Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Start Up

Una start-up se caracteriza por ser una pequeña o mediana empresa de reciente creación que apuesta, fundamentalmente, por tomar como aliado para su éxito una base tecnológica. 

Una start-up apuesta por la innovación, el desarrollo tecnológico, desarrollo de páginas webs, etc. Son empresas emprendedoras donde los socios promotores suelen ser jóvenes y con un equipo reducido con gran formación.

En la mayoría de los casos, presentan grandes posibilidades de crecimiento y, en ocasiones, un modelo de negocio estable. Son empresas creativas, fomentando el cambio y mejora de productos ya existentes. 

Su objetivo final es mejorar la satisfacción del cliente. Sus creadores tienen un perfil arriesgado frente a la incertidumbre, son capaces de soportar un riesgo bastante elevado si confían en que su negocio tendrá futuro. 

En algunas ocasiones, la finalidad de una start-up es ser comprada por una gran empresa, es decir, la firma nace con un tiempo de vida determinado.

¿Cuáles son las características distintivas de una start-up?


Las características fundamentales de una start-up son las siguientes:

  • Riesgo inicial muy elevado: Debemos tomar en cuenta que la start-up crea un producto o servicio innovador, lo que implica un riesgo porque nunca ha sido comercializado. Así, la respuesta del público puede ser distinta a la esperada. Esto, a pesar de todos los estudios de mercado que se puedan haber realizado antes de la puesta en marcha del negocio. 
  • Rentabilidad, en caso de éxito, muy superior: Esto se condice con el hecho que, a mayor riesgo, mayor rentabilidad esperada. 
  • Escalabilidad: Una start-up pretende crecer aceleradamente en un periodo relativamente corto de tiempo. Esto, a diferencia de los negocios más tradicionales que buscan un crecimiento más lento para integrarse orgánicamente como partícipe en el sector. Además, una start-up busca ingresar en diferentes mercados. 
  • Negocio adaptable: Para lograr un modelo de negocio rentable, es probable que la empresa se tenga que ir adaptando a lo largo del tiempo. Esto es crucial hoy en día, ya que los avances tecnológicos nos van presentando nuevos retos cada vez con más frecuencia.
  • Bajo coste de implementación: Esta característica es muy importante en la actualidad. Las empresas tecnológicas y de Internet suponen costes menores que empresas de otros ámbitos.

Diferencias entre una start-up y una pyme


Las principales diferencias entre una start-up y una pequeña o mediana empresa (pyme) son las siguientes:
  • Alcance: La start-up, como ya mencionamos previamente, busca entrar a varios mercados, es decir, su mirada es global. En cambio, una pyme tiene un enfoque más localista. 
  • Público objetivo: Una start-up se dirige a una gran cantidad de consumidores, incluso a nivel mundial. En cambio, una pyme tiene un público muy definido en territorio (como ya hemos mencionado), edad y/u otras características.
  • Financiamiento: Las pymes suelen financiarse con sus propios recursos, y también a través de créditos bancarios. En contraste, la start-up se financia mediante business angels y otras modalidades alternativas al sistema bancario (las explicaremos más adelante).
  • Dimensión: Las pymes tienen un reducido número de empleados e ingresos. En el caso de una start-up, no existe una correlación entre ambas variables, puede tratarse de una firma con pocos trabajadores, pero con un alto nivel de ventas.

 
 

Financiamiento de una start-up


Normalmente, los business angels intervienen en una start-up que está en sus fases iniciales. Llevan a cabo un análisis y un estudio de valoración de la empresa, e invierten en ella si ven que tienen un futuro prometedor, o si prevén un boom en el que ven una oportunidad de negocio. 

En este punto, es importante remarcar que los business angels no solo buscan financiar una compañía naciente, sino que se implican en la gestión empresarial, es decir, en las decisiones del negocio. Así, aportan el conocimiento adquirido durante sus años de experiencia en el mercado.

Una start-up, la mayoría de veces, no pueden acceder a la financiación bancaria. Las características inherentes a su negocio le hace una empresa con un mayor peso del activo intangible, lo que representa una limitante a la hora de conseguir financiación bancaria.

Sin embargo, se podría buscar en la banca opciones de préstamos especializados para pequeños negocios. Esto, teniendo en cuenta siempre que el riesgo puede ser alto si la start-up fracasa.

Asimismo, existen otras alternativas como el crowdfunding, que es una forma de recaudar masivamente donaciones, normalmente a través de Internet. 

La start-up que logre superar el primer nivel, que es el de no fracasar o no morir, tendrá un potencial superior para competir en el mercado que un negocio establecido. Esto se debe a que si la firma ha sobrevivido con bajos niveles de inversión, su diferenciación respecto al resto de empresas será relevante.

Tanto la labor comercial como el desarrollo tecnológico son la base de la mayor parte de los nuevos negocios y también de los antiguos que se están renovando, comentó Jon Uriarte, cofundador de la start-up Ticketbis.com

Tipos de start-up


Toda start-up usualmente puede entrar en alguna de estas categorías:

  • Escalables: Buscan crecer aceleradamente y explotar una idea innovadora hasta lograr un alcance global.
  • Sociales: Su propósito es mejorar su entorno y llevar un producto o servicio a la mayor cantidad de consumidores posible.
  • Vendibles: Se crean para ser vendidas a empresas más grandes. Usualmente, son del sector tecnológico y buscan cubrir una necesidad en ese mercado para ser adquiridas por algún gigante del rubro informático.
  • Fundadas por un grande: Son creadas por otras empresas para generar ideas innovadoras. La empresa matriz busca nuevos modelos de negocio.
  • Pasionales o de estilo de vida: Son fundadas por personas que tienen el objetivo de ganarse la vida haciendo lo que les apasiona. Por ejemplo, puede ser un emprendimiento relacionado con el arte.

Asimismo, según a qué sector se dirige, la start-up puede ser tecnológica, de comercio electrónico, de finanzas (fintech), medioambiental, social, entre otros.

Ventajas y desventajas de una start-up


Entre las ventajas de una start-up podemos resaltar:

  • Suelen tener flexibilidad en su funcionamiento y con sus empleados, por ejemplo, en cuanto a los horarios de trabajo.
  • Impulsan la innovación, se anima a los trabajadores a presentar propuestas.
  • Ofrecen importantes oportunidades de aprender a los empleados, dándoles la oportunidad de poner en marcha sus ideas.
  • Si el negocio prospera, las ganancias pueden llegar a ser sumamente altas.

Sin embargo, debemos tener en cuenta las siguientes desventajas:
  • Son negocios de alto riesgo, como ya mencionamos anteriormente.
  • Se desarrollan en un mercado que es cada vez más competitivo.
  • Pese a la flexibilidad, el trabajo en una start-up puede implicar un alto nivel de estrés, particularmente, si el negocio recién está luchando por ser rentable.
  • La búsqueda de financiamiento no es sencilla y es particularmente esquiva en el sector bancario.

Start-up: Impulso a los emprendedores

 
 
Muchos jóvenes españoles han optado por convertirse en emprendedores creando sus propias start-ups. Existen empresas aceleradoras que se dedican a financiar a estas empresas nacientes de forma que su negocio sea viable. 

Muchas de estas compañías pueden llegar a ser compradas por grandes empresas, o puede que se hagan un hueco en el mercado, o que simplemente se extingan.

Start-up: modelo de negocio


Muchas veces la start-up nace sin modelo de negocio. Un ejemplo claro es el caso de Telegram. Esta empresa nació sin ningún modelo de negocio y sigue sin tenerlo. Facebook compró Telegram en el 2012 por las posibilidades de crecimiento que la compañía presentaba en aquel entonces. 

Según apareció en el Wall Street Journal, la mayoría de start-ups fracasan a los pocos meses de vida o en pocos años y sus creadores no pueden devolver el dinero prestado. Pero, entre estos negocios, siempre habrá algunos que alcancen un gran éxito, incluso hasta llegar a convertirse en empresas que cotizan en la bolsa de valores.

Ejemplos de start-up


Algunos ejemplos de start-up pueden ser:

  • Cabify: Conocida aplicación de taxi, y en general de transporte, fundada en 2011 en Madrid por Juan de Antonio. Tiene presencia en América Latina y España.
  • Airbnb: Famosa aplicación para ofrecer y reservar alojamientos, fundada en 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk. Tiene presencia en más de 190 países.
  • Duolingo: Aplicación para el aprendizaje de idiomas. Nació en el 2011, por iniciativa de Luis von Ahn y Severin Hacker. 

*Artículo escrito en colaboración con @enrique-valls.
 
 

¿Buscas un broker para hacer trading? Mira nuestras recomendaciones:

OANDA

Más 25 años de trayectoria

Ver más
XTB

Comisiones 0% en acciones y ETFs

Ver más
ETORO

Depósito mínimo 200€

Ver más
INTERACTIVE BROKERS

Plataforma propia y cuenta demo

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Start Up, GuillermoWestreicher, 04 de agosto del '23, Rankia.com

Lecturas relacionadas

Definiciones de por letra
Definiciones de interés