Rankia España
Blog ThinkingRich
Finanzas personales para Vivir Bien

Barreras Pasivas: Como hacer que tus triunfos sean INEVITABLES

Si quieres recibir los últimos artículos en tu email y no perderte nunca nada,suscribete aquí.
 
Tiempo de lectura: 6 min.
 
Hubo una época en la que quise ir al gimnasio todos los días. Bueno, la intención era buena pero llevarla a cabo probó ser más difícil. Al fin y al cabo, mis visitas al gimnasio hasta ese día se había limitado a la típica invitación que te dan el primer día que vas a un gimnasio. Sí chichos, ese era (y aun soy bastante) yo.
Fue por aquel entonces que leí este artículo y cambié mi táctica 180º. En vez de centrarme todos los días en querer ir al gimnasio y algunos días conseguirlo y otros no, hice que la modificación del hábito fuese INEVITABLE.
 
¿Cómo? De forma muy sencilla; a partir de ese día, comencé a poner mi bolsa de deporte, con todo lo necesario y limpio, enfrente de la puerta de mi casa TODOS los días. Así, siempre que iba a trabajar la tenía lista y preparada…
 
Ese simple cambio hizo que empezase a ir al gimnasio al menos 4 días a la semana durante los 8 meses que estuve en ese trabajo en concreto (teníamos un gimnasio en el propio campus laboral e iba a los mediodías).
 
A muchos os parecerá una tontería, pero en realidad, fue esa pequeña decisión la que cambió todo para mi.
 
Esto son las barreras pasivas.
 

Lo que vuelve a los Economistas Locos

En un estudio sobre la participación de empleados en seminarios sobre finanzas personales, los investigadores descubrieron lo siguiente:
  • A pesar de que lo necesitaban, apenas un 17% de los empleados asistieron. Entre las razones, la principal para no atender fue que "ir sería reconocer que no lo sé". En esencia, ¡No querían sentirse mal consigo mismos!.
  • Pero más interesante aun es lo que ocurrió con aquellos que SÍ asistieron: De aquellos que no tenían una cuenta de Jubilación (401k en EEUU) el 100% dijeron que se la iban a hacer, pero solo el 14% lo hizo (En EEUU, cuando un empleado aporta pasta a su plan de jubilación, muchas empresas donan dinero también; es decir, es dinero GRATIS). Y de aquellos que si tenían su cuenta de jubilación, el 28% dijo que iban a incrementar sus aportaciones y el 47% que iban a cambiar sus inversiones… pero solo la mitad de estos lo hizo al final.
Es decir, aunque la gente sabe que es bueno para ellos, ¡No lo hacen! Esto hace que toda la teoría económica del "Homo Economicus" se estremezca en sus cimientos, aunque parece que todo esto aun no ha llegado al publico en general, hay toda una rama de la economía que estudia este fenómeno (y de la que he hablado en muchos artículos).
 
 

¿Educación Financiera? ¡Ja!

A la gente nos encanta criticar. Reconozcámoslo, no hay nada que nos mole más que quejarnos del vecino, o de lo que hace uno u otro. Es naturaleza humana.
Y esto es especialmente cierto en blogs de finanzas personales como este donde siempre hay alguien comentando tonterías como "¡La Educación Financiera lo soluciona todo!" o "¡Solo tienes que invertir en empresas buenas y grandes!" o "Gasta menos de lo que ganas y te irá bien"
Pero esto no es verdad. Si lo fuese, entonces nadie tendría deudas ni habría gordos por el mundo. Ergo, simplemente "saber" algo, ¡¡¡no hace que sea útil!!! (Lo sé, he descubierto el Dorado chicas, ya nos podemos ir a casa). El hombre no siempre se comporta de forma racional.
Y si somos irracionales en muchas (o en la mayoría según algunos...) ocasiones, ¿Cómo podemos vencernos a nosotros mismos? 
 
 

Las Barreras

Hay dos clases de barreras, las cuales podemos "eliminar" o "poner" dependiendo de si el comportamiento objetivo es deseado o aborrecido. Así, tenemos las siguientes barreras:
 
Las Barreras activas son elementos físicos que nos impiden hacer algo. Por ejemplo, un gimnasio que está a una hora de nuestra casa, que tu única sartén esté sucia y tengas que limpiarla antes de cocinar, alguien diciéndote que tu idea no va a funcionar nunca, etc. Son relativamente fáciles de identificar y de eliminar. Solo hace falta ser consciente de ellas.
 
Las Barreras pasivas son aquellas que al no existir, hacen que tu tarea sea más difícil. Por ejemplo, que no tengas preparada la ropa del gimnasio a primera hora de la mañana cuando tengas prisa, que no guardes tu Bonometro en un lugar accesible, no tener un boli a mano para apuntar las cosas rápidamente, etc. Son, generalmente, mucho más difíciles de identificar y de eliminar.
 
En nuestra vida, la mayor parte de las barreras son pasivas, y no son por nada físico. Efectivamente, el origen del 99% de las barreras que tenemos a triunfar en la vida es… nosotros mismos. No es que nos falte dinero, tiempo o educación. No es que haya mucha competencia. Normalmente, es solo lo que tenemos en la cabeza (ya he hablado de Guiones invisibles en otro lugar…),
 
 

Algunos ejemplos

Para ayudarte a comprender a que me refiero, voy a darte algunos ejemplos:
 

Barreras para el Deporte

Piensa en tu pasado, ¿Cuales eran las excusas más típicas para no ir al Gimnasio? En mi caso, pasaban desde, "Hoy he dormido muy poco" a "Que pereza ir hoy… mejor mañana". Pero realmente, la excusa que más utilizaba era la ropa de deporte. Una vez que te pones la ropa y las zapatillas, ya te sientes con muchas más ganas para ir al Gimnasio. 
Pero claro, hay que ponerse la ropa… ¿Está sucia? ¿Donde esta? ¿Y las playeras? ¿Cuales me pongo? ¿Llueve?
Todo ese proceso de decisión de ponerse la ropa es una barrera más que nos ponemos a nosotros mismos. ¿Solución? Como decía al inicio del artículo, prepara la bolsa de Deporte con todo lo necesario y de paso… preparate otra. ¡Así no tendrás que estar preocupado por si está limpio o sucio!
 

Barreras para el email

Cuando recibes un email del trabajo con el típico "¿Que te parece lo que te envíe la semana pasada?", ¿Cual es tu reacción? Si eres un mortal más, probablemente sea decirte a ti mismo, "¿De que está hablando? Bueno, lo buscaré más tarde entre mis emails…"
Así, algo que podrías haber terminado en 5 min si te hubiese incluido en el email el archivo o el enlace a lo que se refería, probablemente tardes en contestarle mucho mucho más tiempo. Esto es una clara Barrera Pasiva, ya que el que envía el email me está exigiendo a mi que piense sobre lo que está hablando, que tenga que buscarlo y luego decidir que responder.  La falta del adjunto es la barrera pasiva y nuestra respuesta más común a las barreras es… no hacer nada.
 

Barreras en negocios

Cuando se habla de montar un negocio o una empresa, las personas se vuelven muy graciosas. Todo el mundo parece estar buscando esa "Gran Idea" que les hará multimillonarios, en vez de buscar pequeñas cosas que puedan ir montando poco a poco y ser sostenibles.
¿Os suena está situación? Estáis con un amigo, contándole una idea de negocio y el dice cosas como estas:
  • ¿Pero cuanto dinero puedes ganar con eso? --> 1€ es suficiente, pero la mayor parte de la gente bloquea ideas que no creen que le vayan a dar millones de euros.
  • En eso hay mucha competencia… ¡Vamos a buscar una idea que nadie haya hecho nunca! --> Cuando alguien no lo ha hecho nunca suele ser porque no funciona… La competencia es buena porque indica que hay mercado.
  • Tengo que aprender como funciona el mercado laboral antes de ponerme con mi negocio… --> ¿Que es exactamente lo que quieres aprender? Define eso y luego hablamos.
Ante tantas "barreras pasivas", ¿Que hace la mayor parte de la gente? Seguir trabajando toda su vida en lo mismo y nunca montar ese "negocio/Empresa" que según ellos les daría la felicidad.
 

Barreras ligando

Con los años, me he dado cuenta de que mi forma de vestir es directamente proporcional a mi forma de ligar. ¡Y no soy el único! Para mí, se trata de llevar lentillas o gafas (si señoritas, soy un Gafoso ;) Cuando llevo gafas, siempre me siento más inseguro y menos "encantador". En realidad es una tontería psicológica, pero es mi barrera.
Me encantaría meterme en este tema a fondo, pero creo que hoy os voy a dejar a vosotros que penséis cuales son vuestras barreras en este tema en concreto… ;)
 

Barreras para comer sano

A veces resistir la tentación de ese bollo o esa bolsa de patatas es superior a nuestras fuerzas… ¿Quien ha podido resistir pasarse por la maquina de comida del curro en un día especialmente estresante?
Para solucionarlo, prueba esto: Deja de llevar monedas a ninguna parte. Así, no podrás comprar nada en la máquina y podrás mantenerte comiendo sano ;)
INCISO: En un estudio sobre el consumo automático, probaron a poner caramelos en las mesas de los trabajadores y, en otros casos, ponían los caramelos en una mesa un poco más lejana. ¿Adivináis quienes comieron más caramelos?
 
 
Como véis, hay miles y miles de barreras, y aunque normalmente sean nuestras enemigas, también pueden convertirse en nuestras amigas. En el próximo artículo hablaré de Barreras pasivas dirigidas a las finanzas personales y también sobre como identificarlas, definirlas y eliminarlas (o colocarlas) de forma personalizada.
 
Este artículo continua aquí...
 

Si quieres recibir los últimos artículos en tu email y no perderte nunca nada, suscribete aquí. Además, recibirás material exclusivo que no será publicado en el blog.

Sin duda, ¡La mejor manera de leer ThinkingRich!

 

PD: Y también puedes ayudarme dándole al "Me gusta" de Facebook que hay debajo de este mensaje o al de mi página de Facebook ¡Gracias por adelantado!

 

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar