EDITOR's CHOICE

Burbujas: de la locura de masas a la exuberancia irracional pasando por la economía experimental

1
Mucho se está hablando estos días sobre si estamos ante una de las mayores burbujas bursátiles de la historia, la forma irracional como están subiendo ciertos activos llena artículos y se alzan voces críticas contra éstos de quienes se están beneficiando diciendo que esto es diferente, que no les vengan con sus viejas métricas anquilosadas en la era analógica.
Es curioso porque éstos que hoy en día avisan de esta locura de masas se parecen mucho a los yuppies de los 80 que les decían a los viejos de lugar que aquello de Benjamin Graham de invertir buscando el valor estaba pasado de moda, que las empresas de electrónica eran el futuro y que no les molestasen con leyendas de que el mercado podía caer en cualquier momento.

Años más tarde, en 1996 Alan Greenspan pronunció el famoso "exuberancia irracional" para explicar como estaban actuando los inversores en el mercado, las bolsas del mundo parece que se hicieron eco de sus palabras y abrieron con bajadas importantes el día siguiente pero, como nos narra Robert Shiller en su libro del mismo nombre sobre esos días, el mercado siguió subiendo aún con más fuerza si cabe hasta que en el año 2000,  cuando incluso el propio Greenspan se replanteaba sus palabras, el mercado empezó a caer con el estallido de la burbuja de las .com.
Parece ser que con la experiencia, el que luego fuera presidente de la reserva federal, moderó sus declaraciones y trató no de mostrarse tan rotundo.

Pero las burbujas, como las recesiones, no se avisan, explotan. No se sabe que o quien pincha la burbuja pero es raro que con los avisos se vaya deshinchando poco a poco hasta hacerlo prácticamente indoloro.

Otro de los desastres recientes, la gran crisis de 2008, estalló cuando el mercado inmobiliario de medio mundo colapsó y con ello millones en productos vinculados que parecía ofrecían mayor rentabilidad con un riesgo similar a los activos conservadores, en un mundo que se tenía que acostumbrar a los tipos inusualmente bajos. El propio Robert Shiller avisaba en 2005 de la irracionalidad de los precios en el mercado inmobiliario americano y como vemos en la película "La gran apuesta", el famoso doctor Burry vio mucho antes que el resto lo que se estaba cociendo con las hipotecas subprime y lo que estaba a punto de pasar, pero lo dicho,  puede pasar mucho tiempo hasta que ese "a punto" se cumpla.
Como dijo una vez Warren Buffett explicando porque nunca se ponía corto ya que el mercado puede tardar en darte la razón, y quizá cuando te la dé, te hayas quedado sin dinero.

Pero, ¿por que se generan estas burbujas?

De sobra es conocida la Tulipomanía del siglo XVII sobre los precios especulativos de los tulipanes en Países Bajos, ¿ como se pudo fraguar tal frenesí? Por lo que he leído , y aunque parece ser por lo que está documentado que no fue tan dramático como se cuenta, todo empezó como un artículo de lujo y los bellos tulipanes eran codiciados por la gente rica y eso desembocó en unos precios exagerados en las transacciones hasta que el 1636 los precios cayeron en picado.



Otra de las famosas burbujas de la historia fue la de Compañía de los Mares del Sur, una empresa creada en Inglaterra para financiar la deuda publica contraída por el gobierno británico en la guerra contra España a cambio de los derechos exclusivos para el comercio con America. A pesar de que el negocio nunca llegó a ser como se preveía ya que finalmente acabo siendo una ruta básicamente para comerciar con esclavos, al generar un rendimiento fijo más los posibles dividendos de las rutas, la compañía se hizo tan popular que hasta el propio Newton fue uno de sus inversores dejándolo en bancarrota cuando los precios colapsaron y dejó la famosa frase " puedo calcular el movimiento de las estrellas, pero no la locura de los hombres"




El libro " Delirios Populares Extraordinarios y la Locura de Masas" publicado por primera vez en 1841 nos cuenta estos dos historias junto con el proyecto de la compañía del Misisipi en Francia donde podemos ver que las burbujas especulativas son inherentes a la especie humana.

En este sentido, dentro de la economía experimental, el premio Nobel de 2002 Vernon Smith (compartido con el gran Daniel Kahneman), descubrió en una de sus pruebas como se llegaban a generar burbujas de manera irracional, incluso ante profesionales que se enfrentaban al experimento.
Paradójicamente lo que quería demostrar con el experimento era que los mercados son eficientes como defiende Fama, y para ello utilizó una variante de su experimento con productos de consumo donde el mercado formado por compradores y vendedores de uno, incluso varios productos, llegaban al precio de equilibrio muy rápido. En su experimento con activos financieros, dio unos parámetros basándose en el valor intrínseco del activo según el descuento de flujos previstos, en el primer momento el experimento parece ir bien teniendo en cuenta no sólo los flujos actuales si no también los futuros pero llega un momento en que el precio se dispara y se se aleja del valor teórico, cuando el valor empieza a caer (ya que en el experimento el producto tenía un número determinado de periodos de rendimiento) el precio , que se encuentraba mucho más alto que el valor intrínseco, cae repentinamente en picado ya que los tenedores del activo no encuentran comprador. Ante los extraños resultados, Smith, lo comenzó a realizar con profesionales de la inversión con resultados simulares, cuando se les preguntaba porque no vendieron antes, dijeron que creían que podrían venderlo más caro aunque el precio se alejaba mucho del valor teórico.

Cuando oyes la justificación de los defensores de las valoraciones del Bitcoin, Tesla o las tecnológicas, no se aleja mucho de lo que en otras épocas se dijo de otros activos. Incluso de estas últimas, que son las más consolidadas y que tienen una cuota de mercado y unos beneficios considerables, el razonamiento se parece peligrosamente a lo que en su día los valedores de las sólidas Nifty Fifty de primeros de los 70.





El tiempo dirá si el Bitcoin, Tesla, las tecnológicas o el mercado en general son una burbuja que acabará por estallar pero no parece que vaya avisar cuando pase,  una señal puede ser que justo antes de que esto ocurra hasta los más escépticos duden de si tenían razón.






  1. #1
    17/01/21 23:03
    En esto estamos amigo es de locos ciertos sectores. Comororplug power hace dos semanas +159% compro ehang +100% todo que se toca se dobla en una semana o menos. Llevo mucho debate yo con esto y ya no se que pensar... 

    La mayoría dice que no pasa nada, otros que si, la idea de vender y ver como luego todo sigue subiendo años tiene que ser duro. En esta vida me he perdido muchas oportunidades por miedoso, por lo que decian otros... Esta vez, si la cago sera por avaricioso lo tengo claro, pero ya es algo personal. La pobreza ya la tengo, o me hago rico o sigo pobre asi me enfoco. El futuro dictara, 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar