¿Cómo puedo crear mi propio Plan de Pensiones?

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los autónomos, de cara a la jubilación, es el reducido importe de sus pensiones. Esto se debe a que la mayoría de los miembros de este colectivo cotizan por la base mínima. Esto se une al hecho de que esta base no puede modificarse una vez cumplidos los 50 años, lo que tiene como resultado unas pensiones más bien magras.

Para remediar este problema, muchos autónomos suscriben planes de pensiones. Además, de ser una forma de ahorro, se trata de un instrumento financiero con un tratamiento fiscal favorable. Sin embargo, el principal problema de los planes de pensiones en su escasa rentabilidad. En la mayor parte de los casos, si administramos nuestros ahorros por nosotros mismos, creando nuestro propio "Plan de pensiones personalizado", podremos obtener una mayor rentabilidad de cara a nuestra jubilación. Para ello, debemos conocer los diferentes productos financieros que tenemos a nuestra disposición, así como el riesgo y la rentabilidad que nos ofrecen:

  • Imposiciones a plazo fijo. Una imposición consiste en depositar una cantidad de dinero en una cuenta bancaria durante un periodo de tiempo especifico, durante el cual no podremos retirarlo. A cambio, recibimos un interés que depende del periodo de tiempo y de la cantidad. Se trata de un producto de bajo riesgo, por lo que su remuneración no es muy elevada. En la actualidad, estos productos ofrecen entre un 1,25% y un 2% TAE.

  • Cuentas remuneradas
  • . Son cuentas tipo "ING Direct". Se trata de cuentas corrientes que, al ser operadas por bancos a través de la Red, ofrecen mayores remuneraciones. A diferencia de las imposiciones a plazo fijo, los ahorros pueden ser retirados en cualquier momento. Presentan un nivel de riesgo similar al de cualquier cuenta corriente. En la actualidad, estos productos ofrecen entre un 2,50% y un 3% TAE.
    ¿Cómo puedo crear mi propio Plan de Pensiones?
  • Deuda Pública
  • . Se trata de emisiones de deuda realizadas por los estados. En el caso de España, tenemos las letras y bonos del tesoro. Su rentabilidad no es elevada. Sin embargo, se trata de productos con un riesgo muy reducido. en la actualidad, la rentabilidad que ofrecen se encuentra entre el 0,9% (deuda a 3 meses) y el 4,51% (deuda a 30 años).
  • Fondos de inversión
  • . Un fondo de inversión es un patrimonio, formado por las aportaciones de varios usuarios y gestionado por una sociedad, la cual lo invierte en diferentes activos financiero. Las remuneraciones de los fondos suelen ser más latas. sin embargo, sus riesgos son mayores. Debido a su complejidad, es necesaria cierta cultura financiera a la hora de seleccionar uno y otro fondo. En función de que estén garantizados o no, rentabilidad puede oscilar entre un 4% y un 15% TAE.
  • Inversión directa en Bolsa
  • . La inversión en Bolsa puede ofrecer rentabilidades muy interesantes. Sin embargo, es necesario conocer a fondo el mercado financiero, así como las comisiones y gastos a los que debe hacerse frente. Como inversión a largo plazo, quizá no sea la opción más interesante.
  • Inversión en una empresa
  • . Podemos utilizar nuestros ahorros para participar, como socios capitalistas, en otras empresas y sociedades. En estos casos, la inversión y el riesgo variaran según el caso concreto.


Como podéis ver, las opciones son muy diversas. De hecho, lo más interesante a la hora de diseñar un plan de negocios personalizado es combinar los diferentes productos que se mencionan en este post. De esta forma, podemos conseguir un plan de pensiones a medida que combine, en una proporción adecuada, una rentabilidad elevada y un riesgo moderado.


¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap
¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar