Controlar y planificar los gastos

13
En la primera entrada de contabilidad casera hablé de la necesidad de medir los gastos y los ingresos. Y de medirlos al máximo detalle. No hablo de apuntar hasta la última bolsa de pipas que compramos pero sí los gastos cotidianos e importantes, pago del alquiler o hipoteca, facturas de la luz, gas etc, y gastos en comida y transporte. Anotar todo al detalle implica anotar también los gastos que, aunque puedan parecer pequeños, son constantes o muy habituales. Por ejemplo, si uno gasta en comer un bocadillo fuera de casa 3€ cada día cinco veces a la semana eso se convierte al cabo de un mes en 60€ una cantidad nada despreciable. Si tenemos en cuenta todos los pequeños gastos continuados pueden sumar perfectamente 200 o 300€ en total una suma que podemos rebajar solo con pequeños cambios de actitud. Veamos.

Esta entrada la he dividido en dos partes. En controlando nuestros pequeños gastos expongo cómo podemos hacer para reducir algunos de los gastos más tontos que se nos llevan buena parte del dinero cada mes. Simplemente se trata de cambiar algunos hábitos por otros que nos reportaran un beneficio en el balance de final de mes. En planificando nuestra economía explico cómo podemos hacer para prever nuestros gastos y distribuir el dinero antes incluso de realizar el gasto asignando ya de entrada parte de nuestros ahorros a los gastos previsibles.

Controlando nuestros pequeños gastos
Sobre los gastos más importantes ya hablamos en la entrada de sumideros de dinero pero me gustaría comentar más cosas sobre el control del gasto y en especial sobre pequeños grandes cambios que podemos hacer. Me gusta llamarles pequeños grandes cambios porque un euro ahorrado en una actividad que hacemos a diario es un cambio pequeño para un día pero se torna un cambio grande a final de mes ya que con él habríamos ahorrado un total de 30€. Se que puedo parecer insistente con este tema pero me gusta incidir en él porque mientras no tengamos una gran riqueza acumulada vamos a ganar más moderando nuestro gasto que haciéndolo bien con nuestras inversiones y depósitos.

Esos pequeños grandes cambios pueden ser muy variados. Dejar de tomar el café fuera de casa y hacérnoslo nosotros mismos al llegar podría ser un buen ejemplo. En general los mayores cambios los podemos hacer en nuestros hábitos más básicos y a los que menor importancia damos. Si hemos realizado una contabilidad casera pormenorizando todos nuestros gastos habremos observado ya, tras no más de tres meses de estudio apuntando gastos e ingresos, dónde están nuestros principales sumideros de dinero. Respecto a los grandes sumideros como el alquiler poco podemos hacer seguramente pero en los pequeños es probable que tengamos margen de actuación.

1.-Teléfono
El teléfono es uno de los gastos habituales donde más fácil resulta recortar gastos. Podemos dejar de llamar tanto por móvil si tenemos fijo con tarifa plana. Evitar usar el móvil para llamadas innecesarias o que podemos hacer desde un fijo, desengancharnos de él puede suponer una rebaja de unos 30€ mensuales de factura como poco. Olvidémonos de tarifas planas de 20 o 30 euros al mes. Un uso limitado del móvil no debería suponer-nos nunca un gasto superior a los 20€ al mes así que no soy partidario de las tarifas planas sino de aquellas con un mínimo de consumo bajo, de 7 a 9€ al mes. Evitemos videoconferéncias, MMS, internet móvil y pijerías varias. Si el uso del móvil es muy pero que muy esporádico entonces aun más rentable resultará tenerlo en tarjeta. Si tenemos el fijo con tarifa plana también conviene, antes de llamar a un número de pago 902 o 901, mirar antes si existe su equivalente nacional por internet. De cómo hacerlo ya hablamos en evitar los 902. (ver también nomasnumeros900 y sin902.com)

2.- Transporte
A veces somos comodones y hacemos recorridos en transporte público que podríamos hacer a pie, cuando la distancia recorrida a pie no supera los 20 minutos francamente merece la pena hacer el esfuerzo ya que, para esas distancias, no se gana tanto tiempo yendo en transporte y el ahorro a final de mes puede ser también de unos 30€. Si encima usamos la bicicleta entonces ya tenemos todas las ventajas, velocidad, gratuidad y ejercicio físico. En algunas ciudades, como en Barcelona por ejemplo, existen servicios públicos de bicicleta que aunque muy mejorables permiten desplazamientos habituales por un precio ridículo 30€ al año. Si sirven para deshacernos del metro o del autobús el ahorro está garantizado. Por otra parte, si viajamos a menudo en medias y largas distancias con Renfe seamos previsores e intentemos acogernos siempre a los descuentos por internet. Lo mismo se puede aplicar para los viajes en avión.

3.- Cesta de la compra
Respecto a la cesta de la compra uno no se da cuenta del ahorro que pueden suponer las marcas blancas. Hablamos de obtener reducciones de hasta el 50% solo por comprar en cadenas como Mercadona, Día o Consum y comprar de sus marcas blancas. El mito de que las marcas blancas son de peor calidad es un mito lanzado interesadamente por las primeras marcas que ven mermado su beneficio por las blancas y es que las blancas ya no son tan segundonas porque actualmente de gran cantidad de productos la primera marca en ventas es Hacendado la marca blanca de Mercadona. Por otra parte muchos exfabricantes de primeras marcas se han pasado al negocio de las marcas blancas donde ganan bastante más fabricando para las grandes cadenas que fabricando para una marca propia. Si queréis informaros sobre las marcas blancas y su origen y procedencia podéis echar un vistazo a estos enlaces.

3.1.- Wiki de marcas blancas (Para conocer su procedencia y el fabricante)
3.2.- Web de AESEAN (Lo que no salga en esa wiki lo podéis buscar aquí con los datos del producto)
3.3.- Buscador de empresas (Si solo tenemos su CIF podéis buscar aquí)

4.- Ropa
Respecto a la ropa podríamos hablar largo y tendido porque aquí la diferencia entre comprar de marca o no es abismal y francamente, no merece la pena. Existen multitud de tiendas de menor precio a las que acudir antes que tirar el dinero pagando marca. La pijería y el fashion victim es otra trampa más para apresar nuestras nóminas en una afición que puede resultarnos muy cara. No digo que no se pueda hacer de vez en cuando una excepción pero nunca convertirlo en una norma.

5.- Libros, revistas y cómics
Como ya dije hay que ver cuales son las aficiones que nos producen un mayor gasto mensual y ver como atacarlas. Por ejemplo si uno es muy aficionado a la lectura y tiene por costumbre comprarse gran cantidad de libros debería buscar maneras de reducir ese gasto. Si son libros cortos o simplemente para consultas puntuales puede conformarse con copias descargadas electrónicamente, si no se puede renegar a las páginas en papel conviene buscar antes en las bibliotecas cercanas y ver si lo tienen. Actualmente con las bases de datos de las salas de préstamo disponibles desde internet no nos tenemos ni que mover de casa para ver la disponibilidad del libro que nos interesa. Muchas veces, aunque solo esté disponible en una biblioteca alejada de nosotros podemos hacer que nos lo traigan a la más cercana mediante un servicio de transporte de libros interbibliotecario por uno o dos euros.

Para la descarga electrónica existen webs interesantes con mucho contenido así como el servicio de libros digitales de google. Podemos recurrir también a los programas p2p, especialmente a la red eDonkey que posee una abundante biblioteca de libros de todo tipo, desde novelas, cuentos, libros de consulta, diccionarios enciclopédicos o los libros de autores clásicos. También existe en internet un amplio fondo de revistas digitalizadas si se sabe buscar. Así como cómics de todo tipo. Incluso existe un programa para leer cómics digitales. Ya no hará falta perder tiempo y dinero buscando en las librerías de viejo aquellas ediciones antiguas difíciles de encontrar ya que las comunidades de fans disponen del contenido de forma libre y altruista.

Si queremos consultar artículos científicos de prestigiosas revistas como Nature o Astrophysical Journal, por poner un par de ejemplos, no tenemos más que ir a la biblioteca de cualquier universidad y buscar en sus hemerotecas o bien si el artículo no es muy viejo podemos hasta descargarnoslo en pdf desde los ordenadores de la biblioteca ya que usualmente estas disponen de acceso al contenido digital de las principales revistas a las cuales están suscritas. Si somos universitarios entonces podemos disponer directamente desde casa de toda la hemeroteca configurando el proxy de la biblioteca en nuestro navegador.

5.1.- Libros digitales gratuitos
5.2.- Googlebooks españa
5.3.- Catálogos de bibliotecas universitarias de España
5.4.- Catálogo de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid
5.5.- Catálogo de la bibliotecas de la Diputación de Barcelona
5.6.- Otros catálogos de bibliotecas públicas nacionales
5.7.- Aplicaciones para leer cómics digitales

6.- Cine, películas y música
Si nos gusta mucho ir al cine fijémonos siempre en los descuentos, día del espectador o bien los carnets universitarios, de la biblioteca o el carnet joven todos ellos pueden permitirnos descuentos, informémonos bien antes de pagar más innecesariamente. Si nos gusta ver películas en casa o oír música deberíamos saber que muchas bibliotecas tienen servicios de préstamo gratuito también para discos y DVDs. Si lo que nos gusta es tener almacenada nuestra propia colección de películas y/o música porque somos melómanos o cinéfilos hagamoslo de la forma más barata y eficiente posible. En primer lugar olvidarnos de cintas de video, dvds y compactos. Ocupan espacio y son muy caros. Si obtenemos el contenido de forma digital el único parámetro que nos va a interesar es nuestra capacidad de almacenamiento. Y actualmente el dispositivo con un precio por gigabyte más barato son los discos duros internos, seguidos de cerca de los externos. Podemos obtenerlos por 10 céntimos el giga o menos actualmente. Si nos montamos un buen sistema multimedia de reproducción de contenidos digitales en divx o mp3 no vamos a necesitar alquilar ni comprar más películas ni discos en nuestra vida ya que podremos visualizar y almacenar los contenidos descargados directamente desde la red. Evitemos pues este gasto inútil en nuestra cuenta de gastos.

7.- Evitar el derroche
No hace falta decir que hay sobrados motivos ecológicos para fomentar esta máxima pero si a eso le añadimos que siendo ecológicos, somos ahorradores ¿qué más razones queremos? Acostumbrarnos a cerrar el grifo siempre que no lo usamos, las luces, apagar los aparatos stand by, ir usando bombillas fluorescentes siempre que sea posible. Un artilugio muy útil son esos ladrones que llevan un interruptor con lo que nos permiten dejar completamente desconectados todos los dispositivos enchufados a él.

Usar siempre que podamos aparatos conectados a la red eléctrica antes que aparatos a pilas. Si tenemos algunos aparatos a pilas, reutilizar las pilas. Por ejemplo, una cámara digital necesita un mínimo, pongamos del 10%, de la carga de la pila para funcionar mientras que un despertador o un ratón inalámbrico solo necesita un 1%. Ahí nos queda un 9% de energía que podemos usar para esos aparatos que las gastan poco. Las pilas gastadas por aparatos de alto consumo (cámaras, flashes, discmans...) se guardan en una bolsa y se reservan para los aparatos de bajo consumo. Si no sabemos la procedencia de la pila, se guarda igualmente en la bolsa de reserva y se espera hasta que un aparato de bajo consumo la de por muerta. Sólo se tiran definitivamente en los contenedores especiales las pilas que ya han sido gastadas por los aparatos de bajo consumo (teclados y ratones inhalámbricos, relojes, radios, mandos del televisor...).

-------------------------------------------

La lista de pequeños trucos es interminable y podría escribir eternamente sobre ello pero la filosofía es esa. Mantener nuestro gasto a raya reutilizando todo lo que podamos reutilizar y evitando compras innecesarias. Una vez llevemos unos meses realizando una contabilidad en firme no solo veremos cuales son los gastos imprescindibles y cuales los prescindibles que podemos recortar sino que también podremos anticiparnos y planificar los gastos. Y es ahí donde raya el poder de la disciplina del ahorro.

Mentalicémonos de que cada euro cuenta y gracias al poder del interés compuesto aun cuenta más.

Planificando nuestra economía
Si por ejemplo deseamos hacer un viaje en semana santa asignaremos una partida de nuestro ahorro de febrero y marzo para tener en abril 700€ disponibles para el viaje. Lo que yo haría sería desviar de nuestra tasa de ahorro 350€ en los dos meses anteriores al viaje disponerlos en una de nuestras cuentas remuneradas manteniendo ese capital líquido y rentando. La gran ventaja de conocer nuestra tasa de ahorro mínima es que podemos planificar sin disponer aun del dinero para nuestra inversión futura o nuestros gastos extraordinarios.

Como ya dije, cuando empezamos a ahorrar nuestra principal fuente de capital es la renta por nuestro trabajo y solo una pequeña parte de los beneficios procederán de la renta del capital en sí. Conviene cuidar la rentabilidad de nuestros ahorros sí, pero más vital resulta aun cuidar nuestra tasa de ahorro mensual. El esfuerzo más productivo en las primeras fases de mi plan será el recorte de los gastos y la disciplina del ahorro.

Debemos acostumbrarnos a la planificación, ¿quien dijo que la economía planificada era una ruina? Todas las empresas planifican su economía y en las primeras entradas ya dije que debíamos tratar nuestra economía como la de una empresa así que planificar y ser previsores entra dentro de lo que deberemos hacer. Si llega navidad y se esperan gastos por regalos preasignaremos una partida para los gastos extraordinarios e intentaremos no salirnos de nuestro presupuesto inicial. Sabremos siempre de antemano nuestro máximo gasto previsto. Huiremos como la peste de los números rojos y de la improvisación. Si llevamos la planificación al extremo podremos hasta hacer planes de ahorro anuales marcándonos objetivos a modo de los planes quinquenales de la Rusia soviética. La acumulación de capital año a año debe ser nuestra meta y es que sin un capital mínimo acumulado no podremos sacar provecho ni de depósitos ni de inversiones.

Los estados actuales hace mucho tiempo que renunciaron a la planificación directa y todo se basa en dar estímulos e incentivos a terceros, el tejido empresarial, los bancos, etc, para que estos supuestamente actúen como al estado le interese, lo cual ocurre raras veces. En vez de esmerarse en asegurar un bienestar mínimo para todos los ciudadanos mediante una cierta redistribución de la riqueza equilibrando el sistema impositivo el objetivo es el de generar más riqueza mediante un crecimiento perpetuo y sostenido. A costa muchas veces de los bienes naturales o de terceros países expoliados. Cuando este crecimiento cesa, como ha ocurrido con la crisis actual, todo son problemas porque entonces queda patente la profunda desigualdad en el reparto de la riqueza. Todo sistema natural es, por definición, limitado lo que impide que un crecimiento pueda ser sostenible hasta el infinito. Esto es así diga lo que diga cualquier economista y es que la ley de los rendimientos decrecientes responde a fundamentales termodinámicos que son más sagrados que la propia biblia.

Trasladando todo esto a nuestra economía casera sería como decir que para ahorrar más dinero mes a mes la solución pasase siempre por incrementar los ingresos. Está claro que buscar nuevas fuentes de ingresos o acrecentar las existentes, trabajando más horas por ejemplo, puede hacernos ahorrar más. Pero es evidente que incrementar las fuentes de ingresos tiene un límite práctico. Por eso, lo que realmente cambiará nuestra dinámica será una mejor administración de dichos ingresos, porque si no, ganemos lo que ganemos siempre iremos justos. Además de que nuestro objetivo no es el de trabajar más horas sino justo lo contrario así que debemos tener claras nuestras metas y no perder nunca la perspectiva.

1.- Objetivo primero aumentar la tasa de ahorro mejorando la gestión de nuestra economía.
2.- Una vez conocemos al dedillo nuestras cuentas podremos hacer previsiones y planificar.
3.- Solo entonces y cuando nuestro capital ronde ya los 10.000€ estaremos preparados para empezar a dedicar una pequeña parte de este a nuestras primeras inversiones. Aunque solo sea para adquirir una valiosa experiencia financiera.
4.- Así, cuando ya tengamos de 25.000 a 50.000€ ahorrados sabremos sacarle verdaderamente partido al capital y será entonces cuando empecemos realmente a disparar nuestros rendimientos por el capital que ya empezarán a ser una pieza importante de nuestros ingresos mensuales.

---------------------------------

La próxima entrada la dedicaré de nuevo a la contabilidad casera poniendo una versión 2.0 de la plantilla que presenté en la primera entrada de contabilidad con bastantes añadidos para la gestión de nuestra cartera y de nuestros gastos e ingresos personales. Hablaremos de todo ello próximamente. Nos vemos.
  1. #13
    28/01/10 02:34

    Yo no lo veo así, quizá tengamos que cambiar el concepto. La productividad no ha dejado de crecer. Sin embargo los salarios no lo han hecho en la misma proporción. O lo que es lo mismo, las horas de trabajo no se han reducido en la misma proporción.

    Podríamos producir menos pero manteniendo el paro a raya reduciendo las jornadas laborales a 30h, 25... No repercutiría eso en una mejora de la calidad de vida? El sistema capitalista no ha repercutido al trabajador la mejora de la productividad.

    Y en esas estamos como bien dices. Para que el sistema funcione la rueda tiene que girar. Si no crees en el sistema te es más fácil salirte de el. Ir a contracorriente no es fácil pero frecuentemente es lo que reporta mayores beneficios. El día que nadie gaste, el sistema tal y como lo conocemos desaparecerá y no podremos beneficiarnos de él.

    Es posible que ahorrar y rentabilizar el capital equivalga a no hacer girar la rueda y aprovecharse del beneficio de quienes la hacen girar.

    De todas maneras el ahorro no tiene el mismo sentido en alguien que gana 3000€ al mes que en alguien que gana 1000€.

  2. #12
    Anonimo
    28/01/10 01:54

    Con estos planteamientos de ahorro brutal a base de restringir el gasto, no cambiar el móvil, comprar por E-bay, tener vecinos que nos regalen las cosas, etc, etc, veo un nivel de paro del 80% en dos años.
    El sistema capitalista, este que tanto aplauden muchos, necesita mantener la cadena producción-consumo-producción... si el eslabón se rompe... si nadie compra muebles nuevos porque un vecino le regala los suyos... en poco tiempo, las fábricas del mueble, al garete (es sólo un ejemplo).
    Consuman, no sean ratas.
    Saludos

  3. #11
    28/01/10 01:02

    Muy cierta la reflexión que planteas glop. El consumismo fundamentalmente es consumir para tirar. Que porqué se incentiva semejante estupidez? Pues porque sino la mayor parte de empresas no venderían ni la mitad. Por poner un ejemplo, los móviles. La mayor parte de los móviles acaban funcionando mal por la batería. Pero a las compañías no les interesa fabricar baterías sino fabricar móviles. Lo que ocurre es que comprarte una batería nueva cuesta lo menos 25€ sino más precio por el cual tu compañía te regala un móvil nuevo. O incluso te lo regala. Entonces casi te acaban obligando a cambiar de móvil.

    Y así con todo. Ya no se busca fabricar para que dure se busca que todo el mundo consuma y consuma cada vez más. Hay conceptos que se destierran. Compartir las cosas, reparar las cosas o revenderlas cuando ya no se desean. En eso ebay ha sido, sin duda, una buena herramienta, yo me he deshecho de varias cosas que no quería y es una manera de generar ingresos a partir de cosas que no usamos.

    Ahora lo que se busca es que se consuma y se tire lo antes posible para poder volver a consumir. Si el mundo tuviera recursos ilimitados este modo de vida podría funcionar. El problema es que en el mundo real las cosas son limitadas y antes o después el derroche pasará factura. Es un sinsentido tal en el que se ha metido el ser humano como especie que un día u otro no se podrá sostener más. Llegará un día en el que no podremos seguir creciendo. Y por lo que estamos viendo estas últimas décadas este momento podría muy bien estar más cerca de lo que nos pensamos.

    Hemos crecido exponencialmente pero toda curva exponencial es insostenible en un sistema finito. Así que... así están las cosas. Un día u otro tendremos todos que cambiar de actitud pero hasta que ese día llegue los que ya actuamos así seremos vistos como bichos raros por los otros. Pero lo cierto es que si llega la escasez quien no tendrá tantos problemas de sobrellevarla será quien no tenga tantas necesidades la mayoría de las cuales creadas artificialmente por el brutal sistema de publicidad masiva al que nos vemos sometidos a diario.

  4. #10
    Anonimo
    27/01/10 20:47

    Zaratustra,
    para dar ideas...de ahoros,porque se necesitan o si no se necesitan hoy se necesitaran mañana...
    Para los disiplinados: Seguir sus gastos,disminuir los si se puede,analizar los puestos y poco a poco gestionar mejor para vivir mejor...Como lo has explicado muy bien.
    Para los menos disiplinados:
    Apartar una parte de su sueldo desde el primer dia en una cuenta "especial"donde el dinero solo puede entrar para salir tiene que tener un objetivo muy pero muy guay,algo que si te puede hacer muy feliz...No hablo de una pantalla plana ni del ultimo portatil 3D...
    Hay un punto donde tengo mis dudas,el consumo,tenemos que consumir si no todo se bloquea a nivel economico,pero hay que consumir de forma inteligente y una cosa que nunca,pero que nunca me a cuadrado es la facilidad que la gente tiene para tirar las cosas.
    Casi todos los sabados por la mañana voy al punto limpio para tirar las bolsas de cesped (en verano)las botellas (en invierno) y vaya susto, ver todas las semanas contenedores de pantalla de ordenadores,de televisores,videos...No porque parecen rotos no no noy te lo dice el propio empleado de turno este este y este funccionan, solo porque no son de la ultima generación...Veo un doble problema a tirar todo eso...
    Si se tira algo que funcciona porque:
    -¿no intentar venderlo?hoy en dia es facil con ebay por ejemplo aunque se gana poco se gana algo (que puede ir a la cuenta ahoro)
    -¿Darlo a un conocido?a una asociacion
    -no tirarlo si funcciona igual me lo puedo quedar hasta que se quema,y cuando los amigos vienen a ver el partido no pasa nada a tener una pantalla pequeña...Lo importante es quien gana el partido,si la cerveza esta frescita,y las pizas buenas (caseras,veo un robo total las congeladas y las de telepiza si se hace el balance sabor/precio/calidad ¿sabes cuando cuesta una piza tamaño bandeja de horno exepto la cocion (nunca lo he mirado) con tomate,jamon york aceitunas,atun,queso menos de 2,5 € eso es ahoro y es mas sano...Y si se molestan igual no son amigos...Pero volvemos al hecho de tirar las cosas,el impacto sobre la economia familiar esta clarisimo,pero tambien sobre el medio ambiente los desguaces de los residuos informaticos en India o en Sur africa vale la pena verlo...Hoy en dia se hace un pastel para ver donde se almacena residuos de centrales nucleares en España y mandamos miles de toneladas de compuestos con mercurios,plomo,plata,oro,coltan mezclas toxicas pero bueno como no lo vemos y que no esta en nuestro jardin,da igual...Tengo el mismo telefono movil desde hace 5 años...No lo cambio si un dia se muere lo tirare vale o quizas antes intentare devolverlo a Nokia igual tienen un museo para moviles preistoricos o lo reciclaran de forma mas limpias...
    Pero parece que en mi barrio nadie conoce e-bay,nadie tiene amigos o vecinos a quien regalar las cosas,no conocen asosiasiones y parece que lo mas importante para ellos es tener una pantalla plana muy grande para tener exito...Y rellenar los contenedores del punto limpio.
    Y no hablo de los libros...Porque tirar libros? me supera,vender los,darlos a una biblioteca,regalarlos yo que se pero hacer algo.
    muebles,claro son viejos de madera de la tatarabuela...los tiran y enseñan su interior cocina silestone,muebles de Ikea,todo design muy tendencia Japonesa hasta que la moda cambia y los tiraran para comprar muebles stilo Luis XVI.
    ¿Es tan dificil pensar? En gestionar mejor en ser menos egoista,dar es mejor que tirar no?
    Este modo de vida basado en el consumo a lo bestia ha sido unos de los pilares junto al tema imobiliario del "subidon" economico de España, pero la razon siempre gana y los exesos son como los impuestos y las tonterias siempre se pagan...
    Si este comentario puede ayudar unos a ver las cosas diferentes me alegro...Y para la receta de la piza la puedo poner en un siguiente comentario,
    Suerte

  5. #9
    27/01/10 13:11

    Hola de nuevo glop, es cierto lo que dices. A veces hemos de jugar más con nuestra psicología porque cuando aun no tenemos el hábito de ahorrar nos cuesta eso de no gastarnos toda la mensualidad. Pero ocurre que cuando ya tenemos el hábito adquirido lo raro es el mes nos fundimos la nómina entera y será un mes que nos vamos de viaje o algo así. Por una causa excepcional y concreta.

    cuando ya tenemos esa dinámica adquirida es muy fácil ahorrar de hecho lo hacemos sin darnos cuenta porque simplemente gastamos por debajo de nuestras posibilidades. Ahorrar supone vivir por debajo de tus posibilidades mientras que endeudarse es vivir por encima.

    Una vez acostumbrados a un nivel más frugal y menos consumista lo más rentable es tener la mayor parte del capital rentando siempre y solo una pequeña parte destinándola a las cuentas corrientes de gasto habitual.

    Pero lo que dices está bien, sobretodo al principio cuando nos queremos imponer un mínimo de ahorro, pero yo al menos llevo tanto tiempo acostumbrado a consumir solo lo que necesito y a pegarme los caprichos con moderación que sinceramente ahorro sin darme cuenta, no he de hacer un esfuerzo.

    De hecho lo mejor es no acostumbrarnos al derroche y al consumo porque corregir estas actitudes es lo que cuesta. Yo nunca he sido consumidor ya que mis padres siempre me racionaron mucho la paga por lo que cuento con ese chip innato xD. Creo que no es mala manera de educar a los hijos haciéndoles ver que lo que se gana cuesta esfuerzo y que gastárselo es un momento pero ganarlo puede costar años. Eso te hace valorar el dinero en su justa medida.

  6. #8
    Anonimo
    27/01/10 08:29

    No crees que para facilitar el tema quitar una parte de los ingresos a la fuente.
    Por ejemplo a recibir el sueldo apartas en una cuenta el x% de tus ingresos,el 5,el 10 el 15 segun lo que se puede un poco como un impuesto,la seguridad social etc...
    Y despues gastas lo que te queda,ni mas ni menos...y si es menos porque lo haces bien,hop a la cuenta de ahoro...
    Es un poco como crearse un Impuesto Personal Obligatorio, el IPO suena bien...La otra ventaja es que puedes ver si eres capaz de hacer frente a los gastos,¿cuantas personas compraron un piso con una hipoteca de 500 euros al mes sin haber probado de forma previa si eran capaces de ahorar este importe de forma previa?Si lo habrian hecho durante un año uno lo habriansabido y dos con el ahoro habrian reducido el importe de la hipoteca...
    Suerte y gracias por tu trabajo

  7. #7
    Anonimo
    26/01/10 10:35

    Enhorabuena por el tema.
    Con el teléfono se puede ahorrar mucho si tienes una tarifa plana a fijos en tu fijo o en tu móvil con Llamadas Low Cost de Globaltel, las llamadas a fijos te saldrán gratis evidentemente, a móvil sin establecimiento y por sólo 5,5 céntimos/minuto y las internacionales a precios ridículos y todo ello sin cambiar de operador.

  8. #6
    26/01/10 02:30

    Nadie dice que vivamos asfixiados ni agobiados. Creo que no entiendes el concepto. Simplemente se trata de cambiar ciertos hábitos que en nada van a empeorar nuestra calidad de vida. Es lo que decía un usario más arriba. Darse cuenta de la diferencia entre necesidad y deseo. Pero lo mejor de todo es que muchos de los caprichos que tenemos podemos realizarlos gastando mucho menos o casi nada. Solo hay que fijarse y tener en cuenta el parámetro gasto.

    ¿El premio? Tenemos un balance en nuestras cuentas positivo y nos podremos permitir vivir desahogadamente y encima ahorrar para vivir cada vez con más holgura. El único pequeño sacrificio es el de controlar algo el gasto pero una vez se le coje el tranquillo hasta es divertido.

    Yo viajo dos veces al año, en verano y en semana santa. ¿Podría permitirme esos viajes si no cuidara mis cuentas ni evitara malgastar el dinero? La respuesta es no.

  9. #5
    Anonimo
    26/01/10 01:02

    Jo, vaya plan de vida. Si he de ir así, prefiero arrojarme a las vías del tren o tirarme desde un noveno, o entregarme al vicio del sexo desbocado.

    Señor compulsivo, para vivir así, tan pendiente del céntimo, es mejor no vivir. O luchar por mejorar nuestros ingresos. ¿A que los controladores aéreos no viven con tantos miramientos.

    Señor compulsivo, no confunda el ahorro con la tacañería. El universo que usted plantea es asfixiante. Ufff!
    S2

  10. #4
    25/01/10 22:30

    Para glop glop

    Por supuesto que ganar más siempre es deseable y esa es la razón por la que buscaremos rentabilizar al máximo nuestro capital. Cuando uno cobra por debajo de los 1000€ al mes esta claro que aun le falta recorrido y puede aspirar a ganar más. Pero cuando nos acercamos a los 2000€ o incluso si rebasamos esa cifra aumentar los ingresos empieza a ser más costoso y buscar nuevas fuentes de ingresos es razonable sí pero, la mayoría de las veces cuesta mucho menos gastar menos que ganar más.

    Para Alejandro

    Muy buen apunte el que has hecho. No lo he dicho explícitamente en la entrada pero otra fuente de gasto de las cosas que compramos muchas veces es el espacio que nos ocupan. Por ejemplo, el ahorro de evitar comprar libros, revistas, discos y dvds en la medida de los posible no viene solo por el ahorro directo sino por el ahorro de espacio, ahorro en estanterías para colocarlos y en tiempo perdido para quitarles el polvo si nos acostumbramos a la austeridad que no significa vivir peor sino simplemente hacer las cosas de otra manera, gastando menos, las cosas nos irán mejor.

    Se suele citar a Warren Buffet por su brillante trayectoria inversora pero rara vez se le cita por la austeridad en sus cuentas. Él toda su vida ha mantenido una vida austera y modesta y creo que sin ese aspecto no hubiese podido acumular una de las mayores fortunas de EEUU.

  11. #3
    Anonimo
    25/01/10 21:10

    Muy bien,
    lo hago asi cuando se trata de gastar cambio los precios a la peseta...Y me pregunto si de verdad lo vale,si de verdad lo necesito.Creo que la base es entender bien la diferencia entre necesitar y desear...
    Ahorar esta bien,pero creo que vale la pena intentar ganar mas tambien...
    Suerte

  12. #2
    Anonimo
    25/01/10 20:01

    Al comprar algo, siempre me hago dos cuentas, añadirle al precio un 20% (incluyendo en él el % de IRPF + Seguridad social que tengo que "pagar" al trabajar por el dinero que me cuesta comprarlo), y, más recientemente, lo que me cuesta el "espacio" que ocupa en casa... por ejemplo, un piso de 100 m2 x 3 metros de alto, 300 m2, a 300 mil euros (por simplificar), a 1000€ el m2, pues una tele de plasma de cuesta su precio + 20% irpf + 1/2 m2 (500€) ....

    Un euro ahorrado vale su precio + la de los impuestos que pagaríamos para ganarlo...

    Parece complicado pero se habitúa uno rápido.., y me ahorro bastante en NO comprar chorradas...

    Además, como he tenido un par de mudanzas recientes, estoy pensando en añadir el precio de la mudanza y, sobre todo, en ir "ligero" de equipaje por la vida...

    Saludos...

  13. #1
    Anonimo
    25/01/10 19:28

    ENHORABUENA POR TU TRABAJO, HAY QUE REFLEXIONAR Y HACER LAS CUENTAS.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar