La familia Pérez y los dólares americanos

6
Haciendo zapping el otro día a la hora de la siesta, me encontré con una noticia del telediario de una cadena la cual no voy a nombrar...(a3tv). En la cual salia la típica familia estilo años 50 (marido, esposa y dos hijos, niño y niña) en aquellos antiguos NO-DOs, en los cuales salia la familia Pérez, contenta, sonriente y feliz disfrutando de sus merecidísimas vacaciones a orillas del río Hudson en Nueva York.

La familia Pérez y los dolares americanosLa noticia resaltaba las maravillas de tener una moneda tan apreciada en los mercados como el euro frente al dólar, que podía hacernos cumplir con nuestro ansiado sueño de viajar a Estado unidos a unos precios ridículos Ademas, de conseguir comer en aquellos restaurantes donde comen las estrellas de Hollywood, y hospedarnos en los hoteles de los actores de Broadway. Este “publireportaje” iba acompañado de imágenes de glamour, tiendas caras, restaurantes lujosos y para más énfasis, la ultima imagen era una mano llena de billetes de dólar que los iba tirando como si fueran calderilla Yo, en horas de siesta, me pregunte si es que la cadena, la cual no voy a nombrar..(a3tv), tenia entre sus accionistas a un gran grupo de agencias de viajes.

Solo en los aproximadamente 4 minutos que duro este “publireportaje” se habló de un punto débil y fue comentado de pasada, así como quien no quiere la cosa. Los productos europeos ahora son más caros, y se pueden resentir muchas empresas europeas. No digo que la idea de viajar a Estados Unidos sea mala, pero no entiendo cual era el objetivo de esta noticia.

Justo esa mañana hablando con un compañero, que muchos de vosotros conoceréis, amante de las petroleras, comentábamos lo que le estaría perjudicando esta depreciación del dólar respecto a sus petroleras. El siempre entusiasta me respondía que bueno que si le estaba afectando puesto que le estaba restando rentabilidad, pero que por ahora la cosa iba bien. Fijaos en este último comentario, por ahora la cosa me va bien...

No seré yo quien juzgue a la tal familia Pérez que se pudo ir de viaje a Nueva York, puede que haya cierta envidia sana. Pero en ese momento me rondo por la cabeza un refrán que dice: “pan para hoy, hambre para mañana”. Diréis joder Berbis el primer articulo y ya eres tan pesimista...

No es que sea un aguafiestas, pero por un momento imaginemos que esta tendencia se mantiene a medio largo plazo. Muchos países pueden ver a Europa y Estados Unidos como dos mercados sustitutivos, en gran variedad de productos básicos. Entonces si yo compraba en Europa y ahora en Estados Unidos me resulta dos euros más barato, porque no ir al tienda de al lado. ¿Acaso no somos muchos lo que hacemos eso en nuestra vida cotidiana?.

Es verdad, que hoy habremos disfrutado de unas maravillosas vacaciones en Nueva York y habremos visitado el Central Park, será bonito. Pero y si dentro de unos meses, la empresa donde trabajamos resiente esta apreciación del euro y nos quedamos en el paro...?. Ciertamente no creo que esto vaya a suceder, y que puede que las exportaciones se resientan pero no a tal nivel.

Todo esto viene enfatizado por esa noticia que vi el otro día en la televisión. Esta claro que tiene sus ventajas, de hecho por esas mismas fechas oí al presidente de la asociación de las petroleras españolas, decir que bueno esto había provocado un descenso real del coste del petroleo del 6% respecto al año pasado, gracias a esta caída del dólar. ¿Pero acaso lo hemos visto reflejado en los precios del carburante alguno de nosotros?. Si, es cierto la refinación de la gasolina ha subido, como todos los costes suben año tras año. Entonces, ¿qué otra ventaja nos queda?

Cierto es que claro este problema solo es perjudicial depende de para quien. Es decir, al mismo momento que las exportaciones son caras, las importaciones de tecnología de Estados Unidos son más barata que nunca. Así que, os dejo a todos vosotros que meditéis, o mejor que opinéis sobre esta situación. ¿Debemos vernos reflejados con la familia Pérez, o ver un problema porque nuestras exportaciones se van a resentir?

¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

  1. #6
    Anonimo
    21/08/07 04:33

    Señorita Carolina: he leido con inetrés su exposición, aunque me sorprende que acabe usted dando como solución el comprar pisitos tras tanto rodeo, tanto los Perez, como los que compran pisitos desprecian el dinero, y el dinero se venga, yo casi prefiero comprar francos suizos que pisitos

    Hasta ahora la jugada general ha sido ponerse corto en euros y largos en pisitos, yo se poco pero tengo la corazonada que va a haber que ponerse cortos en pisitos y largos en francos suizos

    H

  2. #5
    Anonimo
    03/08/07 15:15

    Hombre, lo del cambio EUR/USD no es bueno ni malo: es el que es.
    Me explico: la fluctuación es libre y depende del mercado, y hay mucha oferta de USD porque el tío George está gastándose mucho más de lo que ingresa para machacar a "los malos". De ese modo, su déficit hace caer la moneda.
    Esta caida de su moneda empobrece a su país y le facilita las exportaciones a la vez que encarece los productos europeos en USA, lo que compensa en parte los efectos para su economía.
    Lo que ocurre que medio mundo referencia su moneda al USD (China y +) y están manteniendo los precios de sus productos para America y abaratando en Europa.
    Así nosotros pagamos parte de la factura.
    Cuando cambien de presidente y política, lo lógico es que le den la vuelta al proceso para recuperarse (y la economía USA es muy elástica y responde muy bien a las políticas económicas, no como la nuestra que tiene mucha inercia).

  3. #4
    Anonimo
    18/07/07 17:39

    Leí tu artículo y me pareció muy importante, porque justamente has puesto el dedo en la llaga, pues a ver, empezaré diciéndote lo siguiente:

    1) Yo creo que lo que tú has sentido respecto de la familia Pérez, es una PREOCUPACIÓN SANA y no la envidia sana que mencionas, porque estás realmente en un estupendo plan preventivo en el que evidentemente tenemos que ubicarnos todos.

    2) En mi país el refrán que has utilizado dice: “hay que guardar pan para mayo” en clara alusión a que no hay q consumirlo todo en enero (cuando hay bonanza y los campos producen) sino que hay que guardar lo necesario para cuando ingresemos al invierno en que el frío arrecia y por tanto, los campos se congelan y no hay la suficiente producción y el hambre se extiende.

    3) Por otro lado, compruebo tu teoría con la lectura de la entrevista que le han hecho al profesor universitario norteamericano Joseph Stiglitz premio Nobel de Economía 2001, quien justamente aquí en Valencia ha vaticinado unas menores exportaciones de los países de la Unión Europea por la apreciación del euro y auguró una creciente apreciación del euro frente al dólar a cinco años vista y se preguntó: “¿qué haremos con un euro tan fuerte, a quién venderemos nuestros productos?, los países industriales no se han dado cuenta de calibre de los cambios y que lo que no es sostenible no se sostiene”.
    Con mucha preocupación, he leído que él señala que los tres principales problemas de la economía mundial a corto plazo se asocian a los altos precios del petróleo, a la inestabilidad de los mercados financieros y a la desaceleración de la economía estadounidense, aunque en tono optimista dijo que “por el momento no hay síntomas de recesión”, pero sin embargo, acusó al Banco Central Europeo de controlar la inflación -en vez de fomentar el crecimiento y el empleo- subiendo el precio del dinero en Europa y apreciando el euro respecto al dólar.

    4) No obstante ello, la Comisión Europea en un estudio publicado recientemente en Bruselas (03.07.2007), señala que el alza de la moneda única desde 2001 sólo tuvo un "débil impacto" sobre las exportaciones de la zona euro. Según su "Informe trimestral en la zona euro", dicha Comisión subraya que "las fluctuaciones de la tasa de cambio real sólo tuvieron un impacto débil sobre los desempeños en la exportación de la zona euro y entre 2001 y 2006, las fluctuaciones de las tasas cambiarias disminuyeron las exportaciones de la zona euro del 0,6% del porcentaje por año, lo que es poco con respecto al crecimiento anual del 5% de esas exportaciones", por lo que concluyen afirmando que en consecuencia, “el impacto de la apreciación del euro no debería ser sobrestimado". (me quedo con el pronóstico realizado por Joseph Stiglitz, porque por ahí leí que el impacto de la apreciación del euro en España, es limitado, tanto desde el punto de vista de las exportaciones como de las importaciones, porque debe tenerse en cuenta que durante el primer cuatrimestre de este año más del 50 % de las exportaciones españolas se dirigieron a países de la zona del euro, lo que evita cualquier menoscabo derivado del tipo de cambio).

    5) Entonces y a la vista de lo dicho, considero que en el actual escenario – si bien cada quien es libre de hacer con su dinero lo que le venga en gana- no es conveniente actuar como lo han hecho los esposos Pérez, sino que por el contrario, creo que si tuvieron un excedente, debieron haberlo invertirlo en bienes raíces –el mejor negocio a mi modo de ver- y de ese manera, asegurar su vejez y el futuro de sus hijos. Porque adicionalmente, debo señalar que seguramente debe ser maravilloso disfrutar del paseo que hizo esta familia, pero realizando mucho menor gasto, se puede recrear la vista y gozar de excelentes momentos dentro de España o de la propia eurozona.

  4. #3
    Anonimo
    17/07/07 23:59

    Comentarte que discrepo principalemente en dos aspectos: por un lado en que el consumidor final pueda apreciar los productos procedentes de los mercados europeos y los procedentes de los mercados estadounidenses como sustititivos, puesto que la economia europea esta especializada en una serie de productos bastante diferentes de los europeos, lo cual les otorga a ambos unos diferenciales bastante grandes, procedentes de las connotaciones de la calidad obtenidas de la especializacióon productiva, ¿tú en tu vida cotifiana tienes algún producto americano? ¿o relamente sólo se importan "excentricidades" americanas? puesto que por experiencia propia se, que muchos productos de EEUU no son compatibels con el mercado europeo, lo cual también ocurre sin ir más lejos con la alta tecnologia japonesa(todo ello hablando a nivel ususario medio, lo cual no tiene color con la tecnologia a nivel industrial)y por otro lado en lo referente al grado de resentimiento que pueden soportar nuestras exportaciones, que sintiéndolo mucho, con datos reales en la mano, te digo que este es muy elevado, y lo va a ser aún más, pero no sólo con respecto a los super-americanos, si no también en otros ámbitos en los cuales exista competencia directa con otras economías, puesto que nuestro grado competitivo es muy decadente.

  5. #2
    17/07/07 20:35

    Gracias por el apoyo mostrado Gurus Mundi, y seguro que vamos a aprender uno del otro, desde tu experiencia, y desde mi voluntad de aprender hasta lo más insignificante. Llegaremos a conectar sin ninguna dificultad.

    S2

  6. #1
    17/07/07 13:42

    Hola Francesc y bienvenido a Rankia, aunque yo no sea nadie para darte la bienvenida, ya que hace tan sólo un mes que llegué procedente de nuestro blog independiente. Espero disfrutar leyéndote y también aportarte algo desde nuestro rincón llamado Family Office. Seguro que surgirán muchas sinergias.
    Por el momento, te diré que en mi opinión los ciclos económicos son eso: ciclos. Y esta obviedad nos lleva a ser conscientes de que cuantos más dólares tire la familia Pérez por las calles de Nueva York, más cercana estará la caída. Pero siendo conscientes de ello y reprimiendo el grito de "soy el rey del mundo" en la proa del Empire State, felicidades a esa familia por disfrutar de los momentos buenos de la vida. Eso sí, que saquen muchas fotos para poder recordarlo en tiempos de paro.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar