¿Debo diversificar internacionalmente la Cartera Permanente?

7

Puedes llevar una vida inversora feliz sin salir de casa

John C. Bogle

Una de las dudas frecuentes sobre la Cartera Permanente es la necesidad o no de diversificar sus activos internacionalmente. Es decir, invertir una parte de la cartera fuera de nuestro país o área económica.

Para cualquier inversor residente en la eurozona, una Cartera Permanente tradicional estaría compuesta de bonos alemanes (a corto y largo plazo), un fondo indexado o ETF de acciones europeas y oro en cualquiera de sus formas: ETF de oro, oro físico o BullionVault.

Según algunos seguidores de Harry Browne, este diseño es un error. Por un lado, consideran que el diseño original de Harry Browne estaba orientado al mercado estadounidense y no encaja bien en la idiosincrasia europea. Por otro lado, alegan que este sesgo hacia la zona euro nos obliga a renunciar a mayores retornos procedentes de otras áreas geográficas.

En este artículo analizo si la Cartera Permanente europea ha cumplido con los objetivos originales definidos por Harry Browne, comparo sus resultados con una implementación diversificada internacionalmente y estudio el comportamiento histórico de la Cartera Permanente USA para un inversor europeo.

La Cartera Permanente según sus objetivos originales

Antes de plantearnos su diversificación internacional, debemos analizar si la Cartera Permanente europea "clásica" ha cumplido los objetivos que Harry Browne definió para la Cartera Permanente original.

Como el propio Harry Browne explica en su libro "Fail-Safe Investing", una cartera destinada a proteger los ahorros del pequeño inversor debía cumplir los siguientes requisitos:

  1. Seguridad: Proporcionar una rentabilidad real durante los buenos momentos (prosperidad) pero también durante los momentos duros (inflación, recesión y depresión).
  2. Estabilidad: Independientemente de la fase del ciclo económico, la rentabilidad de la cartera debe ser relativamente constante. Incluso en las peores circunstancias, sus caídas deben ser muy pequeñas.
  3. Simplicidad: Su mantenimiento debe ser tan sencillo que no te encuentres tentado en buscar una solución aún más simple.

En otras palabras, esta cartera debía ofrecer una baja volatilidad y una rentabilidad superior a la inflación con el menor número de activos posible. Con esos tres requisitos en mente se diseñó la Cartera Permanente.

A continuación analizaré dos de estos tres requisitos: la seguridad y la estabilidad.

La simplicidad ha sido excluida ya que se enfoca principalmente en la propia asignación de activos definida por Harry Browne.

Datos de referencia

Para analizar el comportamiento de la Cartera Permanente europea, he tomado como referencia sus resultados desde la entrada en vigor del euro hasta 2019 (Fuente: carterapermanente.es).

La rentabilidad de cada uno de los activos es teórica y no incluye los gastos de compra-venta ni los costes propios de los productos correspondientes.

  Acciones Bonos Oro Dinero Rentabilidad
Anualizada 3,72% 7,92% 8,51% 1,55% 6,24%
1999 39,14% -11,45% 18,30% 3,06% 12,26%
2000 -2,55% 14,83% 1,28% 3,78% 4,34%
2001 -18,29% 6,20% 6,69% 4,61% -0,20%
2002 -33,77% 12,69% 4,59% 3,32% -3,29%
2003 19,10% 4,49% 1,27% 2,63% 6,87%
2004 12,67% 14,54% -2,95% 2,26% 6,63%
2005 25,38% 17,15% 34,93% 2,28% 19,94%
2006 21,92% -3,15% 11,41% 2,71% 8,22%
2007 7,82% -5,47% 17,79% 3,85% 6,00%
2008 -44,85% 22,85% 8,09% 4,07% -2,46%
2009 27,32% -4,30% 24,69% 1,61% 12,33%
2010 2,40% 17,11% 37,67% 0,77% 14,49%
2011 -14,89% 25,97% 15,35% 0,56% 6,75%
2012 19,31% 8,11% 3,66% -0,02% 7,77%
2013 23,36% -10,80% -30,84% -0,04% -4,58%
2014 4,32% 33,27% 13,07% 0,12% 12,70%
2015 9,82% 1,26% -1,24% -0,10% 2,44%
2016 4,37% 14,95% 12,73% -0,39% 7,92%
2017 12,49% -5,96% -1,45% -0,84% 1,06%
2018 -12,71% 10,68% 3,47% -0,72% 0,18%
2019 25,47% 17,45% 21,25% -0,70% 15,87%

A partir de los resultados de la fuente original, he calculado algunos datos interesantes para un estudio más detallado de la cartera:

  • La rentabilidad real por año
  • La rentabilidad real anualizada y su volatilidad en todos los periodos de 5, 10 y 15 años

Seguridad

El primer objetivo de cualquier cartera de inversión es obtener una rentabilidad superior a la inflación. En otras palabras, conservar el poder adquisitivo de nuestros ahorros.

La inflación es un impuesto oculto que erosiona nuestro patrimonio de forma silenciosa pero efectiva. Es el interés compuesto jugando en nuestra contra.

En el periodo 1999-2019, la rentabilidad de la Cartera Permanente fue del 6,24%. Sin embargo, si le descontamos la inflación, este valor se reduce hasta el 4,12% (Fuente IPC: INE).

  Rentabilidad Nominal IPC Rentabilidad Real
Anualizada 6,24%   4,12%
1999 12,26% 2,90% 9,36%
2000 4,34% 4,00% 0,34%
2001 -0,20% 2,70% -2,90%
2002 -3,29% 4,00% -7,29%
2003 6,87% 2,60% 4,27%
2004 6,63% 3,20% 3,43%
2005 19,94% 3,70% 16,24%
2006 8,22% 2,70% 5,52%
2007 6,00% 4,20% 1,80%
2008 -2,46% 1,40% -3,86%
2009 12,33% 0,80% 11,53%
2010 14,49% 3,00% 11,49%
2011 6,75% 2,40% 4,35%
2012 7,77% 2,90% 4,87%
2013 -4,58% 0,30% -4,88%
2014 12,70% -1,00% 13,70%
2015 2,44% 0,00% 2,44%
2016 7,92% 1,60% 6,32%
2017 1,06% 1,10% -0,04%
2018 0,18% 1,20% -1,02%
2019 15,87% 0,80% 15,07%

La inflación ha rebajado el resultado original en más de un 2%. No obstante, no solo hemos mantenido nuestro poder adquisitivo sino que ha aumentado.

Este comportamiento se repite para las 12 décadas comprendidas entre 1999 y 2019. Si reducimos el periodo de inversión hasta los 5 años, la Cartera Permanente obtuvo rentabilidades reales positivas en 16 de los 17 lustros.

Únicamente, en el periodo 2000-2004, la rentabilidad real anualizada de la cartera fue inferior a la inflación (-0,52%). Sin embargo, la pérdida de poder adquisitivo fue tan pequeña que podríamos dar el objetivo por cumplido.

Esta rentabilidad real positiva ha sido alcanzada también en todos los periodos de inversión de 10 y 15 años.

Además, en todos los periodos de inversión, la rentabilidad real media ha sido superior al 4%.

Inicio 5 años 10 años 15 años
Media 4,11% 4,44% 4,34%
1999 0,59% 2,49% 3,42%
2000 -0,52% 2,69% 3,68%
2001 2,45% 3,78% 3,83%
2002 4,17% 4,53% 4,46%
2003 6,13% 5,82% 4,98%
2004 4,42% 4,86% 4,62%
2005 6,01% 5,85% 5,36%
2006 5,13% 4,52%  
2007 4,89% 4,60%  
2008 5,52% 4,41%  
2009 5,29% 4,72%  
2010 5,70% 5,04%  
2011 3,92%    
2012 4,31%    
2013 3,32%    
2014 4,14%    
2015 4,39%    

Con una tasa de éxito del 100% para todos los periodos de 5, 10 y 15 años podemos afirmar que la Cartera Permanente europea ha cumplido con su objetivo de seguridad satisfactoriamente.

Estabilidad

El segundo objetivo de la Cartera Permanente es proporcionar rentabilidades estables a lo largo del tiempo. Es decir, que la volatilidad de la cartera sea reducida.

Su volatilidad para los periodos de inversión de 5 años fue del 1,82%. La misma volatilidad que las letras del tesoro alemán a 1 año entre 1999 y 2019.

Si ampliamos el periodo de inversión a 10 años, la volatilidad se reduce hasta un 1,04%.

Finalmente, si lo alargamos hasta los 15 años, alcanza el 0,72%.

Para poner en contexto estos resultados, en la imagen interior se muestra la rentabilidad media y la volatilidad del mercado bursátil de EEUU según el periodo de inversión.

Rentabilidad real y volatilidad del mercado bursátil EEUU según el periodo de inversión (Fuente: Common Sense on Mutual Funds)

Rentabilidad real y volatilidad del mercado bursátil EEUU según el periodo de inversión (Fuente: Common Sense on Mutual Funds)

Como se puede ver, la rentabilidad media histórica de la bolsa estadounidense ha sido un 2,5-3% superior a la Cartera Permanente europea.

En cambio, la estabilidad de resultados de la Cartera Permanente a 5 años solo es alcanzado por el mercado bursátil estadounidense a partir de los 25 años de inversión.

En resumen, también podemos confirmar que la Cartera Permanente europea ha cumplido con el requisito de estabilidad.

Diversificación mundial de la Cartera Permanente

Pese al éxito cosechado por la Cartera Permanente europea en los últimos 21 años, puede haber inversores que no se encuentren cómodos con una exposición del 100% a la zona euro.

Bien porque no auguren un gran futuro a Europa, bien porque simplemente se sientan más cómodos incorporando una pequeña diversificación internacional.

En este caso, un inversor tendría dos posibilidades:

  1. Seguir los consejos de Harry Browne y diseñar una cartera variable donde invirtamos en otros activos a nuestro gusto y criterio.
  2. Añadir cierta diversificación internacional al 25% de acciones de la cartera.

Como ya tengo un artículo donde explico qué es la cartera variable, nos centraremos en la segunda opción.

MSCI World como sustituto del MSCI EMU

Si buscamos diversificar internacionalmente la renta variable de la cartera, una de las formas más simples es a través del famoso índice MSCI World.

ISIN Nombre Gastos Corrientes ETF/Fondo
IE00B03HCZ61 Vanguard Global Stock Index Fund 0,18% Fondo
LU0996182563 Amundi IS MSCI World AE-C 0,30% Fondo
LU1681043599 Amundi MSCI World UCITS ETF EUR 0,38% ETF

A partir de los resultados originales de la Cartera Permanente europea, he realizado un backtesting de los últimos 21 años utilizando este índice en lugar del MSCI EMU original.

  MSCI World EUR NR Bonos Oro Dinero Total
Media 5,62% 7,92% 8,51% 1,55% 6,57%
1999 46,36% -11,45% 18,30% 3,06% 14,07%
2000 -7,31% 14,83% 1,28% 3,78% 3,15%
2001 -12,30% 6,20% 6,69% 4,61% 1,30%
2002 -32,02% 12,69% 4,59% 3,32% -2,86%
2003 10,74% 4,49% 1,27% 2,63% 4,78%
2004 6,46% 14,54% -2,95% 2,26% 5,08%
2005 26,17% 17,15% 34,93% 2,28% 20,13%
2006 7,40% -3,15% 11,41% 2,71% 4,59%
2007 -1,66% -5,47% 17,79% 3,85% 3,63%
2008 -37,64% 22,85% 8,09% 4,07% -0,66%
2009 25,94% -4,30% 24,69% 1,61% 11,98%
2010 19,53% 17,11% 37,67% 0,77% 18,77%
2011 -2,38% 25,97% 15,35% 0,56% 9,87%
2012 14,05% 8,11% 3,66% -0,02% 6,45%
2013 21,20% -10,80% -30,84% -0,04% -5,12%
2014 19,50% 33,27% 13,07% 0,12% 16,49%
2015 10,42% 1,26% -1,24% -0,10% 2,59%
2016 10,73% 14,95% 12,73% -0,39% 9,50%
2017 7,51% -5,96% -1,45% -0,84% -0,18%
2018 -4,11% 10,68% 3,47% -0,72% 2,33%
2019 30,02% 17,45% 21,25% -0,70% 17,00%

En la tabla superior, se puede ver cómo la alta correlación entre el MSCI EMU y el MSCI World no introdujo grandes distorsiones en el comportamiento de la cartera.

Tanto la rentabilidad (+0,33%) como la volatilidad (+0,65%) aumentaron ligeramente pero nada significativo para los objetivos originales de la cartera.

Por qué no diversificar la renta fija

El motivo principal para limitar la diversificación internacional a la renta variable es que se trata del activo con más correlación entre la eurozona y el resto de países. Especialmente si nos centramos en mercados desarrollados como EEUU o Europa ex-Euro.

En el caso de la renta fija, considero la diversificación internacional peligrosa y desalineada con los principios de la Cartera Permanente.

Bonos a largo plazo

El director de los bonos a largo plazo es el tipo de interés. Si los tipos de interés suben, el precio del bono baja y viceversa.

El tipo de interés de una moneda es marcado por el banco central del país emisor según sus expectativas económicas:

  • Riesgo de inflación, suben los tipos de interés
  • Riesgo de deflación, bajan los tipos de interés

Al comprar bonos emitidos en divisa extranjera, nos exponemos a las decisiones de estos bancos centrales cuyas políticas monetarias pueden ser contrarias a nuestros intereses locales.

Por ejemplo, un banco central extranjero podría subir sus tipos de interés (caída del precio del bono) para luchar contra la inflación mientras nuestro país se encuentra en deflación y el banco central está subiendo los tipos (aumento del precio del bono).

Es decir, nos arriesgamos a quedar desprotegidos en momentos donde los bonos deben ser nuestra mayor defensa.

Cash

El cash debe ser un activo libre de riesgo. Por ese motivo, Harry Browne recomendaba las letras del tesoro estadounidense a 1 año (T-Bills).

Los T-Bills ofrecen al inversor estadounidense la máxima calidad crediticia (escaso riesgo de crédito) y la menor volatilidad (escaso riesgo de tipo de interés).

Como inversor europeo, invertir en T-Bills implicaría asumir un riesgo divisa que aumentaría la volatilidad de un activo cuyo principal objetivo es la estabilidad.

En la imagen inferior podemos ver los rendimientos de las letras del tesoro alemán a 1 año frente a los T-Bills en dólares y euros. Para la rentabilidad de los T-Bills he tomado la rentabilidad del ETF SHV.

  Bubill 1Y T-Bills USD T-Bills EUR
Volatilidad 1,82% 1,90% 10,80%
1999 3,06% 4,55% 22,69%
2000 3,78% 5,80% 14,47%
2001 4,61% 3,99% 9,56%
2002 3,32% 1,51% -14,16%
2003 2,63% 0,82% -16,80%
2004 2,26% 1,00% -6,23%
2005 2,28% 2,77% 18,51%
2006 2,71% 4,55% -6,35%
2007 3,85% 4,65% -6,38%
2008 4,07% 2,81% 8,74%
2009 1,61% 0,16% -3,23%
2010 0,77% 0,12% 7,94%
2011 0,56% 0,07% 3,35%
2012 -0,02% 0,03% -1,91%
2013 -0,04% 0,00% -4,33%
2014 0,12% 0,00% 13,60%
2015 -0,10% 0,00% 11,51%
2016 -0,39% 0,41% 3,71%
2017 -0,84% 0,67% -11,52%
2018 -0,72% 1,72% 6,55%
2019 -0,7% 2,36% 4,33%

Durante el periodo 1999-2019, la volatilidad de ambos activos en su divisa de emisión fue muy moderada (<2%). Sin embargo, al cambiar los T-Bills a euros su volatilidad aumentó desde el 1,90% hasta el 10,80%. Unos niveles de volatilidad similares al resto de activos de la Cartera Permanente.

¿Qué estrategia elijo?

Como hemos comprobado, debido al poco peso que tiene la renta variable en la Cartera Permanente (25%) y la alta correlación entre las bolsas europeas y el resto de bolsas mundiales, la diversificación internacional no ha modificado de forma significativa el comportamiento de la cartera.

Por lo tanto, diversificar esta parte de la cartera queda a gusto de las filias y fobias de cada inversor.

Para acabar, analizaré lo que considero uno de los mayores errores en la diversificación internacional de la Cartera Permanente.

El error de la Cartera Permanente USA

Como la Cartera Permanente se diseñó en Estados Unidos, algunos inversores europeos deciden implementar esta versión de la cartera.

En mi opinión, estos inversores solo prestan atención a los resultados históricos de la cartera en dólares. Sin embargo, si eres europeo y tus gastos están denominados en euros, la rentabilidad de nuestra cartera debe ser calculada en euros.

A partir de los datos proporcionados por carterapermanente.es para la rentabilidad de la cartera USA en dólares, he pasado su rentabilidad a euros (Cambio USD/EUR: Banco Central Europeo).

Tras esta conversión, vemos que en el período 1999-2019, la rentabilidad en euros (7,18%) fue casi un punto superior a la versión europea (6,24%).

  Rentabilidad USD Rentabilidad EUR
Media / Volatilidad 6,93% / 5,24% 7,18% / 10,50%
1999 5,04% 23,27%
2000 2,28% 10,67%
2001 -0,56% 4,77%
2002 5,55% -10,75%
2003 13,15% -6,62%
2004 6,71% -0,94%
2005 8,92% 25,60%
2006 10,81% -0,74%
2007 12,70% 0,83%
2008 1,18% 7,02%
2009 7,81% 4,16%
2010 13,97% 22,86%
2011 11,14% 14,78%
2012 6,43% 4,36%
2013 4,62% 0,09%
2014 9,41% 24,29%
2015 -2,13% 9,13%
2016 5,61% 9,09%
2017 10,97% -2,47%
2018 -1,76% 2,91%
2019 16,25% 18,49%

Si nos fijamos solo en la rentabilidad, esta versión habría sido la gran vencedora en los últimos 21 años frente a la versión europea.

Sin embargo, como vimos anteriormente, uno de los objetivos de la Cartera Permanente es tener una baja volatilidad.

En este periodo, la volatilidad de la Cartera Permanente USA en euros fue del 10,50%. El doble que su versión en dólares (5,24%) y muy superior a la versión europea (6,63%).

Este nivel de volatilidad se encuentra más próximo a una cartera Boglehead agresiva (e.g. 70% acciones / 30% bonos) que a una Cartera Permanente tal como la concibió Harry Browne.

En resumen, si eres inversor europeo y estás dispuesto asumir niveles de volatilidad próximos o superiores al 10% con el objetivo de obtener mayores rentabilidades, considero más acertado diseñar otro tipo de cartera antes que implementar una Cartera Permanente cuya rentabilidad está a merced del riesgo divisa y su estabilidad deja mucho que desear.

Resumen y conclusiones

A día de hoy, los datos históricos refutan la teoría de que la Cartera Permanente sea válida única y exclusivamente para el inversor estadounidense.

Tanto la volatilidad como la rentabilidad real de la implementación europea satisfacen los dos requisitos originales de Harry Browne para su cartera: seguridad y estabilidad.

Diversificar el 25% de acciones a través de un índice como el MSCI World es una opción a considerar si exponernos únicamente al crecimiento de la eurozona no nos satisface por completo.

No obstante, debemos ser conscientes que en los último 21 años esta diversificación no ha aportado diferencias significativas en la rentabilidad total.

Por último, como inversor de la zona euro, la implementación de una Cartera Permanente USA tampoco habría sido una buena decisión. La Cartera Permanente está diseñada para ofrecer retornos estables y un riesgo divisa del 100% no ayuda a alcanzar dicho objetivo.

  1. en respuesta a yomais
    #7
    09/07/20 01:57
    wooooow! Gracias @@alex-alvarez@yomais por el artículo y por el link respectivamente.
    Estoy sorprendidísimo, el precio en tres años ha pasado de 130 a 170, tenéis toda la razón! No edito mi comentario anterior que es totalmente falso para que la gente pueda seguir el hilo de la conversación aunque me retracto totalmente de él.

    Ahora veré mi cartera de acciones con otros ojos jajaja! Gracias a ambos por hacer que aprenda algo nuevo!
  2. en respuesta a D. Pages
    #6
    08/07/20 20:43
    Aunque cueste creerlo, no hay ningún error: https://www.boerse-frankfurt.de/bond/de0001102341-deutschland-bundesrepublik-2-5-14-46

    Hay que entender cómo funciona el precio de un bono. El bono alemán ha bajado enormemente su rentabilidad en los últimos años y por tanto ha subido mucho su precio. En estos bonos a tan largo plazo no se invierte para cobrar el cupón, sino por la seguridad que ofrecen y para ganar con la subida del precio.  Si miras en el enlace que te he puesto puedes ver, en una de las tablas que la rentabilidad por la subida del precio en los últimos 3 años ha sido del 31,82 %


  3. en respuesta a Alex Álvarez
    #5
    06/07/20 00:20
    Estoy leyendo la web que dices y comentan que el próximo bono a comprar para la cartera permanente es un bono a 2050 que sale con cupón 0 y precio 103, 61. (ISIN  DE0001102481 )
    Sabiendo que el bono alemán está bajo mínimos desde hace tiempo me sorprende enormemente que con este tipo de producto se podía sacar un 17 anual en 2019 y un 10 en 2018? Me parece que el cálculo se refiere a cosas distintas.
    Es posible que el error sea el siguiente?: (cojo números distintos para facilitar el cálculo)
    1) Un bono pasa de rendir un 1% a rendir un 2%
    2) Tu rentabilidad como inversor es de un 1% mientras que "se dice" que el rendimiento ha aumentado un 100%




     
  4. en respuesta a D. Pages
    #4
    05/07/20 16:34
    Muchas gracias!

    La fuente de las rentabilidades de los diferentes activos de la cartera permanente europea es el blog carterapermanente.es. En el caso concreto de los bonos, la rentabilidad la obtiene a partir de los tipos históricos del bono alemán.

    Sobre el caso bonos vs acciones, pese a no ser un comportamiento habitual, efectivamente los bonos (recuerdo que son a largo plazo, i.e 30 años) han batido a las acciones (tomando como referencia el MSCI World) en este periodo de tiempo.

    Un saludo,
    Alejandro


  5. #3
    05/07/20 15:06
    Muchas gracias por el artículo, me parece que has hecho un gran trabajo.
    Disculpa mi ignorancia pero... ¿de donde sacas la rentabilidad de la renta fija?
    Es decir, en que productos de renta fija debería haber invertido para sacar un 17,45% el año pasado y el 10,68% en 2018?
    Lo digo porque viendo la tabla anterior me parece que invertir en Bonos vs invertir en Acciones desde el 99 esta descompensadisimo a favor de los Bonos. Tienen un max drawdown de 11,45 vs 44,85 de las acciones y el doble de rentabilidad anualizada. Me chirría un poco pero si es verdad es un puntazo.

  6. en respuesta a Corso1982
    #2
    04/07/20 12:22
    Hola Corso,

    Efectivamente, la volatilidad no implica riesgo per se. Un fondo monetario puede ser muy estable pero llevar a cabo una estrategia que un cisne negro o rinoceronte gris se lo lleve por delante.

    No obstante, una alta volatilidad si puede llevar a un inversor a salirse del mercado o traicionar su estrategia por miedo.

    La baja volatilidad que buscaba Browne en la CP buscaba precisamente cumplir este objetivo de "stay on the course" y también permitir que la cartera tuviese la función de fondo de emergencias.

    En cuando al caso argentino, la CP está diseñada para funcionar en economías con respeto a la propiedad privada y un comportamiento sensato por parte de sus gobernantes ( a lo que se refiere a cumplimiento del pago de la deuda). En el caso de un país como Argentina (o cualquier economía similar) sí tendría sentido una cartera global. Rowland habla de esto en el capitulo sobre la implementación internacional de la CP en su libro "The Permanent Portfolio".

    Finalmente, sobre la inflación, este escenario económico fue el que se vivió en EEUU durante los años 70 (hasta el 82 cuando Volcker cerró el grifo de la FED). En cuando a crisis de deuda, el euro la sufrió en 2012 y la CP cumplió sus objetivos de estabilidad y seguridad.

    Un saludo,
    Alejandro
  7. #1
    04/07/20 10:23
    Buen artículo. Gracias.

    En mi caso prefiero asumir riesgo-divisa y mayor volatilidad diversificando geográficamente. RV y RF mundial. La volatilidad no significa riesgo.

    Básicamente porque la diversificación mundial me da más seguridad de lo que lo hace un sector geográfico concreto, como es Europa. 

    Haré una reducción al absurdo, ¿cómo crees que funcionaría una cartera permanente si un argentino la hiciera con valores argentinos? Probablemente el componente de cash (los bonos argentinos a corto plazo) destrozarían la cartera por su permanente devaluación con respecto a la riqueza mundial. Probablemente el componente de RV quedaría muy por debajo de la de la enorme inflación, los bonos a largo tendrían una volatilidad extrema y riesgos de defaults. Solo funcionaría eficazmente el oro.

    Ojo, esto es una reducción al absurdo, Europa tiene una moneda fuerte y  tiene países con sistemas legales estables y seguridad jurídica. Pero habría que testarlo en un escenario de hiperinflación como en los años 70 (donde no hay datos de una cartera permanente porque no existía el euro). De hecho la cartera permanente americana ha funcionado muy bien desde hace 50 años porque EEUU ha sido el primer PIB del mundo. ¿Pero tendría futuro una cartera permanente europea si hubiera una crisis de deuda en el euro o si los populismos empiezan a desintegrar europa?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar