¿Qué difícil es planificar la jubilación en España?

Este contenido tiene más de 12 años
Nunca he sido muy amigo de las ayudas al mercado, pues éstas deforman la oferta y demanda. Puedo estar equivocado porque he llegado a esta conclusión sin haber estudiado.

Uno de los productos que incentivan el ahorro y la inversión a largo plazo son los Planes de Pensión, y ahora también los PPA.

Es natural que una persona previsora desee formalizar un capital (digamos un colchón), para llegado el momento de la jubilación, complementar lo que le pueda quedar de pensión de la Seguridad Social. Con esta idea, se creó e incentivó el Plan de Pensiones.

Buscando referencias, he visto un artículo de finales de 2007 en El Economista, que compara los PPA y los Planes de Pensión. No es que me haya dicho gran cosa pero recalca el poco tiempo que dedicamos a plantearnos estas cuestiones y plantea el problema de las comisiones, aunque hay otro quizás hasta más grave que es la falta de transparencia.

Un interesante artículo es el publicado en Wharton en Abril de 2008, llamado El negro horizonte de los planes de pensiones en España, y que pone en la picota este sistema de inversión. Siempre recomendaré las suscripción a Wharton.

Conozco poco los PPA como para poder hablar sobre ellos, pero sí que conozco los planes de pensión como para decir que, a priori, no merecen la pena salvo que goces de una enorme ventaja fiscal.

Hasta aquí parece que hemos llegado a dos motivos importantes para desechar los planes de pensión, y que nada tienen que ver con el producto en sí.

  • Son caros. Las comisiones son muy altas.
  • Son opacos. No sabemos con certeza en qué están invertidos y algunos, nisiquiera informan de las comisiones que cobran.

Ojo, porque he hecho una afirmación que puede parecer sutil... Estos inconvenientes no tienen nada que ver con el producto en sí. Con esto quiero decir que una entidad gestora podría sacar planes de pensión totalmente transparentes y con comisiones mucho más bajas.

Ante este panorama y con la regulación que han hecho y mantenido nuestros políticos (sean del color que sean), no tengo más remedio que decir que a priori, los planes de pensión no son recomendables.

Imaginemos una persona con unos ingresos medios y que opina que la renta variable no es apropiada en estos momentos dada su enorme volatilidad. Supongamos que para simplificar nos centramos en los planes de pensión de la categoría de RENTA FIJA A CORTO PLAZO según Inverco.

Descargamos la hoja de cálculo de Inverco con datos de Enero de 2009 y hacemos lo siguiente:

  • Ordenamos por rentabilidad a 1 año y tomamos los 10 primeros.
  • Ordenamos por rentabilidad a 3 años y tomamos los 10 primeros.
  • Ordenamos por rentabilidad a 5 años y tomamos los 10 primeros.
¿Qué tenemos con esto? Pues evidentemente los productos que han sido más rentables a 1, 3 y 5 años y que podemos ver aquí.

La renta fija a corto plazo da muy poco juego y básicamente lo único que debería de hacer decidirnos por uno u otro es la comisión que cobran... Además, si no han cambiado su política, el ranking debe de cambiar poco... ¡Veamos si es así!

Podemos comprobar que sólo han sobrevivido a la criba inicial 17 planes y que sólo 3 han estado entre los 10 primeros durante los 3 periodos seleccionados:

  • PLANFIATC 3 PP
  • BARCLAYS PEN.EMPLEADOS
  • PCAIXA PRIV MONETARIO
Tal y como planteamos el problema, más de uno dirá que ésto no vale para nada, y en cierto modo tiene razón. Ahora vendría la tarea más árdua que consistiría en cribar uno a uno y tratar de determinar cual ha sido el motivo de su rentabilidad y si creemos que ésta puede ser sostenible.

Para hacerlo bien, tal vez habría que ampliar el número de planes de pensión no a los 10 primeros, sino a un número que justifique la rentabilidad obtenida, en especial a menor plazo.

Un plan de pensiones puede haber obtenido una excelente rentabilidad a 1 año porque ha corrido más riesgo del deseado.

  • Esa rentabilidad a 1 año puede haberlo hecho ser rentable en periodos más amplios, o sea, que puede tener una buena rentabilidad a 3 años aunque gran parte de dicha rentabilidad sólo se ha obtenido en el último año.
  • También puede ocurrir que dicho producto sea nuevo y no ofrezca rentabilidades a plazos mayores.
Elegir un producto cuya rentabilidad quede por encima de lo que esperamos de él, puede ser un verdadero error.

Otros planes de pensión pueden haber cambiado su política. También hay que tenerlo en cuenta.

Para obtener un resultado consistente con la poca información que tenemos, habría que compararlo con la rentabilidad de su índice de referencia y ver cuanto se han desviado de él. Sería una buena señal que la desviación fuese homogenea.

Existen 2 planes de pensión cuya rentabilidad a 1 año ha sido mayor que el índice de referencia:
  • BETA PENSIONES R.F. (más de un 3%)
  • PLANFIATC 3 PP (más de un 0,8%)
Mucha gente podría pensar que eso es positivo, en cambio, yo creo que lo que significa es que está corriendo un riesgo mayor del que debería para un producto de sus características.

En un principio, indicaría que este no es criterio para hacer una selección, pero se puede observar que hay productos que son más rentables a corto plazo y que no lo han sido a largo y viceversa, y sólo unos pocos han mantenido una rentabilidad más o menos constante por debajo del índice (presumiblemente debida a gastos y comisiones).

En futuras entregas trataremos de localizar si existen algunos de estos productos que ofrezcan un grado razonable de transparencia y unas comisiones aceptables.

Se momento, lo que me gustaría conseguir con esta entrada es concienciar a los inversores que deberían de tratar de presionar a las gestoras para que ofreciesen más información y al menos, equiparasen las comisiones a las de los fondos de inversión.

P.D. Sólo he encontrado un comparador de planes de pensión verdaderamente decente. Si alguien conoce uno mejor, que por favor me lo diga. Gracias.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar