6 razones para la autogestión de las finanzas personales

6

El dinero es un buen criado, pero un mal amo. Francis Bacon

Dicen que ponerse a contar dinero es señal de que éste escasea. Seguro que a ti, que estás leyendo estas líneas en pleno mes de agosto y muy lejos de las playas del Caribe, te sobran muchas cosas pero el dinero no es una de ellas. No te preocupes: ya nos han convencido de que el dinero no da la felicidad aunque la compre barata. A fin de cuentas, hay cosas más importantes de las que preocuparse, ¿no?. Pero como no por ello debe uno descuidar su economía, te propongo una serie de motivos por los cuales deberías hacerte cargo personalmente de la gestión de tus finanzas personales.

 

1. Es tu responsabilidad. Tú eres el principal interesado y el máximo responsable de la buena gestión de tu dinero, lo cual no es asunto ni del gobierno ni de tu banco. Las decisiones las tomas tú y tú asumes las consecuencias y los riesgos y beneficios derivados de aquéllas. Muchos problemas financieros son fruto de actuaciones irracionales de uno mismo y no de un complot contra tu persona o tu patrimonio.

2. Es por tu libertad. Cuando te responsabilizas de la gestión de tu dinero e identificas tus necesidades financieras, puedes determinar los principios básicos que guiarán tus decisiones y enfocar los medios y herramientas a tu disposición para alcanzar los objetivos que te propongas. Ya está bien de que las personas seamos recursos para los bancos y las empresas; a partir de ahora, ellos serán nuestros recursos para lograr la vida que deseamos.

3. Es por tu seguridad. Hay mucho listo ahí fuera que se aprovecha de tu falta de cultura financiera. Por muy ajenos que te parezcan el cálculo de tu nómina o la información tus recibos o las fórmulas que aparecen en el contrato de cuenta corriente o préstamo personal, te aseguro que, si te lo propones, es posible superar la aparente complejidad del entorno legal y financiero con menos esfuerzo del que te imaginas. Si estás familiarizado con las cuatro cosas que tienes que saber sobre finanzas y comprendes las realidades que te afectan financieramente, evitarás abusos por parte de tu banco, de tu empresa, de tu concesionario, etc., y mantendrás tus derechos y tu patrimonio alejados de los tiburones.

4. Autoconocimiento. La planificación financiera te permite identificar tus necesidades de consumo, de inversión, de previsión y de protección y analizar en qué momento de nuestro ciclo vital se presentan (estas necesidades financieras ya las iremos abordando en futuras publicaciones). Esto te permite conocer el flujo real de tu dinero y saber cuánto dinero asignar a cada una de tus necesidades vitales.

5. Es por tu futuro. Si todo va bien, llegará un día en el que las fuerzas no te lleguen para generar los ingresos activos (aquellos que son fruto del tiempo y esfuerzo que empleas para obtenerlos) que necesitas para mantener tu nivel de vida o para, simplemente, dejar de trabajar para disfrutar de tu familia y/o de la propia vida. Es el momento de vivir de las rentas acumuladas hasta el momento. Tener siempre en cuenta la jubilación, mejor si es desde que te incorporas por primera vez al mercado laboral (si no antes), te ayudará a tomar decisiones y a planificar adecuadamente su llegada. Si lo haces bien, hasta podrías jubilarte antes de lo previsto; ¿quién sabe?

6. Mejora la autoestima personal y la confianza en uno mismo. Te recomiendo la lectura de la serie Son sólo mitos: “El plan financiero sólo sirve para los ricos” (parte 1, parte 2, parte 3) del equipo de finanzaspersonalesparatodos.com. Aquí, el autor narra su experiencia desde el momento en el que decidió llevar a cabo su propio plan financiero personal mientras atravesaba una crisis fianciera, que parecía no tener final, hasta que la superó y, en palabras suyas, sintió que la vida financiera responsable ya era parte de él. Además, demuestra que “un plan financiero es básico para cualquiera de nosotros, independientemente de nuestra condición económica, sexo, nacionalidad, edad, profesión, etc. Todos vivimos de alguna fuente de ingresos, tenemos gastos y dependemos de una relación saludable entre estas dos variables para hacer realidad nuestros sueños”.

Las anteriores son algunas de las razones por las cuales recomiendo la autogestión de las finanzas personales, ya sea de forma integral o con la ayuda de un profesional de confianza. Seguro que a ti se te ocurre alguna más: ¿la compartes con nosotros?

  1. #7
    12/09/11 21:43

    Me han acusado de todo, por querer que nuestra hija que está cursando estudios superiores, reciba una asignación mensual a dicho menester, bueno hasta aquí no recibí crítica alguna ….. el problema es que además tiene la obligación de llevar una especie de contabilidad para ella misma, clasificando en una pequeña hoja Excel los gastos por conceptos, y cuadrarlo mensualmente con la cuenta bancaria y el remanente en el bolsillo, llevando medias, acumulado anual, y también un cierto ahorro que debe “remansar” para pagar la matrícula del año siguiente , porque no existe “dotación al efecto” ….. creemos que es bueno que se acostumbre al ahorro para cubrir los pagos con fecha distinta a un mes …… y porque no, si le sobra algo, que se lo reviente en unos de estos “vuelos de ganado” y mochila en alguna ciudad europea, y si puede y el vuelo es mas decente, pues mejor todavía …….. que también creo que es bueno. De momento tenemos suerte con esto porque ahorra para los gastos que se ocasionan una vez al año, y ahorró para un “vuelo de ganado” de estos …..

    Es una chorrada, y te aseguro que no reviso sus cuentas, es ella quien debe revisarlas para si misma, creo que es un intento bastante chapucero pero efectivo al mismo tiempo, de acostumbrarse a echar cuentas y saber cómo administrar el dinero.

  2. #5
    11/08/11 20:58

    No se puede decir más claro.

  3. en respuesta a Vil metal
    -
    #4
    10/08/11 23:44

    Esto es para ti, Vil metal: http://youtu.be/ru71aSygXOk

    Ya me dirás.

  4. en respuesta a Ayaxtelamon
    -
    #3
    10/08/11 23:29

    Esa sí que es buena. Me has recordado el estudio de Pablo Fernández y Vicente J. Bermejo sobre la "Rentabilidad de los Fondos de Pensiones en España. 1991-2007":

    "En los últimos 10 y 17 años, la rentabilidad promedio de los planes de pensiones fue inferior a la inversión en bonos del estado. Sólo 2 de los 170 planes con 17 años de historia tuvieron una rentabilidad superior a la de los bonos del Estado.

    Ninguno de los 170 planes con 17 años de historia; 3 de los 511 planes con 10 años de historia; 2 de los 1597 planes con 5 años de historia y 2 de los 2007 planes con 3 años de historia tuvieron una rentabilidad superior al Índice de la Bolsa de Madrid.

    A pesar de estos resultados, el 31 de diciembre de 2007, 10,4 millones de partícipes tenían un patrimonio de €86,6 millardos en 3.185 planes de pensiones. En 2007, ¡el 64,6% del patrimonio de los fondos estaba invertido en renta fija y tesorería!

    El decepcionante resultado global de los fondos se debe a las elevadas comisiones (superiores a €1 millardo en 2007), a la composición de la cartera y a la gestión activa.
    El resultado global de los fondos no justifica en absoluto la discriminación fiscal a favor de los mismos. En muchos casos, los inversores perdieron la desgravación fiscal con la que el Estado les indujo a invertir en fondos de pensiones en menos de 5 años (vía comisiones e ineficiencias en inversión y gestión). Parece obvio que el Estado tiene alguna responsabilidad en las pérdidas que millones de contribuyentes han sufrido y siguen sufriendo."

    http://www.iese.edu/research/pdfs/DI-0741.pdf

  5. en respuesta a Ayaxtelamon
    -
    #2
    10/08/11 17:31

    Totalmente de acuerdo y añado:

    - Me molesta que me tomen el pelo.

  6. #1
    10/08/11 15:56

    Yo lo hago principalmente por dos motivos:
    - me resulta entretenido.
    - los fondos que he tenido han tenido peores rentabilidades que yo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar