¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Parte de Crisis: foto finish antes del 20 D

Ya ha llovido un buen rato desde mi último repaso de coyuntura. Allá por el mes de febrero, inaugurando este largo año electoral, salía el presidente Rajoy decretando el fin de la pesadilla que da nombre a este blog. Veamos con qué datos acabamos el 2015 y la legislatura.

El PIB sigue creciendo…

Pues bien, de entrada hay que reconocer que el Producto Interior Bruto va como un tiro. Si el 2014 terminaba con un crecimiento del 2%, al finalizar el tercer trimestre del corriente ya crecemos al 3,4% interanual. Sin embargo, hay un par de detalles que no me acaban de gustar: lo primero, que el crecimiento del tercer trimestre (0,8%) ha sido un par de décimas inferior al del segundo (1%); y lo segundo, que todo el mérito se debe a la demanda interna (sobre todo el consumo de los hogares y la inversión en bienes de equipo), ya que el sector exterior resta por el tirón de las importaciones. Eso sí, técnicamente ¿quién dijo crisis?

… pero la ocupación es más baja y precaria que en 2011

Si atendemos a los grandes números, también hay buenas noticias de parte de la EPA: nuestra tasa de paro ha bajado al 21,18% de la población activa, frente al 23,70% con el que cerramos 2014. Sin embargo hoy tenemos 100.000 ocupados menos que al comienzo de la legislatura. Y por cada nuevo empleo indefinido estamos creando dos temporales, como no puede ser de otra manera: el tirón del consumo se deja ver principalmente en el sector servicios, un conglomerado de actividades de baja productividad y condiciones precarias.

Los precios no levantan cabeza

En cuanto a los precios, el 2015 comenzó con una variación negativa del IPC (-1,3%) y lo vamos a cerrar en el -0,3%. La culpa de este encefalograma plano la tienen la vivienda y los carburantes. Así que no se de qué nos quejamos: la gasolina en mínimos, los alquileres no se actualizan, el ocio bien barato… Hoy España es un país bien competitivo en el que los salarios y las pensiones tampoco dan demasiada guerra.

Y la deuda sigue devorando el equivalente a nuestro PIB

Y lo que no terminamos de controlar es la deuda pública, que alcanzó el 99,3% de nuestro PIB al final del tercer trimestre. Presumimos de que la coyuntura nos permite financiarnos barato pero la verdad es que dependemos de lo que ocurre por ahí fuera: ni el precio del petróleo, ni los tipos de interés, ni la cotización del euro se pactan en La Moncloa. Esperemos que el 2016 no nos traiga una nueva cura de humildad.

Como dice la chica esa de la tele, estos son los datos y suyas son las conclusiones.

Que disfrutéis de la gran fiesta de la Democracia. S2.

5 comentarios

Añadir comentario
  1. Martinz
    #1

    Martinz

    Sí... el P.I.B. va como un tiro. A finales de 2011 el P.I.B., en millones de euros era de 1.070.413€ y a finales de 2014 era de 1.041.160€. Es decir, cojonudamente.
    Hablar del P.I.B. en términos relativos y decir que va como un tiro, es un gran error. Todavía nos queda un buen trecho para recuperar los niveles de 2008.

    Mostrar en un gráfico un déficit de un 2,9%, que no tiene en cuenta todo el año, y compararlo con el de un año completo, me parece una tomadura de pelo.
    Todavía nos queda un buen trecho para llegar a niveles de superávit, únicamente alcanzados en España durante los años 2006, 2007 y 2008.

    Estos son los datos no manipulados y suyas son las conclusiones.

    Salu2.

  2. Franz
    #2

    Franz

    El indicador PIB seguramente nos indique....¿ Inflación o no?

  3. Macroymicroblogger
    #3

    Macroymicroblogger

    en respuesta a Martinz
    Ver mensaje de Martinz

    Martinz, quiero pensar que me "acusas" de simplificar y no de manipular. Se trataba de hacerle una foto a la economía española, aún sabiendo que los indicadores básicos ocultan mucha información sobre el proceso que nos ha llevado hasta ellos. Dicho esto, hay que decir que, con todas las pegas que podamos poner (en particular los cambios metodológicos recientes), son los indicadores que todo el mundo utiliza para hacer comparaciones. Y lo habitual es fijarse en los números relativos, no en los absolutos. Es lógico que partiendo de una recesión, el PIB no haya alcanzado el nivel del 2011.

    Por otro lado, he modificado el dato de déficit (el 2,9% era el último disponible) y he metido la previsión del 4,5% para todo el año. Si te fijas, en el artículo no he hecho ningún comentario al respecto porque el dato relevante hoy es la deuda que va a heredar el próximo gobierno.

    Hasta aquí los datos en crudo. Ahora te cuento mis conclusiones. En efecto, si cogemos cada indicador de forma aislada (como están haciendo los portavoces del Gobierno y sus simpatizantes) podemos obtener una percepción falsa de bonanza. Sí, claro que el PIB va como un tiro, que la tasa de desempleo ha bajado, que los precios se mantienen estables y que el déficit presupuestario está más controlado. El problema es que:

    1.- A pesar de que el PIB ya crece como en los mejores tiempos de Aznar, la ocupación no levanta cabeza y la tasa de desempleo sólo se reduce por la pérdida de población activa. Así que no, lo importante no es el crecimiento sino qué actividades "tiran" del PIB.
    2.- En otros tiempos, una tasa de crecimiento del 3,4% era síntoma de recalentamiento y tiraba de los precios hacia arriba. Sin embargo hoy no es así por agentes externos (el precio del petróleo) pero también por la debilidad de las expectativas: a ver qué comerciante se atreve a subir los precios tal y como le va a la gente en la calle.
    3.- A pesar de que el déficit presupuestario está más controlado (vamos a creer que es así), hoy la deuda está cómodamente instalada en el entorno del 100%. Y el Gobierno de España no tiene en sus manos el precio de la financiación.

    Como ves, esta foto finish no tiene muy buena pinta. Esta vez los datos macro nos han podido transmitir un mensaje equivocado.

    Me imagino que la gente no estará votando con estos datos en la cabeza. Cada uno percibe la realidad según lo que está viviendo hoy. La verdad es que yo estoy para pocas bromas: después de 10 años de vida laboral, mi antigüedad es de 0 años, 0 meses y 0 días. Sé lo que es empezar de cero, laboralmente hablando, porque me ha tocado reciclarme varias veces. Temas como la dualidad, la precariedad o el fraude de ley me afectan de lleno. Me imagino que un tío que lleve 10 años en la misma empresa lo verá todo de color de rosa, pero desde luego yo no tengo razones para hacer una "manipulación" optimista de los datos.

    S2

  4. Macroymicroblogger
    #4

    Macroymicroblogger

    en respuesta a Franz
    Ver mensaje de Franz

    De acuerdo con la evolución del PIB, los precios deberían animarse un poco más en los próximos meses (de hecho la inflación subyacente, sin alimentos no elaborados ni productos energéticos ya ha subido un 1% interanual), pero creo que todavía estamos lejos de lo que se considera saludable para la economía. La clave está en la confianza de la gente en la mejora de la economía, pero como le decía a Martinz, no todos tenemos razones para creer.

    S2.

  5. Franz
    #5

    Franz

    en respuesta a Macroymicroblogger
    Ver mensaje de Macroymicroblogger

    Asimismo nos dice el informe "Perspectiva Económica Global" el 'club de países ricos' sostiene que la recuperación "solida" de España continuará en 2016 y 2017, aunque se ira ralentizando gradualmente a medida de que el impacto positivo de la depreciación del euro y de la caída del petróleo y de otras materias primas se vaya disipando.

    Saludos

Autor del blog

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar