Al final los depósitos me han perjudicado.

50 respuestas
Al final los depósitos me han perjudicado.
Al final los depósitos me han perjudicado.
Página
7 / 7
#49

Re: Al final los depósitos me han perjudicado.

El.sistema en este pais funciona pk la gente gasta todo su dinero ademas al tener poco dinero son mAs manejables, a los q mandan no les interesa q la gente sea independiente economicamente pk si fuera asi pasariamos de ellos y podriamos desbAncarles por tanto el sistema premia a los q hacen q este funcióne q son las cigarras,no les gustan las hormigas kn ansias de ser ricoS por tanto haran todo lo posible para q ningun pobre pase a rico. El propio sistema es injusto pk.asi lo kieren los mandamases.

#50

Re: Al final los depósitos me han perjudicado.

Peor que eso, si un ocurrente político, posiblemente el mismo que endurece las condiciones para acceder al subsidio, decide prohibir los "extratipos" en los depósitos y limitar su rentabilidad al 1%, te deja sin subsidio y sin comida. La posible solución sea regalarle un jaguar al político con el dinero del depósito paraque te consiga un puesto de asesor y todo solucionado.

#51

Re: Al final los depósitos me han perjudicado.

Mi respuesta únicamente quería poner de relieve que es falso que el sistema de regulación de acceso al subsidio prime a la gente que decide comprarse un piso y penalice en cambio a los que invierten en depósitos; al margen de eso no niego, como decía, que el sistema efectivamente genere efectos perversos o que se puedan introducir modificaciones para hacerlo más justo (yo también como estudiante y como parado he sufrido putadas muy parecidas a la tuya en relación a becas y prestación por desempleo).

Lo que resaltas de que el cómputo para conceder el subsidio se hace sobre ingresos brutos no es exclusiva del subsidio para mayores de 45 años. La práctica totalidad de regulaciones de subvenciones, ayudas, incentivos, impuestos, etc. tienen en cuenta siempre los valores brutos y no netos, es algo general.
Y luego lo de descontar el alquiler que propones es complicado, porque el descontar la cuantía que cada cual paga de alquiler del límite para recibir el subsidio se encontraría con el problema de que habría gente que paga un alquiler más caro que otro (por vivir más cerca del centro, por ser más grande, por...) por lo tanto aun sería un sistema más injusto, permitiendo a gente con a lo mejor un alquiler más caro que otro recibir el subsidio.

En general para este tipo de cosas, el mecanismo reconocido como más funcional para mitigar los efectos perversos del sistema es considerar esos condicionates (necesidad de pago de alquiler; tener que mantener a hijos en paro, etc.) como una deducción sobre la cuota en el IRPF, así a cada persona, en función de sus ingresos (y con un límite para su obtención) y en función también del precio del alquiler que pagase, se le ayudaría a ello deduciendo una cantidad por él de la cuota que le toca pagar por el impuesto.

El problema de fondo es que las cuantías sobre las que se establece el cálculo de este tipo de ayudas deberían hacerse (al mismo tiempo que un replanteamiento general de los medios de obtención de ingresos públicos) teniendo en cuenta las condiciones de vida y el coste real que supone sobrevivir para una persona normal (techo, comida, ropa), pero en España eso lleva sin ser así décadas.

Antiguamente las subvenciones y subsidios varios se calculaban en forma de % sobre el SMI (el subsidio para mayores de 45 es uno de los pocos que se siguen calculando con referencia al SMI), y se supone que era porque efectivamente el SMI estaba fijado en relación (en otras variables económicas y laborales) a un cálculo de cuál era el salario mínimo con el que la gente podía garantizar su subsistencia (casa, comida, vestido).
Sin embargo en los gobiernos de Aznar (cuando los precios de alquiler y los de la vivienda en propiedad crecieron hasta niveles que ponían en riesgo el acceso de la población a la vivienda sin que el gobierno hiciera nada diferente a aplaudir e incentivar la burbuja), el gobierno prácticamente congelo el SMI, que en 8 años apenas si subió 50 euros (apenas un vergonzoso 2% anual, cuando la inflación oficial de los precios -de la que para colmo está excluida la vivienda que es el bien que era más inflacionista de todos-) casi duplicó esa cifra durante esos años).
Luego llegó ZP y la situación (como en todo lo económico, dado que PP y PSOE son partidos que comparten la misma política y que se nutren de la misma y tramposa ley electoral) no varió.
ZP había prometido subir el SMI para acabar con la vergonzosa cuantía a la que había llegado tras la decisión de Aznar de apenas subirlo 50 euros en sus 8 años de gobierno, y efectivamente lo subió inmediatamente al mes (Real Decreto Ley 3/2004) de tomar posesión tras las elecciones de 2004 (y además lo siguió subiendo durante sus 8 años pasando a recuperar el SMI por fin en casi 20 años valor en relación a la inflación producida, durante el gobierno ZP el SMI subió casi 150 euros, el triple que en los ocho años de Aznar, y aún así todavía está muy por debajo de lo que establece la Carta Social Europea) pero al mismo tiempo que subía el SMI en el mismo Real Decreto 2/2004 se inventó un nuevo indicador (el IPREM, Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) y se estableció la desvinculación de la obtención de casi todas las ayudas públicas (el subsidio de mayores de 45 es una de la excepciones, y aun así lo que se hizo fue retocar los porcentajes sobre él, que ahora son del 75%) del SMI, y pasarlas a depender del IPREM; y a este IPREM le colocó precisamente la MISMA CUANTÍA (460 euros) que tenía el SMI en el último año de Aznar y durante sus 8 años el IPREM apenas creció (a diferencia del SMI, si el SMI subió 150 euros en los años de ZP, el IPREM sin embargo apenas subió 60 euros, casi la misma subida que experimento el SMI con Aznar), por lo que TODO SIGUIO CASI IGUAL (de hecho el SMI tenía valor fundamentalmente en relación a ayudas sociales, porque en realidad muy poquita gente cobra el salario mínimo como sueldo).
Las ayudas seguían concediéndose con un límite muy bajo en relación a alto precio de alquileres y viviendas (antes la cuantía del SMI, ahora la cuantía del IPREM, que es la que tenía el SMI cuando lo dejó Aznar).
De hecho, el invento éste de que todo siguiera como estaba pero aparentemente hubiera cambiado (porque a fin de cuentas al IPREM se le podría llamar "Antiguo SMI") es uno de los casos más ilustrativos de los juegos de trilero que ZP hizo durante sus mandato de llamar a una cosa con el nombre de otra simulando un cambio revolucionario, que no era tal, porque tras el cambio de nombre apenas había ninguna modificación de contenido.

Total: que eso, que por desgracia las cuantías sobre SMI o IPREM en España no están en consonancia con los datos de lo que pueda o no costar la subsistencia mínima de una persona entre otras cosas en relación al precio de alquiler que se pague (y todo ello sin perjuicio de que hay muchísimos más variables que considerar sobre las posibilidades y efectos del establecimiento, subida, y bajada de SMI, IPREM y límites y cuantías de subsidios y ayudas sociales).

Pese a todo en España no somos los únicos en soportar que mamarrachos de sobres, jaguars, trajes y cuentas en las islas Caimán nos intenten dar lecciones de lo genial que es ser humilde y llevar una vida frugal:
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/sociedad/casi-300-000-britanicos-piden-que-su-ministro-de-trabajo-viva-con-248-euros-mensuales_843216.html

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar