Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
11 recomendaciones

El objetivo de toda inversión es incrementar nuestra autonomía financiera, entendida ésta como el disfrute compartido de recursos que nos permitan ser más libres y felices, desarrollando nuestro ser y consciencia.

Mi experiencia como gestor de fondos durante catorce años me ha enseñado que no existe una única forma de gestionar, pero que escogida aquella que más se adapte al objetivo, las herramientas con que contamos y a la personalidad de cada uno tienes que especializarte, mimar y mamar las acciones que componen la cartera de tal manera que conozcas el funcionamiento y la evolución de las empresas como si de un ser animado se tratara.

Los gestores deberían pasar por auditoria, después ser analistas o estar en el departamento de ventas para luego acabar gestionando. No es éste mi caso. Mi afición-pasión por los mercados me han permitido mitigar ciertos requisitos considerados imprescindibles y navegar por este mundo con relativo éxito.

Normalmente invierto en lo que los ingleses llaman “drivers” o hilos conductores de la economía. Una vez reflexionado sobre el asunto, busco la ayuda de los analistas, preferentemente con cierta experiencia en varios sectores, les leo, les escucho, les pregunto y después decido cuál es la empresa (y si está barata) que más se acerca a la idea preconcebida.

Complemento con algunas consideraciones macroeconómicas (tipos de interés, crecimiento del PIB y por ende de los beneficios empresariales, desempleo, ciclos, etc.) y algo de análisis técnico para decidir el monto de la inversión.

Un libro que me impresionó en mi época de estudiante fue “Las fuerzas económicas de nuestro tiempo” de José Luís Sampedro, publicado en 1967. En él se recogían aquellos hilos conductores de la economía, la política, en definitiva, de la sociedad. Desarrollo es crecimiento más cambio. Cuarenta años más tarde, el libro parece escrito ayer: La demografía, la técnica, la productividad, los recursos naturales, los sistemas políticos...siguen siendo los ejes de nuestro mundo.

Megatendencias a tener en cuenta

Sin pretender ser exhaustivo propongo para la reflexión una serie de tendencias que pueden ser las que muevan el mercado bursátil, como espejo de la realidad económica, en los próximos años. Entre paréntesis pongo alguna de las empresas interesantes que pueden aprovechar mejor estas tendencias. Los analistas ya dirán si están caras o baratas o si las expectativas se cumplen.

1. Comprar lo que China necesita consumir pero no produce. Empresas que venden en China pero que no se puede copiar ni realizar por los chinos. Empresas que se beneficiarán de las Olimpiadas en el gigante asiático (Danone, Etam, Foli-Follie). Por cierto, ¿sabemos el numero de millonarios chinos que hay y qué coches conducen? (BMW quizás).

2. Aprovecharse del boom de las materias primas de aquellos países con alto crecimiento por los altos precios del petróleo como Rusia (YIT constructora o Sanoma-publicidad). Si Corus o Thyssen aceptan incrementos del mineral de hierro del 10%, empresas como Metso y Outukumpu que se dedican entre otras cosas a fabricar maquinaria para minas y motores de barcos tenderán a verse favorecidas con el crecimiento del comercio.

3. Inversiones en biotecnología tendrán cada vez más éxito. Inversiones en la sanidad para la tercera edad. Enfermedades de nuestro tiempo como la obesidad y la sordera (Phonak, Amplifon, Sanofi, UCB, Omega Pharma). Más tarde vendrán las empresas de telemedicina y las residencias de la tercera edad.

4. Retraso en la jubilación. Los jubilados con mayor nivel de vida se trasladarán desde sus países de origen hasta países cuyo coste de la vida sea inferior (Fadesa, Inmoesaast).

5. Necesidad de una mayor seguridad ante los ataques terroristas. Necesidad de una mayor vigilancia, bien pública o privada (Prosegur, Securitas,..)

6. Necesidad de una mayor preparación ante catástrofes naturales (Geophisique Saipem). Necesidad de una mayor explotación de los recursos naturales en el mar (SBM-Offshore).

7. Medio ambiente. Escasez de agua y de energía. Auge de las energías renovables (Acciona, Gamesa, Ersol, Q-cells). Importancia del tratamiento de residuos y de las plantas desalinizadoras (ACS, FCC).

8. Mayor importancia del ocio (Vivendi, Puch Tavernes, La Tasca).

9. Incremento de los intercambios comerciales en puertos, transportes, paquetería comercial, logística, almacenes (TNT, Logista, Nobert Detressanglel, Avis Europe).

10. Outsourcing, trabajo temporal, teleconferencias (SRTeleperfomace, Michel Page).

11. Cuidado del cuerpo y estética, balnearios (Dermoestetica, Dinamia).

12. Productos para las nuevas formas de parejas (singles, monoparentales) y emigración. Las empresas de cualquier sector que se adapten rápidamente a las necesidades de vivienda, ocio, alimentación y trabajo de la nueva realidad social verán recompensados sus esfuerzos. ¿Alguien se acuerda de la revalorización de Telepizza en su salida a bolsa?

13. Auge de la comida exótica. Comidas para niños y ancianos (Numico, Natra, Tate -Lyte)

14. Agencias y servicios a la medida para aquellos con mayor poder adquisitivo (Rodríguez Group, bancos suizos, viajes privados, jets).

Consultar la participación de Enrique Roca en el Tercer Encuentro Rankia

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
11 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar