Comentario del libro: El inversor Dhandho



Este es un libro tremendamente recomendable para cualquier inversor, con independencia de su experiencia en los mercados y de la filosofía de inversión que siga, puesto que el autor comparte y defiende la filosofía de inversión denominada “dhandho”. Esta filosofía de inversión permite obtener una elevada rentabilidad sin tener que asumir riesgos elevados, que es a lo que aspiran todos los inversores.

El autor, Mohnish Pabrai, nació en la India en 1964, es un emprendedor tecnológico, inversor y filántropo.

Cuando empezó a dar sus primeros pasos en el mundo de las inversiones buscó la manera más inteligente de invertir y decidió estudiar a fondo la filosofía de inversión de Benjamin Graham, Warren Buffett y Charlie Munger, de los cuales tomó las mejores enseñanzas y las amoldó a su forma de ser y de pensar, surgiendo así el método dhandho.

Existe la creencia de que riesgo y rentabilidad son conceptos que están relacionados, es decir, que para obtener una alta rentabilidad es preciso asumir grandes riesgos.

Normalmente suele ser así, aunque existen oportunidades de inversión que hacen que no siempre exista una relación directa entre riesgo y retorno y precisamente en eso se basa la filosofía dhandho. Dhandho es una palabra de origen guyaratí (India) que significa “esfuerzos que crean riquezas”.

El libro está lleno de casos reales a modo de ejemplo. Explica cómo muchas familias que emigraron desde la India a EE.UU. empezaron a gestionar de forma familiar pequeños moteles que estaban en bancarrota, para actualmente controlar un gran porcentaje de todos los activos del sector hotelero del país. Otros ejemplos más conocidos son los casos de Lakshmi Narayan Mittal (Arcelormittal) o de Richard Branson (Virgin), todos partiendo de los mismos principios: negocios sencillos y establecidos, alto potencial de éxito y, principalmente, mínimo riesgo.

Una de las frases que más se repiten durante todo el libro es: “Cara gano, cruz no pierdo demasiado”, este es uno de los principios fundamentales que aplica el autor al invertir. Trata la inversión como un juego, donde la clavereside en tener las mayores probabilidades de éxito. Para tener éxito en las inversiones tienes que invertir en activos y negocios donde si las cosas salen bien puedes ganar (cara) y si en cambio salen mal, pues no pierdes mucho (cruz).

Su filosofía de inversión consta de los siguientes 9 principios:

  • Invierte en negocios existentes.

Apuesta por negocios existentes y no por empresas que están empezando, la probabilidad de éxito es mucho mayor. El mejor camino es invertir en unas pocas acciones de empresas existentes. Es posible encontrar oportunidades muy buenas en el mercado de acciones, por las que pagarás una ganga si sabes buscar bien.

  • Apuesta por la sencillez.

El propio Einstein decía que: “La sencillez es el nivel más alto de inteligencia”. Si ir mas lejos, el mismísimo Warren Buffett sigue un estilo de inversión basado en este principio.

Y la filosofía Dhandho sigue también ese mismo patrón de sencillez.

Pabrai recomienda es escribir en un papel todas las razones por las que comprarías una determinada acción, si excede un párrafo, no debes comprarla.

  • Invierte en negocios que están en apuros.

La psicología afecta la compra y venta de acciones y esto provoca que los inversores tengan pánico ante el mínimo cambio en el mercado, lo que lleva a la venta a precios por debajo del valor de mercado (dumping), por ese motivo, Pabrai recomienda aprovechar estas oportunidades y comprar acciones de negocios que estén en crisis con precios injustificadamente bajos.

En definitiva, se trata de comprar acciones baratas, en las que asumes un riesgo muy pequeño, ya que, al pagar poco por la acción, no perderás demasiado si algo sale mal (volvemos al, cara gano, cruz no pierdo demasiado).

  • Invierte en negocios que tengan ventajas competitivas sostenibles.

Invierte en acciones que ofrezcan ventajas competitivas sostenibles, puesto que tienen potencial para presentar rendimientos superiores a la media durante más tiempo.

Si apostamos por una empresa infravalorada, en algún momento el precio de cotización coincidirá con su valor intrínseco, pero, al realizar la estimación del valor intrínseco, debemos tener en cuenta que en algún momento del futuro la ventaja competitiva acabará por debilitarse.

  • Apuesta poco, en grande y con poca frecuencia.

Busca oportunidades de inversión infravaloradas y apuesta fuertemente cuando las probabilidades estén a tu favor. Es mejor tener pocas acciones cuya rentabilidad sea alta y esperar para invertir hasta que consigamos encontrar una buena oportunidad que cumpla los demás principios de este libro.

  • Céntrate en el arbitraje.

Las oportunidades de arbitraje ayudan a obtener una alta rentabilidad corriendo riesgos bajos. El arbitraje es un claro ejemplo de inversión dhandho, aunque no suele ser muy habitual, a veces el mercado ofrece este tipo de posibilidades a riesgo prácticamente nulo.

  • Cuenta con un margen de seguridad.

Es de vital importancia contar con un margen de seguridad para minimizar el riesgo de pérdida, sobre todo a largo plazo, ya que el coste de la pérdida es más alto.

Cuanto mayor sea el descuento al valor intrínseco, mayor será la rentabilidad y menor será el riesgo que debemos asumir al invertir en dicho activo.

  • Riesgos bajos, incertidumbre alta.

Los seres humanos nos movemos entre el miedo extremo y la codicia extrema. Eso se refleja en el mercado bursátil, que se comporta de forma irracional: cuando hay codicia se producen las burbujas durante las cuales el precio del activo en cuestión se dispara y cuando hay incertidumbre y miedo el resultado son fuertes caídas.

El porvenir de una empresa en apuros es incierto. Así pues, debes analizar detenidamente todos los posibles escenarios futuros a los que se enfrenta dicha empresa, todos ellos inciertos. Si las probabilidades de pérdida son muy bajas, has encontrado una inversión lucrativa de bajo riesgo a pesar de que la incertidumbre sea alta.

  • Invierte en imitadores y no innovadores.

Finalmente, Pabrai afirma que la innovación puede llegar a ser desastrosa ya que no sabes si el producto o empresa que has creado va a tener éxito. En cambio, si optas por la imitación hay mucha más seguridad de que ya existe demanda para el producto en cuestión. Por lo tanto, es preferible copiar antes que innovar.

Realmente, el mismo ha copiado algunos de los principios que Buffett aplica en su hedge fund para aplicarlo en el suyo, como, por ejemplo, el nivel de comisiones, selección de activos, limitada comunicación con los inversores del fondo y algunos otros.

Como hemos visto, este libro resume las mejores enseñanzas que Pabrai ha aprendido de multitud de inversores exitosos y que ha adaptado a su propio estilo personal como inversor.


Puedes encontrar el libro en Amazon haciendo clic aquí.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar