Rankia España
Acceder
blog Aprender a Operar
Aprende a mejorar la rentabilidad de tus inversiones, con criterio

Una historia de terror: los bancos centrales y el sistema financiero (2/3)

En 2008 comienza la segunda gran crisis americana del siglo XXI. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la crisis de crédito. Lo que en un principio pareció ser un problema concreto de un país y de un sector, pronto se reveló como una de las mayores crisis mundiales que se recuerdan.  Y alcanzó su punto culminante con la quiebra de Lehman Brothers, y el efecto dominó que tuvo lugar en el sector bancario de forma global. No voy a entrar en discutir si se debió, o no, dejar caer a Lehman, porque esto da para otro post. Pero si voy a hablar de las consecuencias. En ese momento todo el sistema, primero el americano, pero en pocas semanas también el europeo, y finalmente, el del resto del mundo, quedo en jaque. Los reguladores eran conscientes de la necesidad de frenar una espiral de pánico que podía colapsar, y en última instancia, quebrar el sistema tal y como lo conocemos a día de hoy. 

¿Y porqué?

Porque el dinero en circulación del sistema es muy superior al dinero físico existente. Se trata del efecto multiplicador del dinero. Para explicarlo de modo sencillo, existe un coeficiente llamado “coeficiente de caja” que imponen los Bancos Centrales a nuestros bancos. Este coeficiente varía pero ronda el 2%. Eso quiere decir que por cada 100 unidades que uno deposita en el banco, el regulador solo exige al banco que mantenga el 2%, (coeficiente de caja), y el resto lo puede prestar. Por tanto de nuestras 100 unidades se queda con 2, y 98 las presta.  El siguiente banco recibe 98, y solo tiene que guardar un 2%, es decir 1.96, y lo demás lo presta….y así se produce una masa de liquidez muy superior a las 100 unidades que realmente hay. Todo esto está muy bien, siempre y cuando todos nosotros no nos presentemos a la vez en nuestros respectivos bancos pidiendo nuestro dinero, porque de facto, no hay físicamente el suficiente para que nos lo den a todos a la vez. La mejor manera de comprobarlo, es que si uno quiere sacar una cantidad elevada del banco, generalmente te piden que avises un día antes, porque el banco no tiene la obligación de tener en liquidez más de una pequeña cantidad.

¿Y por qué diablos se van a presentar todos los ciudadanos en buena parte del mundo, a la vez, ante la ventanilla de sus respectivos bancos para pedir su dinero?

Por que pierdan la confianza en el sistema, y piensen que los bancos no son seguros, o que no les van a dejar retirar su dinero cuando ellos quieran. Ejemplos de estas situaciones las vivimos hace tiempo en Argentina y recientemente en Chipre. Solo que en 2008 estuvo a punto de pasar de una manera mucho más global.

¿Qué hicieron los Gobiernos y en especial los Bancos Centrales?

Intervinieron rápidamente inyectando de nuevo grandes cantidades de liquidez, pero esta vez el destinatario no bastaba con que fuera el consumidor. Esta vez se inyecto más rápido, y de manera más agresiva. Una buena parte del dinero se destino a respaldar a los bancos, que tenían en sus balances muchos activos valorados a precio de burbuja, y que pronto se descubrió que no estaban suficientemente capitalizados. Las medidas para compensar la crisis fueron por un lado de política monetaria, orquestada por la FED, llevando los tipos de interés hasta el 0%, nivel donde todavía están. Por otro lado, de política fiscal, orquestada por el Gobierno, en un intento de mejorar las cargas que soportaban los ciudadanos. Cuando ya no se podían bajar más los tipos de interés porque estaban al 0%, la FED creó una nueva herramienta, no convencional, de intervención monetaria que llamo “quantitative easing” o “relajación cuantitativa”. Este mecanismo le permitía seguir aumentando la oferta de dinero, incrementando el exceso de reservas del sistema bancario, mediante la compra de deuda de diversos tipos, incluyendo los bonos del propio Gobierno Central, para reducir los tipos de interés a largo plazo, y otros activos financieros privados que nadie quería, y que descansaban en manos de entidades financieras.

¿Que estaba ocurriendo mientras tanto en el sistema financiero?

La situación de desconfianza alcanzó su techo tras la caída de Bear Sterns y Lehman. El mercado monetario dejo de funcionar, ya que los bancos no se prestaban dinero entre ellos mismos, por miedo a no saber quién podía ser el siguiente en caer. El sistema se colapsaba irremediablemente. Entonces los Bancos Centrales de las economías desarrolladas intervinieron el sistema, cambiaron las reglas de juego, dejaron de ser árbitros para convertirse en jugadores activos. El banco que tenía exceso de liquidez se la daba al Banco Central, y este a su vez, se lo daba al banco que tenía necesidades de liquidez. No había intercambio directo. Y así se mantuvo la situación durante mucho tiempo. Por otro lado, el sistema financiero americano, tuvo que aceptar que el Gobierno les interviniese, inyectándoles liquidez en sus balances (recapitalizándolos), tanto si lo necesitaban como si no, porque lo que estaba en juego era la credibilidad del sistema. Años más tarde, se permitió que la mayoría de los bancos que habían demostrado que eran viables por sí solos, fueran devolviendo dicho dinero.

 ¿Y que ocurria mientras tanto en Europa?

Aunque el problema nació en Estados Unidos, no tardo en extenderse por Europa. En varios paises asistimos a la caida o intervención pública de bancos. Desde Reino Unido donde Halifax Bank of Scotland (HBOS), Royal Bank of Scotland (RBOS) y Lloyds acabaron cerrando o siendo intervenidos por el gobierno antes de desaparecer, hasta en España, donde ya conocemos lo que ha ocurrido con buena parte de las cajas de ahorros y alguno bancos pequeños.

La crisis entró con fuerza, y reveló problemas existentes en muchos de los modelos economicos de los paises de la zona euro. Los menos preparados para afrontar la situación fueron los países donde se habían producido más desequilibrios, o burbujas los años anteriores. Y así comenzó el saga que todos conocemos como “crisis periférica”, donde primero Islandia e Irlanda,  despúes Grecia y Portugal, y finalmente España e Italia, han protagonizado los episodios de tensión que a día de hoy todavía están sobre el tapete, y que ha salpicado a la credibilidad de los Gobiernos, las cuentas públicas, las cuentas privadas de los Bancos y sus necesidades de capital, hasta el punto de que hasta hace solo unos meses muchos intelectuales debatían sobre la viabilidad o no del euro como divisa. No es que me haya olvidado de Chipre, pero a eso dedicaré otro “post”.

Y mientras tanto los Bancos Centrales y los Gobiernos siguen inyectando liquidez, de un modo u otro, como solución a todos los problemas. No se trata ya de un juego aislado, sino que a esta mesa de juego están sentados USA, Europa, UK y Japón entre otros.

Y esto nos lleva al último capítulo de esta historia de terror, que publicaré el lunes con este nombre: “Una historia de terror: los Bancos Centrales y el Sistema Financiero (3/3)”.

  1. #1

    PNeoliberales

    Te ha faltado poner el papel del "shadow banking system" en la expansión monetaria... el efecto "multiplicación" fue exacerbado por este sistema bancario paralelo que recapitalizaba a la banca regulada para seguir emitiendo créditos... http://goo.gl/yeiy7O

  2. #2

    Pablo Gil

    en respuesta a PNeoliberales
    Ver mensaje de PNeoliberales

    Cierto, hay muchos puntos que no he mencionado. Tan solo pretendo que se vea un aspecto general de lo que ocurría y las medidas que se implementaban. Y luego hablar en el tercer capitulo de donde nos encontramos a día de hoy. Pero tienes razón.

    Para quien no lo sepa, parte de la principal preocupación actualmente en China estriba en la falta de control del "shadow banking system", y su relación con la burbuja inmobiliaria. El "shadow banking" no es otra cosa que un mercado financiero paralelo al oficial, pero que no es posible regular.

    Durante los últimos años hemos visto como el Regulador Chino efectua cambios continuos en el coeficiente de caja que aplica a sus bancos, con el fin de expandir o reducir la liquidez del sistema según las perspectivas economicas que tienen. Pero solo lo puede hacer sobre una parte de dicho sistema, el oficial. En la medida que el "Shadow Banking" aumenta, su control se vuelve más ineficiente.

    Gracias por tu comentario.

  3. #3

    Sasha

    Son las 11:27 del lunes. ¿Dónde está la parte 3? ;)

    Por cierto que mientras tanto ando leyendo esto: http://economia.elpais.com/economia/2013/10/13/actualidad/1381691431_456047.html y me pregunto cuántas Bankias o CCX hay por ahí, de Pirineos p'arriba.

  4. #4

    Pablo Gil

    en respuesta a Sasha
    Ver mensaje de Sasha

    Jajaja, gracias por tu impaciencia. La publico en menos de 1 hora.

  5. #5

    Comstar

    Agrego lo siguiente.

    Los derivados son deudas, y ya para 2006 el mercado de derivados era 13 veces el PIB mundial. Los derivados y el shadow banking son maneras en que los bancos pueden crear dinero sin necesidad de liarse con el coeficiente de caja.

    Los CDO sintéticos jugaron un rol clave en la multiplicación de las pérdidas, porque los CDO sintéticos apostaban a que los créditos subprime con AAA se pagarían. Se emitieron múltiples CDO sobre cada bono de deuda subprime AAA. Con los derivados CDS vendidos por AIG, la apuesta era a que los subprime entraban en impago.

    El riesgo de usar los CDS para medir riesgo
    https://www.rankia.com/blog/comstar/1535775-riesgo-usar-cds-para-medir

    De esta manera la crisis no sólo se multiplicó, sino que por medio de los derivados, las pérdidas (que eran una cosa pequeña originalmente) se exportaron y magnificaron hacia el mundo entero.

    Desde entonces se han estado inventando diferentes maneras de regalarle dinero a los bancos, como el TARP que tiene una tasa de interés neta que está por debajo de la tasa de los bonos de muchos países, lo cual estimuló el shadow banking. Dinero regalado por los contribuyentes.

    Pero ni las prácticas que producían activos tóxicos cesaron, por lo que con cada inyección se mutiplicaban los activos tóxicos, y además se estaba construyendo una gran exposición a los bonos con el shadow banking. Y entonces la FED empieza a hacer sus QE y a regalarle liquidez a los bancos que empezaron a especular con materias primas, empujando a los EUA hacia un riesgo de hiperinflación. Es decir, pasaron la crisis de un lugar a otro, privatizando ganancias y nacionalizando pérdidas.

    Lo que pasa es que si las cosas hubiesen sucedido sin distracción, el dólar se habría desplomado, de modo que había que hundir a otra divisa, para que el dólar no fuera desplazado en su rol de moneda de reserva mundial. Y se inventaron la crisis mediática de los PIIGS, donde por 3 años hablaban de un inminente default de varios paises que nunca entraron en default, mientras los bancos americanos y británicos efectuaban ataques especulativos sobre los bonos de esos países. Es que querían seguir exportando problemas con la política de hegemonía del dólar. Pero precisamente parte del problema de esta crisis son las asimetrías causadas por exportar muchos problemas que ha dejado a EUA sin empleo.

    Hoy en día EUA necesita reimportar los problemas, y por haber pasado todos los problemas a la forma de deuda pública, tendrá que escoger entre hundir al dólar o hundir al país, pero existe la posibilidad también de que hagan ambos.

  6. #6

    Pablo Gil

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Gracia Comstar. Es cierto que al rededor del escenario que yo he descrito hay unos efectos multiplicadores ("shadow banking, CDOs, etc) que llevaron la crisis aun más lejos, y con más intensidad, que si no hubieran existido. Pero en mi opinión la raiz del problema sigue siendo siempre la misma: parece que a nadie le interesa regular correctamente este mercado. Yo personalmente, cuando vi lo que ocurria en 2008, pense que con las intervenciones del Gobierno a los bancos de inversión y algunos comerciales en USA y UK, y más tarde en España, les iban a "meter mano a fondo", les iban a regular de verdad, a controlar, a no dejar de nuevo que la industria de inversión se convirtiese en un juego donde si va bien, los banqueros en el sentido amplio de la palabra, se forran, y si va mal, se acude a pedir ayuda al contribuyente para que financie el desaguisado. Si miras a dia de hoy, en USA se siguen pagando "bonus" astronomicos en el sector bancario, y tan solo unos años después de la gran crisis, los bancos ya estaban despotricando porque no les dejaban hacer "proprietary trading" como antes, o lo que es lo mismo, asumiendo parte de los riesgos que les llevaron a quebrar. El mal esta en el diseño del sistema, y en los que controlan dicho diseño, que no parecen querer arreglarlo o no saben como hacerlo.

  7. #7

    Comstar

    en respuesta a Pablo Gil
    Ver mensaje de Pablo Gil

    Es un asunto de diseño:
    Los que tienen la panza llena no comprenden a los que tienen la panza vacía.
    Los que se benefician del problema, no están interesados en que se resuelva el problema.
    Los directores de bancos centrales no son elegidos democráticamente por el pueblo, sino por banqueros. Ellos gobiernan la política monetaria y sirven al banco. El resto del gobierno es una mera municipalidad con ejército, elegido por el pueblo.

  8. #8

    Comstar

    El famoso "nuevo orden mundial" es un sistema donde los bancos creen que gobiernan.

    Y cada vez tratan de obtener más y más ganancias con intereses exponenciales, en un mundo físico que decae exponencialmente, y con modelos de negocio que destruyen los recursos (economía = administración de los recursos). Los bancos creen que joder a la gente y ser parásitos es tener poder. En el camino destruyen la producción, y acumulan dinero respaldado en economías destruidas y estados sobre los que sostienen su poder y que se vuelven pobres, creyendo que eso es poder. Y encima quitan a la gente el acceso al dinero, y les lanzan afuera de la economía, creyendo que eso es poder. Al final serán como el animal enjaulado que se siente poderoso porque cree que ha expulsado a todos los demás de su jaula.

    Eso es como tirar piedras al techo de vidrio...

    Recordemos que el ascenso de Hugo Chávez no puede explicarse sin la intervención del FMI que quiso imponer un "orden nacional" en Venezuela. Y ahora van a repetir la hazaña mundialmente, jodiendo a los jóvenes... Como si en el futuro esos jóvenes no fueran a gobernar nunca... Que los banqueros disfruten la fiesta mientras puedan, porque cuando se acabe, se les habrá acabado su tercer Reich...

    "Nadie merece tus lágrimas, pero aquel que las merece, no te hará llorar" - Gabriel García Márquez

  9. #9

    Pablo Gil

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    La pena es que en el proceso de caida de aquellos que se han lucrado tan injustamente, arrastran a los que no lo han hecho. Mira como se financió el rescate del sector hace pocos años, con dinero público, que se recaudo del dinero del contribuyente.

  10. #10

    Comstar

    en respuesta a Pablo Gil
    Ver mensaje de Pablo Gil

    A mi manera de ver, el ascenso de aquellos que se han lucrado tan injustamente, arrastran a los que no lo han hecho. Su caída traerá alivio.

Autor del blog
  • Pablo Gil

    Pablo Gil fue socio fundador de BBVA&Partners Alternative Investments en 2001, y encargado de la gestión cuantitativa en los fondos con estilo “market neutral financiero” desde entonces hasta 2013. Cuenta con más de 25 años de experiencia en gestión directa en mercados de capitales. Anteriormente fue director del departamento de análisis técnico del Banco Santander. Fue profesor asociado de Análisis Técnico y Cuantitativo en el CEU Business School desde 1992 hasta 1997.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar