Guía básica para entender tu extracto fiscal

Guía básica para entender tu extracto fiscal

Ha comenzado la campaña de la Renta del ejercicio fiscal 2020, lo que implica que ha llegado el momento de hacer cuentas con Hacienda. Para ello, es probable que tu banco ponga a tu disposición un documento de ‘Información fiscal’ en el que figurarán todas las operaciones que hayas realizado durante 2020 y que tengan incidencia en tu declaración del IRPF. Ahora bien, para muchos este extracto puede resultar un poco confuso. Te aclaramos qué significan los principales conceptos que menciona.

Titular de una cuenta. Es el propietario de los fondos depositados o el deudor de la operación en el caso de operaciones de préstamo o hipotecas. Ojo porque si en lugar de ser titular de una cuenta eres cotitular junto a otra persona, tributarás sólo por la parte que te corresponde.

Cuenta de efectivo. Es tu cuenta bancaria, ya sea una cuenta corriente o remunerada.

Cuenta de valores. Es la cuenta con la que inviertes en fondos, planes de pensiones, acciones, etcétera. Está asociada a la cuenta corriente. Si tienes contratado un servicio de gestión discrecional de carteras, esta cuenta figurará aparte.

Rendimientos del capital mobiliario. En este epígrafe entran los intereses que cobras por las cuentas corrientes y los depósitos. También, los dividendos de las acciones, los rendimientos y cupones de la renta fija y de los productos estructurados y los rendimientos de productos de seguro. Generalmente el banco te realiza una retención del 19% sobre estas rentas como pago a cuenta del IRPF. La tributación de estas rentas oscila entre el 19% y el 23% en 2020, por lo que, además de la retención que te practique el banco podrías tener que pagar más en el momento de presentar la declaración (si tu tipo de gravamen final es superior al 19%, en función de los ingresos obtenidos).

Ganancias y pérdidas patrimoniales. En este apartado se recogen las posibles ganancias (plusvalías) o pérdidas (minusvalías) que hayas podido experimentar al vender acciones o fondos de inversión. La tributación oscila entre el 19% y el 23%.

Si has realizado un traspaso entre fondos de inversión no tendrás que pagar impuestos.

Planes de Pensiones. En cuanto al rescate de los planes de pensiones, las cantidades que hayas percibido en el año tributarán como renta del trabajo, junto con el resto de tus rendimientos del trabajo. El tipo de gravamen de estas rentas oscila entre el 19% y el 45%, si bien puede variar en función de la comunidad autónoma en la que residas. Por su parte, las aportaciones dan derecho a aplicar una reducción en la base imponible.

Patrimonio: Es el total del dinero e inversiones de todo tipo que tienes depositados en el banco. La información es relevante sobre todo si estás obligado a presentar la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio.

Valores en traspaso: Son las participaciones que se encuentran en proceso de traspaso de un fondo de inversión a otro el 31 de diciembre de 2020, que es cuando se hace la foto finish de tu cartera. Estas participaciones también forman parte de tu patrimonio, por lo que tendrían que incluirse en la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio.

FIFO (First In First Out): Es el método que se sigue a la hora de determinar qué acciones de una compañía o que participaciones de un fondo de inversión se venden primero. La norma especifica que las primeras acciones/participaciones que se compraron son las primeras que se venden. De ahí las siglas en inglés, que significan ‘Primero en entrar, primero en salir’.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar