Encontrándonos en Septiembre, uno de los meses tradicionalmente bajistas en bolsa junto con Agosto, la pregunta que muchos nos hacemos es ¿es momento de estar invertido? La respuesta está en según en qué clase de activos y lógicamente dependiendo del perfil de cada uno.

Sabiendo que la famosa frase de "sell in may and go away" llega a su fin -cuando comience Octubre entraremos en el ciclo alcista que debería durar hasta Mayo, según la estadística-, he recopilado algunas de las previsiones que las entidades más influyentes del mundo en gestión de patrimonios y análisis de mercados realizan para los próximos meses -con las cuales coincido en buena parte-. Paso a relatarlas a continuación.

Fidelity

Esta importante gestora de fondos advierte del riesgo persistente en el mercado de bonos desde que comenzara la corrección en Mayo. Es sin duda una de las visiones más "radicales", ya que atendiendo a la rentabilidad del TNote americano (o bono a 10 años de Estados Unidos) esperan una revalorización hasta el 4.5% -media del período 2003 a 2007- desde el casi 3% actual. Puntualizan que las rentabilidades deberían subir 200 o 300 puntos básicos, es decir, hasta el 5% o 6%, para considerar que las acciones estén caras frente a los bonos -por lo que habría recorrido para la renta variable y poco para la renta fija-. Sus estrategias: Largos de bolsa y efectivo mientras que infraponderan las materias primas y los bonos. Con respecto a emergentes, aunque una estabilización en China en la recta final del año podría devolver el atractivo a las acciones asiáticas, prefieren las bolsas desarrolladas, como la de Estados Unidos, Reino Unido o Japón, dado que el llamado "tapering" de la FED -reducción del QE3 o compras de activos por valor de 85.000M $ al mes- podría impactar más en el corto plazo en las economías emergentes como India, Turquía o Sudáfirca, tal y como ya han descontado sus mercados.

BlackRock

Ante el escenario de un inminente ataque de EEUU sobre Siria y el mencionado "tapering" de la FED -el cual cada vez es más probable que se produzca en la próxima reunión de la FED del 18 de Septiembre-, la mayor gestora del mundo nos recuerda que Septiembre ha sido el peor mes del año en términos de rentabilidad para el Dow Jones desde 1896. También nos recuerda los sucedido recientemente en la renta fija, con caídas de cerca del 11% en el caso de los emergentes y de entre el 2% y el 8% en los desarrollados, aunque en su opinión la mayor parte de la corrección se habría producido ya, no considerando que deba ir más allá de una normalización de los tipos de interés, los cuales se mantenían artificialmente bajos por los estímulos de la FED. No ven paralelismos con otras épocas de correcciones en los bonos, como en torno al año 1980 o el año 1994, tal y como algunos han indicado, entre otras cosas porque los niveles de inflación son muy bajos, al tiempo que EEUU hará menos emisiones de deuda como consecuencia de los recortes presupuestarios, lo cual forzará a los inversores a buscar rentabilidad en otros segmentos del mercado, factor que jugará a favor de una mayor demanda de los bonos en circulación, compensando el efecto negativo que desde Mayo estamos atravesando

JPMorgan

Aunque el crecimiento no se haya consolidado aún en Europa, sí destacan que las valoraciones son especialmente atractivas, ya que las compañías cotizan con un 25% de descuento frente a la media histórica en cuanto al ratio price-to-book o valor en libros. Actualmente se sitúa en 1.6 frente a la media del 2.1 de los últimos 25 años, mientras que los mercados emergentes cotizan a 1.5 veces frente al 1.8 de media de los últimos 18 años, esto es un 18% de descuento, por lo que incluso Europa estaría más barata que los emergentes.

Deutsche Bank

Eleva sus previsiones para el SP500 hasta 1.750 puntos desde los 1.675 anteriores -actualmente ronda los 1.650-.

Morgan Stanley

Prevé que el SP500 alcance los 1.840 puntos en un escenario a 12 meses y con un 60% de probabilidades a medida que el crecimiento se acelera en los países desarrollados y la economías emergentes se estabilizan. 

Invesco

Aclara que el fin del QE3 -quantitative easing 3- no es deflacionsita, sino inflacionsita ante unas mejores perspectivas, lo cual favorece la inversión en acciones en lugar de en bonos ante esta nueva etapa de subida de los precios hacia la que nos aproximamos.

PIMCO

Esperan que la FED anuncie el "tapering" este mes, lo cual podría conducir a que en los próximos meses la FED podría dar marcha atrás a medida que numerosas voces cualificadas adviertan de un posible deterioro de la recuperación económica durante los próximos meses. PIMCO pretende así calmar y sosegar los ánimos ante el ataque a la renta fija -una moderación de las expectativas desaceleraría el ascenso de las rentailidades de los bonos-, dado que su fondo estrella, el Total Return se ha situado en la banda media de su categoría, la cual ha sufrido el envite correctivo de los bonos en alrededor del 5% desde Mayo. Otro de los problemas con los que no contaba PIMCO era que las tensiones en Egipto y ahora en Siria harían repuntar al petróleo y provocar que los próximos datos de inflación podrían situarse por encima de lo inicialmente previsto, lo cual presionará a la FED para llevar a cabo el "tapering" más temprano que tarde, pudiendo así seguir presionando los tipos de interés al alza -y por tanto los precios de los bonos a la baja, por su correlación inversa-, aunque de ser breve el conflicto este efecto podría ser temporal -de un mes posiblemente, tal y como nos indicaba uno de los últimos informes de Deutsche Bank-.

En definitiva, las previsiones de crecimiento siguen siendo buenas para el año que viene, a pesar de algunas rebajas de las expectativas, llevadas a cabo por organismos de peso como el FMI o la OCDE, y a pesar de que a corto plazo existan dos riesgos importantes: 1) Siria, que debiera de ser pasajero, tal y como la historia nos ha enseñado y 2) El "tapering" de la FED, que es mejor anunciarlo cuanto antes y no sembrar más incertidumbre hasta Diciembre, mes en que JP Morgan prevía el anuncio de la FED.

Con Europa recuperándose y ejerciendo de contrapeso frente a la desaceleración de los emergentes, Estados Unidos tirando del carro a ritmos inferiores al 2% en 2013 previsiblemente, pero cercanos al 3% en 2013 -aunque no lo cumplieran, ritmos de alrededor del 2.5% sí serían muy factibles y suficientes para sostener los mercados-, Japón en plena etapa expansiva y China estabilizándose y acelerándose en la segunda mitad de 2013, es difícil que podamos encontrarnos un contexto correctivo prolongado en las bolsas -en caso de que llegara una corrección, dado que en mi opinión no es muy probable (alrededor del 25% ó 30% de posibilidades)-. La parte complicada la seguiremos teniendo en el mercado de renta fija, porque la inversión en esta clase de activos sólo resultará atractiva a corto plazo si la recuperación económica es más débil de lo que se está descontando en la actualidad, tal y como viene pronosticando PIMCO desde Junio, pero si la recuperación es fuerte y los tipos de interés siguen repuntando, las rentabilidades a conseguir en este segmento de inversión serán bastante más bajas que en los últimos 3 años, cuando hemos llegado a registrar retornos incluso a doble dígito, algo inusual en la renta fija donde la media rondaría el 4.5% -será muy difícil alcanzar esta media durante el año actual y los próximos meses, aunque más factible a partir de 2014, a medida que los gestores de fondos vayan renovando sus carteras, al vencer bonos con cupones reducidos y sustituirlos por bonos que ofrecen cupones mayores-.

Así que si somos pacientes y asumimos más volatilidad en nuestras carteras de inversión, podríamos lograr rendimientos más atractivos con una mayor exposición a la renta variable y menor a la renta fija, pero como siempre dependerá de nuestro perfil (situación económica, necesidades financieras, etapa vital...) y de nuestro grado de aversión al riesgo -para medirlo no hay mejor manera que ver si una inversión nos quita el sueño o no, ya que si nos lo quita habremos de reducir nuestro riesgo y si no nos lo quita es que estaremos cómodos-.

Saludos y hasta la próxima!!

 

Pablo del Barrio Quintana
Agente de Inversis Banco
Rafael Calvo, 31, Bajo, 28010 Madrid - España
Tel.: +34 91 310 02 02
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar