Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Blog Inversimply
Solicitar asesoramiento
Blog Inversimply
Cómo un PIAS puede complementar tu cartera de fondos

Cómo un PIAS puede complementar tu cartera de fondos

Un PIAS simplemente significa Plan Individual de Ahorro Sistemático.
Los PIAS son seguros de ahorro, soluciones de inversión que, mediante un ahorro mensual, permite acumular un capital a lo largo del tiempo y rentabilizarlo mediante carteras de fondos de inversión ajustadas al riesgo que quiera el cliente.

¿Por qué se le denomina seguro de ahorro? Bueno, esto es porque el PIAS va unido a un seguro de vida para asegurarte tu capital y garantizarte un capital extra en caso de fallecimiento.
A día de hoy, mucha gente no conoce esta herramienta de inversión. Solo ha escuchado hablar acerca de acciones, fondos de inversión o de planes de pensiones para acumular un capital.
Sin embargo, los PIAS son una herramienta financiera magnífica para rentabilizar un ahorro mensual con el objetivo de complementar la pensión pública y, además, obtener ventajas fiscales sobre los beneficios.

Porque invirtiendo a través de un PIAS obtienes ventajas fiscales si decides retirarlo en forma de renta vitalicia en lugar de hacerlo de golpe:

Según la edad en la que tengas la renta tributarás entre un 2% y un 8% sobre los beneficios generados a lo largo de tu vida:

  • Menos de 40 años: 7,60%
  • Entre 40 y 49 años: 6,65%
  • Entre 50 y 59 años: 5,32%
  • Entre 60 y 65 años: 4,56%
  • Entre 66 y 69 años: 3,80%
  • Más de 70 años: 1,52%

Además, los PIAS tienen las siguientes características:

  • El PIAS, gracias a estar vinculado a un seguro de vida, es inembargable ante deudas.
  • Los PIAS se diferencian de los planes de pensiones porque son más líquidos que estos ya que los planes de pensiones solo los puedes retirar cuando te jubiles o por contingencias graves. En cambio, el PIAS lo puedes retirar cuando necesites el capital.
  •  En la declaración de la renta, los PIAS tributan en la base del ahorro y no en la del trabajo como lo hacen los planes de pensiones. Gracias a ello Por lo se aplican los tramos del 19% al 26% de impuestos sobre los beneficios obtenidos cuando retiras el capital de golpe y no los tramos 19% – 47% como se aplica a los planes de pensiones.
  •  Para poderte beneficiar de las ventajas fiscales debes mantener el PIAS durante un mínimo de 5 años, realizar aportaciones con un máximo de 8.000€ anuales y tus aportaciones acumuladas no podrán superar los 240.000€.

Existen numerosos tipos de PIAS en el mercado. Los hay que te garantizan tu inversión dándote una rentabilidad muy baja por tu ahorro, también tienes PIAS que, además de garantizarte parte de tu capital buscan una rentabilidad moderada para tus aportaciones, los hay que te dan un bonus por mantener el PIAS durante “x” años y luego están aquellos que lo principal que buscan es lograr rentabilidades muy interesantes mediante selección de fondos de inversión.

Para saber qué tipo de PIAS encaja mejor contigo, lo mejor es contactar  con un buen asesor financiero acreditado.

¿Necesitas ayuda para ajustar tu cartera de inversión?
Encontrar asesor financiero


¿Necesitas un PIAS?

Antes de invertir debes tener claro cuáles son tus objetivos. Sobre ellos ya podrás trazar después el plan concreto para conseguirlos.

Puedo decir sin temor a equivocarme que el mayor objetivo que todos tenemos es conseguir vivir con tranquilidad y disfrutar plenamente de la vida cuando nos jubilemos y dejemos de trabajar.

Ahora bien, debido a la actual insostenibilidad del sistema de pensiones el problema que se presenta es bastante grave. No sabemos cómo van a ser las futuras pensiones públicas y, por lo tanto, debemos pensar en cómo complementarlas.

Ahora las principales alternativas a los PIAS para proteger tu jubilación son los planes de pensiones, pero ya hemos visto sus desventajas como es la iliquidez o la tributación. Además, desde 2021 solo se permite desgravar hasta 2.000€ anuales en los planes de pensiones y no 8.000€ como era antes.

Por el contrario, los PIAS te ofrecen mayor libertad de movimiento. Primero por su liquidez (puedes recuperar el dinero cuando quieras), pero también por su manejo. Y es que existen PIAS que te permiten establecer tu propia cartera de fondos dentro del PIAS y ajustar tu nivel de riesgo y por tanto la rentabilidad deseada, mientras que los planes de pensiones suelen ser más rígidos.

Sin embargo, el mayor detalle diferenciador son las ventajas fiscales si lo recuperas en forma de renta vitalicia, algo que no te ofrecen los planes de pensiones. Retirar el capital en forma de renta te asegura un pago inferior de impuestos y además te garantiza el no dilapidar rápidamente todo el capital acumulado durante tantos años.

Pero, a lo mejor te preguntas si con la cartera de fondos de inversión que ya tienes es suficiente para proteger tu jubilación…

¿Cómo complementa un PIAS una cartera de fondos de inversión?


Si quieres ir a Sevilla no cogerás la carretera que te lleva a Galicia ¿verdad? Pues aquí ocurre exactamente lo mismo.

No puedes buscar una única solución o producto de inversión que te permita conseguir todos tus objetivos a la vez. Me explico:

Si quieres ahorrar para comprarte ese coche super caro que te encanta, pero también para pagar tu viaje de luna de miel, no podrás usar la misma hucha para los dos.

Lo ideal es tener una hucha destinada al ahorro para la compra de ese coche y otra para preparar el viaje de tu vida.

Entonces, cuando inviertes, ¿usarás tu cartera de fondos de inversión que está destinada a rentabilizar tu ahorro para pagar la entrada de una casa también como una herramienta para proteger tu jubilación? No parece lo óptimo.

Son objetivos diferentes. Para uno puedes arriesgar más para buscar más rentabilidad y para otro a lo mejor prefieres ser más conservador para conseguir una mayor seguridad de tu capital.

En estas situaciones establecer una correcta planificación financiera con la ayuda de un asesor financiero es clave. Te ayudará a elegir un camino para cada destino, es decir, una solución o herramienta para cada objetivo.

Sería un error buscar un producto todoterreno porque puede que volquemos por el camino.

¿Cómo te puede ayudar un PIAS si ya inviertes en fondos?

Ya hemos visto como un PIAS puede ayudarte a asegurarte una buena pensión privada para tu jubilación y así no depender de los vaivenes políticos del gobierno de turno.

Pero es que, además, un PIAS es una herramienta ideal de educación financiera:
Está demostrado que cuando el dinero se separa de nosotros, ya sea para gastarlo o cuando lo perdemos, nos produce miedo y dolor psicológico.

De esta manera, cuando aportas a tu PIAS, al ser un recibo que se extrae de tu cuenta bancaria sin que te des cuenta, solventas ese problema psicológico y obtienes el beneficio y alivio mental de que en realidad, no estás gastando o perdiendo tu dinero. Lo estás guardando en una hucha para recuperar una mayor cantidad dentro de 20, 30 o 40 años.

Por otro lado, puede que en ocasiones te cueste ahorrar una parte de los ingresos por los motivos que sean.

Un PIAS te ayuda también a que tomes consciencia del término “ pagarse a uno mismo”.
El 95% de las personas no ahorra porque lo deja para el final. Recibe su salario y lo empieza a gastar y después, si queda algo, eso es lo que ahorra. Lo normal es que en ese momento quede poco o nada. Estarás de acuerdo conmigo en que esta estrategia es insostenible para lograr acumular un capital y alcanzar la libertad financiera.

Los PIAS te ayudan también a solventar ese problema. Nada más ingresar tu nómina en la cuenta, el PIAS cogerá la cantidad que hayas determinado, te lo guardará y sacará rentabilidad a esas aportaciones mensuales para que, en unos años, te encuentres con un capital mucho mayor. Y todo ello antes de que hoy te lo gastes en un móvil de última generación, en camisetas, cervezas, zapatillas chulas o restaurantes.

¿No es una buena idea? ¡Cuando quieras empezamos a ponerla en práctica!

Lecturas relacionadas
  1. en respuesta a Duqueyhontoria
    -
    #11
    21/05/22 07:01
    Pues a mí Balio me parece genial, otro foro donde la gente comparte información. Solo que usted de ahí salió escaldado.

    De número me refería a los costes totales de diferentes PIAS, del suyo y de uno que usted considere barato. Es un 1,5%? Es un 2%? Contando todos los costes. Como se hace en planes de pensiones y fondos de inversión.
  2. en respuesta a Abr.1
    -
    #10
    21/05/22 01:35
    No entiendo que número quiere que le diga. Si se refiere a mi teléfono lo puede encontrar en mi perfil público y en mi web. 

    Respecto al link, poco que decir. Quien conoce Balio ya sabe que ahí se puede encontrar cualquier cosa, menos fiabilidad. 



  3. en respuesta a Duqueyhontoria
    -
    #9
    20/05/22 06:08
    Si no le importa, le ruego me diga un número sin empezar a hablarme de coches y de taxis: que tengo muy vista su política vendehumos.

    Respecto a la manera de calcular los costes, pues no manipule. Pero me gusta mucho este cálculo de aquí: https://foro.balio.app/t/destripando-el-pias-de-aegon/9452https://foro.balio.app/t/destripando-el-pias-de-aegon/9452
  4. en respuesta a Abr.1
    -
    #8
    20/05/22 01:02
    No mezcló. Explico y diferencio conceptos.

    El cliente de esta póliza solo soporta los costes mencionados y los costes totales se calculan al finalizar la vida de la inversión. Son la suma del coste de contratación y de la comisión de gestión. No hay más costes.

    Pero tal vez usted tenga información confusa respecto a otros costes necesarios para gestionar este tipo de productos, que se explican detalladamente en los documentos de datos fundamentales (KID) de los productos IBIP. Esos otros son costes que soporta la aseguradora para gestionar los activos en los que invierte. Las aseguradoras publican esos costes para mayor transparencia en la gestión, pero otras entidades no lo hacen. Si se refiere a esos costes, está usted MEZCLANDO CONCEPTOS.

    Por poner un ejemplo. A mi como cliente de un Taxi, poco me importa lo que le cuesta al taxista el combustible. A mi me importa es el precio del viaje. Se que sin combustible el taxi no anda, pero es el taxista quien debe preocuparse de aminorar sus costes para que a mi me compense su tarifa.

    En este ejemplo, el taxista es la aseguradora/gestora, el combustible son los activos en los que se invierte, el inversor es el viajero y el precio a pagar sería el resultado de la inversión.
     
    Los costes que la gestora/aseguradora soporta por la gestión de los activos en los que invierte, no se cobran al cliente. Repercuten en la rentabilidad neta final, pero no los paga el cliente. Son costes necesarios para obtener el resultado.

    Volviendo al mismo ejemplo, si el taxi fuera a pedales, no consumiría combustible y la tarifa sería más económica…. pero no llegaríamos a tiempo al destino.

    La rentabilidad que publicamos (>8%) es NETA, para el cliente, después de los costes que soporta la aseguradora en la gestión de activos y después de las comisión del 1% que cobra al cliente por la gestión de la inversión. 

    A veces los árboles no permiten ver el bosque…




  5. en respuesta a Duqueyhontoria
    -
    #7
    19/05/22 18:27
    No me mezcle usted coste de gestión con costes totales :)
  6. en respuesta a Abr.1
    -
    #5
    19/05/22 02:48
    Claro que existen PIAS de bajo coste. Y coches de bajo coste, alimentos de bajo coste, vino de bajo coste, televisores de bajo coste, peluquerías de bajo coste, y hay quien se atreve con dentistas y clínicas de estética y cirugía plástica de bajo coste.

    Pero si quieres calidad, solvencia, rentabilidad, gestión activa, asesoramiento y acompañamiento de por vida, … no pierdas el tiempo buscando bajos coste, sino costes equilibrados.

    Si hay algo que respeto desde hace años, es el valor del trabajo bien hecho, y lo pago con gusto.

    Siempre que he tratado de ahorrar en costes de gestión, de asesoramiento, he salido perdiendo y me ha tocado pagar a un experto para arreglar los desperfectos.
    Dice el refranero (que es muy sabio), “Lo barato sale caro”, “ya nadie da duros a peseta”. (Para los más jóvenes, un duro eran 5 pesetas)

    @abr-1, también existen PIAS con costes elevadísimos, (incluso  poco transparentes) y tal vez sean esos los que has estudiado.

    Pero entre un PIAS low cost (ineficaz) y un PIAS high cost (ilógico), está el PIAS Estrategia 5 Ahorro & Protección, que siguiendo mis recomendaciones, amortiza costes de contratación en el 2º año, y doy fe de que sus ventajas fiscales compensan.

    No se cómo habrás hecho tus cálculos, pero si quieres los revisamos.

    La rentabilidad del PIAS E5 A&P supera 8% anual de media, acreditada con sus históricos desde 2007. Y la comisión de gestión es del 1% anual. 

    Sabemos que rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, pero nos sirven de referencia.

    Así, asumiendo costes de contratación y comisiones de gestión, con una rentabilidad media anual del 8%, el PIAS E5 A&P arroja la siguientes cifras;

    Aportando 8000€ el primer año y 100€ mensuales durante 30 años, la cifra aportada serán 42.000€, el coste de contratación de 976€ y el capital estimado después de la comisión de gestión del 1% anual, estaría en torno a los 162.000€.
    Si la aportación fuera la maxima permitida de 8000€ anuales durante 30 años, la cifra aportada sería de 240.000€, EL COSTE DE CONTRATACIÓN EL MISMO, (976€) y el capital estimado después de la comisión del 1% anual estaría en torno a los 800.000€.

    Sabiendo que esa cifra puede quedar exenta de impuestos, tal vez esté artículo debería cambiar el orden los términos y decir “Cómo una cartera de fondos puede complementar tu PIAS” ;))

     A vuestra disposición.


  7. en respuesta a Abr.1
    -
    #3
    22/02/22 02:05
  8. en respuesta a Abr.1
    -
    #2
    28/01/22 12:55
    Hay PIAS que cuentan con costes muy asequibles con totales en torno al 1-2% y cuya cartera de inversión está formada por fondos institucionales que normalmente están fuera del alcance del inversor particular. Un ejemplo son los PIAS de Santa Lucía.

    En comparación, es un coste más bajo que el que encontrarás con una cartera perfilada de un gran banco o de muchos fondos de inversión.

    En cualquier caso, el tema los costes es importante porque es, pero tampoco debería el principal factor a la hora de tomar la decisión de dónde invertir.

    Como en todo producto, lo que hay que valorar es la diferencia entre el precio y el valor. El precio es lo que pagas, el valor es lo que obtienes, que dice Warren Buffett. 

    Hay PIAS que puede tener unos costes más elevados, pero que incluyen una gestión activa, acceso a determinados fondos y una rentabilidad final que compensa el esfuero. En otras palabras, ¿prefieres pagar un 2% en comisiones para ganar un 14% que un 0,7% para ganar un 8%? 

  9. #1
    26/01/22 15:49
    ¿Existe algún PIAS de bajo coste? Todos los cálculos que he realizado me dicen siempre que sus costes elevadísimos no compensan nunca sus beneficios fiscales.
Solicitar asesoramiento

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar