¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

“Expertos” Financieros: Como influyen en nuestras inversiones para bien o para mal

Financial television is halfway between ESPN 4 and the weather channel., Barry Ritholtz[1]

 

Está probado y comprobado que la mayoría del tiempo los “expertosfinancieros no son mejores que una moneda al aire cuando se trata de hacer pronósticos y recomendaciones, de hecho, a veces bastante peor que eso. Sus errores y poca o nula divulgación de intereses e inclinaciones detrás de sus palabras han hecho que los inversores pierdan oportunidades y dinero.

 

Si ya sabemos todo esto y además internet nos permite buscar el track record de estas personas, sus tendencias políticas e ideologías económicas, entonces Por qué seguimos sus recomendaciones? Por qué necesitamos que alguien calme nuestra incertidumbre y nos indique qué camino seguir? Por qué impregnamos nuestras inversiones, análisis, comentarios y percepción de la realidad con ideas de “expertos” que fallan igual que cualquier otra persona de a pie o incluso mas? 

 

Todo depende de la forma que nuestro cerebro está conectado (algo casi imposible de cambiar) y del enfoque que utilicemos para digerir la información (algo difícil pero posible de cambiar). Precisamente el nuevo libro Clash of the Financial Pundits: How the Media Influences Your Investment Decisions for Better or Worse del gran blogger Joshua Brown habla de esto, de cómo podemos filtrar mejor la información que hoy inunda la TV, los periódicos e internet a toda hora; del enfoque que debemos utilizar cuando leemos/escuchamos a un “experto”. Que este fenómeno de desinformar o tergiversar la realidad que hacen los “expertos” no es nada nuevo y por eso hay que leer la historia, la antigua y hasta la más reciente. Sólo comprendiendo el modus operandi de los llamados “expertos”, el inversor pequeño podrá distinguir entre lo que vale la pena escuchar y cuestionar, y lo que debe ir directo a la basura.

Josh logra todo lo anterior y mucho más, porque el libro no sólo informa y enseña al lector a ver a los expertos tras bambalinas, sino también arrancará algunas carcajadas por la forma tan ingeniosa de criticar a lo preestablecido, al menos a mi me hizo reir en varias ocasiones. El libro entrelaza capítulos que hablan de anécdotas históricas muy interesantes como Babson y Granville con capítulos que son entrevistas a algunos gurús contemporáneos como Jim Rogers, Cramer y Ritholtz. Las entrevistas las hecho con la ayuda y colaboración de Jeff Macke, un comentarista financiero que en 2009 tuvo un breakdown en TV en vivo, algo que hace aún más curioso y entretenido el libro, porque cuenta su experiencia.

 

A través del libro el lector se va dando cuenta que los mismos “expertos” o gurus aceptan que es imposible saber qué va a hacer el mercado mañana, la siguiente semana o el siguiente mes. Sin embargo, ellos tienen que llenar espacio, ya sea de TV o por escrito, porque la final todo es un negocio y la prioridad del negocio es hacer dinero (además de inflar sus egos o lograr sus metas personales) y la forma de hacer dinero es dando a la gente lo que pide y quiere (o al menos a la mayoría de la gente). Después de todo ningún programa o periódico tendría seguidores si todos los días el gurú dijera “lo mejor que podéis hacer es comprar un fondo indexado de bajo costo” o "hoy igual que ayer y el día antes de ayer, el mercado fluctuará". A los medios poco les importa si el gurú de turno ha hecho los peores y más desastrosos pronósticos, lo que ellos quieren es que atraiga visitas para bien o para mal. Hasta fueron capaces de contactar con Madoff (el mayor defraudador de la historia) una vez prisión para que hablara acerca de una carta que había escrito haciendo unas críticas al sistema financiero. Increíble pero cierto.

 

Las lecciones del libro son muchas, desde cómo alejarse de los crecepelo hasta algunas lecciones de Inversiones o vida como las que aparecen en la entrevista a Altucher. Usualmente debemos alejarnos de los gurús que parecen mas seguros y con más convicción, aquellos que no ven otro camino más lógico que el de su propia predicción. También hay que correr de los que utilizan narrativas en vez de datos y apelan a nuestras emociones, tendencias políticas o ideologías económicas para convencernos de algo. Al final todos están ahí para vender/promocionar algo, ya sea su nombre, marca, empresa, posiciones en cartera, alianzas políticas, deseos, convicciones y hasta su fundación “altruista”. Todo menos ayudar a la gente a ganar dinero o al menos no perderlo.

 

No debemos de confundir ni dejarnos seducir por personas exitosas e inteligentes, porque la inteligencia y el éxito no son cosas que puedan extrapolarse en los mercados. Entre las muchas recomendaciones que tiene el libro para filtrar mejor la información es conocer el background del “experto”, saber cuales son los incentivos que lo mueven detrás de todas esas palabras. 

 

Podría seguir enumerando varias lecciones interesante que trae el libro, pero sinceramente creo que la mejor forma para internalizar las ideas y que realmente se graben en nuestra mente es leyendo el libro. Además es bastante entretenido.

 

Cuelgo tres de mis frases favoritas:

 

Children need Santa Claus, and as adults, they require just a tad more sophistication in their fairy tales—the professional forecaster who uses statistics to see the future certainly fits the bill.[1]

The great tragedy of economics is how it’s been completely co-opted by the political wankers that are out there.[1]

We learn economics not to understand economics, but so as to not be fooled by economists.[1]


 

El autor, Josh Brown, ha sido nombrado uno de los asesores financieros más influyentes de 2013. Josh trabajó en el Sell Side de Wall Street, que es como se conoce a la parte de la industria financiera encargada de la venta y promoción de todo tipo de instrumentos financieros. Saltó a la fama después de renunciar al no soportar mas las prácticas poco éticas y escribir su primer libro: Backstage Wall Street: An Insider’s Guide to Knowing Who to Trust, Who to Run From, and How to Maximize Your Investments, el cual  es una excelente guía para conocer todos los trucos y engaños que los brokers y Fondos utilizan para vender lo que les venga en gana. En el libro elogia las ventajas de los ETFs (algo por lo que me gusto mucho y después esribiré) y da varios consejos útiles y a veces desconocidos para navegar este mundillo donde todos quieren un pedazo de nuestro dinero, algo de lo que Fernan2 ya hablado. 

 

Recomiendo también leer el genial blog de Josh Brown, está lleno de excelente información, gráficas y un buen toque de humor que siempre hace falta. 

 

Para terminar quiero decir que como consumidores de información debemos ser más exigentes con lo que leemos. Pedir cuentas y explicaciones a los “expertos” y gurús de forma educada pero insistente. Debemos, cuando sea posible, enfrentarlos y cuestionarles.  A veces no hay que ir muy lejos, aquí en Rankia podemos comenzar. Recordad que no hace falta seguir a muchos gurus, debemos ser selectivos porque nuestro tiempo vale mucho. Parafraseando a Georg von Siemens (director de Deutsche Bank 1870-1900), cuando seguimos los consejos de 24 personas el resultado es el mismo como el de aquella chica con 24 pretendientes. Ninguno se casa con ella, pero al final ella termina teniendo un bebe.



 

Gracias Josh y Helen por su tiempo y ser tan amables conmigo.

NOTAS:

[1]Clash of the Financial Pundits: How the Media Influences Your Investment Decisions for Better or Worse

 

 

 

Guía de ETFs publicados
Lista de libros mencionados
Este blog está escrito y editado por su autor. En ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no está siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. No soy experto ni estoy certificado. Nada de lo escrito aquí debe interpretarse como recomendación para iniciar cualquier tipo de operación financiera. El lector deberá hacer su propio “due diligence”.
  1. #1

    Valentin

    La identificación de personas, gestoras, instituciones financieras y productos de inversión en los que no exista "conflicto de intereses", es clave para que el producto de inversión permita poder expandirse en rentabilidad.

    Saludos,
    Valentin

  2. #2

    Ismael Vargas

    Luego también sucede una cosa, y es que algún gestor puede coger una racha buena, mercado alcista o acertar un sector, y obtener un gran rendimiento durante un periodo de tiempo concreto, luego pasar a los Mass Media y empezar a promocionar sus ideas, libros etc.

    El que tiene mucho tiempo para escribir, decía en el foro alguien el otro día, no tiene mucho tiempo para dedicarse a los mercados...

    Vender libros mágicos, cursos milagrosos etc... prometiendo en poco tiempo ganar dinero en bolsa...

    Lo que sale en los medios de comunicación no busca rentabilidad, tiene otros objetivos. En una entidad financiera me dijeron que no buscaban Gurús, buscaban alguien que venda mucho...

    Viendo la película del Lobo de Wall Street, en los primeros minutos, se entiende perfectamente cómo funciona el mundo de los intermediarios... Al menos cómo funcionaba.

    Saludos.

  3. #3

    Gaspar

    en respuesta a Ismael Vargas
    Ver mensaje de Ismael Vargas

    Eso es lo que dicen de Bill Miller, que su racha buena acabo. No lo sé, pero llega a suceder.

    El lobo de Wall Street es uno de los pocos ocasiones que recomiendo mas ver la película y no perder el tiempo y el dinero en el libro. El libro de Josh es mucho mas reciente que el del lobo y la verdad las practicas engañosas siguen siendo común en Wall Street, tal vez no tan cínicas como en la época del Lobo, pero haberlas, haylas. Precisamente en el libro Backstage Josh platica todos los engaños y artimañas que los brokers utilizan, no sólo para vender basura, sino todas las comisiones ocultas que cargan o como se intercambian a los clientes.

    El blogger y fund manager david merkel publica mensualmente una lista del desempeño precisamente de penny stocks (como los que promocionaba el lobo) y otras pink sheets que algunos brokers siguen promocionando. Lamentablemente Belford sólo fue el chivo expiatorio, el cabeza de turco, porque las prácticas engañosas siguen.

    Saludos

  4. #4

    Ismael Vargas

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Exacto y luego además las IPO, no he leído el libro, pero la película la he visto un par de veces... Pero como digo, la frase de que nadie sabe qué hará el mercado si irá hacia arriba hacia la derecha izquierda o en círculos... En fin. Lo que les interesa es vender y cuanto más mejor. Me ha dado mucho que reflexionar.

    Saludos Gfierro.

Autor del blog

  • Gaspar

    La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar