Aportaciones periódicas: Dollar cost average (DCA) y value average

2
Una de las mejores formas para evitar entrar en un momento malo de mercado o dejarse llevar por la locura de masas son las aportaciones periódicas en nuestras inversiones, todos los grandes inversores defienden esta estrategia aunque con matices y no exenta discusión.

La situación ideal es si estamos en un proceso de acumulación de capital, donde destinamos mensual o anualmente una parte de nuestros ingresos a generar ahorros y los invertimos, y si eso lo hemos hecho desde el principio no hay duda que aportar una cantidad periódicamente es la mejor manera de rebajar la volatilidad inherente a los mercados.
Pero como ya he comentado en anteriores post, no es lo normal, mucho más habitual es haber acumulado un cierto capital y tomar la decisión de empezar a invertir pensando en nuestro futuro.

La estrategia más común y conocida es el DCA (Dollar Cost Average), que consiste simplemente en ir aportando la misma cantidad de dinero, con ello conseguimos promediar el coste de adquisición comprando más participaciones o más acciones cuando el mercado baja y menos si sube, paradójicamente a este tipo de inversión le viene bien que el mercado baje mientras estamos aportando (si sube después claro), parafraseando a Warren Buffett, "si tenemos pensando comprar un artículo todos los meses no tendría sentido querer que cada vez éste sea más caro mientras tenemos que comprarlo", pone un ejemplo muy visual conocida su pasión por las hamburguesas del McDonald´s " a no ser que seas ganadero, si vas a comer una hamburguesa cada semana, preferirás que su precio baje".

En mercados volátiles los efectos positivos son indiscutibles, en morningstar nos dejan un claro ejemplo de los años 2000 conocida como la década perdida, tanto para el S&P como para una combinación 60% RV/40% RF.





En cambio si el mercado es claramente alcista (cosa que no sabemos de antemano) la cosa no está tan clara.




Pero, si nuestra visión es a muy largo plazo y ya disponemos de la cantidad ¿no sería mejor invertir todo nuestro disponible desde el primer momento?
Si nuestra visión es a muy largo plazo, según la gráfica histórica del profesor Shiller del S&P con reinversión de dividendo, la rentabilidad anualizada no es excesivamente diferente para periodos muy largos, en el gráfico se puede ver la gran diferencia entre el S&P con o sin dividendos y es que la propia reinversión de los dividendos hace que estemos aplicando un estrategia de aportaciones periódicas aunque sea sólo con el dividendo.




Como alternativa al DCA, podemos aportar en base al Value Average (DVA) descrito por el profesor de Harvard Michael Edelson en su libro "Value Avering", por el cual en vez de aportar de manera constante la misma cantidad como con el DCA, lo que se mantiene constante cada periodo es la suma neta (aportación+valor de mercado), de esta manera lo que hemos de definir es que cantidad queremos tener a final del periodo y aportaremos la diferencia entre lo que nos haya dado o quitado el mercado y esa cantidad.
Por ejemplo si queremos aportar 100 anualmente con el DCA, aportaremos100 cada año, pero con el DVA de Edelson, si el mercado sube un 10%, nuestro acumulado ya es 110, por lo que para tener 200 sólo tenemos que aportar 90, en cambio, si hubiese bajado un 10% y hubiese 90, nuestra aportación ese año debería ser de 110.
Debido a su complejidad para llevarlo a cabo hay muchos menos estudios sobre su utilidad aunque parece evidente se solventa en gran parte el mayor inconveniente del DCA que es ir comprando cada vez más caro en un mercado alcista, en cambio, la mayor crítica que tiene este método es que en momentos de grandes caídas puede ser que el efectivo del que dispongamos no sea el suficiente para cubrir con nuestras aportaciones lo que nos ha "quitado" el mercado.

Sobre este tema os dejo un artículo que lo explica bastante bien comparándolo con el DCA.

https://fundspeople.com/es/glosario/la-importancia-de-las-aportaciones-periodicas-en-la-planificacion-del-ahorro-y-como-hacerlas/

De nuevo parece que tener una metodología para invertir es mejor que no tener nada y que si lo que tenemos miedo es a entrar en un mal momento de mercado pero confiamos en la rentabilidad a largo plazo del mismo, realizar aportaciones periódicas es una manera sencilla de llevarlo a cabo.


  1. #2
    19/12/20 21:54
    Totalmente de acuerdo, se conoce como el dilema de los botes, algunas personas tratan de evitar gastar en lo que no deben presupuestando por botes “ el bote del alquiler, el bote del colegio, el bote para la ropa...” mucha gente lo hacemos mentalmente pero por ejemplo en Estados Unidos, sobretodo quien cobra en efectivo o por propinas, aparatan realmente una cantidad en un bote de galletas (por ejemplo) y le ponen una etiqueta a cada bote e intentan no utilizar el dinero de un fin para otro.
    Aquí, mientras duren las pensiones tal y como las conocemos, no nos hace falta ser tan estrictos, y mientras sepamos que hemos de ser constantes en el ahorro si se puede, es suficiente saber que es bueno aportar de forma periódica sin tener que llegar a esos extremos.
  2. #1
    19/12/20 18:51
    Lo difícil de las aportaciones periódicas es ser capaces de mantenerlas durante el horizonte temporal inicialmente previsto en nuestra estrategia de inversión a largo plazo. 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar