¿Cómo invertir periódicamente si no puedes hacerlo de golpe?


Uno de los mitos de la inversión es que hace falta mucho dinero para empezar. Nada más lejos de la realidad. Hoy en día no hace falta disponer de 50.000 euros para empezar a invertir y tampoco para contar con un experto a tu lado que te ayude a crear tu plan financiero.
 
Basta con recurrir a algo que llevas tiempo haciendo: el ahorro periódico. Igual que ahorras cada mes un dinero, puedes transformar ese ahorro periódico en inversión periódica
Así es como se consiguen grandes objetivos con menos esfuerzo, menos riesgo y sin la sensación de estar jugando todo tu dinero a una sola carta, como cuando inviertes de golpe todos tus ahorros. 
 

Por qué invertir poco a poco de forma periódica

 
La inversión periódica es para todo el mundo porque no depende del dinero que tengas ahorrado, sino de tu capacidad de ahorro. 
 
Lo único que necesitas para ponerla en marcha es ahorrar cada mes. Estas son sus ventajas:
 

Menor esfuerzo y más gradual 


Como es más gradual, el esfuerzo para conseguir tus objetivos es mucho menor. Igual 6.000 euros te parecen un mundo, pero la cosa cambia cuando lo divides en 400 euros al mes. 
 
Al final, es usar los trucos que estás acostumbrado a ver en las tiendas cuando te ofrecen financiar una compra, pero a tu favor.
 

Mayor comodidad y sencillez

 
Si eres un inversor a largo plazo (y deberías si estás leyendo esto), puedes programar tus aportaciones y crear un sistema de inversión que funcione de manera 100% automática
Después, sólo tendrás que ver cómo evoluciona y hacer los ajustes necesarios.  
 
Esta fórmula también te permite asegurar que cada mes inviertes lo que tenías planeado pase lo que pase. Así evitarás la tentación de gastarte ese dinero. 
 

Menor riesgo

 
Esta es la gran ventaja de invertir de forma periódica frente a invertir todo de golpe cuando tienes algo de dinero ahorrado. Las estrategias de inversión a largo plazo mediante aportaciones periódicas ayudan a reducir la volatilidad al invertir en renta variable. 
 
Al promediar, habrá momentos en los que el mercado estará más caro y otros más barato. Al invertir de forma periódica, tu resultado final será la media. 
 

Aprovechas el interés compuesto desde el principio

 
La traducción es que la rentabilidad que obtienes será mayor. Albert Einstein definió el interés compuesto como la fuerza más grande del Universo y no le faltaba razón. El interés compuesto no es más que el efecto de reinvertir los beneficios que genera tu inversión.
Si inviertes 100 euros a un 5%, el primer año obtendrás 5 euros. Si los retiras, al año siguiente obtendrás de nuevo 5 euros. Sin embargo, si los reinviertes y aprovechas el interés compuesto ese segundo año tendrás 5,25 euros de beneficio. 

¿Te parece poco? Eso es porque todavía no te hemos contado lo único que necesita el interés compuesto para funcionar: tiempo. Dale suficiente tiempo y creará un efecto bola de nieve imparable.
 
Esto es lo que pasa con una inversión periódica de 500 euros al mes con una rentabilidad anual del 7% durante 42 años. 
 
 
Como puedes ver, a partir cierto momento el crecimiento es exponencial. ¿Te parecen demasiado 500 euros? El interés compuesto funciona exactamente igual con cualquier cantidad y hay alternativas para aprovecharlo para aportaciones de hasta 50 euros al mes. 
 
Esto es lo que podrías obtener en esos casos si te comprometes con tu plan financiero en esas mismas condiciones:



¿Dónde empezar a invertir de forma periódica?

 
Empezar a invertir todos los meses es sencillo. Sólo necesitas encontrar el producto idóneo para hacerlo. El mejor es una buena cartera de fondos de inversión bien diversificada.
 
Los fondos de inversión son un producto ya diversificado por sí mismo e idóneo para crear un sistema de aportaciones periódicas. El único hándicap es que no todos los fondos permiten pequeñas entradas de capital, ni siquiera las carteras de inversión perfiladas. 
 
Es decir, dependiendo de cuánto quieras invertir cada mes puedes tener que elegir en qué fondo hacerlo e incluso tener que ahorrar primero e invertir de forma bimensual. En otras palabras, romper la magia de la automatización que permite la inversión periódica.
 
Una solución a este dilema son los Unit Linked. Este producto facilita el acceso a los mejores fondos de gestión activa a personas con poco patrimonio acumulado, pero con capacidad para ahorrar un dinero todos los meses. 
 
Los Unit Linked son un seguro de vida a-horro que están formados por fondos de inversión de diferentes perfiles y riesgos para adaptarse a las necesidades de cada ahorrador. 

Estos Unit Linked pueden contratarse bajo el formato de un PIAS, que tiene ventajas adicionales. 
 
La primera es que el propio PIAS se encargará de emitir un recibo para que inviertas de forma periódica, sin que tú tengas que hacer nada más. Ni siquiera tendrás que dar la orden al banco para que establezca una transferencia todos los meses. 
 
La segunda es todavía más interesante y te permitirá ahorrar mucho dinero en impuestos si recuperas tu dinero en forma de renta vitalicia. En ese caso podrás disfrutar de una reducción de hasta el 92% dependiendo de cuándo rescates tu dinero. Esto quiere decir que sólo un 8% del dinero pagará impuestos en la renta. 
 
Esta deducción es mayor conforme más tardes en recuperar tu dinero. Por eso mismo los Unit Linked en formato PIAS son una buena solución para invertir a largo plazo y planificar tu jubilación. 
 
¿Dónde puedes encontrar los mejores PIAS? En Inversimply trabajamos con las mejores compañías y te ayudamos a encontrar el PIAS, Unit Linked o fondo de inversión que mejor se adapten a tus objetivos.


¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar