Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
40 recomendaciones

Con el levantamiento progresivo de las restricciones la mayoría espera que la pesadilla haya terminado sin embargo en varios lugares de Asia donde primero sufrieron la pandemia están experimentando una segunda ola y una vuelta a las restricciones.

 

La llegada del buen tiempo y las altas temperaturas reducen la supervivencia del virus fuera del organismo, y el incremento de los niveles de vitamina D mejora la respuesta inmunológica de la población. Son factores que juegan a nuestro favor y en contra de que se produzca un rebrote de la epidemia antes del otoño. A favor del rebrote está el alto porcentaje de población susceptible.

1. No hay inmunidad de grupo

El 13 de abril yo estimaba el número de infectados en el 5 % de la población en España a partir del número de muertos real, no el contabilizado:

Si en España estimamos que el número de muertos real por coronavirus ande por los 30.000, con una letalidad del 1,2 % nos daría un número de infectados de 2.500.000, es decir el 5,3 % de la población se habría infectado. Esa estimación basada en el estudio austríaco coincide con la estimación que yo tenía de que entre el 3-5 % de los españoles se ha infectado. ¿Podríamos habernos permitido multiplicar por 20 lo que ha pasado en nuestros hospitales y residencias de ancianos? La respuesta es claramente no.

Mi estimación ha resultado acertada. El informe preliminar del 13 de mayo del estudio sero-epidemiológico ENE-COVID-19 indica que un 5,0 % de los 60.983 participantes presenta anticuerpos, proporción que sube al 11 % en la Comunidad de Madrid, y al 14 % en la provincia de Soria.

Fig. 1. Porcentaje de los participantes en el estudio de sero-epidemiología que presenta anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 por provincias. Fuente: Informe preliminar del estudio ENE-COVID-19.

Hay que considerar que la COVID-19 es una enfermedad de largo recorrido y que los infectados suelen mostrar todavía presencia de virus entre 3 y 4 semanas después de la fecha estimada de infección. Mucha gente que la ha pasado y se ha recuperado puede seguir siendo infecciosa una semana después de que hayan desaparecido los síntomas. No solo no tenemos protección por inmunidad de grupo (95 % susceptibles), sino que además de los nuevos casos, parte de los antiguos puede continuar siendo infeccioso.

2. El factor estacional

Muchas enfermedades infecciosas presentan estacionalidad. Los virus con envuelta (gripe, otros coronavirus) tienen una marcada incidencia en el invierno y una presencia residual en verano. No se sabe con certeza la razón de ello, pero hay tres hipótesis principales:

  • Las altas temperaturas y alta humedad del verano reducen la viabilidad del patógeno fuera del huésped dificultando la transmisión.
  • Los niveles de vitamina D, un importante regulador inmunológico, en las regiones templadas muestran una estacionalidad opuesta.
  • La estacionalidad se retroalimenta y al final de la estación favorable no hay suficiente población susceptible para sostener un brote epidémico.

Un cuarto factor serían los comportamientos sociales, como el año escolar o las vacaciones y el tiempo al aire libre, sin embargo la caída de la incidencia se produce mucho antes de que termine el año escolar y para el mes de abril la incidencia de la gripe suele ser ya residual.

Lo más probable es que los tres factores enunciados arriba contribuyan en parte y sean necesarios para establecer y sostener la estacionalidad observada. Sabemos que solo las altas temperaturas y humedad no son suficientes para evitar los brotes epidémicos, porque los países cálidos los sufren en similar medida. Y lo mismo puede decirse de los niveles de vitamina D porque hay países donde la población no tiene deficiencia. En el caso de la gripe hay estimaciones de que tras cada brote estacional, en la primavera, tan solo el 15-20 % de la población sería susceptible y junto a los otros factores ello haría que el índice de reproducción del virus cayese por debajo de 1 impidiendo un brote veraniego.

Sin embargo el análisis de las pandemias de gripe (de media cada 25 años una cepa nueva causa una pandemia de gripe en el mundo), muestra un resultado curioso. Solo ha habido seis pandemias de gripe registradas desde 1889, pero todas ellas tuvieron lugar en el Hemisferio Norte fuera de la temporada de gripe, comenzando hacia el final de la época de gripe estacional (figura 2).

Fig 2. Las pandemias históricas surgieron al final de las temporadas de gripe. Las curvas grises muestran las temporadas de gripe 1997-2015 en los EEUU. Las líneas discontinuas verticales indican la emergencia de las pandemias históricas de 1889, 1918, 1957, 1968, 1977 y 2009. Fuente: Fox et al., 2017. Seasonality in risk of pandemic influenza emergence.

Fox y colaboradores reconocen que la muestra (6 pandemias) es pequeña, pero postulan la hipótesis de que una respuesta inmunológica de corta duración contra diferentes subtipos de gripe (heterosubtípica) entre quienes están o han sido infectados de gripe en esa estación protege contra la emergencia de la pandemia hasta que esa protección se desvanece. Ello explicaría que las pandemias no se produzcan durante el periodo de gripe estacional, cuando en teoría debería ser más probable. Cuanto mayor el número de gente infectada mayor incidencia de mutaciones en el virus para generar la nueva cepa y condiciones ambientales más favorables para su propagación.

En cualquier caso lo que nos importa en este momento es que las seis pandemias de gripe registradas en los últimos 130 años emergieron entre mediados de marzo y finales de julio. Está claro que el factor estacional no es determinante en el caso de las pandemias, contra las cuales la población no cuenta con protección inmunológica. La susceptibilidad de la población parece ser el factor principal ante una nueva pandemia. Aunque el riesgo de rebrote de COVID-19 es más alto en el otoño, eso no quiere decir que no pueda tener lugar durante el verano.

3. Incidencia de segundas olas

La pandemia de COVID-19 comenzó en enero en China (había pocos casos en diciembre), y se extendió en febrero a los países vecinos, muchos de los cuales reaccionaron con prontitud y eficacia. Al conseguir suprimir el brote en poco más de un mes, allí ya han tenido tiempo de levantar las medidas restrictivas, y lo que está pasando es que en algunos lugares se están produciendo rebrotes.

En China la ciudad de Jilin, en una provincia con frontera con Rusia y Corea del Norte, ha vuelto a implantar el estado de emergencia y han vuelto a suspender autobuses y cerrar cines, gimnasios, cafés y escuelas y han puesto restricciones para abandonar la ciudad después de que apareciera un nuevo grupo de infecciones que indica que además de casos importados se estaba dando contagio local. Las farmacias están obligadas a informar de a quien venden antipiréticos (paracetamol, aspirina, ibuprofeno), para que los contagiados no puedan ocultar su fiebre. En Shulan, el barrio donde se detectó el grupo de infectados, se ha decretado el confinamiento total de la población.

En Wuhan, polémico epicentro de la pandemia, han aparecido seis nuevos casos tras semanas sin detectarse, lo que ha llevado a las autoridades a ordenar que se teste a sus 11 millones de habitantes. ¡Todos ellos! Mientras en Occidente se nos vendía que esto no era mas que una gripe, en China son extremadamente drásticos en sus medidas. Hay que fijarse en lo que ellos hacen y no en lo que dicen, porque son los que mejor conocen el virus. Están intentando erradicarlo por todos los medios, mientras que a nosotros nos van a vender la vacuna.

Corea del Sur también está teniendo un rebrote de casos ligados al ambiente nocturno de Seul, lo que ha llevado a cerrar bares y clubes, después de que un infectado afirmara haber visitado una serie de ellos.

En Hokkaido, la segunda isla más grande de Japón, con 5 millones de habitantes, tuvieron su primer caso de coronavirus el 28 de enero, y a pesar de la pronta y eficaz respuesta decretaron el estado de emergencia el 28 de febrero ante el aumento de casos en los días anteriores. 20 días más tarde y con menos de 10 casos nuevos por día, levantaron el estado de emergencia. Menos de un mes más tarde fueron golpeados por una segunda oleada de casos mayor que la primera, llegando a los 40 casos diarios y forzando que el 9 de abril tuvieran que declarar un segundo estado de emergencia cerrando los colegios. El Dr. Kiyoshi Nagase presidente de la Asociación Médica de Kokkaido dijo “ahora me arrepiento, no deberíamos haber levantado el primer estado de emergencia”.

Fig. 3. Número de nuevos casos diarios en Hokkaido (Japón). Allí los casos nuevos son de decenas, en vez de miles como aquí. Aún así han decretado dos estados de excepción, marcados en gris. Fuente: Stopcovid19.Hokkaido.

También Singapur y Hong Kong han tenido segundas olas atribuidas en su caso a casos importados.

Irán se convirtió en un segundo epicentro de la pandemia a finales de febrero, exportando casos por todo el mundo. Fueron lentos en reaccionar hasta que sus líderes empezaron a contagiarse (como aquí y en el Reino Unido), y entonces pasaron por el aro y decretaron confinamiento y desinfecciones. El 11 de abril empezaron a relajar las medidas y el 4 de mayo abrieron las mezquitas, justo a tiempo para el rebrote, que ha triplicado el número de nuevos casos de 800 a 2.400. Han tardado también solo un mes en ver los efectos del relajamiento.

Fig. 4. Casos nuevos diarios en Irán. La segunda ola ha triplicado el número de casos de principios de mayo y amenaza con superar el pico de finales de marzo. Fuente: Worlometers.

El gobernador de la provincia de Khuzestan, particularmente afectada, Gholamreza Shariati ha dado como explicación que la gente no ha estado observando las reglas de distanciamiento social. ¿Os suena?

4. Qué hacer

A mí me gustaría que el confinamiento en España se hubiera hecho mucho mejor. Como con las tiritas es mejor un tirón doloroso y breve que un dolor menor pero muy prolongado en el tiempo. Los nuevos casos y las muertes no han descendido lo suficiente para hacer el seguimiento manejable. 50 muertos al día indican 5.000 nuevos infectados hace 12 días. Tenemos varios miles de nuevos infectados cada día seguro. Sin embargo con la economía hecha trizas, que en eso el confinamiento ha sido muy eficaz, queda claro que no se puede prolongar el confinamiento para tan magro resultado. Hasta este momento el gobierno solo ha demostrado lo mal que sabe hacer las cosas, por lo que no tengo ninguna confianza en que sea capaz de hacer lo que se ha hecho en multitud de países y testar, seguir, testar y aislar cada caso que surja y sus contactos estrechos para evitar que los contagiados se disparen de nuevo. Afortunadamente buena parte de la población está muy concienciada y el gobierno cada vez que rectifica se acerca más a lo que yo dije desde el principio, y finalmente ha hecho obligatorio el uso de mascarillas.

De nosotros depende que no haya una fuerte segunda ola este verano. Encuentro sorprendente que el gobierno y los medios no hagan suficiente campaña para concienciar a la ciudadanía. Debemos usar mascarilla fuera de casa siempre. Debemos mantener una distancia de seguridad con los demás. Debemos lavarnos o desinfectarnos las manos con frecuencia y evitar tocarnos la cara. Debemos cubrirnos antes de toser y estornudar. Debemos mantener el distanciamiento social y ser extremadamente cuidadosos con las personas mayores. Y debemos hacer todo esto hasta que haya una vacuna o un tratamiento eficaz. Cuanta más gente siga estas normas mayor será la reducción del índice de reproducción del virus. No necesitamos que lo haga todo el mundo. Quienes no lo hagan pronto habrán pasado la enfermedad, para bien o para mal, y dejarán de ser posibles vectores. Puesto que el virus tiene una R0 de en torno a 2,5, si un 60 % de la población es resistente a la infección o bien porque la ha pasado, o bien porque se protege adecuadamente, evitaremos una segunda ola que supere a la primera. En manos de cada uno está el conseguirlo porque con nuestros políticos no podemos contar. La información que tenemos es la principal diferencia con respecto a pandemias anteriores. Sabemos como protegernos y debemos hacerlo.

  1. en respuesta a Packo33
    #21
    Knownuthing
    Packo33,
    Y el virus estaba expandiendose en España desde enero. En eso estamos de acuerdo.
    No. En eso no estamos de acuerdo. El virus comenzó a expandirse localmente en España en la segunda semana de febrero como muy pronto. En ausencia de medidas la epidemia se duplica cada 3 días. En la tercera semana de febrero había decenas de infectados y en la cuarta semana de febrero había de centenares a miles de infectados. De haber comenzado el crecimiento explosivo en enero hubiéramos tenido que confinarnos en febrero.
    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Obiwankenobi
    #22
    Knownuthing
    Obiwankenobi,
    El SARS-CoV-2 es un virus cuyos efectos no son muy diferentes de muchos otros coronavirus que son bastante comunes incluido el de la gripe estacional.
    Para nada. El SARS-CoV-2 tiene una letalidad 10 veces superior a la gripe, y el resto de los coronavirus no mata a casi nadie. Si con un 5 % de infectados hemos tenido 40.000 muertos y la sanidad completamente colapsada y con escasez de suministros, si se nos llega a infectar el 60 % de la población, lo que es perfectamente posible con una zoonosis nueva, tendríamos medio millón de muertos y la sanidad completamente arrasada, con un rosario de muertes por otras causas y en todo tipo de edades. Esa es una cuenta muy facil de echar que destruye ese argumento.
    Crean un virus con una precisión genocida para destruirnos, te dicen que es natural y te lo tragas sin pestañear.
    No hay ninguna evidencia de que el SARS-CoV-2 fuera creado en un laboratorio. NINGUNA. Pudo haber sido liberado accidentalmente de un laboratorio, pero para sostener que se fabricó y liberó intencionadamente hará falta alguna evidencia, digo yo, y no me refiero a las teorías conspiratorias traídas por los pelos que circulan por ahí y que algunos se tragan sin pestañear.
    3 recomendaciones
  3. en respuesta a Knownuthing
    #23
    Packo33

    la ciencia sabe que la mayoría de las personas infectadas por coronavirus no contagia a nadie, mientras que una minoría es la que contagia a todos los nuevos casos
    Es decir, que unos casos son muy contagiosos, y otros muy poco. Y usted utiliza unos u otros según le convenga.
    Deje de hablar de "la ciencia". Puede citar los estudios que estime oportuno, pero sugerir que hay un conocimiento establecido, testeado y aceptado es simplemente falso.

    Le digo lo que en uno de los mensajes anteriores, para hacer compatible a) El virus es muy contagioso y b) El contagio es del 5% usted hace las piruetas mas absurdas. Y en el camino, desprecia como "excepcional" casos que están a la vista de cualquiera.
    Preocupese de preguntar a sus conocidos que se hayan hecho tests, a ver si lo que yo le digo es excepcional o es la norma. No hay nada como abrir los ojos y mirar.

    Dejemos España por un momento. Hay un experimento involuntario pero clarificador con el coronavirus, el caso del Diamond Princess, un crucero con 3711 personas a bordo.
    De acuerdo a la wiki el paciente cero sube al barco el 17 de Enero y  hace un desembarco en HongKong el 25 de Enero. El 1 de Febrero se le testea positivo por Covid.
    Durante todo este tiempo, pasaje y tripulación hacen la vida normal de un crucero "had shows and dance parties as usual and also continued to open pubric facilities that attract large crowds, including fitness clubs, theatres, casinos, bars and buffet-style restaurants".
    Hasta el 4 de Febrero, que se decide aislar a los pasajeros.
    Aun asi, parece que las medidas de contención fueron bastante deficientes "He called Diamond Princess a "COVID-19 mill."[61] He said that the areas possibly contaminated by the virus were not in any way separated from virus-free areas, there were numerous lapses in infection control measures, and that there was no professional in charge of infection prevention"

    Alguien puede dudar que tras 11 días (o 19 días, dependiendo de cuando se considere el momento de la infección) de vida normal en un crucero, la practica totalidad de pasaje&tripulantes estuvieron expuestos al virus?

    Y cual fue el numero de contagios? 712, el 19%..... el 19%

    Por favor, ilústreme con sus piruetas para explicar este caso, que coincide con lo que cualquiera puede comprobar con los tests.
    Los 712 contagiados eran "poco contagiantes"? 
    Eran casos de gripe que luego cogieron coronavirus? 
    Tiene algún estudio que diga alguna otra cosa estrambótica en contra de la evidencia?
  4. #24
    Karlo 1
     
    Knownuthing, gracias por tu nuevo artículo.
     
     A todos nos preocupa que pueda haber una segunda ola de contagios. Con las medidas de distanciamiento y control en los espacios cerrados pensamos que esa segunda ola puede ser pequeña si se produce. El ejército de España hizo informes recientemente que apuntaban que podría suceder en otoño. Hoy vemos organismos como la OMS que dicen que cada vez es más improbables que surja un segundo brote importante. Me choca especialmente el comentario de la siguiente noticia donde dicen que "hemos rebajado tanto la tasa de transmisión del virus que tendrá dificultades para sobrevivir", me choca porque creo que todo esto empezó con un paciente 0 y mientras haya un caso puede haber un nuevo brote.
     
     https://www.elcomercio.es/sociedad/oms-segunda-ola-coronavirus-importante-20200525113000-nt.html
     
     Puede ser que sí que se esté buscando una aceptación de los daños colaterales del virus pero si se produce un brote importante no sé cómo se actuará, ahora va a ser mucho más complicado. 
    2 recomendaciones
  5. en respuesta a Packo33
    #25
    Knownuthing
    Ya, lo que usted sugiere es que abandonemos la ciencia porque su método es mejor. Al parecer preguntar a unos cuantos conocidos es un sistema mucho más fiable.
    usted hace las piruetas mas absurdas.
    Mantengamos la conversación en el terreno del respeto o será muy corta.

    Hablemos del Diamond Princess, pues. El primer positivo se detectó el 1 de febrero y tres días más tarde se puso en cuarentena aislando a todos los pasajeros. Hay que comparar eso con los 20 días que pasaron en España. Usted puede decir lo que quiera de la eficacia de las medidas de aislamiento en el crucero, pero los expertos con los datos en la mano disienten. El informe preliminar del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas estimó que la mayoría de las transmisiones tuvieron lugar antes de la cuarentena: "COVID-19 spread on Diamond Princess before quarantine, report suggests"

    Imagen de casos detectados en el Diamond Princess que muestra que las medidas de cuarentena se tomaron al principio.


    "El brote del barco tuvo un número de reproducción básico de 14.8, mucho más alto que el habitual 2-4. Los cálculos indican que una evacuación temprana podría haber reducido el número de casos a solo 76 casos, y que la cuarentena aplicada redujo el número de casos en aproximadamente 2300 casos."

    "COVID-19 outbreak on the Diamond Princess cruise ship: estimating the epidemic potential and effectiveness of public health countermeasures"

    Toda esta información está en el mismo sitio del que la ha tomado usted, el artículo de Wikipedia, y contradice lo que usted mantiene. No está ni mucho menos demostrado que todo el mundo en el barco estuviera expuesto al virus. Los expertos no opinan como usted y piensan que aunque la respuesta pudiera haber sido más rápida, las medidas tomadas protegieron del contagio a la mayoría de las personas a bordo del barco. Usted, por supuesto, tiene derecho a disentir pero no me pida que esté de acuerdo con usted.
    2 recomendaciones
  6. en respuesta a Karlo 1
    #26
    Knownuthing
    Karlo1, espero y deseo que la OMS acierte en esto. Yo supongo que habrá segunda ola en algunos sitios y en otros no, que es lo que sugieren los datos actuales.
    Me choca especialmente el comentario de la siguiente noticia donde dicen que "hemos rebajado tanto la tasa de transmisión del virus que tendrá dificultades para sobrevivir"
    El que ha escrito eso no tiene mucha idea de virus. En los países templados en el mes de abril la tasa de reproducción del virus de la gripe cae por debajo de 1 y su presencia se vuelve residual durante el verano, pero sigue contagiando a alguna gente y en el otoño rebrota, junto con los virus importados de países tropicales o del otro hemisferio. No veo por qué eso no va a pasar con el coronavirus. La mayoría de los expertos creen que no va a ser posible erradicar el virus. Sin embargo los virus a veces se extinguen, probablemente por competencia con otros virus parecidos. El virus que causó la pandemia de 1918 era Influenza A H1N1, un tipo que sigue causando gripes estacionales y pandemias, pero los científicos obtuvieron muestras de 1919 y secuenciaron el causante de la pandemia, y se llevaron una sorpresa, era distinto de todos los H1N1 conocidos y no era ancestral a ninguno de ellos, lo que quiere decir que ese virus se extinguió en algún momento, probablemente por competencia con otros H1N1.

    3 recomendaciones
  7. #27
    Valentin
    Trás la reapertura, hay un caso en Alemania que el ministro pone como ejemplo de caso práctico de lo que puede ocurrir (dice, no ser una crítica generalizada al sector).
    Tras la apertura, en un restaurante se han dado casos de contagio. En pocos días la propagación ha sido de 14 positivos y 133 puestos en cuarentena. Decir que una persona que visitó el restaurant, trabajaba en una empresa, y que 30 personas de la empresa se las tuvo que poner en cuarentena con las consecuencias económicas que ello conlleva.
    Ahora, se tomarán medidas de responsabilidad tanto contra el restaurant (su propietario), como contra las personas que visitaron el restaurant, por incumplimiento de las "normas de higiene", pudiendo ser sancionadas todas ellas.

    Cuidaros,
    Valentin

    ___________________________
    Enlace en alemán sobre la noticia y restaurante:
    https://www.kreiszeitung.de/lokales/niedersachsen/coronavirus-ausbruch-kreis-leer-restaurant-moormerland-gaeste-inhaber-vorwuerfe-regeln-zr-13773832.html

    2 recomendaciones
  8. en respuesta a Knownuthing
    #28
    Fleischman

     sólo un porcentaje muy pequeño muere y los que mueren son casi exclusivamente personas de edad avanzada y con problemas de salud subyacentes, o, en otras palabras, personas que morirían de cualquier infección 


    Un porcentaje muy pequeño de una cantidad grande, te sale una cantidad grande. Personas de edad avanzada en su mayoría que morirían de otra cosa... más adelante, no ahora. Valar Morghulis.  Pero no es lo mismo morir con 80 años, que con 81. 

    De hecho (a pesar de que la cifra oficial es de  Fallecidos: 26.834),  por primera vez desciende el número de pensionistas, en lugar de subir:



    26/05/2020 08:30 - ACTUALIZADO: 26/05/2020 09:38

    Uno de los efectos del covid se ha notado en el gasto de las pensiones, la principal partida de los presupuestos españoles. Este mes de mayo esta cifra se ha recortado, cosa que no ocurría en ningún mes de toda la serie histórica. Los motivos que han llevado a esta situación han sido las defunciones por el coronavirus y los problemas burocráticos para darse de alta como júbilado actualmente por el colapso de la administración pública en lo referente ayudas.


    9:29 | El gasto en pensiones registra en mayo su primer descenso mensual de la serie

    La Seguridad Social destinó el presente mes de mayo la cifra de 9.852,8 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 2,5% más que en el mismo mes de 2019 pero casi un 0,3% menos que en abril, lo que supone el primer retroceso mensual de la serie histórica, según ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

     Este descenso mensual en el gasto se debe a que bajó el número de pensiones respecto a abril, hasta situarse en 9.754.137 pensiones contributivas,
    38.508 pensiones menos que en el cuarto mes del año. El Ministerio atribuye el retroceso en la cifra de pensiones vigentes al menor número de altas y al "incremento de las bajas por los efectos del coronavirus". 


    Y eso que no todos las muertes han sido de pensionistas...


    2 recomendaciones
  9. en respuesta a Karlo 1
    #29
    Fleischman

    Hoy vemos organismos como la OMS que dicen que cada vez es más improbables que surja un segundo brote importante.
    Si la OMS dice eso, entonces tendremos segundo brote sí o sí, ya podemos prepararnos...
    1 recomendaciones
  10. en respuesta a Knownuthing
    #30
    Packo33

    Mantengamos la conversación en el terreno del respeto o será muy corta.
    Llevo siguiéndole un tiempo, y lo seguire haciendo, pero debo decir que no le suponía tan dogmatico.
    Usted afirma que no es necesario salir a ver de que color es el cielo, porque ya esta leyendo un papel que dice que es verde.

    El hecho de que en una familia haya un positivo en IgG y el resto negativos, no es una excepción, es la norma. 
    Y no es ningún secreto militar, asi que supongo que pronto saldrán estudios en ese sentido. Esos estudios que usted necesita para no tener que abrir los ojos y mirar por su cuenta. Cuando salgan esos estudios, podremos continuar la conversación.
  11. en respuesta a Packo33
    #31
    Knownuthing

    El hecho de que en una familia haya un positivo en IgG y el resto negativos, no es una excepción, es la norma.
    No le discuto el hecho. Le discuto su interpretación. Para usted eso se explica por una cualidad intrínseca del no infectado que resiste la infección (supongo que porque le gusta pensar eso). Para los expertos eso se explica por una cualidad intrínseca del infectado, que no infecta, Los expertos tienen a su favor la experiencia adquirida a partir de los datos de muchas enfermedades víricas, y han definido el fenómeno en términos de heterogeneidad de la población, definida con el parámetro de dispersión k que comentábamos anteriormente. Esa heterogeneidad de la población responde a la capacidad de infectar no a la capacidad de resistir la infección. Hay infectados que contagian mucho e infectados que no contagian nada, y la media es lo que da la tasa de reproducción básica R0. Usted ha tenido suerte pero si se encuentra en condiciones adecuadas con un supercontagiador será contagiado y pasará la enfermedad, con síntomas o sin ellos. Pensar que se es resistente a la infección es muy peligroso.
    2 recomendaciones
  12. en respuesta a Knownuthing
    #32
    Packo33

    Hay infectados que contagian mucho e infectados que no contagian nada
    Si dispone de el, le agradecería que pusiera un link al estudio donde se demuestra esa afirmación para el covid19. 
    Porque a primera vista parece un artificio argumental para convertir una teoría en imposible de falsear:
    No se ha contagiado -> el enfermo no contagiaba
    Hay muchos contagios -> el enfermo contagiaba mucho


    una cualidad intrínseca del no infectado que resiste la infección (supongo que porque le gusta pensar eso)
    Ni me gusta ni me disgusta, yo mismo me lleve una sorpresa cuando vi los resultados de los tests.
    Es usted el que necesita guardar en un baúl la navaja de Occam para compatibilizar que "el virus es muy contagioso" y "el contagio es del 5%"
  13. #33
    Nestor Netol
    Hola Knownuthing.

    Gracias por tus artìculos, sumamente interesantes y elaborados. 

      El virus que causó la pandemia de 1918 era Influenza A H1N1, un tipo que sigue causando gripes estacionales y pandemias, pero los científicos obtuvieron muestras de 1919 y secuenciaron el causante de la pandemia, y se llevaron una sorpresa, era distinto de todos los H1N1 conocidos y no era ancestral a ninguno de ellos, lo que quiere decir que ese virus se extinguió en algún momento, probablemente por competencia con otros H1N1. 

    Podrìas comentar por favor algo sobre el modo en que se produce la competencia de los virus, o de cepas de virus, que lleva a la prevalencia de alguno y a la eliminaciòn de otro. Gracias!

  14. en respuesta a Packo33
    #34
    Knownuthing
    Packo33,
    Porque a primera vista parece un artificio argumental para convertir una teoría en imposible de falsear:
    No se ha contagiado -> el enfermo no contagiaba
    Hay muchos contagios -> el enfermo contagiaba mucho
    A algunos supercontagiadores se les identifica con nombre y apellidos por la cantidad de gente a la que contagian. Steve Walsh es un británico asintomático que contagió a personas en tres países, incluyendo a gente en un chalet de una estación de esquí en los Alpes franceses, uno de los cuales viajó a Mallorca y fue diagnosticado y aislado allí, quizá recuerde el caso de las noticias. Esa persona en cambio no contagió a nadie en España. La existencia de supercontagiadores implica que la población es heterogénea en cuanto a su capacidad de infectar, y cuanto más gente es contagiada por supercontagiadores ello implica que menos contagian los que no lo son.

    Eso nada tiene que ver con el 5 % de población infectada en España, que no siguió subiendo porque finalmente el gobierno se decidió a ordenar el confinamiento.

    El artículo que me pide sobre el estudio que analiza el que unos infecten a muchos y otros no infecten a nadie puede ser el siguiente:
    Secondary attack rate and superspreading events for SARS-CoV-2
    "La tasa de ataque secundario (SAR), definida como la probabilidad de que ocurra una infección entre personas susceptibles dentro de un grupo específico (es decir, contactos domésticos o cercanos), puede proporcionar una indicación de cómo las interacciones sociales se relacionan con el riesgo de transmisión. …implicaría un SAR entre los contactos cercanos del 35% (IC del 95%: 27-44)."

    Según ese estudio la probabilidad de que el miembro de su familia les hubiera contagiado a alguno en su casa es de tan solo el 35 %. Como le he dicho han tenido suerte, nada más. Si el miembro contagiado hubiese resultado ser supercontagiador habrían caído todos.

    2 recomendaciones
  15. en respuesta a Nestor Netol
    #35
    Knownuthing
    Nestor,

    La competencia entre virus del mismo tipo es un tema del que se sabe poco. La procreación del más apto, que definía Darwin, en el caso de los virus se traduce en infectar más. Es algo en lo que el huesped ha de colaborar produciendo una carga viral más alta y teniendo una liberación de viriones más alta, todo ello con la aquiescencia del sistema inmune. Pero ese infectar más tiene un límite, porque si infectas a todo el mundo te quedas sin huespedes y te extingues.

    Ahora mismo hay una gran polémica entre científicos por la expansión del clado G del coronavirus SARS-CoV-2, que presenta una mutación en el residuo 614 de la proteína de la espícula que pasa de D (Aspártico) a G (Glicina). Este clado G o bien se originó en China y migró a Alemania, o se originó en Alemania a principios de febrero, y se ha ido expandiendo por todas partes siendo cada vez más frecuente hasta llegar a ser el clado dominante en la mayor parte del mundo. De hecho la misma mutación ha aparecido de forma independiente al menos otra vez. Korber et al., liberaron un artículo en preprint donde postulaban que era una forma más contagiosa debido a su expansión y a que los estudios del grupo de genómica de Sheffield mostraban que los pacientes de clado G tienen mayor carga viral que los de D, aunque la enfermedad no es significativamente más grave.

    La expansión del clado G (azul) frente al original (naranja) desde principios de marzo ha sido imparable y ya es el clado dominante en el mundo. Korber et al, 2020


    Este estudio fue recogido por la prensa que organizó un gran revuelo al propagar a  principios de mayo que el virus estaba mutando a formas más peligrosas, lo que provocó una dura reacción de otros expertos diciendo que Korber et al., no demostraban esa hipótesis y que las disparidades en expansión podrían deberse a un efecto fundador y a que la gente de Europa viaja más a todas partes. Algunos llegaron a decir que estaban muy cabreados con el artículo.

    Sin embargo otro artículo de Trucchi et al. apoya los resultados de Korber y dice que el patrón general de expansión del clado G no es compatible con un proceso de deriva génica, y que la mutación hace más accesible el sitio de corte por furina a las proteasas (ver mi artículo sobre la liberación del virus de un laboratorio), lo que facilitaría su entrada en las células haciendo que infectara más células en el huesped.

    Es un asunto apasionante, pero creo que a la mayoría de la gente no le interesaría, porque de momento tiene poca relevancia clínica o epidemiológica.

    En España el clado G era poco abundante hasta el 8 de marzo, cuando se expandió de forma notable, jejeje. A partir del 10 de marzo constituye el 90 % de los aislados.
    3 recomendaciones
  16. en respuesta a Knownuthing
    #36
    Nestor Netol
    Realmente interesante. Mil gracias!
    1 recomendaciones
  17. #37
    Obiwankenobi
    En plena fase de “desescalada” de la pseudopandemia del Covid-19 cada vez se hace más evidente que asistimos a una operación sin precedentes de manipulación social a escala planetaria. Ya lo decía Mark Twain : “es mucho más fácil engañar a los hombres que convencerles de que han sido engañados”. Una gran verdad, ciertamente. Y en esas andamos ahora mismo: muchos, acostumbrándose a vivir en el gran engaño del Covid-19; algunos, luchando para que sus conciudadanos reaccionen y se den cuenta de él. 
    Se trata de una batalla en la que la derrota es un lujo que no nos podemos permitir y afortunadamente cada vez son más los ciudadanos en el mundo que están despertando de este colosal engaño.
    1 recomendaciones
  18. en respuesta a Knownuthing
    #38
    Packo33
    Gracias por el link. Dos cuestiones:

    1) No veo absolutamente ninguna referencia en ese articulo a la existencia de personas que contagian mucho y otras poco. Mucho menos una demostración de esa afirmación. 

    2) La interpretación que hace usted del párrafo que cita:
    Según ese estudio la probabilidad de que el miembro de su familia les hubiera contagiado a alguno en su casa es de tan solo el 35 %. Como le he dicho han tenido suerte, nada más. Si el miembro contagiado hubiese resultado ser supercontagiador habrían caído todos.

    Es completamente errónea. El párrafo completo es:

    Drawing on data from nine recent reports of secondary transmission associated with a specific event such as a meal or holiday visit (table), we estimated 48 secondary infections occurred among 137 attendees. Assuming that all these secondary infections were generated by a single primary case, which is probable given the short-term nature of the exposure events, would imply a SAR among close contacts of 35%
    Es decir, la probabilidad de contagio es del 35% EN UN SOLO EVENTO (a specific event).
    Es mas, ese articulo se puede utilizar perfectamente para afirmar que su afirmación sobre el no contagio en la convivencia familiar:
    Como le he dicho han tenido suerte, nada más.
    Es esencialmente imposible.


  19. en respuesta a Packo33
    #39
    Knownuthing
    No funciona así, ese artículo habla de los sucesos de supercontagio. Para una enfermedad infecciosa con una tasa de transmisión R0 de 2,5 cada persona de media contagia a 2,5 personas a lo largo de toda su enfermedad. Pero si el 20 % de los infectados contagia al 80 % de los nuevos casos (el parámetro k, que mide la existencia de supercontagiadores) eso quiere decir que el 80 % restante solo contagia al 20 % y para ellos la tasa de transmisión es 2,5 x 0,2 = 0,5. Eso es equivalente a decir que de media el 40 % contagia a 1 persona y el 40 % no contagia a nadie, durante toda su enfermedad.

    No es como pensamos que funcionan las enfermedades infecciosas pero es como lo hacen. El valor R0 se calcula a partir de la velocidad de crecimiento de la epidemia. El valor de k es más difícil de calcular, y se suele hacer con modelos que para distintas combinaciones de R0 y k mejor reproducen lo observado.

    En este artículo lo explica más claramente:

    Estimación de la sobredispersión en la transmisión COVID-19 utilizando tamaños de brote fuera de China

    El número de reproducción básica R0 (el número promedio de transmisiones secundarias causadas por un solo caso primario en una población totalmente susceptible) se ha estimado alrededor de 2-3.

    Esto sugiere que
    no todos los casos sintomáticos causan una transmisión secundaria, que también se estimó ser el caso en brotes pasados ​​de coronavirus (SARS / MERS). La alta variación a nivel individual (es decir, la sobredispersión) en la distribución de la cantidad de transmisiones secundarias, que puede conducir a los llamados eventos de supercontagio, es información crucial para el control de epidemias. La alta variación en la distribución de casos secundarios sugiere que la mayoría de los casos no contribuyen a la expansión de la epidemia.

    Estimamos el nivel de sobredispersión en la transmisión de COVID-19 mediante el uso de un modelo matemático que se caracteriza por R0 y el parámetro de sobredispersión k de un proceso de ramificación binomial negativa. Ajustamos este modelo a los datos mundiales sobre los casos de COVID-19 para estimar k dado el rango reportado de R0 e interpretar esto en el contexto de supercontagio.

    Dentro del rango de consenso actual de R0 (2-3), el parámetro de sobredispersión k de una distribución binomial negativa se estimó en alrededor de 0.1 (estimación mediana 0.1; 95% CrI: 0.05-0.2 para R0 = 2.5), lo que sugiere que
    el 80 % de transmisiones secundarias puede haber sido causado por una pequeña fracción de individuos infecciosos (~ 10%).

    Nuestro hallazgo de una distribución de descendencia altamente sobredispersada destaca un beneficio potencial al enfocar los esfuerzos de intervención en el supercontagio.
    Como la mayoría de los individuos infectados no contribuyen a la expansión de una epidemia, el número efectivo de reproducción podría reducirse drásticamente al prevenir eventos de supercontagio relativamente raros.

    Lo que estos autores muestran es que los datos indican que la transmisión se debe a una minoría de infectados, y que la mayoría no transmite la enfermedad a nadie durante todo el curso de su enfermedad. Eso explica lo de su familia, ¿no cree? Los científicos parecen tenerlo claro.

    En el artículo de Lloyd-Smith de 2005 cuyo link puse en un comentario anterior nos muestran lo que sucedió en un brote en Singapur donde se trazó el origen de cada positivo detectado:

    Evidencia de la variación en el número reproductivo individual v. Lloyd-Smith et al., 2005.


    Como puede ver el 65 % de los infectados no contagió a nadie, el 18 % contagió a una persona y así hasta que aparecen los supercontagiadores, que contagiaron a más de 20 cada uno. Los autores utilizan los datos para demostrar que sigue una distribución binomial negativa (círculos).

    Si esto no le convence de que los científicos saben lo que se hacen y que los casos en los que no hay contagio se explican porque el infectado no es contagioso, no porque haya resistencia a la infección, pues no sé que más decirle. Supongo que entonces es usted de esas personas que prefieren su opinión a la evidencia de que están equivocados. En cuyo caso no tiene objeto discutir.
    2 recomendaciones
  20. en respuesta a Fleischman
    #40
    Fleischman
    Otra noticia de hoy, que deja pequeñas las cifras oficiales:

    El sistema de monitorización de la mortalidad
    (MoMo) ha aflorado de golpe 12.000 muertes más durante la pandemia del covid-19. Eso supone un aumento de golpe del 38% y eleva ya el exceso de mortalidad a 43.000 fallecimientos durante la pandemia. El sistema ha incorporado miles de certificados de defunción que estaban acumulados en los registros civiles, principalmente el de la ciudad de Barcelona, que no notificó casi ningún fallecimiento en los dos últimos meses.

    1 recomendaciones
40 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar