernos de CC+PP en su mayor parte), y desde las últimas hay uno de CC+PSOE y en los dos o tres últimos datos del paro, por suerte aquí ha bajado y creo que ya hemos dejado de ser los peores, que nos ha pasado Ceuta, Melilla y alguien más (alguna de estas es del PP si mal no recuerdo), con ello quería y quiero decir que esa mejoría no es debida al nuevo gobierno, que como he escrito, aunque se ponga un mono al frente el paro hubiera bajado por todo lo que sucede en el entorno, y que si no tiene que bajar, no bajará.

    Creo que has comentado antes de terminar de leer, porque lo último era, " si pusieran un mono al mando pasaría lo mismo", y así lo creo, los políticos a día de hoy son marionetas de poderes superiores y carecen de carisma, personalidad, ideología, liderazgo y empuje, es simplemente mi opinión, quítale los filtros de colores.

  11. en respuesta a Fercanarias
    -
    #10
    30/10/11 18:27

    Fercanarias, soy canario como tú,... y ¿bajar el paro? En los últimos meses debido a los conflictos del Norte de África. No manipulemos. En Canarias estamos en el 30% y más del 40% de la población bajo el umbral de la pobreza. NI Coalición Canaria, ni el P$O€ ni el P€P€ han sabido, saben, ni sabrán gestionar la situación de Canarias. Esa es la realidad.

    ¿5Millones de parados y todavía confiamos en los políticos tal como está montado el sistema? Sorprendente!

  12. en respuesta a Fercanarias
    -
    #10
    30/10/11 15:11

    Si, así es (me hizo gracia lo de rojas, azules y amarillas). El problema real, más que el estallido de la burbuja inmobiliaria, que es solucionable, es el endeudamiento desmedido (lei que Gallardon del Pp, tiene uno en Madrid de órdago), independientemente de quien lo haga (que lo hicieron todos, por no hablar de los catalanes, y sus bonos). La deuda mata, y así ha sido siempre. La UE va a dirigirlo de todas las maneras, sea cual sea el figurante como tu dices, y nos van a freir a impuestos (eso tenlo por seguro). De todas maneras creo que el actual Presidente del Gobierno tiene una gran responsabilidad política de esta situación, que no podia evitarse, por ser originada por el ciclo económico (no se puede culpar a nadie de los picos del capitalismo), pero si minimizarse mucho si se hubieren tomado medidas económicas a tiempo (lleva 8 años y heredó superavit), en lugar de medidas demagógicas (yo con el PP no gano nada, más que impuestos, como todos los españoles, pero creo que tendrá mayoria absoluta).Y hete aqui, que en Asturias, las grandes medidas de Sr. Cascos, vuelven otra vez al gasto público: cheque bebe de 2.000 E. Más madera.
    Yo tengo una pequeña idea. En el eje de Europa del Norte y del Este, existen paises ricos en materias primas (petroleo, gas natural, minerales.. etc). Son Noruega, Suecia, Dinamarca y Rusia. Seria interesante para España el vertebrar relaciones comerciales, pues son Europa, y es puramente comercial (no como con China que todo lo que ofrece, tiene un caro precio, caramelos envenenados), y esta peninsula mediterranea ya han manifestado sus embajadores que les interesa como mercado.
    No te preocupes que van a hacer lo que ellos quieran. Saludos

  13. en respuesta a Margrave
    -
    #9
    30/10/11 13:47

    Efectivamente, pero las comunidades si se endeudan y hacen cosas que no pueden ni deben, sean rojas, azules o amarillas. Y esa deuda lastra todo lo demás.

    Cuando hay una necesidad que es salvar un valle y acortar un camino, lo puedes hacer con un puente funcional y un millón de euros o con un "puente de diseño" para que la gente venga de todas partes del mundo a ver cemento (que no vendrán) y empezar por un presupuesto de 3 millones y terminar por 7, y eso es lo que han estado haciendo las comunidades de todos los colores.

    Para bien o para mal, alguien tendrá que tomar el timón, aunque sólo sea como figurante que es lo que será. O somos UE o no somos, pero lo que no sirve para nada es la situación actual y si ya Europa en su conjunto tiene cada día menos peso en el mundo porque carece entre otras cosas de casi toda materia prima y se ha llevado toda remanufactura fuera, cada uno de los países por separado si que no pintan nada, y ya las comunidades autónomas por sí solas es de risa lo que algunos pretenden.

    Lo veo muy negro todo, sobre todo porque no depende para nada del figurante, todo el mundo sigue la inercia actual y la inercia es la que nos tiene donde estamos, como dice la famosa frase cuyo autor no recuerdo " si no haces nada diferente, ¿ por qué esperas resultados diferentes?".

  14. en respuesta a Fercanarias
    -
    #8
    30/10/11 13:30

    De acuerdo contigo. No saben donde se meten y quizas salgan escaldados. Yo desde luego no tomaria el timón de un barco metido en medio de un maremoto, dejaria que su capitan y la naviera que lo eligio, sigan en el (más creo que no va a poder ser, el capitan abandona el barco el primero).
    De acuerdo tambien en la comunidades. Ninguna maravilla de gestión (equiparablemente desastrosa), pero matizando que las comunidades no dirigen la política económica del Estado, lo hace el Gobierno (uno que va ya para 8 años), y que cundo se divulgue a la opinión pública la "verdadera" situación de la economia española, pueden suceder cosas interesantes.

  15. en respuesta a Margrave
    -
    #7
    30/10/11 10:33

    Sin duda, yo creo que lo mejor es que se retiren directamente que se rindan, porque con tantas vendas antes de la herida ya perecen una momia a la cual no le salen las ideas.

    El caso es que llevan años gobernando muuuuchas comunidades y no son ningún ejemplo de nada, en Canarias llevan 20 años gobernando con los nacionalistas y somos récord de paro, resulta que ahora que gobiernan nacionalistas con socialistas está bajando el paro, ¿tiene algo que ver? pues no, esto se mueve al margen de quien gobierne, si pusieran un mono al mando pasaría lo mismo.

  16. #6
    30/10/11 10:01

    No olvidemos que Zapatero tiene la culpa de todo, incluso de la crisis económica mundial.
    Tampoco olvidemos que sanidad, educación... son competencias de las comunidades autónomas (Madrid, Valencia...) donde, mira tú por dónde, reina el PP y sus corruPPtelas.
    Hablo desde la Comunidad Valenciana, que como diría el eslogan: ¡ven, y conócenos!
    Tenemos Fórmula1, Copa América, Terra Mítica, Ciudad de la Luz... niños estudiando en barracones... pero no tenemos colegios ni hospitales públicos en condiciones. La privatización marcha a pasos agigantados.
    Seguiremos votando en esta zona PP. Luego vendrán las ¡madres mías!
    No hay que votar obligatoriamente PSOE o PP.
    Creo que hay otras opciones, a las que hay que dar voz.

  17. #4
    30/10/11 02:02

    Con la situación patética de la economia que va a heredar el PP (no se ni como se presenta a las elecciones, lo mejor para ellos seria dejar a los responsables pechar con las consecuencias), no puede haber concreción alguna. Más de 5 millones de parados, un deficit público oficial acongojante, (el que pueda haber oculto, aun ni lo saben). ¿Quien puede querer ser Presidente de un Gobierno en semajante economia?. Me parece que ni el propio Rajoy lo ha pensado suficiente y va a tener un Gobierno negro. Saludos

  18. #3
    29/10/11 23:57

    Hay otras ideas que las ideas de siempre, 1000 veces repetidas por los medios de desinformación social y que no por ello han de ser ciertas: La importancia del Gasto Público

    Si pensar lo de siempre nos ha traído a donde estamos, habrá que pensar distinto para ir en otra dirección.

  19. #2
    29/10/11 22:46

    Supongo que dadas las sorpresas que se están encontrando en las nuevas comunidades que gobiernan (facturas no reconocidas, déficits ocultos, corrupción, funcionarios a dedo sin tareas asignadas, etc...), y lo que sí saben de lo que ellos mismo esconden (y lo que no), Valencia, Murcia, el Ayuntamiento de Madrid..., creo que simplemente no pueden prometer nada más que cosas vagas..

    Para qué te vas a comprometer si cuando se vean las cuentas resulta que hay que cortar otros 20 o 30 mil millones para tapar los socavones...

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar