Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Operando en la acción del precio: ejemplos prácticos

Operando en la acción del precio: ejemplos prácticos

Artículo publicado en la Revista Traders by Rankia





Si me remonto en el tiempo 15 años atrás cuando me iniciaba como trader tras ser un simple inversor de acciones con algo de éxito, y alguien me dijera que iba a diseñar estrategias, enseñar, y progresar tanto con la Acción del Precio, jamás le hubiese creído.


Es más, pensaría que estaba loco y que no podría hacerme cambiar de parecer en cuanto a operar con indicadores técnicos, entrar sin un ratio concreto, o simplemente, realizar una gestión pasiva de mis posiciones a pesar de que los mercados financieros cambiaran drásticamente.
 

Es decir, errores de principiantes muy conocidos por todos nosotros y que siguen lastrando lentamente a miles de noveles a una “ruina segura”.

¿Qué es la acción de precio?


Lo primero de todo es determinar en qué consiste la Acción del Precio, o “Price Action” en inglés, ya que, así es como se conoce en el resto del mundo. La acción del precio no es más que el resultado de los movimientos que realiza el propio precio al ir fluctuando entre niveles, mientras va creando tendencias a su paso. Estos movimientos, causados por la ley de oferta y demanda, son registrados debidamente en un gráfico que nos servirá de estudio y análisis en un futuro inmediato. 

Por lo general, podemos concluir que la acción del precio es lo que hace el precio en ese momento. Es decir, lo que están reflejando sus movimientos en el momento actual de nuestro análisis. Ya sea que enfrentemos una tendencia alcista o bajista, sea que veamos volatilidad o bajo volumen en el mercado, la realidad es que lo que está haciendo ahora el precio es para nosotros una información vital y muy valiosa a la hora de operar. Por suerte, no es sólo con la única información que podemos contar para analizar correctamente un activo, sino que traeremos a colación algunos otros elementos que nos aportarán más información si cabe. 

Entendiendo la acción de precio


Como decíamos, ver el movimiento del precio no es la única información con la que contamos. Ya que, a pesar de no ser adivinos de bola de cristal, todos conocemos ciertas reglas básicas de geometría, donde sabemos que, por un solo punto, pueden pasar infinitas líneas rectas. Así mismo, entre dos puntos (A y B) sólo puede pasar una línea o, mejor dicho, dos puntos determinan una línea recta. A       B

                          

Estas sencillas referencias de la geometría básica que además son de sentido común serán el trasfondo a través del cual podremos ir construyendo nuestro análisis y avance con el precio. Ya que, los movimientos que el precio reflejó en el pasado serán nuestro primer punto de apoyo para el análisis (A). Desde ese comienzo, tan sólo tendremos que mirar lo que está realizando actualmente el movimiento del precio para determinar nuestro segundo punto (B). De esta manera, ya tenemos una línea recta que se puede prolongar como si de una proyección se tratase para poder plantear un posible futuro. 

Ventajas e inconvenientes de la acción de precio


Si hablamos de “Price Action”, hablamos también de una materia más amplia y profunda que el simple análisis técnico clásico, donde ciertas variables rígidas nos intentan dar unas directrices o contexto muy generales para ir introduciendo nuestras posiciones donde la mayoría de manos fuertes van a manipularnos, o donde tendremos que realizar otra serie de operaciones compensatorias con la falsa esperanza de ver incrementos de capital al final de un largo periodo, como ocurre en el caso cuando promediamos.

Obviamente, al igual que sucede con el análisis técnico, no todo es malo, ni todo es bueno cuando utilizamos la acción del precio, pero veamos algunas de sus virtudes e inconvenientes:

VENTAJAS:

  1. No necesita el uso de indicadores técnicos para operar, es decir, no requiere el uso de ninguna referencia extra en el gráfico para generar las señales de entrada o salida.
  2. Puede actuar en cualquier escenario o situación de mercado, ya que es un método de negociación bursátil basado en el propio movimiento del precio y no dependiente de noticias, manipulaciones o requerimientos técnicos.
  3. Aunque podemos hacer una división de bloques temporales que nos servirán para operar más eficazmente, el Price Action, no está sujeto a un marco o franjas temporales concretas, sino que puede intervenir en cualquier temporalidad de mercado.
  4. No existe limitación alguna a la hora de aplicarlo en un activo concreto, sino que podemos analizar, identificar y operar en cualquier activo que contenga graficados sus movimientos en un registro que podamos posteriormente revisar.
  5. Tenemos mayor capacidad analítica y de gestión, ya que conocemos en cada tramo que está sucediendo y podemos actuar en consecuencia.
  6. Mayor definición y claridad en el tipo de entrada que se plantee en el mercado. Ya sea que se den en giro o continuidad, podremos aplicar una u otra técnica con mayores probabilidades a nuestro favor.
  7. Mejor rentabilidad de forma generalizada, puesto que en cada entrada mantenemos el ratio que mejor se adapta en cada ocasión, ya sea macro o micro, haciendo que se multiplique varias veces nuestro riesgo durante la evolución de la operación.
  8. Menor tiempo de espera para la recuperación de la inversión dispuesta.

INCONVENIENTES:

  1. Es necesario tener mayores conocimientos para poder analizar correctamente e ir llevando una gestión activa de nuestra posición mientras esta evoluciona. 
  2. Mayor implicación durante el proceso, ya que requiere estar pendiente de nuestras posiciones de forma constante y más cercana que con otro tipo de métodos, donde simplemente se compra o se vende arriesgando a futuro todo el capital disponible.
  3. Necesito sujetarme siempre a un análisis general previo que me marca la situación macro para luego poder incluir mi análisis micro justo antes de la entrada.
  4. El Price Action no es para todo el mundo, ya que requiere excelentes dosis de paciencia y autoconocimiento, a la vez que depuramos un sesgo psicológico sano para enfrentar al mercado en todas sus facetas.


Consideraciones generales sobre la acción de precio


Antes de poder operar correctamente utilizando la acción del precio, debemos hacer un alto en el camino para relatar una serie de aspectos técnicos y generales que nos serán muy útiles para tener una buena resolución en nuestras operaciones.

  1. Lo primero de todo es entender que la acción del precio es un método en el que utilizamos el precio del activo como filtro para posicionarnos en el mercado y, por lo tanto, debemos entender lo que nos dice en cada momento. De esta manera, necesitamos conocer la sintonía que relata el precio cuando acontecen ciertos movimientos en el gráfico, o cuando tenemos frente a nosotros un tipo de comportamiento específico, ya que todos estos detalles, nos ayudará a tener un contexto general de situación muy propicio para el análisis.
  2. Es necesario conocer las diferentes fases de gestión que acontecen dentro del proceso, ya que su desconocimiento no sólo nos privará de la posibilidad de potenciar nuestro capital hasta niveles óptimos, sino que nos irá conduciendo a repetir errores que podrían deshinchar nuestros beneficios, o lo que es aún peor, lapidar el capital de nuestra cuenta de trading.
  3. Otra de las primeras consideraciones que tenemos que realizar es fijar con anterioridad, los activos más oportunos para nosotros. Aquellos que más nos gusten, con los que tengamos más afinidad o conocimiento, y los que nos gustaría vigilar más de cerca, ya que será más fácil trabajar con ellos por estar más familiarizados.
  4. Debemos buscar confluencias con el precio, es decir, no sólo nos vamos a enfocarnos en revisar el contexto de los últimos movimientos del precio según la situación general del activo, sino que, además, vamos a escanear qué otras cosas suceden a la vez o de manera cercana a nuestra operación, indicándonos el mismo criterio, dirección e intención del precio. De esa forma, no sólo tendremos la información del último tramo que el precio haya creado, sino que existirán otras situaciones o particularidades que nos refuerzan el análisis o tentativa de operar hacia ese lado de mercado. Ejemplos de ello, podrían ser secuencias, estructuras, niveles, zonas, etc.
  5. Debemos determinar las franjas temporales que vamos a utilizar para poder buscar correlaciones con el precio. Cuando somos capaces de buscar una relación o escala temporal entre dos franjas, es más fácil determinar movimientos mayores o macro, y movimientos menores o micro. Esto será determinante a la hora de situar nuestros stops, fijar nuestros objetivos y estructurar una fase de gestión a partir del ratio seleccionado. De ahí que luchemos por un… “Riesgo micro y Beneficio macro”l


Operativa con la acción de precio


Teniendo en cuenta todo lo anteriormente mencionado, ya nos encontramos en posición de comenzar a relatar en que consiste la operativa más comúnmente utilizada cuando trabajamos con la acción del precio.

Para que esta alianza con el precio tenga sentido, lo primero de todo será realizar un análisis general de situación o un análisis macro. Para ello, utilizaremos las franjas temporales mayores o macro, tales como las franjas horarias mayores, diarias o incluso superiores. Con ello, conseguiremos tener una temporalidad base para los movimientos generales y una franja menor que utilizaremos posteriormente para los movimientos micro. Por ejemplo, podríamos utilizar diario para la macro y horario para la micro. (D1-H1)

A continuación, necesitamos determinar si tenemos un ciclo alcista o bajista, si está abierto o cerrado, si existe una tendencia de fondo mayoritaria o secundaria, etc. De esta forma, estaremos haciendo una gran aproximación a lo que muy probablemente el precio terminará haciendo al devenir de los días o en sus siguientes movimientos, ya sean de repetición o cambio.

Ahora, nos toca revisar el tipo de secuencia que trae el precio, ya sea que parta de una tendencia alcista o bajista, de seguro habrá dejado una estela más inmediata de continuados altos y bajos que nos reflejan una secuencia alcista o bajista. Es entonces cuando debemos extender nuestra vista y localizar el último movimiento precedente o más relevante que haya quebrado un tramo anterior de esa secuencia.
Gráfico 1. AUDUSD con Macro D1 y Micro H1
Gráfico 1. AUDUSD con Macro D1 y Micro H1



Vemos como la evolución dentro de la tendencia bajista entre el punto A y B, deja ver claramente una secuencia bajista de continuidad hasta el final del gráfico. Además, a simple vista, podemos identificar dos posibles escenarios de continuidad que servirían a la micro para un futuro posicionamiento como zonas de altas probabilidades. Fuente:


La calidad de dicho movimiento será determinante para nuestro análisis y posterior operativa, ya que, si ese movimiento es una expansión, indicará fuerza e intensidad por parte de las manos fuertes quienes podría insistir después en dicha dirección. Si ese movimiento más significativo es una compresión, indicará algo más de debilidad y duda que necesitará de un segundo movimiento para manifestar una mayor credibilidad en esa dirección.

Tras haber identificado ese desplazamiento mayor y haber calificado el movimiento, nos sentiremos más cómodos en buscar un escenario, es decir, determinar si el mercado está relatando un giro o una continuidad. No olvidemos que un giro, por lo general parte de zonas de acumulación y distribución macro, mientras que una continuidad los momentos de acumulación y distribución que crea el precio para iniciar los siguientes impulsos, serán en temporalidades micro. Por ejemplo, movimientos de giro en H1 y movimientos de continuidad en M5.

Una vez determinado si el mercado está en giro o continuidad, estaremos muy cerca de nuestra entrada, pero es aquí cuando comenzamos a tomar consciencia de si nuestro stop irá al giro o al escenario. Ya que, dependiendo de uno u otro, el stop será más distante o cercano, con respecto a la recompensa y la probabilidad de que llegue a nuestro objetivo será mayor.
Gráfico 2. AUDUSD,  D1 y H1
Gráfico 2. AUDUSD, D1 y H1


Detallamos 2 tipos de entradas; En color rojo vemos dos entornos A y B que nos ayudan a ver una entrada por línea de tendencia que es perforada por el precio hacia el lado de la tendencia de fondo. En color verde podemos ver las entradas 1 y 2 con micro secuencia del precio en continuidad a favor de la tendencia original. Fuente:

Por fin llegamos al penúltimo paso, seleccionando la técnica de entrada que vamos a utilizar para entrar en mercado. Ya sea a través de una trampa de mercado, la ruptura de una línea de tendencia con el precio, un rompimiento a un nivel o una micro secuencia del precio, deberemos tener muy claro cómo utilizar cada una de estas en esos entornos, identificando una vela más o menos significativa que, alineada hacia esa dirección de mercado, apoye nuestra técnica de entrada.

De esta forma, hemos ido alineando todo desde lo general a lo concreto, desde entornos mayores a menores, guiados por el propio precio que ha ido señalándonos un sendero en tiempo y forma, para que nosotros, quienes tan sólo hemos ido descifrando su vocabulario paso a paso, podamos tener una ventana de oportunidad en la que las probabilidades estarán de nuestra parte y el ratio será más que favorable… El resto, lo pondrá el precio iniciando un nuevo movimiento que empujará nuestra orden en la mayoría de los casos hasta un buen TP.

Veamos un par de casos de cómo actúan los ratios macro y micro con este protocolo.

Gráfico 3. AUDUSD, D1 y H1, ejemplo macro
Gráfico 3. AUDUSD, D1 y H1, ejemplo macro



Vemos tras un movimiento bajista inicial que rompe el tramo anterior, un leve retroceso y una continuidad que marca una entrada en la línea de color azul a favor de la tendencia bajista. En la parta superior su stop de color verde y en la inferior encontramos el tp de color negro. El ratio es 1/1, es decir, si hemos seleccionado por ejemplo un 1% por operación macro, esa sería exactamente la ganancia acumulada en esta operación. 


Gráfico 4: AUDUSD, D1 y H1, ejemplo micro
Gráfico 4: AUDUSD, D1 y H1, ejemplo micro





Mismo gráfico, pero aplicamos una entrada micro de color azul a favor de la tendencia bajista. Su stop se sitúa inmediatamente arriba con letras rojas, y su objetivo fijado en la línea negra de tp del macro, nos da una operación con ratio 5/1, llegando incluso hasta 7/1. Es decir, si hubiésemos seleccionado un 0.5% por operación micro, esta entrada nos hubiera proporcionado un 2.5% de rentabilidad. Fuente:


Aterrizando conceptos


Después de todo lo mencionado, hacemos un breve resumen de como operar al utilizar una de las materias más sinceras y eficaces que existen para operar en los mercados financieros.

Recordemos:

Con la Acción del Precio, podremos operar sin la necesidad de indicadores técnicos en cualquier subyacente y en cualquier temporalidad que se deseemos. 

Además, podremos operar en cualquier situación de mercado que ocurra, obteniendo el mejor ratio para nuestra operación en función de si aplicamos macro o micro.

Con ella, entendemos la situación real de lo que está pasando en el mercado y podremos situarnos en un giro o continuidad del precio utilizando una variedad de entradas y gatillos determinados.

Siempre sabremos situar un stop y un tp, por lo que nuestro peor o mejor escenario es conocido desde el principio.


¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades?

  • Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados
  • El bróker que mejor se adapta a ti
  • En menos de 2 minutos
  • Estudio es gratuito y sin compromiso
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar