Diario de un desarrollador de sistemas de trading automáticos (PARTE II)

Todo el que sepa un poco del trading sistemático sabe que a nada que toques una mínima cosa (un mínimo cambio en un parámetro) puede alterar incluso mucho los resultados. En el trading discrecional ese componente subjetivo que siempre hay, nos podemos imaginar lo que puede alterar los resultados. Si no, todos los alumnos de un mismo mentor ganarían más o menos lo mismo ¿no? y no sólo no ganan si no que pierden.

En fin, creo que está clara mi postura al respecto. Insisto que es mi postura como habrá otras en contra.

Además está el tema de que un día que pierdas la cabeza si estás muy apalancado y cometas una locura te destroces la vida en unos minutos y yo creo que todos sabemos de qué estamos hablando.

La otra alternativa es seguir trabajando para llegar a ser capaz de diseñar sistemas.

Sin embargo aquí está el problema de que se necesitan conocimientos informáticos muy altos para que, aunque tú no programes los sistemas, seas capaz de plasmarlos y especificarlos al programador.

Y muchas horas delante de las pantallas y mucha prueba y error y mucha voluntad y mucho esfuerzo y mucha desesperación. Un camino muy difícil que sin un bagaje previo de conocimientos informáticos elevados se pone todavía mucho más cuesta arriba. Decir lo contrario creo que es faltar un poco a la cruda realidad.

En mi caso personal tengo formación en Ingeniería Superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid y trabajé durante muchos años (8 años) como informático en el Departamento de Sistemas de Información de un gran operador de telecomunicaciones. Aunque trabajaba con el sistema de Gestión SAP, programé mucho en el lenguaje propio de ese software y documentaba las especificaciones técnicas de lo que había que hacer cuando eran otras personas (empresas de outsourcing) las que lo programaban. Sin esta experiencia previa en diseño de especificaciones de programas quizás nunca me hubiese atrevido a seguir con esto pues no sabría cómo hacerlo ni plasmar lo que tenía en la cabeza.

Eso es lo que me pasó con los sistemas de bolsa. Todos han sido programados por Visual Chart pero trabajando codo a codo conmigo y con las especificaciones que yo les he ido dando. Ha sido un aprendizaje mutuo pues en algunos casos se han hecho cosas que ni siquiera se sabía si se podían hacer inicialmente. El camino es muy largo, años, y entrar en detalles técnicos creo que no tiene demasiado sentido. Sólo se pretende captar la idea de una experiencia real.

Una vez que ya tienes uno o varios sistemas los vas usando en real y te das cuenta que hay cosas que aunque no se sabe muy bien por qué funcionan en real mejor que otras y vas simplificando cosas y vas dejando menos cosas (parámetros) o aquellas que pese a que mejoren los resultados ves que en real no lo hacen tanto.

Es decir el mayor objetivo se convierte en simplificar todo al máximo para evitar toda sospecha de sobreoptimización (adaptación de la curva de precios) y eso se consigue dejando las cosas en su esencia más pura sin artificios. Es decir, cuanto más desnuda se deje la idea que subyace y cimenta cada sistema, mejor.

¿Qué pasa con el trading sistemático?. Que es difícil en muchos casos de llevar psicológicamente por el porcentaje de aciertos y una persona que no tenga experiencia en operar con sistemas o no se informe antes puede sentirse incómoda al principio.

Pero no nos engañemos, si algo tienen de bueno los sistemas (cualquier sistema en general más o menos bien diseñado) es que controlan muy bien el riesgo (todos trabajan con stop) y no pueden llevar nunca a los casos dramáticos a los que puede llevar el trading discrecional.

Esta es mi reflexión al respecto sin ninguna intención de ser tajante ni desechar nada, si no únicamente fruto de mi experiencia personal y lo que he visto en este mundo y otras personas.

.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar