Reglas fáciles para empezar a invertir II

5
En la primera parte de este capítulo hablamos de como invertir a largo plazo con la estrategia del comprar y mantener. Dejamos claro que en una estrategia así es vital entrar bajo y en un valor con fuerte dividendo para sacarle partido al mercado incluso cuando este tiene rentabilidad cero a largo plazo.

En la entrada limitar las pérdidas hablamos de lo importante de colocar casi desde el principio una orden stop loss. El valor disparador de nuestro stop deberá estar alejado de nuestro valor de entrada en proporción al plazo deseado de nuestra inversión.

Pero todas estas medidas apenas nos protegen frente a un derrumbe de la bolsa. A lo sumo, si el derrumbe ocurre mucho tiempo después de entrar a largo plazo le habremos sacado la rentabilidad del dividendo que no será poco pero sin duda será mucho menos del beneficio que la bolsa nos pudo haber ofrecido de haber estado más atentos. Porque una cosa conviene tener clara, operar en el mercado y olvidarse no pueden ir de la mano. Se que muchos dicen que lo mejor es no mirar el precio del valor hasta pasados unos meses. Yo no puedo estar más en desacuerdo y solo hay que ver los derrumbes en las bolsas de este mismo año y del anterior para darse cuenta de que actuar así es un gran error. No hay que vacilar a la hora de salir del mercado cuando las cosas van mal porque recordad que las caídas suelen ser mucho más pronunciadas que las subidas. De la misma forma tampoco es sano mirar las cotizaciones cada día para ver qué decisiones tomamos. Nuestro stop loss está puesto para asegurarnos una pérdidas máximas o incluso unos beneficios mínimos, como ya veremos más adelante. Así, que de las fluctuaciones catastróficas que se puedan dar a lo largo de un día ya se encarga nuestro stop loss. Por lo tanto relajémonos y si vamos a largo preocupémonos de otros aspectos y no de la fluctuación diaria.

Así pues, el comprar y mantener está muy bien pero aún podemos hacerlo mucho mejor. A todos nos gusta ver como hemos entrado en una posición relativamente bajos, como esta se revaloriza y como recibimos encima cuantiosos dividendos por la posesión de nuestros títulos. Todo esto es muy bonito pero tan importante es haber acertado en el momento de entrar como acertar en el momento de salir. Si no sabemos salir a tiempo puede que todo lo ganado lo perdamos tontamente. Pero, ¿cuándo tomar la decisión? Resulta obvio que, si vamos a invertir, lo que nos interesa es entrar en un momento de tendencia alcista para así garantizarnos una revalorización. El método más sencillo y práctico para seguir las tendencias es el de las medias móviles de las cuales ya hablamos en la entrada medias móviles y gráficos históricos.

Actualmente, tras el batacazo en las bolsas aun hay muchos valores del IBEX y de muchos mercados internacionales que apenas han recuperado desde los mínimos de marzo. Es pues un buen momento para apostar por alguna tendencia al alza comprando en mínimos. Lo más importante va a ser seguir algún tipo de criterio a la hora de entrar y salir de un valor en una inversión a largo.

1.- Media de 12 meses o de 200 sesiones
El indicador por excelencia para subirse a la ola de las tendencias a largo plazo es la media de 12 meses si trabajamos sobre una muestra de cierres mensuales o de 200 sesiones si trabajamos sobre cierres diarios. Para entender todo esto lo mejor es que veamos un gráfico. Os he puesto un gráfico de los cierres mensuales de la cotización de Repsol desde el 2003 hasta ahora. Superpuesta y en negro he trazado la media móvil de periodo 12 junto con algunas indicaciones adicionales.

Como veis este gráfico posee tres grandes periodos a largo plazo. El primero desde principios del 2003 hasta finales del 2005 es claramente alcista y muy sencillo de seguir. El segundo cubre desde finales de 2005 hasta mediados de 2008 y carece de tendencia, decimos entonces que manifiesta un comportamiento lateral aunque, como veis, de elevada volatilidad. Desde mediados de 2008 hasta principios de 2009 la valoración cae en picado en un rápido periodo bajista, fijaos en la asimetría de las tendencias, bajadas acusadas, subidas suaves. Esto se cumple casi siempre por eso conviene estar atento porque en muy poco tiempo uno se puede ver pillado y perder gran cantidad de dinero. Finalmente vemos como a principios de 2009 el valor retoma la senda alcista.

Observamos varias cosas. Primera, las medias móviles se comportan claramente mucho mejor mientras están en tendencia que cuando estamos en lateralidad. Para refinar el modelo he impuesto una regla básica. Si salimos de un valor nos vamos a esperar por lo menos un mes sin entrar en él. A pesar de que esta media se puede revisar diariamente mediante la de 200 sesiones mi consejo es que no se tome una decisión al respecto mas que una vez al mes. Entramos, mantenemos o salimos. Esas son las tres decisiones y cada mes se revisa nuestra posición. He colocado las flechas verdes en los puntos de entrada y las rojas en los de salida. Fijaos como de la tendencia lateral es capaz de aprovechar incluso una pequeña revalorización en medio de la volatilidad. Sin embargo, justo antes de la bajada de las bolsas habríamos caído en una señal falsa. Esto no nos debería preocupar porque mientras salgamos a tiempo, aunque sea en pérdidas no pasará nada. Pensemos que el sistema no se basa en que todas las operaciones retornen beneficios. La idea es que las que retornen beneficios compensen con creces las operaciones fallidas que darán pérdidas sí, pero muy limitadas porque también habremos salido enseguida.

Evidentemente no hace falta decir que este sistema no es perfecto porque desaprovecha los periodos de elevada volatilidad de los cuales aun podríamos sacar más rendimiento. Ya hablaremos de como perfeccionarlo. Lo que sí queda claro es que no deberíamos entrar en un valor mientras la media a 12 meses esté por encima de sus cierres mensuales. De igual forma el mejor momento para entrar a largo es poco después del cruce al alza de la media con el valor.

Como ya comentamos en diversificación y primeros pasos en bolsa una buena estrategia es poseer varios valores en cartera de tal manera que aunque en alguno de ellos hagamos una entrada o salida en falso obteniendo pérdidas en el resto hayamos acertado y obtengamos ganancias que las compensen sobradamente. Podemos dudar en más o menos en la entrada en el valor pero nunca debemos bacilar a la hora de salir. Al menos esa es mi teoría ya que las bajadas pueden llegar a ser muy acusadas. Y vale más pecar de prudente y pagar algo más de comisiones a comerse una bajada enorme. Al menos ese es mi principio. Yo trato de que mi inversión sea lo más segura y rentable posible y el riesgo de debacle hay que limitarlo al máximo. Pensad que no es grave sacrificar algo de rentabilidad si con ello vamos a ganar en seguridad, y más en los tiempos que corren.

Habréis visto que esta media no se comporta todo lo bien que sería deseable en algunas circumstancias. Afortunadamente en muchas ocasiones el comportamiento es mucho más óptimo, observemos para el mismo periodo lo que ocurre en Iberdrola y Suez.

El comportamiento de la de Iberdrola es ideal, una única señal de venta antes del crack y listos. En la de Suez existe un acercamiento de la cotización a la media pero, dese luego, nada comparable a lo visto en Repsol. En todos los casos lo que es común es lo abrupto de las bajadas. Esta casuística es algo que nuestro sistema debe ser capaz de prevenir por lo que la estrategia de revisar el gráfico una vez al mes aun es incompleta.

2.- Recolocando el stop.
Sin duda lo único que nos podría salvar de una semana de vertiginosas bajadas bursátiles es un stop loss bien colocado. ¿Qué referencia usaremos en una estrategia a largo plazo? Pues muy sencillo, la misma media móvil a 12 meses nos servirá. Recordad que en los brokers las órdenes condicionadas suelen tener un plazo de caducidad de unos 3 meses. Una orden condicionada es una orden que se ejecutará si se cumple la condición deseada, este es el caso de las órdenes stop loss. En entradas anteriores afirmamos que el stop loss debía estar por debajo del nivel de entrada. Pero en estrategias a largo plazo esto no tendría porque ser así siempre. Es decir si nuestro valor se revaloriza puede que queramos asegurar beneficios subiendo progresivamente el stop, esto es lo que llamamos stop loss dinámico. Podemos pues aprovechar el momento en el que caduca nuestra orden para actualizar la condición y reajustar el stop. Cada 2 o 3 meses es un buen momento para hacerlo. Como hemos dicho, usaremos como referencia a la media móvil de 12 meses colocando el stop alrededor de un 4% a un 6% por debajo de ella, según la volatilidad del valor. Para evitar sustos y quedarnos pillados es muy importante que estemos en valores líquidos ya que por mucho stop loss que pongamos si nadie nos quiere comprar no podremos vender y quedaremos atrapados sin remedio. De haber hecho esto correctamente los bajones de la bolsa después de las subidas no nos deberían asustar porque habremos asegurado unos beneficios mínimos con nuestro stop.

3.- Aprovechando las excursiones
Os habréis fijado que en ocasiones el valor se escapa de la media a 12 meses para luego caer de golpe e incluso cruzarla en falso, caso de Repsol en un par de ocasiones por lo menos. Esto es un comportamiento típico tras una distorsión producida por la volatilidad. Si observamos que mes a mes el valor de la cotización se dispara y se aleja cada vez más de la media de 12 meses podríamos valorar en seguir un seguidor de tendencia de más corto plazo que nos indicara una posición de salida más elevada cuando el valor se desplomara lo que encima nos evitaría una posible salida en falso ya que en caso de producirse ya estaríamos fuera del valor al cruce con la media larga. El indicador que suelo mirar es el cruce de medias a 20 y 55 sesiones aunque sin duda se pueden usar otros y encontrar los más adecuados muchas veces va a depender del valor. Pero para mi estos dos suelen funcionar bastante bien en estas situaciones. De lo que se trata es de que si observamos una excursión interesante de nuestro valor cambiemos el criterio de venta para someterlo al dictamen de estas dos medias.

Estas dos medias también deberían usarse para confirmar la entrada en un valor que ya cotiza por encima de la media de 12 meses pero del cual nos queremos asegurar que entramos alcistas. Como vemos también servirían para marcarnos con más precisión el momento de entrada.

Fijaos como la excursión final antes del descalabro bursátil en Suez sería aprovechada por el cruce de medias indicándonos una posición de salida en torno a los 37,5 € mientras que si hubiéramos seguido la media de 200 sesiones seguramente habríamos salido por debajo de 35. En repsol el rendimiento que le sacamos a este refinamiento es aun mayor ya que tenemos tres grandes excursiones de las cuales saldríamos con beneficio en las tres.

Y ¿cada cuanto hay que vigilar el valor? Pues muy sencillo, cada fin de semana actualizamos el gráfico de medias 20c55 y una vez al mes el de la media de 200 sesiones. En caso de que el valor esté siguiendo muy bien a la media larga puede que ni haga falta actualizar el cruce 20c55. Como dije este cruce nos va a precisar mejor la entrada y la salida una vez estamos en plena ola de tendencia no tendríamos porque hacerle caso ya que lo único que nos puede llevar es a entrar y salir sin necesidad. Solo conviene pasarse a este medidor cuando observamos una buena excursión al alza que deseamos aprovechar, solo en ese caso.

--------------------------------------------

Resumiendo las reglas

1.- Solo podemos estar dentro mientras la media a 12 sesiones está por debajo de la cotización del valor a fin de mes. Si queremos entrar intentamos que sea en cerca de un indicador de entrada del cruce de medias 20 y 55.

2.- Si la media esta por encima de la cotización no entramos bajo ningún concepto.

3.- Si hay cruce y salimos no volvemos a entrar hasta al menos pasados un mes. Dejamos pues un mes de descanso entres operaciones. Esto permitirá ver si se confirma del todo la salida o si ha sido una salida en falso.

4.- El stop loss se coloca al inicio un porcentaje suficiente por debajo de nuestro valor de entrada pero luego cada dos meses como mucho revisamos su posición colocándolo siempre alrededor de un 4% por debajo del valor nuestra media a 12 meses.

5.- En caso de que la cotización del valor se dispare un porcentaje alto con respecto nuestra media móvil de 12 meses valoramos la salida por cruce de medias de 20 y 55.

* * *

Y esto es todo por hoy. La intención de esta entrada es ver como podemos establecer unas reglas sencillas para operar al largo plazo sin muchos quebraderos de cabeza. En siguientes partes del capítulo anterior de seguimiento de valores, explicaré como ejecuto yo esta estrategia. Los medios técnicos que uso y como nos los podemos fabricar nosotros mismos y controlar sin problemas decenas de valores simultaneamente y sin despeinarnos.
  1. #5
    Anonimo
    31/12/09 21:49

    Feliz año 2010, espero que el año que viene se cumplan todos tus objetivos.
    Un fuerte abrazo y que disfrutes de la noche.

  2. #4
    Anonimo
    30/12/09 11:11

    Excelentes los últimos posts, condensas en 2-3 post lo que llevo leyendo en unos cuantos blogs en los últimos dos meses.

    Bien explicado y fácil de entender, yo que llevo un par de meses en esto de inversión en bolsa, en pleno proceso de aprendizaje, estos post me vienen más que bien, genial.

    Así que cuando pueda, aunque sea de forma virtual, probaré a invertir siguiendo la estrategia que comentas en este post, me parece sencilla y buena para empezar, luego si eso, ya me ire complicando con más indicadores ;).

    Feliz año.

  3. #3
    29/12/09 22:42

    Estoy encantado con que expongáis vuestros métodos, yo también ando investigando sobre otras posibilidades pero por ahora el más sencillo que tengo y que creo que todo el mundo puede entender es este. Echaré un vistazo cuando tenga tiempo a los indicadores que usáis.

    Lo mejor eso sí es elaborarse unas reglas sencillas y no complicarse mucho el sistema, basarse en ellas e ir operando a partir de ahí. Evidentemente yo reviso la situación semanalmente ya que hoy por hoy no me fío un pelo de las bolsas y bien que hago, pero en mi sistema mientras no haya una fuerte excursión al alza la toma de decisiones se realizará mes a mes, por algo es un sistema a largo.

    Si queremos operar a medio plazo es imprescindible evaluar la situación mínimo una vez por semana claro.

    En todo caso este es el primer sistema con el que he operado y el que mantiene mis posiciones abiertas actuales. Considero que es muy sencillo de explicar y de reproducir por cualquiera ya que únicamente se basa en medias móviles simples, indicadores sencillísimos de calcular. Estoy testeando otras posibilidades de menor plazo y todo lo que podáis aportar será bienvenido, por supuesto.

    Un saludo.

  4. #2
    Anonimo
    29/12/09 22:12

    En mi caso suelo fijarme en los gráficos semanales como marco temporal a la hora de tomar decisiones.Uso el famoso sistema de Weinstein,la MME(55) en semanal, el MACD semanal y el Blai konkorde como indicadores e identifico figuras chartistas de cambio de tendencia (tipo HCH ,dobles o triples suelos etc..) para confirmar las entradas o salidas.

    El MACD ,junto con el histograma del MACD, en gráficos semanales es uno mis indicadores favoritos.Los cruces al alza del MACD mensual y la situación de la línea rápida del MACD semanal por encima de 0 suelen ser señales muy fiables de entrada en tendencia alcista.

    En gráficos semanales, las divergencias alcistas amplias(que se forman en varios meses) suelen anticiparse,con una probabilidad muy alta, a los cambios de tendencia(en marzo del 2009 se pueden observar, tanto en el índice como en algunos blue chips,como anticiparon la actual tendencia alcista).Si no los usas en tu sistema te los recomiendo, debido a la fiabilidad de sus señales.

    Un saludo.

  5. #1
    Anonimo
    29/12/09 17:50

    Muy buen post, yo para entrar y salir uso el RSI. Y uso la media de 75 sesiones para confirmarme tendencia cuando cruza la de 200 sesiones y la cotizacion cruzo ya la de 200, como tú.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar