Alarma alimentaria y bienes sustitutivos

Lo último que nos faltaba era una alarma alimentaria en plena crisis. Lo digo porque precisamente el aceite de oliva era de los poquísimos productos que se mantenían al margen de las subidas de precios. Durante el año 2006, el precio del oro líquido se permitió bajar casi un 17% tras una trayectoria alcista injustificada. En 2007 la bajada fue del 12%. Por contra, el sustitutivo inmediato, el aceite de girasol que todos utilizamos para la freidora, acompaña el ranking de subidas generalizadas.

En efecto, estos dos tipos de aceite se pueden considerar sustitutivos entre sí: cuando uno sube de precio, aumenta la demanda del otro. El ajuste, sin embargo, no es espontáneo en condiciones normales de presión y temperatura. El mercado se toma su tiempo y, por eso, el precio del oro líquido se nos fue de rositas durante varios años seguidos.

El caso de las partidas defectuosas de Ucrania -todavía sin cerrar, puesto que no conocemos las marcas implicadas- puede provocar un cambio en las preferencias de los consumidores que repercutirá en los precios y devolverá al aceite de oliva -y a sus productores- a la senda alcista de la que nunca quisieron salir. Con esto no estoy insinuando ninguna teoría conspirativa, sólo quiero recordar que la información es una variable de mercado más a tener en cuenta. Lo fue con la colza, con las vacas locas y con el envite cordero versus conejo de la pasada Navidad, que no fue precisamente una cuestión sanitaria.

Estemos atentos a la evolución de los precios de ambos productos y no nos dejemos llevar por la confusión mediática. En mi freidora seguirá habiendo aceite de girasol. Y, ante la duda, siempre nos quedará la plancha.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar