No cambie de canal en las noticias de economía

Este contenido tiene casi 12 años
A veces los medios de comunicación se empeñan en aburrir al público con noticias que no comprenden, y que tampoco se esmeran en explicar. Cuando uno enciende el televisor y ve la sección de finanzas de cualquier noticiario, suele encontrarse con algunas tales como "los mercados de capitales responden favorablemente a la decisión de mantener los tipos de interés..." o "el oro termina su racha alcista ante un posible cambio en la política monetaria estadounidense". Poco interés puede provocar en el público si dichos informativos no se encargan de explicar estas noticias, ya que, aunque no susciten interés, sí tienen mucha influencia sobre el ciudadano de a pie.

En éste último tema, el de la cotización de las monedas, era al que quería referirme. Las divisas (es decir, las distintas monedas) se compran y se venden como si fueran otro bien cualquiera. Por tanto, las que se demandan más suben de precio, y al revés con las que menos. La única diferencia es que el "precio" por el que se intercambian estas monedas se conoce como tipo de cambio, y hace referencia siempre a dos monedas. Por ejemplo, si el dólar sube como se ha anunciado hace unos días, es porque el euro baja en comparación con él.

Si, si... esto está muy bien, pero ¿eso a mí qué más me da? Si que da. La importancia de esto reside en que monedas fuertes o débiles (entendido ésto por su alto o bajo valor) afectan a la competitividad de la economía. Si en España se produce el modelo Opel Corsa a un precio de unos 10000€, y un estadounidense quiere comprar este coche aquí (no es muy listo), tiene que cambiar sus dólares por euros.

Esto depende del tipo de cambio. Si éste se encuentra en 1,2 $/€ (con un euro compro 1,2 dólares) el coche le costaría al yanqui 12000$. En el caso de que el euro tuviese un valor mayor, digamos 1,4 $/€, al estadounidense le saldría el coche más caro, en concreto 14000€, 2000 pavos más (como diría él) de diferencia sólo por los tipos de cambio.

Si usted fuese americano y el euro fuese caro en estos momentos, rehusaría de comprar en Europa, por lo que las exportaciones europeas caerían (si un estadounidense compra en España, lo que hace nuestro país en realidad es exportar).

Esto ya no parece tan tonto como antes ¿no? sobre todo porque si las empresas no venden, a los trabajadores los largan de allí.

Referido a lo que se ha explicado arriba, se dice que los tipos de cambio provocan variaciones de competitividad en los países.

Si en los mercados de divisas o cambiarios (donde se cambian las monedas) sólo se cambiaran monedas para comprar, no habría que preocuparse mucho. El problema reside en que usted es relativamente libre de comprar y vender el dinero que quiera en estos mercados, "gracias" a la globalización y a la libertad de movimientos de capitales. Si alguien intuyera que algún chisme va a aumentar mucho su precio (digamos, por ejemplo los tulipanes) es lógico que quisiera comprar cuando está barato para venderlo cuando está más caro. Hará dinero hasta que aquello no parezca ir a más, empiece a vender, y todo e mundo hará lo mismo. Cambie los tulipanes por baht tailandés y tendrá usted la crisis asiática. Las monedas también son objeto de especulación igual que cualquier otro activo, por lo que la buena marcha de un país aumentará la confianza de los inversores (y las monedas subirán). Lo mismo se puede decir a la inversa. Por eso cuando un país va mal su moneda se deprecia (baja su valor), y cuando va bien se aprecia.

Así que cuando salgan las noticias en el telediario, préstele más atención la próxima vez, porque puede que le den información importante que (tras este tostón) sea fácil de comprender.


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar