¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Schroders

Perspectivas para el mercado de la deuda corporativa

A la hora de invertir en deuda corporativa a nivel global encontramos miles de emisiones crediticias, un gran despliegue de oportunidades para los inversores que buscan sacar provecho de la renta fija. Por ello, desde Schroders os mostramos cuatro temáticas que consideramos interesantes:

schroders

 

 

1. La creciente demanda de los datos

Vivimos en una era digital donde cada vez hay más negocios online y donde los consumidores pasan mucho tiempo en línea. En este contexto, las empresas están usando datos de manera más eficiente para identificar, comunicarse y proporcionar servicios a sus clientes. El volumen de datos disponibles está aumentando a un ritmo vertiginoso, lo que exige más a las redes de comunicaciones que proporcionan la banda ancha. Por esta razón, aquellas empresas que sean capaces de desarrollar la infraestructura necesaria e innovar para ofrecer los productos más adecuados parecen estar bien posicionadas para prosperar en esta era digital. En cambio, las empresas que no puedan responder a los cambios en los patrones de demanda de los consumidores podrían ser vulnerables a esta tendencia a largo plazo.

 

2. Los cambios demográficos

Es crucial que las empresas entiendan los datos demográficos y las tendencias de futuro en una población como la actual que está viviendo cada vez más años. Las generaciones más jóvenes son más conscientes de los problemas de salud existentes, como, por ejemplo, los relacionados con la nutrición y el tabaquismo, y disponen de un mejor acceso a la atención médica. La riqueza se distribuye de manera desigual entre los grupos demográficos, las diferentes generaciones gastan su dinero en cosas diferentes y también tienen hábitos de consumo totalmente dispares. A medida que avance el cambio tecnológico, algunos grupos se enfrentarán a nuevos desafíos en el mercado laboral.

Como inversores, tenemos que considerar qué compañías tienen un modelo de negocio adaptado a estas tendencias demográficas y qué empresas no y, por lo tanto, están en riesgo.

 

3. Las nuevas tecnologías

La tecnología se desarrolla a un ritmo cada vez más rápido y esto está teniendo un impacto en nuestras vidas. Para las empresas, está creando oportunidades para mejorar la eficiencia al reducir las limitaciones derivadas del trabajo humano. Estas eficiencias se aplican en todos los ámbitos de un negocio, desde la fábrica hasta el departamento de contabilidad, pasando por el área diseño y la gestión de recursos humanos.

Una comprensión cada vez mayor de las amenazas que supone la contaminación para el medio ambiente provocará cambios en la tecnología que utilizamos, potenciando, por ejemplo, el uso de una energía más limpia en los procesos de fabricación y en el transporte.

Por otro lado, los consumidores demandan cada vez soluciones más sofisticadas, como aquellas que llegan a través de teléfonos inteligentes y dispositivos electrónicos.

Ante este escenario, podemos pensar que las empresas que más se beneficien de esta tendencia pueden ser las que se dedican al sector tecnológico y que construyen los robots o las soluciones que usan inteligencia artificial, pero la realidad es que  el impacto se sentirá en toda la cadena de valor, a través de los proveedores, el proceso de financiación y la gestión de recursos humanos.

Finalmente, cuando hablamos de tecnología también tenemos que tener en cuenta las amenazas tecnológicas, como el delito cibernético así como la forma que tienen las empresas de enfrentarse a estos retos altamente sofisticados. En este sentido, buscar emisores de bonos que cuenten con estrategias para hacer frente a estas amenazas, o que incluso puedan beneficiarse de ellas al proporcionar soluciones de ciberseguridad, por ejemplo, puede ser una buena opción.

 

4. El impacto ambiental de los motores diésel

Las emisiones relativamente bajas de dióxido de carbono de los motores diésel en comparación con la gasolina hicieron que estos fueran populares en los últimos años. Sin embargo, las últimas investigaciones apuntan a que el dióxido de nitrógeno y las partículas de los motores diésel pueden ser particularmente dañinos para la salud. Como resultado de esto y de los objetivos para reducir la contaminación ambiental existentes, los gobiernos están imponiendo mayores restricciones a las emisiones de los vehículos y aumentando los impuestos a los automóviles con combustibles fósiles.

En este contexto, es importante tener una visión sobre qué fabricantes de vehículos tienen el presupuesto para cumplir fácilmente con los nuevos criterios de emisiones, exigidos por los gobiernos y qué compañías tendrán más dificultades para hacerlo. También debemos comprender el desarrollo de la tecnología de vehículos eléctricos: qué empresas están apostando por la innovación y qué empresas se están quedando atrás. Finalmente, los motores alimentados con combustibles fósiles implican una compleja cadena de valor. Por esta razón, es importante investigar qué proveedores pueden ser vulnerables si se produce un declive en las ventas de diésel y no consiguen diversificarse (como, por ejemplo, los componentes específicos del motor diésel o la infraestructura de suministro de combustible) y qué proveedores pueden ser indiferentes a estos cambios (quizás empresas que se dediquen a fabricar los interiores o los instrumentos de los vehículos).

Estos son algunos ejemplos de los temas a los que podemos prestar atención para analizar cómo está cambiando el mundo ya que nos ofrecen una visión sobre lo que va a suceder en el futuro así como el contexto necesario para juzgar a cada emisor de deuda y determinar si su modelo de negocio será capaz de responder a los desafíos del futuro o no.

 

¿Qué os parece invertir en estas ideas de inversión a través de la deuda de sus empresas?

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar