Pues lo cierto es que me parece una cifra muy redonda y positiva, a pesar de la aureola dramática de esos titulares que hablan de desaceleración. Otra cosa es lo que se percibe en la calle. La gente se mira el bolsillo y ve que tiene agujeros. Te vas a dar un paseo por el Sardinero y ves menos gente que otros años por estas fechas, además de más coches caros en venta. Tu amigo el director de sucursal te cuenta que ahora la gente es más remolona con los pagos. Aquel conocido que vende pisos dice que no hay manera. Y el de la tienda de la esquina te dice lo mismo, que la gente está pillada por culpa de ese tal euribor y de la madre que parió a ZP. Encima la gente se encuentra con la crisis crediticia en la tele y no sabe lo que pasa porque no entiende de ingeniería financiera pero no suena muy bien la cosa.


Así que el vulgo se toma ese 4% a cachondeo, con buen humor veraniego, y eso que no es un dato gaseoso como el humo bursátil sino real y sólido como los tornillos, los bloques de acero o las placas solares de nueva generación. Que es lo que nos da de comer, al fin y al cabo. Y si lo dice Botín pues será porque lo tiene todo bien atado.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar