Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones

En la próxima reunión del Banco Central Europeo que tendrá lugar el próximo jueves 6 de Marzo de 2014, parece probable que "SuperMario" va a tener que actuar y tomar "cartas"en el asunto, antes de que el temor ante una posible deflación como la que vivió Japón, sacuda a todo el continente europeo y no haya nadie que pueda parar semejante caos.

Amenaza de deflación en Europa

Los cambios que introducirá Mario Draghi serán claves para determinar el "camino" que lleva la recuperación de la zona euro, pues la financiación aún no llega a las empresas y la inflación sigue estando en un punto crítico.

Las alternativas que tiene el BCE para intentar "aplacar" la deflación son diversas:

  • Situar los tipos de interés de la facilidad de depósito en niveles negativos, y así incentivar que los bancos comerciales presten dinero a las familias y empresas y no lo mantengan "parado" en el BCE.
     
  • Una operación de financiación bancaria a largo plazo (LTRO), que supone una inyección de dinero en la economía, que los bancos tendrían que utilizar en conceder préstamos a las familias y pequñas empresas.
  • La opción menos probable sería una expansión cuantitativa europea que supondría inyectar más de 170.000 millones de €,a través de la compra de deuda pública.
  • Y lo más probable a priori sería una disminución de los tipos de interés, es decir, desde el 0,25% actual hasta el 0,10%.

Tampoco nos debemos olvidar que en la pasada reunión del BCE del pasado jueves día 6 de Febrero, Mario Draghi quería esperar a conocer cuáles serían las previsiones de crecimiento para los próximos años (hasta 2016), y que ello determinará que medida tomará la institución. Hasta ahora, el crecimiento esperado era del 1,1% para el 2014 y el 1,5% para el 2015 y una inflación del 1,1% y 1,3% respectivamente.

Lo que más preocupa es que la inflación se mantenga tan cercana a 0 y arrastre 5 meses consecutivos por debajo del 1%, ya que no debemos olvidar que el objetivo del BCE es tener una inflación controlada y alrededor del 2%. Además, siente la presión del mercado, quien espera que actué, pues de lo contrario el €uro se podría apreciar aún más y alcanzar los 1,40 dólares.

El Banco Central Europeo debe actuar y al igual que ha sido el "capitán" del barco europeo en los peores años de la crisis, ahora debe ser el encargado de guiar a los países de la zona euro hacia la recuperación.

¿Qué medida/s adoptará el Banco Central Europeo?

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar