Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

VAN (Valor Actual Neto)

El Valor Actualizado Neto (VAN), o en NPV, por las siglas de su nombre en inglés (Net Present Value), es un método sencillo y muy conocido para determinar si nos interesa acometer un proyecto de negocio o inversión.
 
Cuando pretendemos llevar a cabo un proyecto empresarial, es necesario calcular antes la rentabilidad o qué beneficios nos va a reportar en el futuro.

Así, es lógico pensar que el proyecto debe tener una rentabilidad superior a la renta fija sin riesgo disponible en el mercado. Si este hecho no se da, lo mejor es no complicarse la vida con la puesta en marcha de una inversión, con todos los quebraderos de cabeza que ello conlleva.
 
Podemos entenderlo de la siguiente forma: Cuando la renta fija sin riesgo ofrece una mayor rentabilidad que el proyecto, significa que lo más fácil y cómodo es invertir en deuda del Estado o en deuda corporativa (de muy bajo riesgo). Esto, en lugar de destinar capital en el proyecto analizado.
 

Fórmula del VAN

El VAN se calcula como el valor presente de los flujos de caja esperados que se originan por la inversión, menos la inversión inicial. Así, las variables que necesitamos conocer son las siguientes:
 
Io= Inversión inicial monetaria en el presente
Vt=flujos de caja futuros en cada periodo t
n=número de periodos de vigencia del proyecto
k=tipo de interés de la renta fija
 
  
  

Interpretación del VAN

  • VAN>0  El proyecto presenta rentabilidades superiores a la renta fija sin riesgo. Se debe aceptar el proyecto. 
  • VAN=0 El proyecto iguala la rentabilidad de la renta fija sin riesgo. Por lo tanto, se deben de tener en cuenta para aceptarlo determinados beneficios como imagen de marca, posicionamiento de la empresa, etc.
  • VAN<0 El proyecto no mejora la rentabilidad de la deuda del Estado, y por ello no debe aceptarse.
 

Entendiendo el VAN

Lo que hemos realizado es descontar, a cada flujo de caja futuro, el tipo de interés de la renta fija. De esta forma, se llevan todos los flujos al momento presente para restarles la inversión original. Así, se obtiene el VAN o Valor Actual neto, que es una medida de la rentabilidad esperada en valor absoluto y actual. 

Es evidente que, para la aceptación de un proyecto de inversión, hay que tener en cuenta multitud de factores que no recoge el VAN. Pero es un buen punto de partida para plantearse un proyecto.

Una variante de la fórmula se da cuando el VAN se iguala a cero y calculamos la TIR, tasa Interna de Retorno, que es el tipo de interés que nos reporta en proyecto y, una vez más, debe ser superior al tipo de interés de la renta fija sin riesgo.
  
 

  

Ventajas empleo VAN

  • Es sencillo de aplicar.
  • Tiene en cuenta el valor del dinero en el tiempo, para poder comparar flujos de caja en diferentes periodos. Así, es necesario hacerlos homogéneos en una misma fecha (el presente).
  • Su resultado es una magnitud que refleja el valor generado por la inversión. Esto, a diferencia de la TIR que arroja un porcentaje.
  • Permite comparar proyectos de diferentes características. 


Inconvenientes empleo VAN

  • El valor de K es desconocido en el futuro. Por ello, hay que utilizar un tipo de interés promedio. Se puede emplear la curva ETTI (Estructura Temporal de los Tipos de Interés), el coste de capital de la empresa o el coste de oportunidad.
  • Las proyecciones pueden fallar. Los ingresos pueden ser menores a lo esperado o los gastos pueden superar lo estimado, con lo cual los flujos de caja serían menores, afectando el VAN.
  • El plazo del proyecto puede variar, en algún momento de su desarrollo, con relación a lo planteado inicialmente.
  • La hipótesis de reinversión de los flujos netos de caja que se realiza a un mismo valor K puede no cumplirse.

Cálculo del VAN con Excel

En la aplicación Excel, muy difundida entre el público, se localiza en fórmulas financieras la función VNA (equivalente a la fórmula NPV en las hojas de cálculo disponibles en Google Drive) que devuelve el Valor Actual Neto a partir de una serie de flujos y una tasa de descuento. Hay que tener en cuenta que en Excel los pagos futuros ocurren al final del periodo. Por ello no debemos incluir la inversión inicial en la matriz de pagos y se añade el valor aparte (con signo negativo porque es una salida de dinero). Por ejemplo, imaginemos que tenemos una inversión de 80 unidades monetarias a 5 años con tipo de interés al 5%, y los flujos son los siguientes:

1 periodo=20 u.m.
2 periodo=10 u.m.
3 periodo=10 u.m.
4 periodo=50 u.m.
5 periodo=10 u.m.
El VAN es de 5,73>0 
Por lo tanto, se acepta el proyecto, pues hemos batido a la renta fija.
  
  

¿Quieres referenciar esta definición?
VAN (Valor Actual Neto), GuillermoWestreicher, 19 de diciembre del '22, Rankia.com

Lecturas relacionadas

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar