Llegan las Navidades, momentos para reunir a la familia, recordar a los que están lejos, cenar con los amigos que no hemos visto en todo el año. Y, sobre todo, de muchas compras, de un gran gasto económico. Hay que demostrar cuánto queremos a los que queremos por medio de regalos, cuanto más caros mejor. Y bien envueltos, bien empaquetados, que aparente mucho. La apariencia es muy importante. En estos momentos hay que olvidarse de las preocupaciones económicas, de lo que nos cuesta llegar a fin de mes, ya pediremos otro préstamo relámpago (a interés del 27%) en enero. También hay que despreocuparse de la sostenibilidad, de que el planeta se descompone bajo nuestros pies, de que el clima está cambiando y nos va a dejar sin playas y con mucho desierto. Ya reciclamos la basura el resto del año...

Los chavales de Jóvenes Verdes han tenido una idea no sólo sensata, sino que pretende ir al fondo de los sentimientos. Han diseñado un certificado de exención de regalo para entregar a las personas más quieres, eximiéndoles de que te hagan regalos que en realidad no necesites y, en cambio, compartan momentos felices, abrazos, besos, viajes, etc. Y es que el cariño no se compra con la tarjeta de crédito, sino con actos, con mimos, con buen trato...




Felices fiestas a todos.
Equo Va
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar