Rankia España
blog Asesor fiscal
Asesoramiento fiscal sobre impuestos: Declaración de la renta, Sociedades y Autónomos

¿La Reforma Fiscal que España necesita?

 

 

Ya ha comenzado a elaborarse la reforma fiscal que esperemos esté terminada para el día 28 de febrero, la cual persigue básicamente acerca el tipo efectivo pagado por las empresas al tipo real y rebajar los impuestos sobre todo a las clases medias ya que en el transcurso de esta crisis han sido considerablemente castigadas y peligra su renta disponible. Dos pilares a destacar además de los anteriores citados de esta reforma serían la aplicación de los nuevos tributos medioambientales y la adaptación del sistema fiscal a la era postcrisis, ya que los ingresos y gastos del estado han variado en cantidad y en origen.

 

Los tres principios que fundamentan esta reforma son: suficiencia; la cual debe garantizar la recaudación del estado necesaria para afrontar sus obligaciones, eficiencia; lo cual precisa que los impuestos deben servir para hacer una economía más atractiva, atraer capital y por tanto crecimiento, y equidad; la cual en este momento no es una característica básica de nuestro sistema fiscal.

 

 

Uno de los cambios importantes se aplicará en el IRPF, impuesto que actualmente alcanza el 52% (56% en Cataluña), y el cual será rebajado, con la consiguiente eliminación de algunos tramos del IRPR, actualmente en siete, las cuales se quedarán en tres.

 

También se fomentará el empleo de seguros de vida, con el fin de complementar las futuras pensiones.

Se suprimirá el gravamen complementario (la subida hecha por Rajoy en el año 2011).

 

En el impuesto de sociedades se priorizará en hacer pagar más a las grandes empresas, las cuales los últimos años han llegado a pagar un 10% a causa de la aplicación de deducciones, algo que escandaliza a cualquiera, ya que las pymes pagan bastante más.

En cuanto al IVA no se presupone ninguna variación, ya que el tipo actualmente aplicado en España converge con la media europea.

El sistema fiscal español actual es un sistema lleno de contrastes, tipos muy altos y poca recaudación, algo que se camufló durante la época de expansión económica, durante el año 2012 hacienda percibió un 36,4 % de ingresos sobre el PIB, algo que diverge en más de diez puntos con respecto a la media europea.

Algo que recoge el Instituto de Estudios Económicos (IEE), quien señala que España tiene durante el año 2013 el quinto tipo impositivo de IRPF más alto de la UE, donde el tipo medio máximo está en un 38,7%, casi 20 puntos por debajo del español.

 

Jose Antonio Soler

Departamento Fiscal

CIRO Consulting

 

Síguenos en facebook: CIRO Consulting

Síguenos en twitter en @CIROConsulting

 

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Autor del blog
  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar